miércoles, 29 de junio de 2011

Una carta naútica

Hoy os traigo una de las cartas naúticas que aparecen en mi novela "Isla Cueva Lobos". DEbajo podéis ver una pequeña imagen de la goleta Karyam, el barco en que ocurren muchas de las escenas de acción actual.

Lo que no sé es para cuándo sale al público. Debía ser este día 9 de julio, en la Feria del Libro de Alicante.

Digo "debía de ser", porque yo me había comprometido a estar allí ese día...pero hay mar gruesa en mi vida en estos días. Graves acontecimientos familiares han reclamado casi todo el tiempo. Apenas he estado en casa, no he podido atender a tiempo algunas tareas, días de fiesta para el trabajo en Alicante (san Juan, Fogueres...), calor tórrido...¡De todo!

El que espera desespera y ya me estoy haciendo pesada. Todo pasa y todo llega. Ya daré la noticia.

Mientras navego entre el oleaje. ¿Tendré que pedir socorro?

22 comentarios:

Luis G. dijo...

Paciencia, Rosa, no te desesperes. Lo importante es que esas situaciones familiares se resuelvan, lo demás se encauzará en su momento. Me alegro por esa nueva novela. Te deseo que sea otro éxito a añadir a las anteriores.

Un abrazo,

Luis.

Rosario Ruiz de Almodóvar Rivera dijo...

Un abrazo fuerte Rosa te deseo lo mejor espero que poco a poco se te resuelvan tus problemas y que tu tiempo nuevo de jubilación sea muy feliz.
Un abrazo fuerte desde mi Librillo.

Arantza G. dijo...

Espero que todo se resuelva satisfactoriamente.
Seguro que nadas muy bien, eres una mujer fuerte y podrás con las olas. Como siempre, mis mejores deseos.
Ya nos dirás...
Un fuerte abrazo y muchos besos.

Rosa Cáceres dijo...

Luis, hay un dicho que reza que todo tiene arreglo menos la muerte, pues bien, estamos ante el caso "que no tiene arreglo" ¿comprendes?
Te agradezco tus palabras, bien lo sabe Dios, pero, ya ves.

Un abrazo

Rosa Cáceres dijo...

Rosario, ha empezado la cosa de mala manera. Estamos de luto.
Pero muchas gracias. Esperemos que el tiempo vaya curando algo las heridas.
Un besico

Rosa Cáceres dijo...

Arantza, nadaré, pero ya han ido al fondo muchas ilusiones.
Ya iré contando cosas...sobre la novela. Me parece que las penas personales no son para contar aquí.
Gracias, muchas gracias.
Un besico

Cayetano dijo...

Pues nada. A ver si hay suertecilla y sale pronto.
Un saludo.

chus dijo...

Si puedo ire a la feria. Besos

chus dijo...

Si puedo ire a la feria. Besos

Amig@mi@ dijo...

Pues te tiendo mi mano, amiga.
Tiempo al tiempo...
Un abrazo

Rosa Cáceres dijo...

Cayetano, a ver si es así...
Un abrazo

Rosa Cáceres dijo...

Chus, a ver si puedo ir yo, porque he dicho que si no sale mi novela...¿a qué voy?
Un beso

Rosa Cáceres dijo...

Amig@mi@, gracias por esa mano tendida. El tiempo es buena medicina, esperemos su efecto benéfico.
Un abrazo

Arantza G. dijo...

Me refería a la novela, desde luego.
Besos Rosa.

Rosa Cáceres dijo...

Arantza, lo sé, igual que sé que en ti tengo a una buena amiga.
Un beso

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Hola amiga mía:
Ante todo deseo que se te resuelvan los problemas.
Ya sabes lo que escribió la Santa filósofa.
"Nada te turbe, nada te espante, la Paciencia todo lo alcanza".

Besicos, Montserrat

Rosa Cáceres dijo...

Montserrat, por desgracia no es cosa de paciencia, sino de resignación.
Muchas gracias, tú siempre estás ahí.
Un abrazo muy grande.

María dijo...

Encantada de conocerte y de visitar tu blog, al final me has hecho reir y eso lo valoro mucho.
Ánimo para todo y a descansar que ya toca.
Felicidades por tantos libros publicados.
Saludos

Arantza G. dijo...

Vengo a despedirme Rosa. Me voy de vacaciones y quería dejarte un montón de besos.
Cuídate mucho amiga.

Begoña de Urrutia dijo...

Entiendo que ya ha ocurrido. Comprendo tu estado de ánimo. Es un tópico decir que el tiempo lo cura todo: no es cierto,pero sí que cierra las heridas y suaviza el dolor aunque deje cicatrices.
Te deseo la mejor suerte con lo de tu libro.
Un abrazo fuerte

Rosa Cáceres dijo...

Arantza, vacaciones, que bien suena. Mis mejores deseos de felicidad.

Rosa Cáceres dijo...

Begoña, muchas muchas muchas gracias.
Un beso muy grande