miércoles, 26 de febrero de 2014

Una campana


Es un misterio el que lleva dentro la sonora voz de la campana. 
Es un misterio la resonancia de su eco que nos habla al alma. 
Y más misterio aún el hecho de encontrar nuestro nombre escrito en el bronce antiguo de su cuerpo.
En lo alto de una torre de la  catedral de Faro, en Portugal,  a la que se asciende por empinada escalera de más de cien peldaños. Allí encontré esta enorme campana con el nombre de "Rosa" escrito. No me resistí a guardar esta imagen como recuerdo.

16 comentarios:

Cathy Brown dijo...

Aaaaaaaaaaaaahhhhhh que preciosa, me emociona mucho...besotes y feliz miercoles Hada!!!!

manolo dijo...

Es que te conocen por donde vayas.

Eres o no eres una escritora afamada.

Una pregunta Rosa, Te traducen al Portugués?

manolo

Rosa Cáceres dijo...

Cathy, muchas gracias por tus "besotes"...Yo siempre digo "besicos", jajaja, ahí está la diferencia, porque el cariño que expresa una y otra palabra es exactamente el mismo.

Rosa Cáceres dijo...

Manolo
No me traducen al portugués, que yo sepa. En cuanto a la fama...¿qué es sino "vanitas vanitatis", como dice la Biblia?
Un abrazo

Amig@mi@ dijo...

Qué impresión, ¿no?. Es algo totalmente inesperado. Por cierto, me has recordado... ¿Conoces la historia de la campana Gorda de Toledo? Es interesantísima y posible tema, no digo más.
Voy a ver si la subo al blog
Un besote

Mercedes Ares dijo...

Hola Rosa: Hermoso y sensible comentario, que esa campana con tu nombre al tañir, haga eco de tu popularidad. Un abrazo!!!

Rosa Cáceres dijo...

Amig@mi@
Montse, no recuerdo la historia que me dices en este momento, tal vez la conozco, porque las leyendas me apasionan, pero...
Un besico

Rosa Cáceres dijo...

Mercedes
La casualidad crea estas situaciones inspiradoras.
Un beso

PEPE LASALA dijo...

Me encanta cómo le has escrito a esa campana Rosa, la has hecho sonar con versos. Un fuerte abrazo y feliz fin de semana amiga.

Rosa Cáceres dijo...

PEPE
Esta campana la encontré en la catedral de Faro (Portugal) y no me resistí a sentirme aludida de una cierta forma misteriosa.
Feliz semana.

Conchita dijo...

PERO ROSICA QUERIDA AMIGA... LA CAMPANA DE PORTUGAL... ES UNA BREVE HISTORIA BONITA...TE MANDO UN ABRAZO DESDE MI MESA DE TRABAJO EN MI COCINA Y TE RECUERDO LO MUCHO QUE TE APRECIO...
CONCHITA,

María Bote dijo...

Hermosa campana y hermosa ¿casualidad? la de que tuviera inscrito tu nombre, amiga.

Gracias, de todo corazón, por tu visita. Un abrazo grande.

Rosa Cáceres dijo...

Conchita
Yo también te aprecio a ti, bien lo sabes.
Esta tarde estoy algo cansada porque hemos estado por la mañana en Valencia, y son kilómetros.
Voy a cerrar el chiringuito ya mismo. No soy tan trabajadora como tú.
Un besico

Rosa Cáceres dijo...

María
La visita a tu casa fue de lo mejor de nuestra estancia en tu tierra extremeña. ¡Lo que disfrutamos con el dibujo de Concha! que parecía cosa de brujería cómo os representó a ti y a tu marido...Y el aperitivo, y la visita de Carmendy...No se me va a olvidar. Y qué bonitos los poemas que me regalaste...
Un inmenso abrazo

UTLA dijo...

hola Rosa,
Muy bonita la foto.
Rosa es un nombre común, pero aun así, espero que no fueras tu quien grabará tu nombre en tan bella campana. ;->
Aunque tampoco importaría .
¿ Que es una campana limpia ? Es como una pizarra sin nada escrito.
Esos nombres, esas fechas, no recuerdan amores, recuerdos, aventuras... es vida.
De veras que me ha gustado mucho la foto y la casualidad.
Un abrazo Rosa.

Rosa Cáceres dijo...

UTLA
Naturalmente que no fui yo la que escribió nada de eso en la campana; respeto los bienes culturales. Esta campana, de la torre de la catedral de Faro, en Portugal, ha sufrido la falta de sensibilidad de los que quieren perpetuar su paso por un lugar, algo muy común por otra parte.
Te agradezco mucho la visita.
Un afectuoso saludo