viernes, 30 de diciembre de 2011

Final de año



Apenas quedan dos atardeceres en este año, dos ocasos del sol tras el horizonte de nuestro paisaje, sea el que sea, porque no importa si el sol se oculta tras un tejado, una torre, un castillo, una arboleda o la línea que separa a nuestros ojos el océano del firmamento. Sea cual sea el escenario en que el sol enrojece y se esconde, dejando paso a los colores paulatinamente más oscuros que van del crepúsculo a la noche, se producirá en nosotros irremediablemente un sentimiento consciente de la finitud, en este caso del año, pero también de todo lo demás.
Decía Jorge Manrique en sus Coplas "Cómo a nuestro parecer/ cualquiera tiempo pasado fue mejor", y es así, desde luego, porque si el tiempo evocado estuvo lleno de acontecimientos dichosos, es natural que la memoria los engrandezca y adorne aún más, y si por el contrario estuvo sembrado de lágrimas, el mismo hecho de situarse en el pasado nos las hará parecer menos amargas, e incluso nuestro ánimo se verá complacido por haber superado ese obstáculo, ese dolor, ese sinsabor profundamente penoso en su momento.

Es curiosos como en ciertas fechas la frontera entre los días se nos hace palpable y nos invita a recapacitar sobre nuestra existencia. Seguramente nada cambiará sustancialmente del 31 de diciembre al 1 de enero, pero pocos de entre nosotros se resistirán a considerar la última noche del calendario (del nuestro, del gregoriano, no de todos los del mundo) precisamente por ese motivo, como especial.

Sea como sea, os deseo a todos una feliz andadura en el año que comenzará en breve. Y aún más que esa felicidad, inconstante y fugaz en toda existencia humana, os deseo sosiego y paz interior, fortaleza para encarar las dificultades y una mano amiga que se os tienda en caso de necesitarla.

20 comentarios:

María Bote dijo...

Precioso y excelente texto, querida Rosa. Hago míos tus deseos de las últimas frases, para devolverlos a ti y a todos cuantos te visiten y lean.

Que la incgnita de los doce meses que tenemos ante nosotros, se resuelva de manera satisfactoria, a todos los niveles, amiga.

Un abrazo. María

emejota dijo...

Muchas felicidades para el año entrante. Bs.

Bernardo Rivero dijo...

Somos seres cíclicos, lo llevamos en los genes. Nuestras vidas están marcadas por las sucesivas rotaciones de la Tierra, por los viajes, año tras año, de nuestro planeta alrededor del Sol siguiendo su óribita elíptica que Kepler, nublado por su misticismo, finalmente halló. Incluso algunos cosmólogos de vanguardia especulan con la posibilida de un Universo cíclico, una sucesión de universos, de big bangs. Nosotros estaríamos en una de esas fases del Universo.

Y estos ciclos siderales nos marcan, también en lo emocional. Un nuevo año es un nuevo ciclo en nuestras vidas y eso nos pone los sentimientos a flor de piel.

Mis mejores deseos para la autora y todos los amigos de este blog.

Un abrazo.
Bernardo Rivero (de "El devenir de la ciencia").

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Hola Rosa:
Mis mejores deseos de PAZ, AMOR, SALUD Y ARMONIA, para ti y tus familiares y personas queridas.
Besicos, Montserrat

Cayetano dijo...

Una foto que tiene una lectura cargada de nostalgia.
Mis deseos de felicidad y paz interior son recíprocos: que el año que va a comenzar nos sea a todos propicio.
Y el día de Reyes habrá que ver qué nos encontramos en las zapatillas.
Un abrazo.

Arantza G. dijo...

Mucha alegría Rosa.
Besos y felicidad

Begoña de Urrutia dijo...

Muchas de tus palabras han encontrado ecó en mi. Nada cambia con el año nuevo, pero como he oído decir muchas veces no se trata de Año Nuevo, vida nueva, sino de año Nuevo, lucha nueva.
Un abrazo fuerte y hasta el próximo año.

Cabopá dijo...

Vaya texto ta salio tan rebonico!!!
Yo te deseo que toicos, toicos los días del año veas salir y ponerse el sol, allá donde estés...
Estás perdía Besicos.

Isabel Martínez Barquero dijo...

Mis mejores deseos para ti también, y para los tuyos, en el año que está a punto de comenzar.
Como indicas, apenas es el delicado espacio temporal que separa un día de otro; pero a este que separa un año de otro, lo hemos dotado de especial trascendencia. Quizá sea bueno para que nos paremos a meditar sobre nosotros mismos, sobre lo que deseamos huir, sobre lo que deseamos, sobre las materias y las personas a quienes dedicaremos nuestra atención.
Un abrazo grandísimo, querida Rosa.

Rosa Cáceres dijo...

A TODOS

El año acaba para mí entre toses y demás síntomas catarrales. Pero la verdad es que estos días estoy engolfada en la lectura y en el dibujo y no me acerco casi al ordenador ¡Perdonadme! Sé que no visito a nadie, pero necesito apartarme un poco de todo y echarme de bruces en "Il dolce far niente" (El dulce no hacer nada.

Tendría que pensar en las presentaciones que tengo para el mes de enero y febrero, en Cáceres, Badajoz y Sevilla, y luego en Alicante, y NO HAGO NADA, NO PIENSO; estoy en plan molusco.

Para mí el fin de año y la entrada son algo más especial que para otras personas, porque mi cumpleaños es el día 4. Nací en el frío enero, a tiempo para recibir mi primer regalo de Reyes, que fue un cerdito de goma monísimo (Timoteo, el cerdito conquistador) que se descompuso y feneció el mismo año en que inicie el noviazgo con Javier, circunstancia oportuna que me sirve para embromarlo de vez en cuando. El día de mi cumpleaños me encanta, por más que cumpla sigue siendo un día feliz para mí.

Esta foto está hecha en el horizonte del Atlántico, en el Mediterráneo vemos salir el sol, no ponerse, claro.
Es impresionante el sonido del océano.

Yo quisiera encontrarme con un poco más de vitalidad para visitaros una a uno...pero ¡me estoy durmiendo! debe de tratarse del efecto del jarabe para la tos...
Que eso no me impida reiteraros mis deseos de paz y una mar bonancible para todos.

Luis G. dijo...

Buenos deseos, amiga Rosa. Faltan, ahora, un ocaso. Un tiempo que se va y otro que vuelve. Lo relatas magníficamente, son frases elocuentes, donde el día se muestra en belleza o cambia. Pero todo tiene su camino. El que trazamos cada día. Disfrutemoslo y hagámoslo irrepetible, a nuestra imagen, bordando la belleza en la amistad, en la familia, en nuestros sentimientos, en nuestras vocaciones.

Que la tuya sea tan feliz como en el 2011.

Un abrazo,

Luis.

Francisca Quintana Vega dijo...

Rosa...excelente entrada. Es emotiva...al menos a mí me ha emocionado. Serena, acertada...me identifico con lo que voy leyendo.
Un beso grande y, una vez más, Feliz Año Nuevo para tí y los tuyos.

Rosario Ruiz de Almodóvar Rivera dijo...

Rosa, siento que estés enferma, en estos días tan especiales, yo casi no tomo vacaciones entre comidas y reuniones familiares...
Espero que este 2.012 esté lleno de mucas alegrías y si tenemos alguna tristeza sea pequeña y se pase pronto, como esas olas del mar que limpian toda la arena de la playa.
¡¡FELIZ CUMPLEAÑOS!!
Un abrazo fuerte amiga, desde mi Librillo.

Carmendy dijo...

Amiga Rosa, te deseo lo mejor para el año entrante y se cumplan todos tus objetivos literarios.
¡¡FELIZ 2012¡¡

Nos vemos prontito por estos lares.
Besos mil de tu amiga, carmendy

Amig@mi@ dijo...

Preciosa felicitación amiga Rosa. Ojalá todos tus deseos se cumplan y para tí, que el 2012 lleegue cargado de retos conseguidos.
Un abrazo

Rosa Cáceres dijo...

OTRA VEZ A TODOS

Me encanta que seais todos tan amables conmigo y os lo agradezco de todo corazón, porque en estos momentos no me siento merecedora de tanto afecto, ya que ni digo nada ni expreso igual afecto como el que sería aquel al que todos vosotros sois acreedores.
La razón es sencilla:
estoy hecha una papilla.
¿Qué os parece el pareado? jajajaja
Entre el mal cuerpo, la cocina, que no hay medio de librarse en estos días, y el amodorramiento que me produce algo de lo que tomo, creo que el jarabe para la tos...estoy que da gusto verme jajaja
Pero me acurdo de todos vosotros y hago votos por vuestra felicidad, a la vez que espero ponerme en forma para mi viaje a Extremadura, que ya falta menos y tengo la esperanza de abrazar allí a Francisca Quintana, a Tony Cerrato, a Carmendy, a María Bote...
¡Ah, sería estupendo!

¡FELIZ AÑO NUEVO, aunque caigan chuzos de punta!

Jose Vte. dijo...

Buen texto para despedir el año viejo y recibir al nuevo.

Te deseo una feliz entrada y un mejor año 2012.

Un fuerte abrazo

CarmenBéjar dijo...

Te deseo que seas muy feliz cada uno de los 365 días del año 2012.
Un abrazo

Normis dijo...

FELIZ AÑO LLENO DE MAGIA Y SUEÑOS !!!!!!!
vuelta al blogger , te dejo un abrazo y mil cariños

Rita dijo...

Aunque ya se acabó el día vengo a felicitarte por tu cumple, que cumplas muuuuuchos más!!!
Somos capricornio las dos, valientes y testarudas, a mi me faltan muy pocos días también para cumplir, espero que hayas pasado un bonito día
Bsss