viernes, 6 de abril de 2012

Qué pequeños somos



¡Qué pequeños somos, y qué grandes nos creemos! pero nos basta mirarnos a nosotros mismos con perspectiva para comprender que somos un puntito en el paisaje.

Estas son la Gredas de Bolnuevo, en el Puerto de Mazarrón. Un buen paisaje para meditar sobre muchas cosas y darles la importancia relativa que tienen.

Feliz (y santo) Viernes Santo.

16 comentarios:

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Hola querida Rosa:
Bella fotografía y sabia relexión en este Viernes Santo, nublado y frio en Valencia.
Gracias por compartirla.
Un besico, Montserrat

Cayetano dijo...

Somos diminutos... Y hay que ver la guerra que damos.
Un saludo.

manolo dijo...

Como que deberíamos, tener un robot (ya que ahora no se tienen esclavos) cada uno, para recordarnos que somos mortales y no dioses.

Saludos, manolo

jackie dijo...

Tienes toda la razon!! Gracias por compartir, bendiciones!!!

Rosa Cáceres dijo...

A TOD@s

Débiles, pequeños somos,
llevamos espejos dentro
que nos reflejan gigantes,
y es vano espejismo nuestro.

Y viene las marejadas,
naufragamos sin remedio.
El más sabio es el que ve
en lo frágil el misterio:
que la esencia de lo humano
es alzarse y escalar
desde las cumbres al cielo.

Cabopá dijo...

Es verdad que somos pequeños en la magna naturaleza...

Tú eres grande con las palabras siempre a punto y con puntos de reflexión...

Besicos, amiga.

La Fuensanta y el Antón dijo...

Hay que ver lo que hace la erosión con los años. A mí me ha pasao igual. Mi Fuensanta, encambio, se conserva estupendamente.

Amig@mi@ dijo...

Qué sitio tan maravilloso, Rosa. Invita a la reflexión.
Me encantaría visitarlo.
Abrazos

Begoña de Urrutia dijo...

Tienes toda la razón, pero no siempre tenemos la valentía o la sinceridad de mirarnos a nosotros mismos tal como somos. En otras ocasiones no se trata de cobardía sino de falta de conocimiento propio y de falta de reflexión.
De todas formas, hay que celebrar que estamos en Pascua de Resurrección. Muy felices PascuS.

Rosa Cáceres dijo...

Cabopá, tú eres grande con las palabras y con la amistad.
Besicos

Rosa Cáceres dijo...

Fuensanta y Antón, jajaja, la erosión, que es...eso: erosiva y hasta corrosiva.
La Fuensanta es que es mucha Fuensanta ella, mejor para ti, que la ves tan guapa, y seguro que ella te ve a ti "de lo que no hay", no seas tan modesto.
Un abrazo chillao a los dos

Rosa Cáceres dijo...

Amig@mí@, pues bien cerca tienes el sitio. El sábado estuvimos en Almería, viendo la Alcazaba...desde Mazarrón, es poca distancia relativamente.
Un besico

Rosario Ruiz de Almodóvar Rivera dijo...

De vez en cuando deberíamos acordarnos de esta sabia reflexión.
¡Qué pena, estuviste en Almería!
Yo estuve en Aldeire, cambiamos de ruta. En fin ya coincidiremos en otra ocasión.
Un abrazo fuerte amiga, desde mi Librillo

Rosa Cáceres dijo...

Rosario, espero que lleguemos a coincidir algún dia. Fuimos con Francisca Quintana (amiga del blog) y su marido,que son de Badajoz y estaban pasando unos días de vacaciones por tierras almerienses.
Un besico

Francisca Quintana Vega dijo...

Hola, amiga...¡me suena ese lugar tan maravillosamente exótico! Un lugar único que tuvimos el placer de ver junto a vosotros.¿Eres tú y tu esposo?...aunque os veis pequeños...me pareceis vosotros...no sé jaja.
Ahora te escribiré al correo. No he tenido tiempo de pasar las fotos ni nada.Un beso grandote.

Rosa Cáceres dijo...

Francisca, no somos nosotros, pero mi intención es que se viera la diferencia entre las personas y esas moles de greda, que vosotros ya conocéis.
Un besico