lunes, 28 de octubre de 2013

Contrastes de la palmera


Qué fuerte eres, palmera,
y a la vez qué delicada,
qué firme, y qué flexible,
qué humilde, y qué endiosada.
Palmera, no se comprenden
tantos contrastes en tu alma.

23 comentarios:

Galeote dijo...

Hola Rosa:

Un bello poema a la palmera.

La verdad es que ella es así, llena de contrastes.
Es curioso como se adaptó este árbol al clima de esa tierra vuestra.

Te envío un saludo, Juan.

Cayetano dijo...

Así somos las personas.
Llenas de "contraindicaciones".
Un saludo.

La Fuensanta y el Antón dijo...

Luego llega el picudo rojo y fastidia el invento.

Me daría pena dejar de ver palmeras en el horizonte del sureste mediterráneo. A ver si encuentran una solución.

Besos.

Asun dijo...

Que bonitas palmeras, me han llevado al verano despreocupado en la playa.
y respecto al poema, así somos un poco todos, mucho mas fuertes de lo que parece o nos creemos.
Besos

Amig@mi@ dijo...

No es mi árbol preferido, pero a fuerza de estar rodeada de tantas, acabarán gustándome.
jaja
Un abrazo

Rosario Ruiz de Almodóvar Rivera dijo...

Las palmeras embellecen la playa, me encanta verlas en mi paseo diario.
Lo mismo que me encanta ver tu nueva entrada.
Ánimo amiga y un abrazo fuerte.

Mercedes Ares dijo...

Hola Rosa: Muy bonito poema, con las marcadas diferencias igualmente es una planta bella y elegante que adorna los paseos públicos y las costas. Un gran abrazo!!!

UTLA dijo...

Hola Rosa,

Siempre me ha gustado la palmera, quizás por que en el jardín del patio de mi escuela había una única palmera retando al resto de los árboles, como diciendoles, "Aqui estoy yo".

Bonito poema Rosa.

Un abrazo con el corazón en la mano.

María Bote dijo...

Las palmeras, al igual que las personas, están y estamos, llenas de contrastes, querida Rosa.

Ánimo, amiga y un abrazo

Fray Rodolfo de Jesús Chávez Mercado O.C dijo...

Hermoso querida Rosa.
Te deseo muchas bendiciones y un fuerte abrazo.

Rosa Cáceres dijo...

A TODOS VOSOTROS
A todos los que me habéis hecho un comentario os quiero mostrar mi agradecimiento más sincero. Son días para mí un tanto duros, y en estos casos significan más todas las muestras de amistad y simpatía.
Veo que algunos de vosotros veis en la palmera la imagen del alma humana, llena de contradicciones, y creo que la comparación es realmente muy acertada. Otros encontráis en ella el elemento paisajístico mediterráneo por antonomasia.
Debo confesaros que a mí, de niña, las palmeras me sugerían un algo melancólico e indefinible. Ahora, y más viviendo en Orihuela, con su inmenso palmeral, y habíendo ejercido trece años como profesora en el IES "El Palmeral", ubicado en mitad de esa selva de palmeras, me he acostumbrado a ellas y las veo como un árbol hermoso, cuyo fruto me ha deleitado siempre.
Este pequeño poema lo compuse junto con otros muchos más teniendo como inspiración única la palmera. No me cansaré de decir que la poesía no es lo mío, pero sí es lo más breve a la hora de hacer una entrada de blog.
Un abrazo que os abarca a todos, amigos míos.

Francisca Quintana Vega dijo...

Hay almas de mujer con esas características...Besos, amiga.

Conchita dijo...

QUERIDA ROSICA ¿ QUE TAL TE ENCUENTRAS YA ? SUPERANDOLO , POCO A POCO... LO DE LAS PALMERAS , ES ACERTADÍSIMO.... ES BONITO TU CORTO POEMA... UN ABRAZO, QUERIDA AMIGA, CONCHITA,

PEPE LASALA dijo...

Es cierto y nunca lo había pensado; la palmera es fuerte por su tronco, y delicada por sus hojas. Muy bonito Rosa. Un fuerte abrazo y buen fin de semana amiga.

PEPE LASALA dijo...

Es cierto y nunca lo había pensado; la palmera es fuerte por su tronco, y delicada por sus hojas. Muy bonito Rosa. Un fuerte abrazo y buen fin de semana amiga.

Conchita dijo...

ROSICA , TENGO ILUSIÓN DE QUE TE PASES POR MI BLOG , TE HE LEIDO EN EL FACEBOOK Y TE ENCONTRÉ MUY CAIDA
¡¡¡ A VER SI TE ME PONES MALICA !!!
QUIERO ACOSTARME , ESTOY MUY CANSADA
Y YA NO TENGO 15 AÑOS ...
TE RECUERDO MUCHAS VECES , QUERIDA AMIGA ¡UN ABRAZO FUERTE Y ¡ ANIMATE ! CONCHITA

Rosa Cáceres dijo...

Pepe. muchas gracias por visitarme, tú que a tantas visitas de tu tertulia tendrás que corresponder...
Un abrazo

Rosa Cáceres dijo...

Conchita
No estoy en un momento feliz, para qué voy a simularlo, pero tú no te preocupes, el tiempo, supongo, me irá consolando.
Sigue con tu magnífico blog. Yo este lo tengo algo descuidado, por pereza, pero ya vemndrán tiempos mejores.
Un abrazo

Galeote dijo...

Hola Rosa:

Gracias por tu comentario y por visitarme.
Referente a Juan Canales, es un amigo madrileño que un verano nos visitó aquí en Ajo (Cantabria) -por cierto muy aficionado a los paisajes-.
De él, es ésta fotografía; dos ojos que ha creado el rompiente de mar en la roca dura del mismísimo entrante o cabo de Ajo, formando por dentro una cueva donde las cabras y ovejas que pastan en un prado cercano, suelen cobijarse cuando hay temporal de lluvia.
Justo al otro lado de éstos ojos se encuentra todo un cantábrico y su fuerte oleaje, que con su lengua de desparpajo, al entrar en la profunda concavidad de la roca, comprime el aire y forma sifones que soplan hacia arriba con mucha fuerza, a través de los agujeros ya erosionados que va encontrando a su paso.

Te envío mi saludo y un abrazo.

Rosa Cáceres dijo...

Galeote, desde luego la formación rocosa que muestra la foto del tocayo de mi hijo es impresionante. Yo solamente he visto el Cantábrico una vez, y te aseguro que me sobrecogió el ruido que hacían los sifones en las oquedades rocosas. El Mediterráneo es mar imprevisible, pero suele rugir menos.
Un abrazo

LUMI BRAVO HERRANZ dijo...

Versos llenos de verdad, las palmeras aunque tienen ese porte de fortaleza, también padecen de debilidad. Un abrazo Rosa.

trimbolera dijo...

Como algunas personas ...

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Hola Rosa.
Has hecho un Poema que me gusta y que las describe estupendamente.
Rosda te estoy cleyendo y comentando un Piost tras otro, ahiora que tengo un ratito.
Besos, Montserrat