domingo, 30 de mayo de 2010

TRES FILÓSOFOS

Sin que yo tenga mérito por ello, soy madre de tres filósofos que siempre me dejan asombrada con sus reflexiones. Podría contar muchas cosas, pero para muestra basta con un botón. Ahí va una muestra de la forma de pensar de cada uno de ellos.

Mi hijo mayor, Javier, el farmaceútico, dice que cuando una persona llega a la ancianidad con una forma de ser y de pensar, es inútil tratar de cambiarla a esas alturas. Es mejor ser tolerante con ella, no contradecirla ni gastar energías argumentando en contra de su criterio, tener paciencia te diga lo que te diga, darle la razón (coasa que la hará feliz) y luego obrar según tu creas que debes hacerlo.

Os aseguro que él obra así. Yo lo conozco muy bien y veo cómo por debajo de la cara tan seria que pone, está ejercitando su paciencia de ajedrecista y sacándole su chispita de humor a la cosa.

(Tocaba poner tres fotos, esta la he puesto para salir yo en el lío jajaja)



Mi hija Rosa, la Bióloga marina, da una receta infalible para cuando te tocan vecinos escandalosos.

Ella dice que la clave está en hacer amistad con ellos, porque entonces se les toma aprecio y cuando uno los oye ya le hace gracia y todo: "Anda, ya está Pepe (o Paco, o cómo se llame el que sea) chillando, bestezuela..."

Bueno, pues esta la hemos puesto en práctica, da resultado, doy fe.



Juan Ignacio, el informático, dice que prefiere que de vez en cuando algún amigo le haga una faena o se quede con algo que se le ha prestado a vivir la vida desconfiando de los demás.

Éste siempre está disponible para quien lo necesita, por eso se oye constantemente en vivo o por teléfono: ¡¡Juannnnnn!!

A sugerencia de mis visitantes, ahí está el padre de los tres filófofos. Esta foto nos la hizo-aquí te pillo aquí te mato-el magnífico fotógrafo oriolano Gaspar Poveda. Fue en Semana Santa, habíamos salido a pasear, sin arregar, yo con los pelos de punta y la cara lavada, y al pasar poreste puente: "¡Alto! ¡Foto va!", "Que no, Gaspar, que mira cómo vamos", "¿Que no? ¡Sin rechistar!,"...y ahí estamos.

Javier es Licenciado en Geografía e Historia, aunque con los númerios se maneja muy bien. A mí ya me conocéis mejor...jajaja

26 comentarios:

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

¡¡¡¡Mil Enhorabuenas¡¡¡¡¡

Por estos tres hijos.

¿Y al Sr. que te ayudó a construirlos no le has hecho ninguna fotografía?

Besicosssssssssss, Montserrat

María Bote dijo...

Te felicito, Rosa, de todo corazón.
Es un privilegio gozar de esos tres filósofos, mas opino que, tú, has tenido mucho que ver en ello.
Besos. María.

cabopá dijo...

Interesante filosofías de unos chicazos de Ciencias....
¿Qué la madre no ha tenido que ver?
No me lo creo....jejejé
Orgullosa debes estar amiga Rosa con esos tres ejemplares...
Besicos y recuerdos a Don Javier qué digo yo que también habrá influido...

emejota dijo...

Tres joyas, salieron del joyero de su madre. Su padre pondría lo suyo no cabe duda, pero.... que gusto nos da verlos tan mayores ¿verdad? Un abrazo.

Antonio Verdú Asís dijo...

Madre mía Rosa, que tres soles tienes, sin olvidar a Javier padre claro, pero bueno que se trata de los hijos, mi enhorabuena por esa chica y esos dos chicos Rosa.
Un abrazo para todos.

Cayetano dijo...

Enhorabuena por tener tres hijos tan sanos y simpáticos.
Un saludo.

Arantza G. dijo...

Te felicito
Tres filósofos expléndidos.
Habrá que poner en práctica sus consejos..
Besos

Rosa Cáceres dijo...

Montserrat, dicho y hecho. He puesto foto de Javier conmigo.

Acabo de volver del Insti, he pasado malísima noche de tos. Me encuentro muy mal de la garganta y de todo, voy esta tarde al médico. Además en la tercera hora he tenido una desagradable escena con un alumno conflictivo. Es un tipo maquiavélico, un lider negativo. Lo lamento porque se ha topado conmigo, el pobre...

Rosa Cáceres dijo...

María Bote, de veras son ellos los que me guían en estas cosas. Yo tengo mucho genio, soy temperamental y poco (o nada) flexible. Ellos son diferentes a mí en todo. De hecho, mis hermanas me dicen constantemente que he tenido la inmensa suerte de que no se parezcan a mí en absoluto.
Ellos son mucho más aplomados, más valientes que yo.

Te mando besos porque son virtuales, porque con el trancazo que llevo...jajaja

Rosa Cáceres dijo...

cabopá, anécdota al hlo de estas filosofías: en la playa tenemos un vecino, en un duplex de la calle paralela, que tiene la manía de dormir de día y por la noche, como un vampiro, levantarse, poner la televisión (flojito, eso sí) y estar toda la noche, hasta que amanece, viendo cine. Una noche su propia familia se lo recriminó, y el chillando (es la única vez que lo hemos oído hablar) les dijo: ¡dejadme en paz, estoy viendo una puta película de escoceses!.
Desde entonces, para nosotros es "Putas Mc Gregor", y concretamente, para mí es "Mi Puticas Mc Gregor". Le hemos tomado cariño (no sé ni cómo es, porque de noche sólo se ve una silueta en sombras en la terraza), y lo echamos de menos cuando no sale a su terraza.

Rosa Cáceres dijo...

Cabopá, y demás....perdón por las faltas de acentos y otros despistes...jejeje
Por cierto, he visto en LA VERDAD un concurso de fotografía en la calle que está que ni pensado para ti. Si no lo has visto tú, dímelo antes de que recicle el periódico en cuestión.

Rosa Cáceres dijo...

emejota, su padre puso el equilibrio y la amabilidad en el trato. Yo tengo fama de antipática en mi familia, de grosera sin educación jajaja
El mayor era un luchador de ful contag o cómo demonios se diga, y practicaba varias las artes marciales, como Javier. Pero se lesionó gravemente y ya lo tiene prohibido, es demasiado alto y se le salió una rótula.
Mi hija tiene la piel tostada como él, y un espiíritu aventurero del que yo carezco y que ha heredado de su padre, que la apoyó en sus inicios como buceadora, pequeña ella aú. Yo me negué a firmar la autorización y andaba angustiada, sobre todo cuando había inmersión nocturna. Iba como alma en pena oteando el mar. Un díase me acercó un buceador muy foirnido y experto, me preguntó si yo era la madre de la raspica esa. "Tranquila, que va conmigo y no la perderé de vista". Me llamo Koldo. Lo que no me dijo ese buzo vasco, es que él era el campeón de España de rescate de buceadores. Pero lo supe enseguida. accidentados

Rosa Cáceres dijo...

Antonio, los hijos, bien lo sabéis Sole y tú, son soles para los padres.
Yo los quiero mucho a los tres. Cada uno es diferente.

Rosa Cáceres dijo...

Cayetano, si que son simpáticos. El informático está estudiando ahora Historia en la UNED, se examina en Elche. Pronto se examinará de Geografía, que le gusta menos que la Historia, que desde pequeño le encantó.

He hecho un concurso de disparates (para mí) con las respuestas de los alumnos de Bachillerato, con este resultado...¡Tachánnn! Y los nominados son......Redoble ¡tachán!:
1º) Las primeras palabras escritas en castellano fueron "La Gran Cogolla" ??????
2º) Don Quijote de La Mancha lo escribió Garcilaso de la Vega en el siglo XVIII
3º) el verbo es una categoría invariable.
Suma y sigue jajaja

Rosa Cáceres dijo...

Arantza, sí que los pongo en práctica, lee la anécdota que le cuento a cabopá.

De los otros dos aprendo a relativizar los disgustos.
Juan no me deja expresar frases negativas (Javier tampoco) es como su padre: Tó el mundo es bueno.

Javi, infunde respeto con su seriedad, pero tiene guasa para sacarle el chiste a mis contratiempos. Por ejemplo, cuando una contractura muscular me impedía llevarme a la boca el tenedor, él me dijo, "Mamá, el mejor régimen de adelgazamiento".

Cayetano dijo...

¡Ah! ¿Pero no era Garcilaso el autor de El Quijote?
Este año, un alumno mío ha batido todos los récords del disparate. En un examen que versaba sobre la "guerra fría", en vez de decir que hubo un desembarco en Bahía Cochinos en contra del dictador Fidel Castro, me puso textualmente "desembarco de los cochinos en busca de Fidel Castro." Jejeje.
Un saludo.

Rosario dijo...

Rosa, qué familia más simpática tienes, es un gusto saludaros a todos, tu hija se parece mucho a tí aunque sea morena como su padre,
Tres filosofías de la vida que reman a tu lado amarraditos para siempre.
Enhorabuena y un abrazo fuerte amiga, desde mi librillo.

Rosa Cáceres dijo...

Cayetano...es para plantearse seriamente una duda casi metafísica: ¿estos chicos me escuchan cuando me oyen, o me oyen pero no me escuchan ? Es la Gran Cogolla o el cogollo de la cuestión
Y no digamos cómo andan de latín, las taraducciones de los tópicos literarios son para mondarse, el de collige virgo rosas...jajaja mejor no meneallo.

Rosa Cáceres dijo...

Rosario, ya ves que estoy orgullosa de ellos. El hecho de haber vivido siempre lejos de la familia, mía o de Javier, nos hizo una piña que ya no se deshace así como así. Hay un vínculo, que no es exactamente la proximidad, ahora mi hijo maytor vive a 400 kilómetros. Mi hija navegando, apenas toca tierra ahora en estos meses de verano. Juan es también muy independiente. Pero en cuanto entra lo primero es preguntar si necesito algo, si puede ayudarme en algo...es un samaritano nato, con todo el mundo. Las vecinas lo adoran, ya de parvulillo la maestra lo llamaba "mi caballero", Es la cortesia personificada.

Arantza G. dijo...

jajajaa, y encima le has cogido cariño...
Un beso gordote.

Perséfone dijo...

Bonito blog como bonita familia. Hoy he conocido a ambos a la vez y ha sido una experiencia muy grata.

Besos

Rosa Cáceres dijo...

Arantza, es que es un tipo divertidísimo; siniestro como un vampiro, abre la persiana de su terraza a las doce de la noche, se ve su sombra en la oscuridad, sólo rota por el débil reflejo del televisor encendido, prácticamente sin volumen, la verdad es que no molesta...pero ese chillido fue de antología jajaja y le valió un ínclito apodo.

Rosa Cáceres dijo...

Perséfone, muchas gracias. Me hubiera gustado conocerte a ti a la recíproca, pero me encuentro que tu perfil no está disponible. Un abrazo.

Menchu dijo...

Enhorabuena por tener una familia tan simpática...¡la buena gente transmite!.
Besos miles.

Perséfone dijo...

Rosa, soy reservadilla, pero no tanto. Ya he arreglado lo de mi perfil, no sé qué diablos le ha pasado. Así podrás conocer un poco de mí.

Besos

Cassiopeia dijo...

Guapos los tres... y vaya filósofos!
Me los imagino cuando chiquitos... que ocurrencias ni ocho cuartos... debieron haber sido filosofos rompe risas.

Y los padres... guapos también. Y me imagino que tolerantes.

Besos