domingo, 12 de diciembre de 2010

LIbros de compañía

Me parece que no hace falta que insista en lo mucho que me gustan los libros. Desde que tengo uso de razón soy una bibliófila declarada y contumaz, vamos, que no hay quien me desenganche de las páginas escritas.
Tanto me gustan, que ya es que yo misma me dedico a escibirlos.
Ya ven, soy escritora y ningún regalo me agrada más que un cuaderno en blanco y un buen bolígrafo, aunque prefiero un puñadito de bolígrafos, porque parece que me los bebo, de tantos que agoto. Y es que mi pasión es escribir a mano...y no tengo mala letra.



Por eso, crean que hablo con el corazón en la mano cuando les recomiendo que amen los libros...

Es un consejo leal.
Un libro es un regalo económico, entrañable, personal, duradero, nada aparatoso, que puede ayudar a pensar, a replanter nuestra vida, a analizar circunstancias, a distraer, a soportar sinsabores, esperas, encierros...

Hay quien dice que un libro es caro y gasta el doble en un aperitivo, o en cualquier cosa más efímera.

Mi elogio del libro se manifiesta en este texto que escribí para una revista y que deseo compartir con mis lectores:

LIBROS DE COMPAÑÍA
Muchas personas tienen animales de compañía. Otras muchas tenemos Libros de compañia.Y les aseguro que la compañía de un buen libro no es cosa despreciable. El libro en sí es un objeto agradable, amistoso, reconfortante, sobre todo si tiene una encuadernación agradable al tacto. Prueben a llevar consigo la compañía de un libro pequeño, de esos que apenas pesan y casi casi caben en la palma de la mano o,si esos liliputienses les parecen demasiado exiguos, cojan un libro de bolsillo. Verán de qué manera alivia el tedio de la espera en antesalas diversas, estaciones, aeropuertos y advertirán que les evita el sentirse desangeladamente solos en el banco de un paseo o en la terraza de un bar.


Pero cuando el libro de compañía muestra todo su valor es en las noches de desesperante insomnio, en las tardes melancólicas de un domingo de lluvia y en ocasiones de similar índole.
Háganme caso: adopten libros de compañía y si se tercia, acaricien sus nobles lomos de piel o de cartulina, no teman que se ajen o se estropeen, hagan suya la riqueza que contienen. Déjense acompañar por un libro, el
más leal de los amigos.

45 comentarios:

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Si Rosa y con el frio que hace leer al lado de una lumbre es una pasada.
Y si es un libro escrito por Rosa Cáceres, ni te digo.

Este año no tengo lumbre, pues yo no hemos alquilado más la cssa en aquel pueblo.

Pero es igual leerte es simplemente un placer.

Besicos y un abrazo, Montserrat

La Dame Masquée dijo...

Yo soy una convencida, madame. No sé qué sería de mí sin los libros. Y tambien me hago con mis puñaditos de boligrafos, porque a veces me entra la grafomanía hasta en los cafés, y lleno las servilletitas de papel, jiji.

Feliz domingo

Bisous

Cayetano dijo...

Muchos son los que piensan que el libro digital o informatizado va a suplantar con el tiempo al libro tradicional. Yo siempre digo que todo es posible, pero que un libro es algo más que letra impresa. Un libro nuevo huele a nuevo, a misterios por descubrir. Un libro usado huele a desván, a tiempo pasado, a recuerdos... Un libro no es sólo lectura, además es tacto y sonido al pasar las hojas. Como tú dices, un libro es compañía que nunca te falla y te acompaña allá donde vayas.
Un saludo.

Cathy Brown dijo...

Yo amo los libros, me sumergen en fantasticos mundos de los cuales no quiero salir...ji-ji,cuando leo desaparece todo a mi alrrededor, hasta desaparezco yo porque ya estoy metida en el libro, leer es algo indescriptible, lastima que la juventud de hoy tienen miedo a leer(por lo menos los del colegio de mi hija)Hada tu nombre tendria que haber sido ''LUZ''porque es lo que irradias en cada foto amiga, mucha alegria, bondad y una tremenda luz...te quiero muchisimo...que tengas una hermosa semana!!!!!

Luis G. dijo...

Hola Rosa, estás muy guapa en las fotos, feliz, contenta, en compañía de los libros, de los tuyos... Y tu glosa es realmente preciosa, se ve enseguida que amas a los libros, nuestros fieles amigos...Una escritora como tu engrandece el valor de la lectura... Me apetece mucho la lectura en el campo, con sus sonidos, con su compañía... Y en la playa, con el rumor de las olas abrazándome, relajándome, viviendo...

Un abrazo,

Luis.

Carmendy dijo...

Estoy contigo, amiga Rosa. Para mí el mejor amigo, sin dudas, es un buen libro.Es una pasión deliciosa y mágica, me encantan y también regalarlos...
Enhorabuena, amiga. Me dejó Mary esa última novela que le enviaste y es genial¡¡
Felicidades y que estas próximas fechas tan entrañables setén llenas de paz y felicidad para tí y los tuyos.
Mi abrazo grande con toda mi admiración.
Carmendy

La sonrisa de Hiperión dijo...

Que mejor compañero que un libro de cabecera... Ese si quita enfermedades...

Saludos y un abrazo.

emejota dijo...

Un libro es vida que late entre sus hojas, es la mejor compañía. Un fuerte abrazo.

cabopá dijo...

Cuanta razón tienes amiga...
Un libro te acompaña y te hace viajar sin moverte del sitio donde te encuentres...
Oye,leí el relato de ayer, es sencillo y muy bonico, evocador.
Siempre el mar,la mar y sus términos...
Me encanta el título: "Punto de partida"
Besicos

Unai, Eibar dijo...

Enhorabuena por el libro.
Un saludo!

Rosario dijo...

¡A mi me encantaan!
Los cuido, los forro, eligo un bonito separador, anoto palabras bonitas...
Me pasa con los olores lo mismo que a tus amigos globeros y amigos mios tambien.
No creo que desaparezcan pues en el ordenador cuesta mucho más leer.
Ojalá publique yo alguna vez un librillo en páginas de papel.
Un abrazo fuerte amiga, como siempre te veo feliz.

LA CAJA DE ANBAIRO dijo...

mmmm

Marce dijo...

Soy comprador compulsivo de libros, y son muchos los que para mi, son más que una buena compañía. A veces siento pena cuando estoy a punto de acabar de leer un libro. Saludos cordiales

María Bote dijo...

Yo tampoco podría vivir sin los libros, no me imagino la vida si ellos. Ya, empiezo a apenerme de pensar que no me queda tiempo para leer todo cuanto quisiera. Disfruto tanto leyéndolos, acariciando sus lomos, para mí son, sin duda, la mejor compañía.
Gracias, querida amiga, por hacernos gozar con este texto magnífico sobre los libros.
Besos. María

Princesa115 dijo...

Eres escritora y das fe de ello porque me gusta mucho como lo haces.
Y como dices, no hay mejor regalo que un libro. Desde pequeños debemos acostumbrarlos a tener esos libros en la mesilla de noche.
Lindo consejo Rosa.

Besos

Man dijo...

Estoy de acuerdo contigo. Ni una noche sin leer de un libro.
Yo suelo llevar más de uno en lectura. Quizá no sea lo correcto pero es como me va. Unas veces los dejo a medio y al tiempo, los vuelvo a recuperar y los termino. Tiene que motivarme mucho para que sea único; en ese caso hasta me desvelo a gusto para levantarme a seguir leyendo.
Ahora estoy con "La vida entre costuras" y "La soledad de los números primos".
En casa se compran, sin contar a mis hijos, de 15 a 20 libros al año.
El problema es guardarlos. Ya no tengo estantes.
Me gustaría que me recomendaras uno tuyo del que estés particularmente orgullosa (ya sé que es difícil) Te prometo que te leo.

Rosa Cáceres dijo...

Montserrat, con frío es un placer leer al abrigo del calorcillo hogareño, y en verano al fresquito de una terraza,
A mí la lumbre me encanta, pero desgraciadamente me embota la cabeza. Yo necesito tener los pies calientes pero la cabeza fría jajaja

Ahora leo varios a la vez y ...de nuevo repasaré el mío, por consejo de mi marido. En una novela histórica hay que atar muy bien los cabos.
Me lo voy a tomar con calma, entre otras cosas porque es que ya me da una pereza ver la pila de folios...

Un besico

Rosa Cáceres dijo...

Madame, yo tengo cuadernos enteros de dibujos a bolígrafo, sin contar los escritos jajaja, si me viera en los Claustros...lleno folios y folios de arabescos, filigranas, figurillas, retratos, flores...
Y mis carpetas van todas decoradas.
¿a que relaja una enormidad?

Un besico

Rosa Cáceres dijo...

Cayetano, eso pienso yo. En todo caso el libro digital y el de papel convivirán. Además, aunque dejaran de editarse en papel, quedarían miles de ejemplares en las bibliotecas y en las casas...

Yo pienso conservar los que llenan nuestras estanterías en casa, que son varios cientos.

Un abrazo

Rosa Cáceres dijo...

Cathy, mi Duendecilla de Plata, te imagino leyendo los cuentos de "Las Mil y Una Noches", y los más bellos cuentos de hadas. Así, como una bella lectora del Romanticismo...
Muchas gracias por tus cariñosas palabras.

Un besico.

Rosa Cáceres dijo...

LUis G. Muchísimas gracias por tus corteses frases.
Para mí, como adivinas, la Literatrura es primordial y escribir es mi forma de respirar y de entender la vida.
Me gusta la lectura en el monte, en el campo, muchísimo más que junto al mar. Te contaré un secreto: en una de mis novelas (no diré cuál) me estanqué en varios nudos de la trama que parecían imposibles de resolver. A menudo me meto en berengenales fuertes, que al lector le pueden parecer sencillos, pero que llevan grandes cavilaciones detrás. Pues bien, los resolví todos en Vallanca (Valencia), al rumor suave de los álamos y los chopos, en la montaña.

Un saludo cordial.

Rosa Cáceres dijo...

Carmendy ¿estás leyendo El Emboscado?
Disfruté mucho con varios capítulos (el de los juglares, los del monjecillo Dubán, los de la serrana, los travestidos en tierras catalanas, el torneo, las imágenes de arzón de Bonafé Bellver...Y lo pasé mal con los hijos, cada uno con su tragedia personal.
Espero que te guste y me des tu opinión final

Un besico

Rosa Cáceres dijo...

Hiperión, son buenas estas cosas:
un libro de cabecera,
el tema para un libro en la mente
un libro de cuña bajo un mueble cojo
una "jartá" libros en estanterías hasta el techo (como las tengo yo) como cultura, entretenimiento...y aislante acústico y térmico.
En fin, lo dejo porque tengo cosas que hacer en la cocina jajaja, si no...

Un saludo

Rosa Cáceres dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Rosa Cáceres dijo...

emejota, soy una mujer a un libro pagada desde que recuerdo, bueno , antes era una ratita de biblioteca, incluso antes de aprender a leer, con mis trucos para fingir que leía jajaja

¡Los libros...ah, los libros!

Besicos

Rosa Cáceres dijo...

cabopá, los términos de mar se me escapan sin darme cuenta jajaja, pero en La Explanada de Alicante, tampoco resulta raro que me acordara del mar...¡qué aventura ese día! Llegué tarde a la caseta, jajaja, y luego me ocurrieron cosas de risa.

Un besico

Alicia María Abatilli dijo...

Coincido plenamente contigo, Rosa.
Gracias por tus consejos. Son muy necesarios.
Gracias por tus palabras son siempre bienvenidas.
Gracias por Estar.
Alicia

Arantza G. dijo...

Cuánta razón hay en tus palabras.
El libro, el compañero más fiel.
Besos Rosa.

verdial dijo...

Cuantas verdades Rosa. Tengo muchos animales de compañía, pero lo que más tengo son libros. No sabría vivir sin ellos, y en muchas ocasiones siento que me va a faltar vida para leer a todos los que quiero.

Mis felicitaciones por tu libro. Eres una excelente escritora, el texto dela publicación está lleno de razón.

Un abrazo

Rosa Cáceres dijo...

Unai, muchas gracias, supongo que te refieres al último.

Un abrazo.

Rosa Cáceres dijo...

Rosario, yo también encuadernaba libros con telas y cartón, los que eran ya viejos, de la biblioteca de mi padre, y así pasaban a ser míos jajaja.
Estoy segura de que tus poesías de librillo merecen ser publicadas, porque van de tu corazón al de los niños, que te adoran por esa forma tuya de enseñar con amenidad y gracia ingenua, que es cómo mejor quedan fijadas las ideas y es el mejor ejemplo de buenos sentimientos.
¿Por que no concursas a algún certamen de poesía para niños?
Puedes presentar tus textos a alguna Editorial especializada en literatura infantil.
Yo creo que tienes muchas posibilidades.

Un besico

Rosa Cáceres dijo...

Marce, yo también soy compradora de libros, y en cuanto a acabar algunos que me están gustando especialmente, tengo el mismo sentimiento que tú, pero no me importa releer obras que me han llenado especialmente.Lo que ya me está cargando es releer otra vez mi "cueva Lobos" jajaja, porque son 465 folios y tengo que releer con atención suma. Y siempre se escapa algún gazapo, es inevitable.

Un saludo

Rosa Cáceres dijo...

María, yo siempre digo que ni el más avezado lector, aunque dedicara todas las horas de todos los días de su vida a leer, fuera excepcionalmente longevo y excepcionalmente rápido leyendo, ni ese-digo- podría leer ni una centésima parte de lo que en el mundo se ha escrito. Así es que hay que leer por placer y abandonar sin remordimientos la obra que no aporte nada ni nos atrape. Hay otras ersperando.
En cuanto al método, da igual. Empezar por el final una obra de intriga, para analizar con calma el proceso que lleva del conflico a esa resolución que ya conocemos de antemano, puede ser un ejemplo de lo que sostengo.

Un besico

Rosa Cáceres dijo...

Princesa 115, tanto me gustan los libros que desde pequeña comencé a tener mi colección particular. Existe un concurso de Ex Libris que lleva mi nombre, esos dibujos para personalizar los libros propios me encantan. Mira el que me regaló Álvaro Peña, el pintor, y puedes ver los que yo misma he dibujado para Cabopá, Cayetano y otor@s amigo@s.

Un besico

Rosa Cáceres dijo...

Man, cuentan que Quevedo leía hasta mientras comía, para lo cual se había hecho fabricar un torno giratorio que movía con un pie y que le permitía leer alternativamente varios libros sujetos por atriles a la altura conveniente.
En mi casa todos llevamos en danza de dos a tres libros a la vez, cuando nos juntamos en una misma mesa estamos todos parapetados cada cual tras su pequeña montaña de libros ¡qué felices estamos así! aunque a menudo hasta los sillones están invadidos por los libros y es una hazaña encontrar huecos libres jajaja
Un carpintero nos hizo a medida estantes del suelo al techo y además cada cual tiene su éstantería en su cuarto.
De mis novelas te recomendaría la última que ha salido "El Emboscado", puedes mirarla en mi blog pinchando la portada (a la derecha en mi blog), pero si veraneas en el Puerto de Mazarrón, la tuya es "Buceadores", que se desarrolla allí, con lugares y personas reales. Por cierto, que seguro que conoces a algunos, que tienes cerca allí, o al menos podrías conocerlos en cuanto quisieras.
Algunas personas vienen de lejos a hacer lo que llaman "la ruta de Buceadores".
También tienes la información pinchando la portada en el blog.

Un abrazo

Rosa Cáceres dijo...

Man, si quieres novela mía y dedicada, escríbeme a mi correo y nos ponemos de acuerdo. Lo hacen algunos de mis lectores de diversos sitios.

Rosa Cáceres dijo...

Alicia, esa coincidencia de pensamiento que dices me alegra, porque es un punto de unión y así es como se forja la amistad.

Un abrazo con todo mi cariño, desde aquí hasta onde tú estás.

Rosa Cáceres dijo...

Arantza, cuánto me gustaría tener un poco de tiempo para escribirte con calma, pero llevo un día de auténtica locura, y ya no puedo más, hasta el extremo que he renunciado a corregir nada hoy, Mañana será otro día.

Un besico, que pasa el tiempo y no voy para allá, con la ilusión que me haría... ¡porca miseria!

Rosa Cáceres dijo...

verdial, corazón, no te fustigues con lo de leer todo lo que hay por ahí...porque es IMPOSIBLE, lee lo que quieras, como quieras, sin complejos y sin dejarte influir por modas ni tendencias. Disfruta leyendo. La lectura de un libro es para ti, y no importa cuántos se lean, sino cuánto se disfrute con cada uno.

Un abrazo.

Yulia dijo...

A mi megustan los libros desde que apreedi a leer cuando era muy pequeña ,era muy curiosa e imaginativa ,el primer libro que lei me lo regalo mi abuelo, era el de Genoveva de brabante y desde entonces me gusto la lectura. Quisiera ser escritora tengo mucha imaginación pero.. no se si algun dia podre escrivir algo se necesita mucho tiempo y saver escrivir bien y yo solo soy una sencilla ama de casa.

aprovecho para felicitarte las fiestas Navideñas y año 2011 que vendas muchos libros y que sigas tan guapa como siempre.

Rodolfo de Jesús Chávez Mercado dijo...

Hola Rosa. Buenos dìas y felicitaciones por este libro maravilloso.

Cuando puedas pasa por mi blog y llevate unas sinceras felicitaciones de Navidad. Sencilla pero con aprecio.

Fra Rodolfo de Jesùs O.Carm

Rosa Cáceres dijo...

Yulia, puedes escribir para ti misma y para los tuyos. Es precioso tener cuadernos en los que una recuerde sus cosas, su infancia, sus impresiones...
No hace falta más para ser feliz escribiendo.

Un abrazo

Rosa Cáceres dijo...

Fray Rodolfo, ese dibujito del portal de Belén es un regalo entrañable en estas fechas y yo lo agradezco de veras.
Me recuerda los que yo solía hacer cuando era niña. Eso aú me agrada más, porque recordar la infancia siempre es emocioalmente conmovedor.
Los buenos deseos de paz y bondad son también muy de agradecer.
La referencia al místico de Fontiveros me ha agradado mucho también.

Un saludo cordial.

Paqui Quintana Vega dijo...

¡Qué lindos escritos y qué lindas fotos!....Tu libro debe de ser muy hermoso.
Comparto tu amor por ellos. Siempre me gustaron. Siempre están, si te sientes sola....al igual que el papel en blanco, para "escucharte". Un beso, Rosa.

Rosa Cáceres dijo...

Paqui, me ha encantado la personalización (prosopopeya en términos litearios) que haces refiriéndote al papel en blanco y atribuyéndole la cualidad humana de "escuchar" lo que queramos decirle.

Un besico