martes, 30 de octubre de 2012

Nudo de acción

Tal que así es el nudo de acción en que estoy inmersa hoy.
En una novela los nudos de acción son innumerables. Es como tejer un encaje de bolillos. Los hilos se entrecruzan, aparecen bajo el entramado general y resurgen cuando nadie lo espera, dando un nuevo sesgo a la historia.
Lo más bonito del trabajo del escritor, al menos de mi trabajo como escritora, es que ni yo misma sé en qué va a acabar el camino  que emprende cada uno de mis personajes, qué dificultades va a irse encontrando, cómo las irá resolviendo...
Hoy estoy anudando con mucha paciencia la peripecia personal de uno de los personajes de mi novela actual, un malvado cuya bellaquería clama justo castigo...pero en modo alguno olvido que se trata de un ser humano...En ello estoy. 
He parado porque de pronto me he sentido agotada y dolorida (me suele pasar cuando me concentro mentalmente durante horas y escribo, y escribo, y escribo).
No sé qué le va a pasar a esa mala persona... Eso es lo verdaderamente fascinante: que tengo que ir descubriéndolo línea a línea, y que me va a resultar sorprendente a mí misma. Los personajes tienen su vida. Os lo aseguro.

12 comentarios:

Rosario Ruiz de Almodóvar Rivera dijo...

Rosa, me alegro mucho de que te diviertas tanto escribiendo, es estupendo que tengas tantas ideas en la cabeza haciendose nudos, y tengas luego que ir desenmarañando y deshilando ese ovillo.
No te canses.
¡¡Un abrazo escritora!!
Desde mi Librillo.

Begoña de Urrutia dijo...

Me ha encantado leerte explicando tu modo de escribir la trama. Te lo tienes que pasar muy bien, aunque comprendo que ir corriendo detrás de tus personajes, tiene que ser algo cansado. Veo que tienes una gran capacidad de concentración y no me extraña nada que estés agotado mentalmente. Salir de la novela tiene que ser como un aterrizaje inesperado en no se sabe donde.
Un abrazo fuerte

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Hola Rosa.
Se te nota que te concentras tanto en tu creación de personajes y por esto terminas cansada porque los vives.
Eres una persona privilegiada con este don que tienes para crear historias.
Los personajes, de los libros que he leído, escritos por tí están llenos de humanidad.
Te mando un besico, Montserrat

Amig@mi@ dijo...

Te admiro, Rosa.
¡Vives tantas vidas!
Es difícil desenredar esas madejas cuando hay tantos nudos en juego.
Pero tú puedes con eso y más.
Un besote

Cayetano dijo...

Los personajes se van haciendo y a veces tienen vida propia.
Una idea que me encanta.
De ello ya dieron muestras Pirandello, Cervantes y Unamuno. Tres genios.
Un saludo.

Cayetano dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Rosa Cáceres dijo...

A TODOS

¡Uffffff! Ni os podéis imaginar...jajaja
Ayer me puse como loca a escribir un capítulo que atara bien el nudo de la novela que me habia quedado suelto, y la cosa se fue "encanallando" de una forma escalofriante: ya dije que era a cerca de un personaje malvado, pero malvado de verdad... Pero, hijos míos, fuerno apareciendo en escena (en mi calenturienta mente) otros personajes que aún lo superaban en malevolencia y demanes, y aquello ya parecía el infierno jajaja, lleno de demonios.
Solté los folios y los he dejado reposar toda la noche.
Me he levantado directa a romperlos. Sin pena ninguna. El personaje malvado me ha dicho que no quiere llegar a esos extremos de degradación, que quería que lo mirara con un poco de esa "piedad cervantina" que tanto predico en Literatura, porque, lo quisiera o no, él también era un hijo mío.
Y me ha convencido el muy ladino.
Vamos, que los cinco folios que he escrito esta mañana (a mano, que es como fluye mejor mi inspiración), me los va a pasar Javier a ordenador y aquí paz y después gloria.
Os seguiré informando.
Un abrazo

Rosa Cáceres dijo...

Perdon, perdón, perdón...he puesto "a cerca", un lapsus lamentable. Supongo que habréis entendido "acerca".
Estos dedos mío al teclado...
Si cuando digo que lo mío es el bolígrafo...

Francisca Quintana Vega dijo...

Supongo, querida amiga...que debe ser un poco como sentirse dueña de un montón de vidas...y eso da mucho que pensar eh? jaja...además, sus acciones deben ser interesantes, a la vez que normales, para conseguir ese poder de atracción que tienen todas tus novelas. Seguro que será una más, en ese sentido...otra estupenda obra que captura el interés desde el principio al fin. Espero que sigas bien. Un beso y un abrazo grande.

Conchita dijo...

QUERIDA ROSICA¡¡¡ ME ENCANTA TODO LO
TUYO, TU LO SABES... PERO YO CREO ,
COMO MAS VIEJA QUE TU QUE SOY...
¿ NO TENDRIAS QUE DESCANSAR UN POCO...?
BESOS PARA TI, CONCHITA.

CarmenBéjar dijo...

A veces los malos de las novelas acaban siendo adoptados por el lector que les compadece por su maldad. ¿Será este el caso de tu malvado novelesco? Enreda y enreda una y otra vez la trama, pero nunca te olvides del camino para destejerla.
Un beso

PEPE LASALA dijo...

Bueno, bueno Rosa, no paras y bien que haces. Alguien que escribe como tú no tiene que dejar de dar vueltas a la imaginación para transformarla en literatura. Me ha gustado mucho amiga. Un fuerte abrazo desde el blog de la Tertulia Cofrade Cruz Arbórea.
http://tertuliacofradecruzarborea.blogspot.com/