domingo, 11 de abril de 2010

Ya he vuelto de CASTILLA

Ya he vuelto de Castilla y querría contaros las mil sensaciones que esa tierra ha despertado en mí.
Castilla, tierra de castillos azotados por el viento helado, hace austero y cortante el carácter de sus gentes.
El Castillo de Coca es alto como una montaña.

El adarve del castillo de Peñafiel se adentra en los campos como la proa de un barco enorme.

En Peñafiel las piedras quieren tocar el cielo.




El cielo limpio hacía destacar cada uno de los elementos arquitectónicos de la ciudad de Valladolid.
La belleza inabarcable de tanto arte que allí ha acumulado el paso de los siglos me hizo meditar sobre infinidad de temas profundos. No es Castilla tierra propicia a la frivolidad de pensamientos inanes, al menos no lo es para mí.


Me sentí tan guerrera como el mismísimo conde Ansúrez, que aparece en esta foto, cuando advertí con qué especie de "shibolet" (teoría lingüística que se basa en la animadversión que despierta en un grupo de hablantesel acento de otros) me reconocían como murciana.
¡jajaja! Y es que yo ejerzo de murciana cuando estoy de vacaciones, y no me avergüenzo ni intento disimular, sino justamente lo contrario.
En "El Norte de Castilla", que es el periódico local de Valladolid y comarca, encontré el primer día un artículo titulado "De murcianos y gitanos" ¡ole!
A Javier, como alicantino, nadie le dice nada ¡jajaja! pero a mí..:"Perdone si la ofendo , pero ¿es usted de Murcia?". No falla, y eso es porque a mí me da la gana, porque si quiero no me saca el acento nadie, pero es que quiero ¡jajaja! ¡Cuanto me gusta ir con el bando perseguido...!






Monumental es Valladolid.

Esta foto la saqué desde la ventana de nuestra habitación del Hotel Catedral, es la torre de la idem, y me encantaba oir crotorar a las cigüeñas que tenían allí sus nidos. Las veía de tú a tú desde la habitación.

Me pregunto por qué a esos bichos les gusta tanto Castilla, ninguna se acerca por el sur...¡son tontas!


Claustros y más claustros.


Castillos y más castillos.

Saqué muchísimas fotos. Unas de detalles pequeños, de esas que a casi todo el mundo le pasan desapercibidos, otras de gárgolas horribles, capiteles curiosos desde lo terrorífico a lo jocoso y también me dejé fotografíar al borde de una enorme tinaja ( para que rabie de envidoia el mismo Diógenes) o junto a estatuas a pie de calle. En castillos, jardines, claustros y hasta mazmorras.

Mala entrada es la que estoy haciendo, pero tengo muchísimos asuntos pendientes.

Perdonad que mis visitas sean silenciosas y mis entradas raudas como las de una perseida, pero es que tengo demasiadas cosas entre manos.

¡Me voy a quitar del vicio...de escribir, que es el vicio que me domina!

21 comentarios:

cabopá dijo...

¡ole, ole y olé!
Bonica crónica de una murciana en Castilla...Si supieras las ganas que tengo de ir a Valladolid..He pasado pero de paso como las aves..
Sé te echaba de menos Rosica...
Las fotos preciosas y escribes rápida y veloz pero muy bien relatado todo lo que dices es interesante en cada uno de los p´´ies dde foto....
Besicos.

cabopá dijo...

¡Madre mía!Quería ser la primera y vaya cómo ha salido...

Cayetano dijo...

Bonitas "afotos" las que nos traes con esos castillos y esas impresiones de las duras y rudas tierras castellanas. Por lo de "murcianos y gitanos" no te "despreocupes". Ya sabes que para ciertos castellanos viejos, sólo ellos creen hablar bien, así que los que somos de otras latitudes... Pues eso, que les vayan dando, que decía mi admirado Carlos Cano.
Saludos.

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Hola Rosica, murcianica.
Esta catalanica ya te echaba en faltica.

Preciosas las fotografías.
Caramba que bien.
Supongo que mañana en Orihuela, también será Fiesta. Es San Vicente.

Besicos, Montserrat

Rosa Cáceres dijo...

Cabopá, preciosa, tengo fotos del gran corazón de piedra que dice Javier que es regalo tuyo para mí jajaja, ya verás qué bonico.
Voy como loca con la noevla que ya sabes, jajaja, me quito de escribir, me quito, que voy ya desequilibrándome mentalmente....más todavía.
Ya te contaré más cosas, es que aunque quiera, no puedo más.

Rosa Cáceres dijo...

Cayetano, qué razón tienes. A mí, si me pierdo, ya lo tengo dicho, que me busquen en Andalucía, que es el único sitio donde no he oído decir nada de los murcianos jajaja.
Pero yo es que no disimulo ná, jajaja. Javier siempre dice que somos de Orihuela, pero yo seimpre saltpo: No, no, él sí, pero yo soy de Murcia.
Y así se arma, porque yo no sé qué puñetas pasa con Murcia, que todo el mundo cree que es el infierno jajaja ¡ya quisieran!
Oye, que me hice una AFOTO en toa la boca de una tinaja "asín" de grande, que ya la pondré pá darte envidia. Y que estuve en la casa de Zorrilla.

Rosa Cáceres dijo...

Monserrat, rosica abrileña, que mañana es san Vicente, mi último día de vacaciones.
Ya me serenaré y contaré más cosas.
Me he acordado mucho de los más íntimos del blog, tú entre ellos, claro que sí.
Y de Arantza, no veas, porque en el castillo de Coca había unos paisanos suyos que...jajaja, vamos, que ya no me atrevo a viajar para allá, después de haberlos oído.

Cathy Brown dijo...

Que belleza todo!!!!!Quiero seguir viendo las demas fotos,sobre todo las de gargolas,jardines...todo!!!!Besotes Hada!!!!buena semana.

Amig@mi@ dijo...

¿Te he dicho alguna vez que soy de Toledo?
;)
Besos

Antonio Verdú Asís dijo...

Bienvenida a la tierra de castillos, aunque creo que Europa se debería haber llamado Castilla, pero bueno, me alegro que hayas arañado el cielo con tu máquina, y ahora nos muestres esas instantáneas de esos momentos en que fuiste castellana.

Un abrazo.

Thornton dijo...

Ya vamos regresando la clase gozante de nuestros viajes.
Qué es eso de dejarte el vicio de escribir, ni se te ocurra.
Un abrazo.

CAROLVS II, REX HISPANIARVM dijo...

Hola, acabo de empezar a seguir tu blog y me parece realmente interesante y ameno. Espero que igualmente puedas disfrutar con el mìo dediacdo al reinado de Carlos II.

Un saludo.

Rosa Cáceres dijo...

Cathy, me he acordado muchísimo de ti en estos días castellanos, porque habías dicho que te gustaría ver esos castillos a ti también. No dudes de que he procurado mirar cada detalle omo creo que los hubieras mirado tú.
Te complaceré poniendo más fotos.

Rosa Cáceres dijo...

Amig@, claro que sé que eres de Talavera de la Reina. Una vez estuve allí, pero por unas horas nada más. Me supieron a poco porque nos pareció una maravilla y desde luego tenemos pensado volver. En Toledo sí he estado tres veces, y en Oropesa de Toledo, y en Lagartera, por cierto, ¡qué frío hacía!

Rosa Cáceres dijo...

Antonio, tienes mucha razón. Sólo en esta zona de la Vega Baja son incontables los castillos que hay, reliquias del pasado guerrero, claro.
Lo mismo en Andalucía (¡Ah, la alcazaba de Almería!) o en La Mancha (Almansa, por ejemplo)...
No soy mujer viajada y tampoco quiero serlo, carezco de espíritu aventurero, prefiero analizar espacios cercanos, que no por ello son menos interesantes, por eso, si me preguntaran sobre murallas y castillos, hablaría sólo de los de España. Ya ves, no soy pretenciosa ni cosmopolita jajaja

Rosa Cáceres dijo...

Thorton, gracias por los ánimos que me das. De veras esto de escribir es así, una montaña rusa de entusiasmos y desánimos recurrentes.
Hay días en que escribir alimenta y compensa de todo, y hay otros en que parece un empeño inútil y superfluo. Y desde luego, analizando el asunto, lo es, porque en absoluto son necesarias las líneas escritas por nadie. Sin embargo, si no estuvieran, faltarían, y sobre todo, en la propia vida, uno se privaría de tratar de explicarse el mundo y la propia existencia.

Rosa Cáceres dijo...

CAROLUS, alguna vez he visitado tu blog, porque me ha llamado mucho la atención que esté dedicado al pobre Hechizado, desde luego, no dudes de que lo visitaré en muchas más ocasiones, porque deseo adentrarme en la figura del último Austria a través de la interpretación que ofreces de su figura.

Cayetano dijo...

¿Que estuviste en casa de Zorrilla? ¿Ahora la llaman así? Jejeje.
Esa tinaja hay que verla.
Un saludo.

Rosa Cáceres dijo...

Cayetano, ya puedes ver la tinaja. Chincha y rabia jajaja que tengo tinaja propia.

Amig@mi@ dijo...

Rosa,
pues Talavera ya no la conoces.
Está preciosa, y le han dado un impulso cultural tremendo.
Yo ahora sólo voy por Navidad, pero, ¡qué cantaros!, es mi ciudad de nacimiento y en la que pasé toda mi niñez.
Besos

emejota dijo...

Escribir no me parece vicio, sino virtud. Un abrazo.