viernes, 16 de octubre de 2009

Fabulilla con moraleje y coplillas incordiantes.



Fabulilla del burro presumido, aplicable a quien es narcisista.


Un borrico se miraba

al espejo y se decía:

-Cada vez estoy más guapo,

mejoro de día en día.

Así, todo es convencerse

y lavarse las ideas,

para la que es presumida

no existe el creerse fea.




Algunas veces la separación de sílabas juega malas pasadas. Esta foto es de Évora, y la composición del rótulo de la calle resulta muy divertida para un español.

En Portugal encontré

un rótulo más que chulo,

para nombrar una calle

ponía: rua Cena culo.

Supongo que a estos jabalíes les encantarán las castañas.


Me he puesto a comer castañas,


me han salido agusanadas,


me ha pasao como contigo


que sólo haces... marranadas. (NOTA: la coplilla original dice "que sólo haces cabronadas")

Te tengo ya muy calao,

eres pájaro de cuenta,

y te las das de inocente

¡eso es lo que me revienta!

¿Os gustan mis coplillas? Pues tengo muchas más.

22 comentarios:

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

ME ENCANTAN TUS COPLILLAS.
QUE SALERO TIENES.
AH Y LA DE MI AMIMALITO PREFERIDO EL BORRICO.
BESOS.MONTSERRAT

Luis G. dijo...

Son coplillas muy graciosas, que hilvanas con tu galanura literaria. Curiosa rotulación -es que lo ves todo, Rosa- y el borriquillo muy simpático.

Un abrazo.

Arantza G. dijo...

Y no pares, por favor...
me lo paso de maravilla,
eso es lo que tiene esta flor
que es muy resaladilla.
Besos cielo.

maruxiña dijo...

me están entrando unas ganas de comer castañas ñam ñam

Biquiños y buen finde rapaza!!!

Cathy Brown dijo...

Si nos encantan,mas,mas,mas,MAAAAAS!!!!!(se entendio el mensaje?)besos genia....¿vos sabes que tenes el poder de hacernos muy felices con tus escritos?pues ahora lo sabes y no exagero nada eh!!!!!por lo menos en mi tenes el poder de arrancarme unas cuantas carcajadas y...seguir asi...feliz tooooodo el dia.

Ana Gregorio dijo...

Son unas coplillas muy ingeniosas y alegres. A mí siempre me hacen reir. Son una buena receta para las horas bajas (en realidad para todas las horas).
Un fuerte abrazo.

angel almela dijo...

Me recuerdan a esa tradición popular que de forma oral fue extendiendo la cultura propia en los niños y que se ha perdido, casi toda.
SOMOS EL TIEMPO
Somos el tiempo

Rosa Cáceres dijo...

Montserrat, el borrico es una dulzura. Puse unas fotos mías con burros, pero las quité, más que nada para que no se viera mucho el parecido conmigo jajaja.
En cuanto veo un borrico...zas, foto con él. Tengo colección.

Rosa Cáceres dijo...

Luis. El rótulo es que está puesto para inspirar chistes, no me digas.
Claro que me fijo en estas cosas curiosas, pero quien lo ve todo en sus periplos viajeros, sin duda alguna eres tú.

Rosa Cáceres dijo...

¡Arantza...has hecho una coplilla! jajaja y con métáfora de cosificación, eso ya es tremendo, más el superlativo construído con prefijo iterativo y sufijo apreciativo.

Rosa Cáceres dijo...

maruxiña, en tu tirrra las hay y de las buenas, no te prives. por aquí, naranjicas. Y muy bien que me vienen porque he cogido un constipado de los de estornudo de rapé.

Rosa Cáceres dijo...

Cathy, eres la más hiperbólica del mundo, exageráaaaaaaaaaa, pero exagerá, exagerá jajajaja.
¿De veras tengo ese poder?
Te contaré una anécdota: cuando mis hijos eran pequeñines, si un día de fiesta llovía o nevaba y no podíamos salir (casi siempre, pues residíamos en sitio lluvioso) sacaba retales y les cosía "alimañas", ratones y bichejos así. Ellos se llevaban alguno en la cartera al cole.
Cierta vez, fui a recogerlos y un grupo de niños se acercó a mí. Se empujaban unos a otros, indecisos, porque querían preguntarme algo. Al fin uno se decidió. La pregunta me hizo gracia pero también me emocionó. Fue esta:
-"¿Eres un hada?"

Rosa Cáceres dijo...

Ana, muchas gracias. Tienes razón, de hecho, yo misma las escribo a veces en horas bajas, para salir a flote de la murria invasora.

Rosa Cáceres dijo...

angel, es cierto, las coplas siempre beben de la tradición oral, popular cien por cien.
No es poesía de altura, sino de repente y de relámpago inocuo, sin malicia, aunque con humor un tanto desgarrado.
Los críos aprendían muy bien en verso, porque es un recurso nemotécnico extraordinario. El peligro era que lo aprendieran de carrerilla sin asimilar nada de lo que decían, pero ese peligro no es nada en comparación con lo que yo llamo ahora "la bulimia del estudiante", que consiste en atiborrerse de conceptos teóricos, vomitarlos sobre el folio del examen, y aprobar incluso, pero quedar con el cerebro vacío así como el bulímico queda con el estómago vacío después de la vomitona de turno.

cabopá dijo...

Aquí llueve,me voy a la calle a ver si venden castañas......me has puesto los dientes largos.....
Bonicas e ingeniosas fabulillas amiga........Besicos.

Amig@mi@ dijo...

Me divierten un montón, son ligeras de leer y encima te arrancan una sonrisa. Geniales. Sigo diciendo que deberías recopilarlas y editarlas. Además tienes hsta las ilustraciones y si no... ¡Anda que te cuesta!
Un abrazo

Rosa Cáceres dijo...

cabopá, aquí ha lovido mucho esta mañana, yo me he calado bien los pies, con los malditos charcos. tengo un catarro Cáceres, que son palabras mayores, últimamente mis catarros son Cáceres y Badajoz, no te digo más. He vuelto a salir al masaje del fisioterapeuta, ya me queda uno, y no vuelvo así me maten. menudo aperreo.
En la gran Vía salzillo hay muchos puestos de castañas asadas. El otro día me paré a ver un escaparate de Cortefiel para "esnifar" el olorcillo del fuego quemando esa piel de la castaña que huele a Gloria divina. Lástima que no soporto el sabor si no están crudas.

Rosa Cáceres dijo...

Amig@ ¿pero lo dices en serio?
No me lo puedo creer, si estas coplillas las puedo hacer yo a cada paso y sobre lo que me digas, ipso facto, sin pestañear.
me guardo las más cómicas porque son algo bestias, la verdad, jajaja
Si yo soy una novelista seria, que eso es lo mío. Ahora mismo he dejado la que estoy escribiendo en la página 1302, y eso que estoy malica...
Podría seguir, pero prefiero desconectar de la trama, que si no pierdo el sentido de la realidad y no sé ni dónde estoy ni ná de ná...
Y sin prepararme para la presentaciçón del Emboscado, jajaja, siempre improviso en las conferencias.

Cathy Brown dijo...

Dios mio...que hermoso lo que me contas!!!!eso sos para mi(no se los otros....cualquier cosa que opinen...)sos EL HADA DE LA RISA.....tambien de la dulzura.....esa es la palabra correcta para describirte!!!!con tu permiso para mi no sos mas Rosita....sos Hada..que con sus coplas nos transporta a un mundo lleno de sonrisas,donde siempre tenemos versos para divertirnos,(segun lo que hayamos vivido)y mirar alguna situacion dolorosa,en algo comico..si¿porque no?agradezco haber encontrado tu mundo de coplillas...que tan bien hace a la salud.Besos...Rosita...uy perdon,HADA.

Rosa Cáceres dijo...

Cathy, sigues siendo mi fan número uno, sin discusión. Qué bueno será que leyeras alguna novela mía, ahí es donde realmente se transparenta mi alma.
¿Has mirado en La Casa del Libro?

Amig@mi@ dijo...

Pues Rosa, yo lo decía en serio.
Creo que tienes una habilidad que deberías aprovechar
Un abrazote

Rosa Cáceres dijo...

Amig@, esa habilidad la tienen muchos, la verdad es que no me veo como coplera auténtica.
Recuerdo que las seis hermanas nos reíamos mucho hablando así, en verso repentizado: empezaba una y ya la seguían las demás, sin perder comba jajaja
Comentábamos modas y anécdotas chistosas y era la monda. A mí me parece tan fácil que no le veo el mérito.