jueves, 31 de diciembre de 2009

EL ÚLTIMO DÍA DEL AÑO: PATA TOD@S VOSOTR@S

7 comentarios:

Unhidalgo dijo...

A mi todavia me quedan dos. Me lo ha dicho un maya.

Leticia dijo...

Ojalá sea un buen año y el 2010 nos permita llegar a despedirlo. Feliz Año una vez más.

Cathy Brown dijo...

Felicidades Hada!!!!!!!Que bueno ya termina el año...(digo que bueno porque con la excusa de estas fiestas estoy comiendo muchoooooooooo!!!!ya recupere kilitos que con tanto esfuerzo habia logrado bajar buaaaaaaaaaaa)que el 2010,te traiga salud...y mas trabajo!!!!!pero lo principal...que sigamos adelante con nuestra hermosa amistad!!!!!!!Te quiero mucho y te deseo todo el amor del mundo(que se que lo tenes!!!!!!)y muchas nuevas amistades,con quienes compartir la magia que se encuentra en tu hermosa alma......besotes.

Rosa Cáceres dijo...

Cathy, lo mismo te deseo a ti, y lo de comer como una bestiaja, también lo hago yo, que soy más golosa que las moscas jajaja
Feliz año, pequeña duendecilla.

cabopá dijo...

Hola Rosa:
Ya es el segundo día del año y vengo a mirar en tu ventana y me encuentro esto de "PATA"....ja,ja,
Es qué entremos con ella buena...?
Todo fue bien muy alegre y llena con todos los míos...
Chin,Chin brindé por tí....Besicos.

Rosa Cáceres dijo...

cabopá, he metío la pata, nunca menjor dicho. Mal rollo.

Lunska Nicori dijo...

Llego hasta este último día, pasando por tus huellas que simbolizan el camino futuro, pasando por tu entrevista en la Verdad de Alicante, recorriendo Bolnuevo de una forma diferente, ¡hacía tanto que no iba por allí!..., leyendo tus poemas favoritos de Miguel Hernández, e impresionándome con su casa, que a pesar de estar tan cerca de ella, nunca he ido a visitar. Siempre me impresionan los lugares donde estuviero,o vivieron todas las personas a las que siempre he adorado... Una vez, andando por Sevilla, -ni siquiera sé qué calle era-, vi un portón antiguo, con una inscripción al lado, que decía ser la casa donde pasó algún tiempo, Luis Cernuda ¡Máma mía! Me abracé a la puerta, tocando la aldaba, imaginando cuántas veces sus manos las tocarían... Los amigos con los que iba se quedaron atónitos...
Y... me vuelvo al principio, (de tu blog), para seguir....este impulso
Ya, sabes, el primero, será el último, y el último, el primero.
Hasta ahora