sábado, 27 de noviembre de 2010

Mito de la Mar y el Viento

¡¡¡Tachán tachán!!!

Señoras y señores, Rosa Cáceres les presenta su narración "Mito de la Mar y el Viento", que aparece en las páginas de la Revista cuya portada ven ustedes a continuación y cuya contraportada cierra esta entrada.

















28 comentarios:

La Dame Masquée dijo...

Madame, que bonito relato narrado como uno de aquellos antiguos mitos de la antigüedad. Resulta muy poetico, el mejor piropo que se podria dedicar a esas playas.

Feliz fin de semana

Bisous

Cayetano dijo...

Encantadora historia. Los de Bolnuevo estarán contentos porque no sólo haces el pregón de sus fiestas,sino que además engalanas sus esculturas naturales con una aureola de leyenda o de mito, con esos personajes tan mediterráneos como el tuno de Neptuno, al que los griegos llamaban Poseidón el bribón, padre de Polifemo el memo; luego está Eolo, Bartolo para los amigos, y Helios y Selene, que reinan en el cielo, pero no a la misma hora. O sea que no es que duerman en camas separadas, sino que lo hacen a distintas horas.
Un saludo.

emejota dijo...

Po favó , por favó, como me gustan esas historias mitológicas. Qué armonioso te ha salido. Ya pueden estar contentos los vecinos de Bolnuevo. Ahora en serio, una lectura muy muy placentera. Un fuerte abrazo.

Rosa Cáceres dijo...

Madame, he puesto el retato por pura vagancia, ya ve que me he limitado a escanear la revista.

Le agradezco su cortesía al elogiar el mito apócrifo, nacido de mi imaginación.

Feliz fin de semana para usted también.

Saludos y besicos.

Rosa Cáceres dijo...

Cayetano, qué ingenioso! Vaya forma de retrucar la onomástica de los moradores del Olimpo jajaja
Bartolo (el que rima con Eolo) es el nombre más frecuente entre los varones mazarroneros, segido de Ginés probablemente.

El profesor Cayetano
no respeta ni a los dioses
a los que siempre moteja,
y el mote que él les endose
es alarde de ironía
y es de gracia el acabose.

A Neptuno llama "tuno",
y a Poseidón, bien lo sabe,
le llama "brivón" a secas,
como un barquico que él sabe, un velero con equipo
que navega muy en grande.

A Eolo llama "Bartolo",
buen nombre, rotundo y grave,
que viene bien a un varón.
Pero es que no hay quien se salve
de la retranca que gasta
en sus apodos y frases.
Y la emprende con Selene
que de selenitas sabe
y se ríe de que Helios
jamás a la hora la halle
esperándolo en el cielo
y se lo lleve de calle
dándole celos muy fieros
con los luceros del aire.

¡Hala, responda usted!

Rosa Cáceres dijo...

enmejota, la del año pasado fue mejor, según todos los lectores...¡qué se le va a hacer! no siempre puede una inspirarse, como lo hice, en una roca gigantesca con forma de león.
Ahora ya tengo que ir pensando en otra para el año que viene jajaja, que luego me pilla a trasmano.
Es que me da pereza siempre el relato breve, yo soy de largo recorrido. Por eso en el blog me inhibo, porque no voy a poner un novelon, aunque me encantaría poner uno por entregas, en plan folletín decimonónico.

Un besico.

Concha Signes dijo...

Hola Rosa, no conocía tu blog y ahora por medio de Montserrat y tu lindo comentario en mi blog, te paso a visitar y te sigo, me ha gustado lo que he estado leyendo, también tienes fotografías muy buenas.
Un abrazo.

Annick dijo...

Una preciosa presentación por un texto muy propio para estas fiestas .
Enhorabuena !

Besos desde Málaga.

Rosa Cáceres dijo...

Concha, igual me ha pasado a mí, que te he conocido por medio de Montserrat. Me han gustado mucho todas las labores que presentas, qué envidia tener esa habilidad, yo soy una negada para el ganchillo y el punto, un verdadero desastre. ¡Enhorabuena por tus obras de arte!

Rosa Cáceres dijo...

Annik, muchas gracias y muchos besicos desde Oriola a ´tu Málaga preciosa, que aún no conozco, parece mentira. Sólo de allí he visto Antequera, y me encantó.

Cayetano dijo...

Es el único consuelo que nos queda a los mortales: poner mote a los políticos, a los dioses del Olimpo. O hacer ripios contando sus aventuras:

Tengo una guapa vecina
que se llama Proserpina.
La raptó de sopetón
el que dice ser Plutón.
La condujo al inframundo,
cabreado y furibundo.
La madre tenía pena:
¡le raptaron a su nena!
Ceres se quejó al Supremo,
quien llamó a Plutón “so memo”,
tonto y pedazo de hortera:
¡exiliar la primavera!
Y como el gran Salomón
tomó una gran decisión,
pues convino oportuno:
La mitad “pa” cada uno.

Hala, aunque no haya amor ni nada que se le parezca. Seis meses aguantando al cacho bruto bajo tierra.
Un saludo.

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Buenas noches Rosa:

Que preciosidad de relato has compuesto.

Maravillosa entrada.

Un abrazo, Montserrat

Luis G. dijo...

Bolnuevo brilla en tu relato, Rosa. Y brilla con el acorde del vient, que riza el mar y el mar le devuelve sus cumplidos con su manto azul, egregio bajo el cielo, que los mira orgulloso por ser unos dioses espléndidos.

Me ha salido así, Rosa. Me ha encantado tu relato. Enhorabuena.

Un abrazo,

Luis.

cabopá dijo...

El mar, el viento,la luna, el sol y Bolnuevo...Para quién lo conocemos con su playa larga y los eucaliptos,leer tu crónica nos hace parecer que estamos allí.
Precioso,sencillo a la vez que rico en conocimientos del medio y de la mitología...
Me ha gustado muchísimo eres una maga con las plabras,siempre lo digo...
Besicos amiga murciana residente en Oleza.

Princesa115 dijo...

Un bello relato Rosa. Seguro que estarán contentísmos los habitantes de Bolnuevo.

Buen Domingo

Besos

Cathy Brown dijo...

AAAAAAAAAHHHHHHHHHH QUE BELLEZA HADA, ME GUSTO TANTO QUE ME PARECIO CORTO............TE FELICITO!!!!COMO SIEMPRE, NO ESPERABA MENOS DE VOS....IDOLA TOTAL!!!!!!!BESOTES...QUIERO MAAAAAAAAAAAS!!!!!

María Bote dijo...

Brillante, excelente relato, amiga.
¡Me encantan los temas mitológicos
Los de Bolnuebo estarán orgullosos de su pregonera.
Las fotografías preciosas también.
Un lujo visitarte.
Buen domingo. Besos. María.

Rosa Cáceres dijo...

Cayetano, acepto el reto:

Plutón, hijo mío, es un bruto,
yo le quitaba le "L",
no por conductor experto,
sino con ánimo aleve.
Recuperar yo quisiera
la compla de maldecir,
la que escarnece al canalla
y hace burla al zascandil.
Y es que el Plutón de la porra
se llevó a la Proserpina
como "Napo" Bonaparte
se prendó de Josefina.
Pero no le dio la vida
de que la gabacha gozó,
porque la enterró en su antro,
que, chico, era un horror.
A la pobre Proserpina
no le gustó el inframundo,
y le dijo a su raptor:
"Esto es un sótano inmundo".
-¿Qué quieres?-respondió éste-
soy un dios de tierra adentro,
los volcanes son lo mío,
no me vengas con más cuentos.
- ¿De tierra adentro? ¡Eso es poco!
¡moramos en los infiernos!-
respòndió ya requemada
Proserpina en vano intento
de que él la condujera
al externo campo abierto.

...
¡Ahí queda eso!


Dejo ya esta historia porque si no vamos a componer un culebrón en verso jajaja

Rosa Cáceres dijo...

Cayetano, la velocidad "teclística" me ha jugado varias pasadas, sea usted comprensivo jajaja

Rosa Cáceres dijo...

Montserrat, me agrada que te haya gustado.
El relato corto es mi reto más duro, siempre tiendo a escribir de más.

Un besico

Rosa Cáceres dijo...

Luis G. te ha salido un texto que me dan ganas de copiarlo de bien escrito que está. Un soñador de las cumbres como tú teiene una especialísima sensibilidad para la Naturaleza. Eso no tiene discusión, se advierte de inmediato.

Un saludo

Rosa Cáceres dijo...

cabopá, tú que conoces Bolnuevo habrás "visto" con más claridad la leyenda...
Esta mañana hemos visitado la exposición de Álvaro en el Casino, y hemos hablado con él, que estaba allí. En cuanto tenga las fotos en el ordenador les haré un comentario.
Tengo el catálogo dedicado. Luego hemos ido a la exposición del Palacio Episcopal ¡que maravilla! Zurbarán, Murillo, Mena...
Una mañana completa.

Un besico

Rosa Cáceres dijo...

Princesa115, me gustaría que eso que dices fuera verdad. Yo no sé si los habitantes de Bolnuevo me conocen siquiera...En fin, algunos estarán empezando a conocerme, no por este relato ni el del león, sino por mi novela "Sixto con rumor de olas rompientes", de la que el alcalde leyó un a página que le gustó especialmente y por el Pregón. A ver, a ver...aunque a mí lo que me gusta es pasar desapercibida jajaja

Rosa Cáceres dijo...

Cathy, a ver cuando subo uno con archivo de voz...es que no sé hacerlo. Si convenzo a mi hijo, a lo mejor es pronto y me puedes oír en el papel de vieja bruja jajaja

Un besico

Rosa Cáceres dijo...

María, muchísimas gracias, de verdad. Aprecio mucho tu opinión, como sabes.
Buen domingo y buena semana

Besicos

Mari Carmen dijo...

Qué relato más hermoso, Rosa :) Me ha encantado. Gracias por pasarte por 'mi casa' y así darme la oportunidad de conocerte. Ha sido un verdadero placer.

Seguiré leyéntote.

Un abrazo

cabopá dijo...

Nenica eso se avisa, yo aquí toda la mañana haciendo comiditas....
En fin es lo que toca.
Me falta la del Palacio Episcopal,ya sabes mis lumbares, pero hay tiempo.
Yo también hice foticos a Alvaro,pero otros se han adelantado y por no repetir,pues eso...
Besicos

Rosa Cáceres dijo...

cabopá, es verdad, no tengo perdón...pero es que me da penica poner en compromiso a la gente. He hecho mi comida hemos ido desde Orihuelica del señor, hemos visto lo de Álvaro, luego lo del Palacio, hemos pasado por Verónicas y al coche, para comer aquí ya.
Otra vez, quedamos.