jueves, 5 de enero de 2012

Reyes Magos


¡Quién pudiera experimentar de nuevo aquella limpia ilusión de los años infantiles, cuando se espera la llegada de los Reyes Magos con ingenuo anhelo!

En la foto aparezco llena de satisfacción porque Melchor me ha regalado un caramelo.

14 comentarios:

Maria Iholanda Rondón dijo...

Que entrañable sentimiento y que bello tu blog, te felicito por tu trayectoria literaria,aquí te dejo algo para compartir
Http://mariaiholandarondon.blogspot.com

Cabopá dijo...

Ja,ja,ja,ja....qué rebonica. Ese abrigo que llevas es de piel de conejo? Recuerdo que por aquel entonces(se llevaban, bueno los llevaban) yo tenía uno de paño rojo con botones dorados...

¡Qué contentica esta la rosica!
Besicos amiga.

Amig@mi@ dijo...

jaja, yo también tengo una foto así en la que me están dando un secador de pelo que echaba aire de verdad.
Casi nada.
Me encantó Rosa.
Un abrazo

emejota dijo...

Tan linda, sin embargo tengo una foto parecida, muerta de miedo, es que era muy desconfiada. Feliz año y Bs.

Luis G. dijo...

Que entrañable, bonita y encantadora foto. Que guapica eras, Rosa. Sigues igual de feliz.... Y de guapa.

Un abrazo,

Luis.

MOMENTOS dijo...

Que tiernos recuerdos, verdad.? Un beso. Pilar.

Cayetano dijo...

Contenta se te ve, pero pareces pensar: mira qué tío más roñica. Solo me ha dado uno.
Feliz día de Reyes.
Que te traigan muchas cosas.

Rosario Ruiz de Almodóvar Rivera dijo...

¡¡Estás preciosa!!
Creo que conservas la misma ilusión que tenias de pequeña.
Yo no me pierdo nunca la Cabalgata,
si me vieras pegando gritos y diciendo:
¡¡¡Melchor, aquííí!!!
¡¡¡Que se cumplan todos mis sueños!!!
Pero se vé que Melchor no me oye pues no me lanza ninguno...
Aunque mi sueño parece que se vá a convertir en realidad.
Un abrazo fuerte amiga, desde mi Librillo.
¡¡MUCHA SUERTE Y FELICIDAD!

CarmenBéjar dijo...

Me gustaría mirar atrás, descumplir años y sentir la felicidad e inocencia de mis años escolares. Qué razón tienes.
Un abrazo

María Bote dijo...

Preciosa, entrañable fotografía. Yo tuve un abrigo parecidísimo, cuando niña.
Como bien dices, ojala pudiésemos volver a sentir aquella brillante ilusión, aquella confianza, esperanza e inocencia. Gracias a Dios que, ahora, vuelvo a sentir siquiera su reflejo, a través de las caritas de mis nietas, cuando han venido esta mañana a recoger los regalos que LOS REYES les dejaron aquí.

Un abrazo. María

Besos. María

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Hola Rosa, estás muy bonica.

Siempre tenemos que guardar en nuestro corazón la niña interior.
Besicos, Montserrat

Francisca Quintana Vega dijo...

¡¡Qué linda!!.....me ha encantado verte de niñá, amiga¡Qué carita de iusión!
Sí, sería maravilloso poder retroceder y vivir en una época de nuestro ayer...pero unos díitas..verdad?. Un beso,amiga.

Francisca Quintana Vega dijo...

¡¡Qué linda!!.....me ha encantado verte de niñá, amiga¡Qué carita de iusión!
Sí, sería maravilloso poder retroceder y vivir en una época de nuestro ayer...pero unos díitas..verdad?. Un beso,amiga.

Fco Javier dijo...

Que bonita la foto y el contenido, esa ilusión e inocencia es algo que deberíamos fomentar más a menudo.