domingo, 16 de septiembre de 2012

Claridad


El agua del mar, transparente, clarísima, ahora que las playas van quedándose semivacías, es metáfora de nuestro deseo: limpieza, honestidad en todos los aspectos de la vida. Porque, desgraciadamente, no abunda en nuestra sociedad; en realidad, no ha abundado en ninguna de las épocas por las que ha transitado el ser humano. Parece como si en "la masa de la sangre" de un gran porcentaje de seres humanos estuviera el dolo, el engaño, el despiadado egoísmo que pisa cabezas con tal de escalar la resbaladiza pirámide del poder y el dinero.
Pero eso no empece para que la limpieza en las intenciones- y por supuesto en las acciones-, sea el profundo anhelo de muchas personas, entre las que me cuento.
Sin el engaño, la trampa, la ambición desmedida y sin escrúpulos, todo sería mejor.


45 comentarios:

Emilio Manuel dijo...

Unos ven el vaso medio lleno y otros, medio vacío, igual que "cándido" en contraposición a "el hombre es un lobo para el hombre", la eterna historia.

Yo diría que, como en botica, hay de todo, es más, diría que lo bueno abunda pero no vende, por lo tanto ¿por que salir?, es más noticiable que un padre mate a sus hijos, que publicar que millones de padres dan su vida por ellos; igual ocurre con esos ladrones de guante blanco que roban a miles de personas, mientras tanto otros miles de ciudadanos quitan la comida de sus casa para compartir con los que no tienen nada, o trabajan de forma altruista en tanto otros cobran millones por cualquier menudencia. Casos como estos son muchos, gracias a que hay gente buena, gente limpia y honesta, este mundo funciona, de no ser así, estaríamos en el caos.

Un abrazo.

Cabopá dijo...

Un texto lleno de verdad, una verdad tan clara como la claridad de esas aguas transparentes que hoy nos dejas...

¡Qué sabia eres amiga!
Besicos

Juan Serrano dijo...

Y es que la intención sólo no basta. Que se lo digan a los políticos. De buenas intenciones está lleno el infierno. ¿Y entonces de qué estará poblado el cielo? Obras son amores y no buenas razones.

Cayetano dijo...

Nos quedaremos entonces con el agua del mar, clara y honesta.
Un saludo.

María Bote dijo...

HERMOSA METÁFORA, AMIGA ROSA. OJALA EN LOS SERES HUMANOS, HUBIESE LA CLARIDAD Y TRANSPARENCIA QUE, EN ESTOS DÍAS DEL APACIBLE SEPTIEMBRE, MUESTRAN LAS AGUAS DEL MAR.

A PESAR DE TODO Y DE LAS MUCHAS MUESTRAS DE LO CONTRARIO, YO CREO EN LA BONDAD DE LA MAYORÍA, LO QUE OCURRE ES QUE, COMO DICE TU PRIMER COMENTARISTA: VENDE MÁS QUE UN DESLEZNABLE PADRE MATE A SUS HIJOS, QUE LOS MILLONES QUE SE SACRIFICAN CADA DÍA POR ELLOS.

UN ABRAZO. MARÍA

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Hola Rosica.
Fíjate con todo lo que está pasando en el Pais, hay gente que ahora se encontrarán con su propio veneno.
Trepas que han fastidiado a compañeros/as de trabajo para escalar, sin importarles el daño que pudieran hacer.
A veces la desmedida ambición y envidia son la causa de muchos desastres.
Bellísima fotografía y entrada nos has hecho, para reflexionar.
Pero si al final todos nos iremos ligeros de equipaje.
Besicos, Montserrat

Rosa Cáceres dijo...

Emilio Manuel
No puedo estar más de acuerdo contigo. Lo malo es que "lo malo" (valga la redundancia) es capaz de sembrar la desdicha a su alrededor con mucha más rapidez de lo deseable; mientras que el bien se mueve paso a paso, el mal parece andar a zancadas.
Pero sí, sí, lo que dices es cierto.
Un abrazo

Rosa Cáceres dijo...

Cabopá
Eres muy exagerada con respecto a lo que opinas de mí ¡Ojalá fuera cierto, y no producto de tu generosidad extrema!

Un besico

Rosa Cáceres dijo...

Juan
Efectivamente, las buenas intenciones sin obras no son nada. Empedrado de infierno, eso son. Pero bien que le sirven a algunos como argumento, por barbaridades que perpetren..."como era con buena intención", dicen. Y se quedan tan anchos.
Un abrazo

Rosa Cáceres dijo...

Cayetano
Algunas veces, frente a la Naturaleza en perfecta calma, una persona puede horrorizarse de ciertas realidades que emanan del ser humano. El agua clara, limpia, transparente, es una metáfora de lo que falta tanto en la sociedad.
Un saludo cordial

Rosa Cáceres dijo...

María
Es verdad lo que dices. Y también es verdad que un navajazo hiere ostensiblemente,y en caso de no matar deja una terrible cicatriz, y una caricia no deja huella. Arrojar una bomba siembra muerte, lanzar una flor no tiene consecuencias inmediatas. La flor del eclosiona de una forma rápida. El bien hay que sembrarlo y es de crecimiento más lento.
Una gota de acíbar amarga un cántaro de agua.
Confiemos, sin embargo, en la bondad natural del ser humano.
Un besico

Rosa Cáceres dijo...

Montserrat
La famosa "competitividad", llevada a extremos deshumanizadores es lo que me horroriza.
Y tienes razón; al final, no nos vamos a llevar nada, sino lo que haya tenido cabida en nuestro corazón.
Un besico

Luis G. dijo...

Hola, ROSA, vivimos en una sociedad donde la transparencia se ha agotado. NadiE hace musica con la espadaña de la claridad; nadie borda palabras doradas en las banderas de cada uno. No hay sinfonía ni juego limpio, como ese mar transparente, donde las olas cabalgan como siempre, con el júbilo en sus hombros, donde las rocas hablan.

Saludos,

Luis.

Amig@mi@ dijo...

Ay amiga, si tus palabras fueran leídas por más de uno...
Sabia reflexión, y sí, estoy de acuerdo, el mar está más claro ahora. Sufre menos y nos regala su transparencia.
Besos

Rodolfo de Jesús Chávez Mercado dijo...

Hola querida Rosa, saludos.
Paso a dejarte un fuerte abrazo, y si, es verdad, todo en este mundo sería mejor si nosotros, hombres y mujeres sacaramos más las "garras del amor" sincero, honesto, claro y libre, al que nunca le gana la vaciedad de este mundo.

Dios te bendiga.

H. Fraile dijo...

Estoy de acuerdo con tu reflexión, en el mundo capitalista que vivimos el egoísmo, la mentira y las ansias de poder nos llevan al desastre.
Necesitamos una regeneración urgente si no queremos naufragar.
Un abrazo.

Isabel Martínez Barquero dijo...

Dicen que el infierno está empedrado de buenas intenciones. Pero son necesarias. ¿Qué sería de los humanos sin esos buenos deseos? Bastante es que llevemos el bien y el mal dentro, aunque de nosotros depende dar opción a uno u otro.
Un abrazo, Rosa.

Francisca Quintana Vega dijo...

Hola,Rosa...pues mira, es tan importante la honestidad que yo digo que si todo el mundo fuera honesto, generoso y buena gente..ni había hambre,ni estaríamos en crisis...ni na da na..como decimos aquí.
Sí....deberíamos ser todos como las aguas claras que muestran tus fotos. Hay gente buena pero...yo creo que ya casi le ganan las que no lo son.
Por eso yo estoy feliz de que este blog me haya dado la posibilidad de conocer a tantas personas buenas y de que haya podido hacer amistades tan sinceras y entrañables como la tuya.
Te dejo un beso grandote grandote.

Conchita dijo...

buenas madrugadas, amiga del alma ,rosica,mientras el mundo sea mundo,
jamas tendremos arreglo... todo este tinglao de egoismo,envidias, malas leches y demas, no viene, por desgracia de ayer mañana...
a lo largo de mis 72 años de vida lo
estoy viviendo,viendo y oyendo, dia
a dia, con voces consoladoras de una mejoria que nunca llega...ni llegará.
entre tanto, me quedo con la transparencia de nuestros mares
septembrinos,como te comenta CAYETANO
y tambien con mis cosas sencillas y creativas,con lo cual,
a nadie, por supuesto, se perjudica.
rosica,has dicho en tu ventana,
verdades como templos, yo con esos temas sin solucion,intento olvidarme
pero lo malo es que no se consigue...consigue...
un beso. CONCHITA.

Rosa Cáceres dijo...

Luis
Tu comentario hace gala de un registro poético que camina acorde con tu bonhomía; nadie que tenga la sensibilidad ante la belleza escondida en la Naturaleza y en los pueblos carece de valiosas cualidades. Tú eres la prueba.
un abrazo

Rosa Cáceres dijo...

Amig@mi@
El deseo de apartarse de todo "el mundanal ruido", de sumergirse en la paz de una mañana de pacífica luz, nos invade como una marea de ansia de tranquilidad.
lamentablemente, es imposible desasirse de las preocupaciones de la vida. Paciencia.
Un besico

Rosa Cáceres dijo...

Rodolfo
No hay más que un arma de salvación para cada hombra y para la sociedad entera: el amor, bien entendido. Quien ama a los demás no comete injusticias ni crueldades; no hagas a los otros lo que no quisieras que te hicieran a ti, y viceversa. No hay mayor verdad, pero...
Que la paz haga morada en su corazón.

Rosa Cáceres dijo...

H. Fraile
En el siglo pasado los REGENERACIONISTAS clamaron por lo mismo, por una regeneración de la sociedad.
Si todos nos pusiéramos manos a la obra...
Un abrazo

Rosa Cáceres dijo...

Isabel
Efectivamente, una moción de la voluntad (una buena intención) es el primer paso, pero tiene que ir avalado y seguido de un paso real, que no se quede en mero pensamiento. Y, sobre todo, es importante que la buena intención no sirva de coartada para enmascarar los verdaderos designios de la voluntad; ya sabes, el consabido "yo no quería, pero tuve que hacerlo".
Un besico

Rosa Cáceres dijo...

Francisca
Desear la bondad universal es la más hermosa de las utopías. Afortunadamente, entre la hierba, buena y mala, crecen flores de hermosura y buen olor, tales como las personas que nos sirven de "compañía" en la andadura difícil de la vida.
Un abrazo chillao, querida amiga.

Rosa Cáceres dijo...

CONCHITA
¡Querida ave nocturna! A la hora en que escribes estoy yo en el mejor de los sueños, es un decir, porque a veces estoy en plena pesadilla, ya sabes que tengo tendencia a los terrores nocturnos.
Tengamos fe en que hay biuenas personas que nos amparan moralmente en el pequeño universo personal en que cada uno de nosotros nos movemos.
Apoyándonos moralmente unos en otros, nos apuntalamos y vamos manteniéndonos en pie.
Un besico

Rosario Ruiz de Almodóvar Rivera dijo...

Deberían pasear por esas playas todos los politicos y que estos pensamientos que haces, se les metiera a ellos en las cabezas y sus acciones fueran diferentes.
¡Ay, si solo necesitaran un paseico en barca!
Un abrazo fuerte amiga, desde mi Librillo

Rosa Cáceres dijo...

Rosario
Ayer estaba la atmósfera tan transparente que se divisaban los perfiles de las costar almerienses. Me acordé de ti.

Un besico

CarmenBéjar dijo...

¿Por qué no hyacemos una transfusión de agua clara y transparente a todos los corruptos, ladrones, sinvergüenzas, etc, etc, de este país? No nos vendría mal, ni a ellos ni a nosotros.
Besazos

Rosa Cáceres dijo...

Carmen
Me temo que a los corruptos no hay quien los trinque, tienen demasiadas aldabas, influencias, testaferros...En fin, que encima suelen presumir y todo.
Al sufrido espectador no le queda más que el agua, el ajo y la resina, como dice el dicho.
Un besico

Galeote dijo...

Hola Rosa:

Un buen microrelato en el que claramente denuncias la dudosa honestidad del ser humano.
Y es que en él, además de aquello que has descrito, existe también esa desafortunada costumbre de utilizar el silencio mediático para conseguir intereses y favores tempranos. Es lo que buenamente se llama "barrer para dentro" pero con trampas y mentiras.
Y mientras esa conducta ambiciosa y egoísta prosiga, seguiremos observando con la niña de nuestros ojos la aparente claridad de unas aguas cristalinas, pero no su fondo profundo tantas veces turbio y manchado con engaños.
Te envío un saludo Rosa. Gracias por tu visita.

Juan

Conchita dijo...

ROSICA ¡ COMO LLEVAS LOS NUEVOS RELATOS ? HOY TENEMOS NOTICIAS
AGRADABLES QUE DAR...
¿ NO TE DA EL OLOR DEL OTOÑO ?
PUES ESA ES LA NOTICIA, QUE HA NACIDO
YA Y ES TAN BONITO Y ROMANTICO, QUERIDA AMIGA... ES LA ESTACION
QUE MAS ME GUSTA...
¡ HABRIA TANTO QUE ESCRIBIR SOBRE
ESTO...! EN MI BLOG, TE CUENTO ALGUNAS COSAS FAMILIARES, EN COMENTARIOS. UN BESO, CONCHITA

Rosa Cáceres dijo...

Galeote
No calificaría yo de microrrelato lo que es una simple reflexión sin peripecia alguna narrada, pero son las cosas que me vienen a la mente ante la contemplación de la Naturaleza.
Me gustó sinceramente tu último poema, y te felicito por él.
Un saludo cordial

Rosa Cáceres dijo...

Conchita
El otoño es la estación que nos invita a lo hogareño, eso me encanta a mí también. Todo se hace más íntimo y más casero y familiar. La tranquilidad de las tardes ofrece una perspectiva cálida, amable...Tienes mucha razón.
Un besico

Ángeles dijo...

Hola Rosa, después de mis largas vacaciones, vuelvo a reencontrarme contigo. ¡Dios, has escrito con un desgarro infinito, la verdad que nos desborda y es imparable, tan clara como el agua de tu mar.

Te dejo mi abrazo, con infinitas semillas de esperanzas, para que puedan germinar y algo cambie en este mundo nuestro.

Un beso.

Rosa Cáceres dijo...

Ángeles
Bienvenida tras tus vacaciones. Nos iremos visitando.
Un abrazo

Lola Barea dijo...

Hola querida Rosa, bello tu relato, y digno de seguir tus palabras, que bueno seria que todo lo malo se diera un chapuzón en las aguas cristalinas de esa tu mar
y salierán limpio, puro,puro, depurado. Un abrazo grandote, con cariño, Lola.
Estare ausente un tiempito en mi bloh, motivos viajes. Gracias.

Rosa Cáceres dijo...

LOla
Un verdadero gusto recibir tu visita.
Nos volveremos a encontrar a tu vuelta.
Un abrazo

PEPE LASALA dijo...

Clara es el agua del mar, como claros son tus escritos y como clara eres tú. Cuánta razón tienes Rosa. Un fuerte abrazo desde el blog de la Tertulia Cofrade Cruz Arbórea.
http://tertuliacofradecruzarborea.blogspot.com/

Francisca Quintana Vega dijo...

Vine a saludarte de nuevo y a dejarte un abrazo y un beso grandote, querida amiga.

Rosa Cáceres dijo...

PEPE
Gracias por lo que opinas de mí. Así quisiera yo ser, desde luego. la vida no es sino un trabajo constante por ir mejorando un poco personalmente, para intentar mejorar nuestro entorno humano y un poco, muy poquito pero algo, el mundo que nos ha tocado vivir.
Un abrazo

Rosa Cáceres dijo...

Francisca
Una gran alegría tu visita; eso es para mí.
Un besico

Conchita dijo...

¿ QUETAL AMIGA ROSICA ?
YO ME SIGO BAÑANDO, AL ENTRAR, CADA VEZ MAS FRIA...DESPUES , UNA AUTENTICA GOZADA, ME GUSTARIA QUE UN DIA DE ESTOS
VINIERAS A MI CASA Y NOS TOMARIAMOS,
UN CAPUCHINO,UN TE, UN HELADO, O LO QUE TU QUIERAS .HACE TRES DIAS, ME HABLARON PERSONALMENTE DE TI Y DE TU HIJA, ROSICA SEGUNDA...TODO FUE MUY BUENO...
UN BESO , CONCHITA,

Rosa Cáceres dijo...

Conchita
¿A qué hora bajas? Ayer nos fuimos a las tres y hasta vi a mi sobrina que había venido de Madrid, pero a ti ni por asomo. Yo también me bañé dos veces, aunque ya hay que echarle voluntad a la cosa jajaja
Mañana me voy, que hay asuntos que resolver allí, pero volveremos pronto, que ya sabes que nos gusta estar aquí y ver a Rosica cuando echa pie a tierra.
Un besico

Conchita dijo...

ROSICA, AYER DOMINGO , BAJÉ A LA PLAYA
A LAS DOS MENOS CUARTO Y NO HABIA NI RASTRO DE MI QUERIDA ROSICA...
ALGUN DIA COINCIDIREMOS...
UN BESO .CONCHITA