domingo, 21 de octubre de 2012

La luna y el mar en una piedra



Érase una vez...(que es como empiezan los cuentos que son cuentos de verdad), una piedra que tenía la ilusión de ser un talisman. Porque eso de que las piedras no sienten, ni tienen ilusiones es puro camelo, vamos, mala fama que les han echado unos cuantos, nada más que eso.
Así es que  la piedra de nuestra historia se hizo la encontradiza para que reparara en ella una persona con imaginación, que es lo que ella necesitaba, porque nada más que una persona imaginativa sabría descubrir en ella las posibilidades mágicas que estaba segura de que tenía.
 Hacerse  la encontradiza a una persona así le fue fácil, facilísimo en realidad, porque a aquel paraje golpeado por las olas del mar era frecuentado por poetas, pintores y soñadores en general.
Lo demás fue sencillo, tal como la piedra había soñado: Las manos de ella -porque la encontró una mujer-, la decoraron con mimo y plasmaron sobre su tersa superficie un mar con olas de  crestadas espumas blancas, una luna llena que rielaba sobre el agua y algunas estrellas (para hacer compañía a la luna, más que nada).
Sé de buena tinta que la piedra es feliz; porque como regalo, también ha funcionado, incluso ha conseguido viajar a Extremadura, ahí es nada.

(Dedicado a Francisca Quintana)

42 comentarios:

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Enhorabuena a las dos.
Afortunada piedra.
Besicos, Montserrat

La Fuensanta y el Antón dijo...

Lo mejor de las piedras y el arte es que, como son tan duraderas, muchísimas generaciones disfrutan lo que se plasma en ellas.

Un abrazo.

Rosario Ruiz de Almodóvar Rivera dijo...

Preciosa piedra.
¡Qué suerte, ha caido en las mejores manos!
¡Pintora y Escritora!
Sigue escribiendo amiga, eso es lo tuyo.
Un abrazo fuerte, desde mi Librillo.

María Bote dijo...

Precioso y poético talisman, amiga. Yo conozco a la mujer (no podía ser otra cosa) que la encontro y, no ha podido tener mejor suerte la piedra.

También yo creo que ellas, las piedras, tienen su corazoncito.

Un abrazo. María

fonsilleda dijo...

Poco a poco sigue mi reencuentro con vosotros. A ti, hace ya tanto tiempo, te descubrí por tu imaginación puesta al servicio, de piedras, conchas, otras naderías con alma que tu hacías brillar y, por supuesto tus letras.
Como ahora, con esa piedra a la que le has puesto nada menos que el mar y la luna y unas poquitas estrellas.
Bicos.

Francisca Quintana Vega dijo...

Cuando he entrado en el blog, me he dicho: "Esta piedra...la conozco". Es parecidísima a la que Rosa me regaló y que tengo sobre la mesa de mi escritorio.Leo...sigo leyendo...y..¡sorpresa!!!! ¡¡¡¡¡Pero si la piedra es la misma y la entrada me la dedica Rosa a mí!!!.
Después de llevar toda la tarde noche intentando terminar el proyecto para mi trabajo, que me está costando, esta agradable sorpresa me ha emocionado. Muchas gracias, querida amiga.
Tu piedra...está en un lugar donde la veo todos los días...nada de guardada...no,sino sobre el escritorio donde tengo mis cosas de trabajo y el ordenador.
Un beso grandote, amiga...y muchas gracias a todas las personas que te comentan y de paso, a veces, me dicen esas frases tan lindas. Dios os guarde a todas y todos.

Rosa Cáceres dijo...

Monserrat,
cuando Paqui estuvo en Mazarrón este verano, comimos en mi casa (por cierto, que apereció Cncha por sorpres, y ¡qué alegría nos dio!)y yo quise que se llevara un recuerdo de allí, Suelo pintar muchas piedras que me gustan...y esa es una.
Un besico

Rosa Cáceres dijo...

Fuensanta y Antón
Y que las piedras son unos pisapapeles geniales, yo que ando siempre entre ellos, y seguro que vosotros también, con las viñetas...
Un abrazo

Rosa Cáceres dijo...

Rosario

Me ha escrito Enrique para decirme que el libro del niño con parálisis cerebral ya ha salido. Supongo que a ti también. Voy a comprarlo. Estramos las dos en él con un cuento cada una.

Un besico

Rosa Cáceres dijo...

María
Claro que tienen corazón jajaja, al menos yo no paro de encontrarme piedras con esa forma, y eso seguro que contiene un mensaje subliminal.
Ya últimamente ni las recojo, es que me persiguen, tengo una colección que... parece mentira.
Un besico

Rosa Cáceres dijo...

fonsilleda
¡Cuanto tiempo! Ya creía que no nos íbamos a "ver" más. Pero, aquí estás. Y no sabes la alegría que me da.
Reanudaremos el contacto.
Un abrazo

Rosa Cáceres dijo...

Francisca
Que me acurdo de ti muchas veces, eso es lo que motivó la entrada.
Visito tus dos blogs y veo que los tienes más abandonados que yo el mío...
Esperemos que las aguas se calmen y te quede un poquito de tiempo para subir tus hermosos poemas.
Un besico

Juan Serrano dijo...

Ya sabes, Rosa, de mi impenitente y feliz tristeza

¡Ay,quien como un guijarro a veces pudiera sonreír en la orilla de la playa; y desoír al mismo tiempo
el lamento turbulento de las algas!

Cayetano dijo...

Tu piedra parece un fantasmita boquiabierto. Pa mí que se ha quedado de "piedra" cuando ha visto cómo está el patio.
Un saludo.

Rosa Cáceres dijo...

Juan
Contestación poética donde las haya; con paradoja incluida, adjeticvación y prosopopeya: desbordante lirismo.
Un abrazo

Rosa Cáceres dijo...

Ceyetano
¡Jajaja! Tienes la virtud de ver en mi colección de piedras cosas que me dejan de idem (piedra, digo) jajaja
Y yo tan orgullosa de la forma de esta piedra nada menos que del Gachero, piedra procedente de una mina de plata, lavada por las aguas del Mediterráneo en un cabo abundante en oleaje...¡Ay! ¡Porca miseria!
Y esto de "porca miseria" lo digo por la piedra y por el panorama que nos rodea y nos cerca.
Un saludo cordial

Cabopá dijo...

Esa piedra de la playa que haya llegado hasta Extremadura, ya es magia.

Y que bonico lo cuentas una piedra con mar, con olas, con nubes y con luna, la magia la lleva quien la encuentra, imaginación, y quien la regala...

Besicos

CarmenBéjar dijo...

Una piedra lista, sin duda alguna y bella por si misma, con ganas de triunfar, de ser querida y vista. Una top model del mundo berroqueño. Ya sabía yo que esta chica triunfaría cuando los pedruscos, esos brutotes que surgen de las montañas erosionadas, la piropeaban al salir de la roco-clase y le decían: "Ole ahí tu cuerpo rugoso". Y ahí está, te ha enamorado, reconócelo. Y nos has enamorado a todos con su historia y con tus manos a la hora de vestirla y apreciarla.
Un beso

Amig@mi@ dijo...

¡Es verdad Rosa!Yo también lo veo. ¿Será quizás que simplemente queremos verlo?
¡Preciosa!
Un abrazo

Conchita dijo...

ROSICA, ROSICA ¡ QUE ALEGRIA CUANDO
SE DE TI, NO PUEDO, NI QUIERO EVITARLO...LA BUENAS AMISTADES, GUSTA
QUE SEAN DURADERAS, COMO LA TUYA...
Y AL MISMO TIEMPO, BUENAS,
¿ SI O NO ?
YO TENGO TU PIEDRA QUE ME REGALASTE
UNA VEZ,PINTADA EN AZUL, CON EL NOMBRE
DE , ROSA, ¿ ES EL MAR TAMBIEN,
ROSICA ? CREO QUE SI...LA TENGO ENCIMA DE UNA LEJA EN MI COCINA PEUEÑA, ECHA ALLI, UNA REINA...
¡ QUE BONITA LA DE FRACISCA QUINTANA !QUE BIEN LOGRADA QUE ESTÁ LA LUNA !
DAN GANAS DE PASEARSE POR LA ORILLA DE LA PLAYA, POR CUALQUIER PUNTO
DE LAS MISMAS,EL RIHUETE,EL ALAMILLO
EL GACHERO, BAHIA, EL PINPAN, NARES,
AH¡ POR CIERTO DE NARES,AYER TARDE DOMINGO, SALI´DE MI CASA,A LOS 4 DIAS, SEDIENTA DE AIRE LIBRE, UN POCO DE SOL, MI CAMARA EN MANO
Y PLENA LIBERTAD... ME ENCONTRE UN
TIEMPO DE PONIENTE, MARAVILLOSO...
ME ACORDÉ DE TI, POR LO MUCHO QUE TE
GUSTA ESE PEDAZO DE FANTASTICA PLAYA
PERO ROSICA NO ESTABA POR QUE PASÉ POR LA VIA ASSIAL Y SOLO ME ENCONTRÉ
A UNOS POBRES SAN PEDROS, MAS PASADOS QUE YO...PERO, NO OPTANTE, TODABIA ¡ OLOROSOS ! SABES QUE SIEMPRE ME PARO Y OJEO, POR SI ACASO
HAY ALGO ANORMAL, COMUNICAROSLO...
ROSICA ¡ PERO QUE FOTOS ME SALIERON!
SE QUE TENGO MUCHAS DE NARES Y DE TODO LO DEMAS, PERO, NINGUNA ES IGUAL !¡¡ QUE BONITAS !!!
YA SUBIRÉ ALGUNA AL BLOG,ES UNA COSA
QUE TE REFRESCA EL ESPIRITU, NADA MAS CONTEMPLARLAS.
Y EN VEZ DE HACERTE, MONAS PARA EL CHOCOLATE, SI ES QUE VIENES A VISITARME, NADA DE ESO, TE VOY HACER
UN PEDAZO DE BIZCOCHO QUE OS VAIS A CHUPAR LOS DEDOS, TU Y TU JAVI
¡¡¡ GUAPA ELLA, MI AMIGA SELECTA !!!
VOY A CORTAR YA, POR QUE ESTO PARECE LA CARTA DEL SOLDAO JA JA Y REQUETEJA...UN BESO PARA TI, CONCHITA

Rosa Cáceres dijo...

Cabopá
Nada menos que en Montijo está. Vamos, que se ha buscado acomodo en un sitio en que puede pasar por exótica, como piedra del mar.
El Gachero es una playa a la que se arrojaban las gachas o sobrantes de las minas que hay en el monte, de plata ellas, y allí, el mar que tiene bastante profundidad, las iba puliendo con sus olas y el roce de unas con otras. El caso es que son unas piedras negras, todas, y lisas, no hay filos cortantes, y es un placer tocarlas. Hacen unos pisapapeles que...no hay más que pedir.
Un besico

Rosa Cáceres dijo...

Carmen
Has hecho un microrrelato en tu comentario, con una piedra adolescente y coqueta.
Me alegra tanto tu visita...Y es que con lo trabajadas que están siempre tus entradas y con lo serias que son...las mías se quedan a la altura del barro.
Debo confesar que es que estoy en otra cosa, concretamente en una novela, y claro, no dedico tiempo al blog. Aunque no quiero perder el contacto con los amigos que tengo hechos, porque luego, mira, la vida da muchas vueltas y he terminado conociendo en persona a bastantes. A ver si a ti también te conozco algún día.
Un besico

Rosa Cáceres dijo...

Amig@mí@
¿Ves el fantasmilla? Jajaja...me habéis dejado chafada, jajaja, hecha un guiñapo...
Yo que creía que era un paisaje nocturno "la mar" (nunca mejos dicho) de poético...
Un besico

Rosa Cáceres dijo...

Conchita
Nadie como tú sabe disfrutar los paisajes de nuestras playas, en cada hora del día, a cada luz y a cada viento...
Nares me encanta, pero con fuerte oleaje me da hasta miedo-meterme, digo-, porque una vez me atrapó una ola y no veas el revolcón que me dio jajaja No podía salir de ella, porque venía otra y otra y otra, y no tenía fuerzas para resistirlas. Javier me miraba muy complacido, y yo le tuve que decir "Que no estoy jugando, que no estoy jugando" jajaja, si no me ayuda...
Mi padre nos advertía siempre de lo peligrosa que puede ser Nares con corrientes. Así es que, en el Puerto, que es la menos peligrosa, sobre todo ahora, con el puerto refugio y las rocas que cortan las olas,que antes si me acuerdo yo de temporales fuertes allí también.
Yo también tengo tu piedra con la rosa en lugar preferente, y tus cuadros también, y ya sabes que hay una marina tuya en Vallanca, en el Rincón de Ademuz (Valencia), tomando el aire serrano de la montaña, entre nogales y manzanos.
Ya me acuerdo de tu bizcocho, estaba de rechupete. A ver cuando vamos, querida amiga.
Un besico

Conchita dijo...

muy buenas madrugadas, querida rosica
solo saludarte con mi cariño de siempre.

conchita con un besico ( pá tiii )

MAJECARMU dijo...

Rosa,gracias por tus palabras,amiga.
Leerte es un lujo y un placer para el alma...Tu transparencia es evidente y te reflejas siempre en el alma transparente de la naturaleza(como la de la piedra)y en la de todos los seres,que tienes a tu alrededor...
Una hermosa entrada,que nos acerca a la inmensidad de las pequeñas cosas,que tienen siempre la esencia de su Creador...
Mi felicitación y mi abrazo inmenso para ti y para mi querida amiga Paqui.
FELIZ SEMANA,AMIGAS.
M.Jesús

AMBAR dijo...

Preciosa historia, que a veces ignaramos los regalos de la vida.
Casualidad o no, cayo en unas manos amorosas, en las mías también han caído unas cuantas que guardo con mimo, no he sabido pintar lunas, estrellas y olas, pero algo diferente y emplazadas entre mis cristales de cuarzo, creo que tambien, son, felices, gracias Rosa.
Un abrazo.
Ambar.

Isabel Martínez Barquero dijo...

Es precioso lo que cuentas y como lo cuentas.
Y lo más bonito es la amistad que inspira el cuento.
Un abrazo a las dos y enhorabuena por la amistad.

Rosa Cáceres dijo...

MAJECARMU
Se advierte en tu cometario tu vena poética.Y te agradezco en el alma tus palabras, tan elogiosas.
Es cierto que siempre me he fijado en las cosas más pequeñas, incluso te diré que no soy nada amiga del lujo, sino de lo más humilde, en lo que suelo ver destellos de grandeza.
Paqui es una excelente amiga, generosa, excepcionalmente dadivosa y acogedora. El haberla conocido en persona ha sido un verdadero lujo (porque en esta amistad con ellos -incluyo a su marido- sí que es un lujo de mi agrado), y sé que ella te agradece tus buenos deseos para la semana.
¡Qué menos que corresponderte de igual manera! ¡Feliz semana!
Un besico

Rosa Cáceres dijo...

AMBAR
Una piedra, una caracola, una ramita del monte...todo puede contener un mensaje de paz, o constituir un feliz recuerdo.
Yo pinto esas cosas porque, aunque no lo creas, pinto hasta los vasos del agua jajaja, no lo puedo remediar, todo lo personalizo, lo hago mío de esa forma tan sencilla...
¿Tienes cristales de cuarzo? ¡Han de ser muy bonitos, seguro!
Un besico

Rosa Cáceres dijo...

Isabel
Lo primero es felicitarte por tu libro, he recibido tu invitación para el día 9 de noviembre: no sé si podremos ir, pero en cualquier caso, ya sabes que te deseo el mayor de los éxitos; además, estoy segura de que lo tendrás; tienes multitud de seguidores y te relacionas más con la gente que yo, que soy una ermitaña amante de la soledad.
Un abrazo, querida amiga. A ver si pudiera ir ese día.

PEPE LASALA dijo...

Felicidades a las dos por haberos encontrado, sois magníficas y es preciosa la amistad que tenéis. Rosa, has escrito algo muy hermoso. Enhorabuena. Un fuerte abrazo desde el blog de la Tertulia Cofrade Cruz Arbórea.
http://tertuliacofradecruzarborea.blogspot.com/

Eva Letzy dijo...

Qué lindo relato!! Me ha encantado... Yo siempre me llevo una piedra de los lugares que me gustan, tengo un montón en mi casa en un mueble. ¿Serán felices?, me pregunto. Sentimientos tienen seguro, de eso no tengo dudas...
Saludos y buen fin de semana

Rosa Cáceres dijo...

PEPE
Ciertamente paqui es una amiga excepcional, conocida a través del blog, y luego ya en persona. Nunca pierdo la esperanza de iros conociendo a todos, quién sabe si en cualquier momento encuentro a uno o a otro y se fortalece así la amistad virtual cambiándose por otra más personal.
Un abrazo

Rosa Cáceres dijo...

EVA
Siempre se ha creído en el poder mágico de las piedras como talismanes. No te diré que yo crea en ello, pero sí te aseguro que me encantan como pisapapeles, elementos decorativos y para sujetar las puertas en verano y que no den portazos ¡Imagina el tamaño de los pedruscos que colecciono1 Jajaja Mi casa de la playa parece una cantera Jajaja
Un besico

Rodolfo de Jesús Chávez Mercado dijo...

Jejejeje, querida Rosa. Un fuerte abrazo.
Muy bonita tu historia y dichosa la querida Paqui. Me ha sacado sonrisas y también a volar la imaginación por tanta belleza en tus letras.

Dios te siga bendiciendo.

Rosa Cáceres dijo...

Rodolfo
Nada puedo agradecer tanto como ese deseo de que Dios me bendiga, que Él te bendiga a ti y a todos los que en Él creemos.

Que el Señor te pague tus palabras

Antonia Cerrato dijo...

Buenas noches, Rosa:
No creo que la piedra tenga mejor destino y propietaria que los que ahora disfruta. Un detalle precioso por tu parte, como no podía ser menos.
Buen fin de semana. Un abrazo

Patricia dijo...

Y cuanta historia compartida con esa piedra...cuantas aventuras entre luna y mar...solo un alma tierna como la tuya pudo escucharla, lindo texto.
saludos,

Rosa Cáceres dijo...

Antonia
Ya tengo el libro de Alex y he leído tu cuento, que me ha encantado. Os imaginaba a ti y a tu marido como los padres del niño.
Hay que darle publicidad a "Cuentos para una sonrisa", que el fin de ayudar a esa criatura lo merece.
Rosario Riz de Almodóvar va a visitar tu blog,porque me ha preguntado si conocía a alguno de los autores y le he dado tu nombre, la he conocido personalmente este verano y es encantadora, escribe poesías para niños con una gracia incomparable.
Un besico

Rosa Cáceres dijo...

Patricia
Muchas gracias. Creo que hay muchas personas cuyas almas conectan con los elementos de la Naturaleza. Son tan primigeniamente hermosos...
¿has pensado cómo nos gusta a todos caminar descalzos por la arena de la playa? Es que así conectamos con nuestro yo más profundo, reencontramos nuestra dimensión más humana.
Garacias por tu visita
Un besico

Antonia Cerrato dijo...

Querida Rosa:
Me alegra compartir este precioso proyecto como "Cuentos para una sonrisa" con alguien como tú. Yo no tengo todavía los libros,espero que me lleguen la semana que viene, por lo que no sé quiénes son los autores, aunque como es lógico, eso es lo de menos, lo importante es la ayuda que se le pueda proporcionar a Álex y su familia.
He intentado hacerme seguidora de Rosario, pero no me deja el ordenador pues me avisa de virus. Ya se lo dije a ella, la única solución es conectarnos a través de facebook. Si ella lo tiene y lee esto, por favor que me pida amistad.
Estoy deseando leer tu cuento, seguro que es interesantísimo, como todo lo que escribes.
Buen fin de semana. Un abrazo