domingo, 29 de abril de 2012

Estelas en la mar

"Caminante no hay camino,
sino estelas en la mar"

Eso dijo Antonio Machado.


Pero yo digo:

¡Qué belleza la de las estelas en la mar cuando nos asombran con la belleza del blanco purísimo de sus espumas...!

16 comentarios:

Carzum dijo...

Gran poema y preciosa imagen, Rosa. Abrazos ;-)

Luis G. dijo...

Sensible imagen, Rosa. Sensible texto, repujado por la belleza de tu sensibilidad.

Un abrazo,

Luis.

Cayetano dijo...

Y al volver la vista atrás
reparamos en los euros
que gastamos en el bar.
Caminante, no hay camino
sino deudas por pagar.

Firmado: Antoñito Machado y olé.

Un saludo.

Amig@mi@ dijo...

Hace unos años hicimos un crucero en uno de esos barcos grandísimos que tenía de todo. ¿Sabes con lo que me quedé? Con las estelas que iba dejando en el mar.Me encantaba mirarlas...
Somos dos soñadoras, Rosa.
Un abrazo

Rosa Cáceres dijo...

Carzum,
en efecto, el poema de Antonio Machado en un gran poema.
Las estelas en el mar siempre me han fascinado, son tan blancas, tan límpidas, tan hermosas...
Un besico, y otro a Damián.

Rosa Cáceres dijo...

Luis,

Repentizado para ti:
La espuma del mar es pura,
como cristal en el agua,
como la sal en la arena,
como nieve en la montaña.

Un abrazo

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Hola Rosa:

Estelas en la mar y belleza en tu blog.
Besicos, Montserrat

Cabopá dijo...

Las estelas en el mar con sus brillos plateados, con su espuma rizada, haciendo bucles en el agua cristalina...

Una reseña poetica muy adecuada, ¡Quién fuera Machado!

Besicos, amiga.

Rosa Cáceres dijo...

Cayetano
Y deudas, que persistentes,
como la sequía tal
que antaño nos castigaba
y nos vuelve a castigar,
si bien en forma de paro
y "reformas" sin igual,
que como la cosa siga
por el camino que va,
ya les quedan las cabezas
a la hora de recortar,
porque sueldos y derechos...
¡hijo! no nos quedan ya.

Rosa Cáceres dijo...

Amig@mí@
Nunca he navegado en un crucero, pero sí en barcos de otras clases, y desde luego me fascinan las estelas que van dejando por la popa.
Son una invitación a soñar.

Un besico

Rosa Cáceres dijo...

Montserrat,
será que estoy unos días en la mar, y que he pasado algunas horas en el barco en que navega mi hija...
Un besico

Rosa Cáceres dijo...

Cabopá
Ese "Quién fuera Machado",
no me parece acertado,
el pobre sufrió lo suyo,
no quieras sufrir tú tanto.
Eres, Carmen, alegría.
Tus amigos te adoramos,
tienes la mar en tu vida
en tu Cabopalos santo...
¿Para qué quieres tú ser
cómo fue Antonio Machado?

Cabopá dijo...

Ja,ja,ja,ja....Sólo en la construcción poética...ja,ja,ja...
Besicos

Rosa Cáceres dijo...

Cabopá, ya lo supongo,
que de belleza, no hablemos,
que con lo guapa que eres,
sería de locas, lo menos,
querer tener esos rasgos
que los Machado tuvieron.
Y luego está la elegancia,
que te sobra, lo sabemos,
y don Antonio...él mismo
nos lo dijo, no lo invento:
que del torpe aliño habló
de su indumentario apresto.

Francisca Quintana Vega dijo...

Hola,querida amiga. Siento mucho que el trabajo no me deje tiempo para los blog.
Es una foto preciosa...me ha recordado a cuando fuí a Galicia, con mi marido y mi hija y mi hijo mayor. Hicimos un viaje en barco,para visitar una isla...Sálvora, creo que se llamaba. Y me senté con mi marido en la parte de atrás y veíamos las estelas y la espuma.
Tienes mucha sensibilidad e imaginación...no cabe duda, para valorar una foto aparentemente sencilla...y ya ves, lo mucho que nos dice a todos.
Lo que yo digo...que eres un lujo de amiga...jaja. Te tengo mucho cariño. Un abrazo y hasta pronto.

Rosa Cáceres dijo...

Francisca
de tiempo andamos todos escasos, y es que el blog pide su cuota y no es pequeña, pero de vez en cuando, asomamos por esta ventana y damos señales de vida...y de amistad.
Muchas gracias por el cariño que me expresas, ya sabes que es mutuo, porque al habernos conocido en persona se ha afianzado la simpatía entre vosotros y nosotros.
Tú si que eres un lujo de amiga.
Un besico