martes, 22 de mayo de 2012

Descanso y coplillas repentizadas satíricas

Por fin he terminado la novela y ya no os doy más la lata con ella...ni con nada, porque me voy a dedicar a tomar un respiro, que buena falta me hace.


Os dejo unas coplillas mías, repentizadas,  alusivas a este relieve medieval en piedra.

Tú me has tapado los ojos,
crees que no te he conocido,
pero mirá, te he palpado,
y sé quién eres ¡bandido!

*

Otro día nos peleamos,
como jugando entre amigos,
me metiste en los dos ojos
los dedos,¡vaya castigo!

16 comentarios:

Rosario Ruiz de Almodóvar Rivera dijo...

Tú no has dado la lata nunca, si necesitas el descanso tómalo, pero nunca digas que has dado la lata...
A mí me ha encantado conocerte a través de esta página y es un honor ser una de tus amigas del blog.
Un abrazo fuerte, desde mi Librillo.

Ángeles dijo...

¡Me encantaron tus coplillas, Rosa, tienen la chispa especial de una picardía oculta, que incita a la sonrisa.

Un abrazo con estrellas de felicidad.

Amig@mi@ dijo...

Jaja, pues te despides dejandonos con una sonrisa.
Enhorabuenaaa por ese trabajo bien hecho.

Un abrazo

julia orozco dijo...

Es preciosa la coplilla que has escrito, eres maravillosa tu.Besos de luz querida amiga.

Rosa Cáceres dijo...

Rosario
tengo esa manía, la verdad. En fin, me alegro de tener amoigas como tú.
Estoy realmente agotada, y en uno de esos episodios míos, tras días de concentrarme en extremo, en que "no sé" dónde estoy...es hasta desagradable.
Tengo que volver a poner los pies en el suelo, no sé lo que tardaré.
Un besico

Rosa Cáceres dijo...

Ángeles,
he visitado tu blog y me he quedado prendada del poema a Leyre, es una obra maestra de sensibilidad y dulzura. Es la expresión de la bondad, del cariño sin doblez...Enhorabuena por el poema y más aún porque para escribir así hay que tener antes un corazón como una catedral.
Un besico

Rosa Cáceres dijo...

Amig@mí@

Ojalá toda la vida
me la pudiera pasar,
con las coplillas jocosas,
riéndome sin parar.

Un besico

Rosa Cáceres dijo...

Julia

La de los besos de luz
eres, Julia, amiga mía.
Y la luz para mí es
sinónimo de alegría.

besicos de corazón

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

¡¡¡Enhorabuena!!!!
Ves como con paciencia todo se alcanza.
Y viva el sentido del humor de tus coplillas.
Un besico, Montserrat

María Bote dijo...

Felicidades, amiga Rosa: Todo pasa y todo llega, pero lo nuestro es pasar, pasar haciendo camino...Y tú,
emulando a Machado, haces camino escribiendo magníficas novelas.

Un abrazo. Preciosas coplillas.

María

Rosa Cáceres dijo...

Montserrat,
la verdad es que creo que lo peor ha pasado, aunque seguro que habrá más pruebas de imprenta, pues esta será sólo la primera (sin contar con la equivocada por mi despiste) y suelen ser al menos dos, lo normal, tres.
En fin, que he trabajado como una descosida.Pero, gracias a dios...
Significa mucho para mí el apoyo de amigas como tú. Muchas gracias.
Un beso.

Rosa Cáceres dijo...

María,
no sé si sabes el lío de que también quería cambiar el título y estuve pensando otros, con ayuda de Paqui y de JM, pero al fin, lo voy a dejar tal cual, puesto que es una 2ª edición, y no quiero que mis lectores habituales se equivoquen y crean que es otra novela diferente. Será la misma, aunque ampliada y con dibujos.
Un besico, preciosa amiga.

Luis G. dijo...

Las coplillas son preciosas, Rosa, pero que hayas terminado la novela con tu nueva incorporación y los dibujos me satisface como amigo y lector tuyo.

Un abrazo,

Luis.

Rosa Cáceres dijo...

Luis
Muchas gracias.Ahora a esperar las nuevas pruebas de imprenta, que espero sean ya prácticamente definitivas.
El proceso de edición de una novela es pesadísimo, al menos a mí me lo parece.
Un abrazo

Begoña de Urrutia dijo...

Descansa, descansa, reponte y disfruta de tus merecidas vacaciones.
Conociéndote, dentro de poco aparecerás por aquí con nuevas creaciones.
Hasta entonces un fuerte abrazo

Rosa Cáceres dijo...

Begoña,
descanso de una cosa para meterme en otra. Estoy escribiendo mucho esta temporada,creando historias, por eso precisamente se me hace más difícil aparcarlas para revisar lo que ya me sé de memoria.
Un besico, guapísima.