martes, 5 de junio de 2007

Contrastes de la palmera

¡Qué fuerte eres, palmera,
y , a la vez, qué delicada!
Firme eres, pero flexible,
humilde, pero endiosada.
Palmera: no se comprenden
tantos contrastes en tu alma.

1 comentario:

Santiago dijo...

La palmera tiene la gallardía de mostrarnos sus contradicciones. Hay humanos que las ocultan toda su vida. Nos dan una lección de sinceridad con su callada esbeltez.
Un beso, Rosa.