lunes, 15 de febrero de 2010

Cromos antiguos hallados casualmente

Hoy tenemos al carpintero en casa. Nada de importancia, unos cajones de un armario a los que hay que poner guías nuevas, porque se habían descolgado ya hace meses.
En el cajón superios, pijamas, en el de abajo, algunos complementos que no suelo usar, pero en el de en medio, que era imposible abrir hasta hoy...escritos, papeles y...estos cromos antiguos, que compré hace tanto que no los recordaba.
Y es que me encantan los cromos. de niña jugaba como todas las niñas y tenía mi cajita de metal con mis pequeños tesoros. Mis preferidos eran los de damas dieciochescas, con sus pelucas empolvadas y sus miriñaques. También los de flores, o mariposas.
Sé que no soy yo sola la que encuentra encantadores estos divertimentos antiguos.
Para mi sorpresa, también he encontrado una agenda de regular tamaño de las que yo uso para ecribir cosas variadísimas, desde sátiras a meditaciones ascéticas ( me va el ascetismo, no sé si os lo había dicho alguna vez).
La agenda, de cubiertas granate, yo había pintado unas unas rosas y había puesto un título:
......................
LIBRO DE LA ALEGRÍA.
.....................................
Bajo este rótulo una frase, mía también:
"Me digo a mí misma:
Piensa siempre que cada día tiene un pequeño paraíso, y aprende a aceptarlo y a disfrutarlo".

17 comentarios:

caracola dijo...

¡Wow! Me encanta encontrarme estos pequeños tesoros que habíamos olvidado en algún rincón, y que tanta ilusión nos hace redescubrir.

Los cromos son preciosos. Ojalá yo encontrara en algún lugar, aquella caja de tapa transparente que guardaba repleta de ellos.

Bella entrada.

Un abrazo.

Arantza G. dijo...

YO también soy de buscar y rebuscar. Me hace una ilusión encontrarme cosas que presentía perdidas...los cromos han removido recuerdos.
Besos, cuídate mucho.
Sigue haciendo un frío glaciar.

Adolfo Payés dijo...

Siempre, siempre , siempre te leo mi querida amiga.. eres especial.


Un abrazo
Con mis
Saludos fraternos de siempre..

Que tengas una semana maravillosa..

Cayetano dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Cayetano dijo...

¡Qué bonitos los cromos, Rosa!
Recuerdos de niñez.
A ver si recuerdas estas colecciones:
"Vida y color": de animales, plantas, ciencias naturales en general.
"Los diez mandamientos": fotogramas de la película, con Yul Brynner haciendo de faraón requetemalo y el Charlton Heston de Moisés.Fue la primera colección que hice en mi vida; bueno, prácticamente la hizo mi madre porque yo era muy pequeño.
Había otras pero ya no las recuerdo.
Un saludo.

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

hola Rosa:

Sabes de pequeña yo también disfrutaba jugando a los cromos con las amiguitas ¡Las palmadas que les llegábamos a dar para darles la vuelta y ganarlos!
Yo tenía hasta de artistas de cine. recuerdo uno de Alan Lad, que me lo guardaba como un tesoro.

Una frase estupenda la que has puesto al final.

Ya terminé tu libro Buceadores.

Besos. Montserrat

Alvaro Peña dijo...

Yo tambien recuerdo la época de los cromos, jugabamos en los ratos de patio del colegio e intentabamos que los más nuevos no se los llevaran los demás. Ufff!!! que tiempos, si hasta los recuerdo en blanco y negro

mjt dijo...

La alegría del día asegurada con el hallazgo. Yo era más de canicas y "bonis". Un abrazo.

Rosario dijo...

PRECIOSOS LOS CROMOS, YO, ME QUEDABA BOQUIABIERTA AL VERLOS EN LOS KIOSCOS, DE MIS TIEMPOS, PUES NO SIEMPRE SE PODIAN COMPRAR...
PARECE QUE LOS ESTOY VIENDO CON SOLO IMAGINARLOS ...
TODAVÍA CONSERVO UNA CAJA DE MADERA CON UN MONTÓN DE ELLOS, PUES SOY DE LAS QUE NO TIRA ESOS RECUERDOS.
Un abrazo fuerte desde mi librillo

cabopá dijo...

¡¡¡Menudo hallazgo!!!
Mis cromos pasaron a formar parte de la decoración de una caja de madera que hizo mi hermana...un día hace tiempo la colgué en mi blog..
A Cayetano le diré que guardo como oro en paño el albún de "Vida y Color" y que me falta un cromo...ja,ja...No me dejaron pedirlo contra rembolso,eran otros tiempos, como dice Rosario no había tanto para estos caprichos...
A mi los cromos que más me gustaban eran los de plantas y flores ¡¡¡eran preciosos!!! y recuerdo ir a jugar a la huerta a casa de mi amiga y nos jugabamos los más viejos...hasta llegar a los más nuevos. A veces me venía con uno o dos, ella mi amiga jugaba de maravilla....y me dejaba
"japulía",eso lo recuerdo muy bien así lo decía...Ah, otros que me gustaban mucho eran aquellas señoras con trajes regionales....Después los utilice para decorar los mapas mudos de Geografía politica de España... y me pusieron muy buena nota por esto.Tenía representación de todas las provincias....ja,ja, es qué yo...era un caso....ja,ja,Bueno por hoy ya está b ien de comentar, aunque me dejo muchas cosas en la caja de los cromos de mi memoria...
Ay,Rosa estoy segura que para una novela corta tendrías si nos juntaramos a parlamentar de aquellos y estos tiempos..........
Besicos.

Rosa Cáceres dijo...

Me han encantado todos vuestros comentarios, pero tengo que decir que cabopá ha utilizado el término que tanto decíamos entonces, por lo menos en Murcia, de "me ha dejao japulía", "Me ha japulío" ...no me había atrevido yo a traerlo a la memoria escrita porque no sabía si alguien lo recordaría o si era usual fuera de Murcia.
Los cromos más fáciles de levantar eran los viejos, que además a mí me encantaban, tenían como solera.
Y es verdad que habría tanto que contar...
Lamento haber perdido mis figurillas de Axterix y Cleopatra, de los chicles. Siempre he odiado el chicle, pero cuántos compré, para hacerme con esas preciosas miniaturas.

Antonio Verdú Asís dijo...

Qué preciosidad de cromos Rosa, yo apenas recuerdo los míos.
Un abrazo.

Cassiopeia dijo...

Ahhh!
Qué bonitos!
Nunca tuve "Cromos", tengo unos parecidísimos para colgar en el Árbol de Navidad, cuyo nombre real es el "Árbol de las Bendiciones".

Gala dijo...

Has hecho que volvieran a mi memoria todas aquellan cosas que coleccionaba.
Me encantaban los cromos de cualquier clase.
Preciosa frase del paraiso.

Muchos besitos

Leticia dijo...

Ay, los coromos, qué recuerdos... En mi casa había cromos antiguos preciosos... Y no he jugado veces yo ni ná...

Rosa Cáceres dijo...

Si encontrara una lámina de Carlota Corday que me regaló un anticuario...era tan similar a los cromos, que daban ganas de recortar esas figuras, al menos la de Carlota, porque a Marat en la bañera llena de sangre, mejor dejarlo ahí.

Miguel dijo...

¡Qué joya te has encontrado! A mí me encantan los objetos antiguos que han formado parte de mi vida. Cuando los encuentro revivo el pasado.

Un abrazo.