miércoles, 14 de agosto de 2013

Las flores de cada día

 Cada día que amanece en una vida humana, hay algunas flores que florecen para alegrarnos  y ayudarnos a sobrellevar las amarguras, las espinas que encontramos en el sendero.
La vida se compone de esperanzas, a veces defraudadas por el devenir de la existencia. Se equivoca quién aspira solamente a grandes bocados de éxito y felicidad. Apreciemos, pues, las flores de cada día. Son efímeras, como las del hibiscus, pero son tan hermosas que mientras están abiertas embelesan los sentidos y elevan el alma colmándola de humilde alegría y dándonos  una lección valiosa: sólo en los pequeños sorbos de belleza, de alegría, de paz se encuentra la porción a que nos es dado aspirar en la vida.

20 comentarios:

Marina Fligueira dijo...

¡Que verdad tan grande!!!

Tengo esa planta, sus flores son hermosas y siguen floreciendo durante bastante tiempo. Es sólo que abren hoy y mañana ya las encuentro cerradas, pero bueno, algunas otras también van abriendo y la verdad es que me alegran la vida.

Gracias por tu post. Apareció delante mía sin buscarlo. Ha sido un placer.

Besitos.

julia orozco dijo...

Que bello querida mia, que hermoso lo que has escrito. Besos de paz.

Rosa Cáceres dijo...

Marina
Así aparecen las cosas, inesperadamente. me alegra haber entrado en contacto contigo.
Un beso

Rosa Cáceres dijo...

Julia
Muchas gracias por lo que dices.
Esa paz que envías es muy bien recibida por mí, porque la paz es el don que más estimo.
Un beso

Rosario Ruiz de Almodóvar Rivera dijo...

Me encantan los Hibiscus, son lindos, pero no tienen perfume, ni espinas, solo su presencia nos alegra.
Todas las plantas me gustan, todos los matices de verdes y de colores.
Una maravilla de la naturaleza, solo con dar un paseo te invade la calma.
Estoy de acuerdo contigo.
Un abrazo fuerte amiga.

Rosa Cáceres dijo...

Rosario
Es que los hibiscus son preciosos, a mí me encantan los rojos, pero he observado que los de color rosa tienen las flores más grandes y no se cierran tan pronto.
¿Qué tal estáis pasando el verano? Supongo que bien, yo en Orihuela, por cuaestiones familiares, ya te avisaré cuándo vayamos a la playa.
Un besico

manolo dijo...

Bellas flores, Bellas tus palabras y Gracias, por alegrarnos con esa Foto, con esas flores y con tus palabras Amigas.

manolo

Rosa Cáceres dijo...

Manolo
Qué calorcico que hace, ¡ay! jajaja, por cosas de familia no estamoe en la playa,en mazarrón, y aunque Orihuela tiene también playas, están a unos kilómetros de la ciudad: Ayer vi un bar con un letreo que decía "Cerrado por la caló". Y claro, para capear la caló, lo mejor es el humor.
Un abrazo

Maruja dijo...

Muy bello, gracias por compartir.
Un beso.

Rosa Cáceres dijo...

Maruja,
Muchas gracias. Otro beso para ti.

La Fuensanta y el Antón dijo...

Hay que aprender a disfrutar y valorar las serendipias que te da el día a día, porque son gratis y reconfortantes.

Un saludico fuensantonero.

Rosa Cáceres dijo...

Fuensanta y Antón
Muchas gracias por la visita y más porque he aprendido un nuevo término que desconocía : "serendipias". Me imagino lo que significa, pero jamás lo había oído ni leído. Descubrir cosas así me encanta.
un abrazo

La Fuensanta y el Antón dijo...

El término no existe en el DRAE (todavía). Viene del inglés 'serendipity'. Pero es un concepto muy interesante y merece la pena castellanizarlo, ya que nuestro idioma no hay nada parecido.

Arantza G. dijo...

Las pequeñas cosas....
acostumbramos a apreciarlas poco y cuando desaparecen, lloramos su pérdida.
Un flor, ejemplo de belleza que rápida se pierde pero mientras tanto...
Besos,Rosa.
Cada mañana, al levantarme, veo tus buenos días y me siento bien. Gracias.

Rosa Cáceres dijo...

Fuensata y Antón
Muy interesante. Sería un préstamos lingüístico de los tantos que manejamos.

Rosa Cáceres dijo...

Arantza
¡Qué amable eres! Mis buenos consejos, dices...No sé si mis reflexiones repentizadas llegan a eso, simplemente me hago presente para los amigos por este medio tan rápido que casi está desbancando al blog.
Yo también leo tus aportaciones.
Besicos

María Bote dijo...

La belleza y la felicidad auténtica, sólo podremos encontaralas en la cosas sencillas, querida Rosa.

Un abrazo y buen fin de semana, amiga.

Conchita dijo...

UN ABRAZO DESDE MI ALTURA ,QUERIDA ROSICA ¡ AH ! Y NO TE OLVIDO, DESEANDOTE QUE TERMINES PRONTO TU LIBRO NUEVO...
BUENAS MADRUGADAS...

Rosa Cáceres dijo...

María
Bien lo sabemos muchos; en esta vida la felicidad se da en pequeñas porciones, quien espera un trozo muy garnde de la tarta...se queda con las ganas, y no digamos el que ambiciona la tarta entera.
Un besico desde aquí hasta Almendralejo.

Rosa Cáceres dijo...

Conchita
Yo tampoco me olvido de ti. Mientras espero que mi novela recién publicada, "Noches de luna fría" tenga algún éxito, escribo otra, ambientada en Cádiz, ciudad que me encanta.
Un besico