martes, 29 de marzo de 2011

Y ahora que por fin llega la primavera.

Y ahora que por fin llega la primavera... ¿qué flores pondré yo sobre mis versos?

Y ahora que ya hay flor en los frutales

y se visten de blanco o de rosado,

y ahora que la hierba está más verde

y el rocío la enjoya de diamantes...

¿Con qué flores concuerda esta tristeza

azul, de campanillas que se enredan

a las rejas, como el dolor al alma? Azul, azul y verde de la hierna,

dolor y lágrimas que empañan



esta eclosión de roja primavera,

que no concuerda con tanta desgracia.

****

Palabras escritas pensando en Japón.

18 comentarios:

verdial dijo...

Preciosas letras que se vuelven triste ante el dolor que se vislumbra estos últimos días.

Muy bellas las imágenes.

Un abrazo

Rosario dijo...

Preciosa primavera, ya se inundan los campos de flores, olores y colores y sin embargo tenemos un pais arrasado de desgracia.
¡Así es la vida llena de contrastes!
No se puede ver el telediario es Tremendo.
Un abrazo fuerte amiga, desde mi Librillo.

María Bote dijo...

Precioso y a la vez doliente poema, amiga Rosa. Tienes razón, pensando en Japón, Libia y tantos sitios donde impera la desesperación.

¿Qué flores le ponemos a nuestra primavera? Mas a pesar de todo, emerge, radiante y aromada, como queriendo endulzar la amargura del mundo.

Besos. María

Arantza G. dijo...

Una primavera que viene cargada de lluvia. Será que el cielo sigue llorando?
Besos grandotes

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Hola amiga:

En este globo que vivimos, no siempre estamos todos bien.
¡Es tan enorme!


es muy duro y triste lo que ha pasado en Japón.

Y a pesar de todo, demuestran ser junas personas muy pacientes y organizadas.

Besos, Montserrat

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Hola de nuevo.

La poesía es preciosa y con mucho sentimiento.

Besicos, Montserrat

Cayetano dijo...

Una paradoja terrible: que se abra la vida de tanta flor bella esta primavera cuando estalla el sufrimiento y la muerte a nuestro alrededor como una gigantesca flor negra.
Un saludo.

Amig@mi@ dijo...

Precioso homenaje a esta tierra que tardará en disfrutar de nuevo la primavera.
Un abrazo, Rosa.

Princesa115 dijo...

Bonitas letras amiga, tienes sencillez y originalidad.
Es primavera, efectivamente...una estación de colores y aromas.
Ya huele a azahar.

Un beso

Man dijo...

Es cierto, pero mira como Japón sale de su tristeza solo para ver el Sakura y celebrar el día del Hanami.
Por eso, lo mejor es que elijas una flor de cerezo.
Sería un bonito homenaje para compartir con ellos
Un abrazo

Fernando Pagán dijo...

El azar ha querido que Ud visitase mi blog ( muchas gracias por el comentario constructivo que hizo de mis fotos) y poder acceder al suyo, me he quedado gratamente sorprendido de sus poesias, así como de la calidad humana que emana de ellas.
Con su permiso me apunto como seguidor para ir pasando y viendo sus nuevas incorporaciones.
Le envio un privado.

Goriot dijo...

Rosa que hasta tu nombre sabe a poesía, dijo nuestro poeta extremeño Luis Álvarez Lencer: "Mientras haya un hombre con pena, no me habléis de la rosa ni de la primavera".
Tu poema, este poema es muy bonito pero sin olvidar a los que padecen el sufrimiento.
Un besino.
Goriot.

Juan Serrano dijo...

Y no es que quiera enmendarte la plana, pero cuando te oí decir "y ¿qué flores pondré yo sobre mis versos?", se me ocurrió invertir tu interrogante: y ¿que versos pondría yo sobre las flores para que no que no apaguen sus aromas?

chus dijo...

tan aegre la primavera¿Verdad que no cordina? tan bonia la primavera con tantas cosas. un abrazo

Begoña de Urrutia dijo...

Preciosas flores, llenas de alegria y belleza.
Pobre Japón, con un futuro incierto.
Tengo amigos por allá y una preocupación en el hondon del alma por su futuro.
Pero son de hierro y se superarán y sus cerezos volverán a florecer. Admirable país!
Un fuerte abrazo

cabopá dijo...

Tus palabras de colores,tiernas y bien escogidas pueden llegar a muchas partes del mundo,siempre con el corazón en la mano...Amiga Rosa con tu nombre lo dices todo,todo,todo...
Besicos desde mis orquídeas.

Rosa Cáceres dijo...

A TODOS
Acabo de volver de Antequera, hemos pasado allí el fin de semana y he desconectado por completo de mi día a día.
Salimos el viernes, después del trabajo, hemos regresado ahora, y mañana...arriba antes de las siete y a clase otra vez.
Estoy algo cansadilla y voy a echarme de bruces en el sofá jajaja...y en las páginas de un buen libro.
Buenas noches a todos, y mañana será otro día. Si logro sacar las fotos, o aunque no lo logre, os contaré la layenda de la peña de los enamorados, o la de Moraima, porque también hemos estado en Loja.

Francisca Quintana Vega dijo...

Hola, Rosa. Deben estar pasando un infierno. La verdad es que se siente una mal, pensando en lo poco que podemos hacer...sólo rezar. Y tranquilizar la conciencia tal vez con alguna pequeña ayuda económica si se nos presenta la oportunidad.
Me ha gustado la primera imagen.....la de la libreta con los manuscritos y las rosas encima. Preciosa. Un beso grandote.