miércoles, 15 de mayo de 2013

Días de primavera

El amanecer de primavera es hermoso. 
Si el sol - penetrando entre las ramas que exhalan su perfume tras la lluvia- extiende su reflejo sobre las aguas corrientes de un riachuelo, la conjunción de luz sonido y aroma pueden darnos idea de lo que es el  Edén que todos añoramos en el fondo de nuestras almas.

25 comentarios:

Patzy dijo...

Por cuestiones geográficas (de hemisferios), aquí estamos hoy con un amanecer de otoño o casi de invierno (apareció el frío), que también tiene su encanto. Aunque coincido contigo: la primavera es una conjunción armónica de fenómenos inigualables! Que la disfrutes, Rosa! Gran abrazo

María Bote dijo...

Todos los amaneceres son hermosos, pero el que más, el amanecer de primavera, como se aprecia en la imagen y en tu preciosa prosa poética, se conjugan: luz, aromas, color, cálidas brisas...Como bien dices, el eden soñado y anhelado.

Un abrazo. María.

He hecho todo lo posible por haberte podido dar la sorpresa de que vinieses aquí, a la "Feria del libro extremeño" que durante años se celebraba en mayo, con gran éxito, pero LA CRISIS (yo creo que está sirviendo como disculpa para no trabajar y acomodarse en la dejadez de muchos ayuntamientos)la ha descafeinado por completo; pienso que le han dado la puntilla.

Rosa Cáceres dijo...

Patzv
Eñ invierno es encantadoramente hogareño, a mí me parece una estación bellísma. Creo que parte de la gracia de la vida es este cambio de estaciones, primavera, verano, otoño e invierno, cada cual con sus maravillas.
Un abrazo

Rosa Cáceres dijo...

María
Muchas gracias. De todas formas no hubiera ido; estamos muy lejos y yo ya estoy harta de Ferias del Libro. Pero lo que dices es cierto: la CRISIS lo está aguando todo.
Ya volveré por allá alguna vez, quiero creerlo, porque me gustó mucho conoceros y la hermosura de vuestra tierra extremeña.
Un besico

Cayetano dijo...

Añoramos el edén porque, por desgracia, muchos están padeciendo aquí el infierno.
Un saludo.

Rosa Cáceres dijo...

Cayetano
¡Y que lo digas! No sé qué tipo de maldición nos ha llevado a esta situación actual. Creo que es la omnipotencia de los malditos MERCADOS y sus mercaderes insaciables.
Un saludo

Amig@mi@ dijo...

Pues aquí hoy un viento que da miedo. Ahora voy a andar, si no vuelvo buscadme por Melilla, jaja!
Besos

H. Fraile dijo...

Una bonita cita del amanecer en primavera.
Un abrazo.

Francisca Quintana Vega dijo...

Un trocito de tu inspirada prosa...que es todo un poema, querida Rosa. La foto es preciosa. Te dejo un beso fuerte.

Cathy Brown dijo...

Aaaaaaaaaaahhhh...que belleza.....estas palabras atravesaron mi alma...hermosisimas!!!!Besotes Hada.

Conchita dijo...

QUERIDA ROSICA, LOS AMANECERES, LA VERDAD ¡ SON PRECIOSOS...
YO LOS CONTEMPLO DESDE MI PEQUEÑA TERRAZA TODOS LOS DIAS , SIN DEJAR NUNO, ANTES DE IRME A DESCANSAR UN RATO EN MI VIEJO TÁLAMO QUE ME ESPERA TODA LA NOCHE , HASTA QUE POR FIN APAREZCO TODA RENDIDA PERO ME LLEVO EL BUEN SABOR DE BOCA QUE ME DEJAN ESOS CIELOS , ENTRE ROSACEOS Y NEBULOSOS, CON LA MUSICA DE FONDO DE ALGUNA GOLONDRINA MADRUGADORA CRUZANDO EL ALBA ,MIENTRAS ESTA VIEJA SALUDA AL MUNDO CON SUS MALDADES Y COMENTA
¿ ESTE DIA NUEVO ,NOS TRAERÁ HOY ALGO AGRADABLE ? JAJA, MENOS MAL QUE LO TOMAMOS ASÍ...
UN BESO PARA TI,
CONCHITA,

Juan Serrano dijo...

Amanecer, ¡que no es poco! con los tiempos que corren.

manolo dijo...

Bonita Foto y un Bello Pensamiento
Amiga Rosa es un placer el leerte´
Abrazos, manolo

Rosa Cáceres dijo...

Amig@mi@
Jajaja, si te lleva el viento hasta Melilla...
No veas ayer la granizada que cayó por aquí. Íbamos en coche hacia Murcia y tuvimos que vorlvernos y refugiarnos en un parking, porque caían bolas del tamaño de nueces...
La primavera viene guerrera.
Un besico

Rosa Cáceres dijo...

H.Fraile
Tú, que haces fotos de maravilla, te estarás riendo de la mía, pero el caso es sugerir ese momento de admiración por la Naturaleza que pone en paz con la vida.
Un abrazo

Rosa Cáceres dijo...

Francisca
En días de cierta revolución personal (el no parar de un lado a otro) un recuerdo de instantes de contemplación ayuda, no creas.
Un besico

Rosa Cáceres dijo...

Cathy
¿Sabes que me encantaría oírte en directo? ¡Eres la expresividad personificada! Yo si que te envío un montón de besos, que te los mereces todos.

Rosa Cáceres dijo...

CONCHITA
Tu espíritu poético sabe apreciar cada matiz del día, desde el amanecer a la puesta de sol. Además sé que eres ave nocturna y te retiras a dormir a la hora que otras nos despertamos...¿Qué te dirá la noche? ¿Cómo te inspirará para poner la magia en tus pinceles y en tus escritos?
Un besico

Rosa Cáceres dijo...

Juan
Cuando se rodó "Amanece, que no es poco" en Yeste, algunos alumnos míos del Instituto de Hellín en que daba clases, trabajaron como extras en la película, que es genial. Tú me la has recordado con tu frase.
Un abrazo, querido escritor.

PEPE LASALA dijo...

A mi la Primavera me da una alegría inmensa Rosa, incluso más que el verano. Es una estación alegre, incluso los días de lluvia. Un fuerte abrazo y feliz fin de semana amiga.

Rosa Cáceres dijo...

PEPE
La primavera en tiene esa virtud. ES un renacimiento de la Naturaleza que nos llena de esperanza.
Un abrazo

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...


Hola Rosa:
Una fotografía bellísima
Desde esta Valencia, que se nos lleva el viento como a la Maria Salamiento, te vengo a dar un besico.
Enhorabuena por todo lo que escribes.
Estos días utilizo poco el Ordenador.
La falta de tiempo.
Besicos, Montserrat

Rosa Cáceres dijo...

Montserrat
Me alegro mucho de verte por aquí. Yo tampoco tengo mucho tiempo para el ordenador, hay tareas importantes que son prioritarias. Pero de vez en cuando me hago presente para que los amigos no se olviden de mí.
Un besico

Ángeles dijo...

Hermoso amanecer de primavera, que llena de luz el alma y de paz el corazón... Ya lo dijo Fray Luis de León "Que descansada vida, la que huye del mundanal ruido"

¡Qué esa primavera llene de amaneceres de luz toda tu vida!

Besos

Rosa Cáceres dijo...

Ángeles
Maravillosa amiga, tú si que tienes luz en el rostro y en las palabras.
Un abrazo