miércoles, 19 de mayo de 2010

Retrato de una belleza inventada, juego ingenuo.



La verdad es que algunas veces necesito escapar de la seriedad, que ya tiene la vida más que motivos serios de preocupación.
Para lograrlo, nada mejor que un juego, como de niños, inventando un retrato...como se inventan y se reinventan el suyo ciertas celebridades (que viven solamente de su superficie) en la mesa del cirujano plástico, que las transforma en mujeres de plástico.
En fin, si ellas son felices así...
Antiguamnete las mujeres se torturaban con el corsé y las chinas incluso con vendas en los pies para que no les crecieran. Hoy las mujeres occidentales se someten al bisturí, como si fuera plato de gusto, y si hace falta...se amputan el dedo meñique de los pies, con tal de calzar unos "manolos", como está mandado en la moda. Pero yo me pregunto quién o quiénes son los canallas que mandan tal barbaridad.
Y el caso es que tengo mis teorías y mis sospechas.
Además se me ocurren ( o se me escurren, jajaja) otras muchas preguntas:
¿Avanza la mujer en ese terreno en su deseo de la tan cacareada igualdad?
¿Por qué las revistas "para la mujer"- y las otras también- no paran de proponer listas de clínicas??? de estética, dietas torturadoras y todo lo que alrededor hay, que no es más que negocio?
(A lo mejor esta pregunta ya está contestada en ella misma, pero como las dichosas publicaciones sostienen que quieren reforzar la valía y autoestima de las féminas (¡toma esquizofrenia!)
¿Por qué a una mujer se le sigue pidiendo lo imposible en el terreno de que hablamos, es decir, que sea preciosa y joven y delgada y sensual y elegante como una miss mundo SIEMPRE, en la era de la igualdad, ¡jajajaja! (permitidme que me ría)?
¿Qué concepto de sí misma tiene la mujer que entra al quirófano -ese lugar terrible- porque SIENTE la NECESIDAD de abultarse los labios(aunque ya pierda la sensibilidad en ellos) o sentarse en unas nalgas de silicona (como en un cojín), sabiendo además que tiene que cambiar esa sustancia periódicamente, de nuevo en la mesa de operaciones?
Y la pregunta del millón: ¿ Por qué se dejan manipular así tantas mujeres?
Sé que la presión ambietal es terrible, pero...o somos PERSONAS o no lo somos. No sé si me explico.
***********************
Y como conste que ni siquiera soy feminista (lo que ocurre es que tengo la costumbre de pensar) doy un aviso a los hombres:
¡CUIDADO MUCHACHOS, QUE VAN A POR VOSTROS!
¡SOIS EL PRÓXIMO OBJETIVO!
NO PERDÁIS VUESTRA MARAVILLOSA FÓRMULA PARA SER FELICES
INDEPENDIENTEMENTE DE VUESTRO ASPECTO FÍSICO:
"El hombre y el oso, cuanto más feo, más hermoso"
.........................................
El fallo era que el aforismo no concedía ese mismo beneficio a la mujer...lástima. Se podrían haber evitado tanta infelicidad entre ellas...

17 comentarios:

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Ay que guapa he quedado,
además como yo, lleva el pelo largo y rizado.
Aunque a veces me lo recojo.

Besos. amiga del alma, Montserrat

tejedora dijo...

Jjaja. Me enseñaron juegos así de pequeña. Lo he recordado al verlo.
Espero que te encuentres mucho mejor.
Un beso, mi Rosa murciana.

Luis G. dijo...

Cabales preguntas donde las respuestas son obvias, pero... ¿quién se lo dice a ellas y cómo?

En fin, que me voy a aprender ese bonito juego para aplicarlo esta tarde a mis nietas para que lo aprendan cuando salgan del colegio.

Un abrazo.
Luis.

Cayetano dijo...

Los números lo arreglan todo...los del cheque, claro. Jejeje.
Yo prefiero decir lo del chiste: "Virgencita, virgencita, que me quede como estoy."
Un saludo.

emejota dijo...

Quizás las que se sientan débiles e inseguras en su interior necesiten esos estropicios. En otros casos quizás dependa de ello su profesión, o un sentimiento de eterno "peter pan", o de cierto odio a lo que de antiestético les está brotando por todas partes.
Lo mejor siempre sera un buen humor y una buena genética. Un abrazo.

RAFAEL LIZARAZO dijo...

Hola, Rosa:

Muy ingenioso y original tu retrato, me has sacado una sonrisa.

El mercantilismo con sus tentáculos alimenta las vanidades de aquellos que no están conformes con lo que son.

Todo depende de nosotros mismos.

Abrazos.

verdial dijo...

Simpatiquísimo el dibujo.
Respecto al texto te doy toda la razón. Puede ser que la mujer no llegue a estar del todo contenta consigo misma e intenta transformarse de la manera que sea, incluso obviando lo que más vale: su interior.

Besos

Rosario dijo...

De acuerdo contigo en todo, la belleza de las mujeres está más que en el aspecto fisico en el interior, lo que pasa es que el mundo de la moda manda...

Las jovenes van a su aire y no siguen ningún consejo, es muy triste, han olvidado que lo mejor es una sonrisa, una palabra amable,
y la Simpatía.

Me ha gustado mucho tu comentario, no lo esperaba, pues sé que tienes mucho trabajo, lo del concurso me ha llenado de satisfacción, no es que vaya a ser ganadora pero solo con participar sería un honor.
Si no te importa avisamé.
Muchas gracias y un abrazo fuerte amiga, desde mi librillo.

cabopá dijo...

Eres una artista. Yo sólo sabía lo del 6 y el 4....
Ayer, por la calle vi a una señora por detrás que parecías tú...No veas adelanté y descaradamente miré....¡¡¡Sorpresa!!! iba a decir pero ante la evidencia,seguí mi camino...ja,ja,...La señora y su amiga, pensarían ¡¡vaya loca!!..je.
En fin Rosa me ha gustado muchisimo esas dos cuartillas llenas de garabatos que han terminado siendo un retrato....
Besicos.

Cayetano dijo...

No hay cuidado que me asalten los de "Corporación dermostética" o "dermostetica". Conmigo se iban a arruinar. Jejeje.

Un 8 y un 3,
te huelen los pies.
Un 8 y dos "treses",
te "rugen" los "pieses".
Un 3 y un 8,
-peligro-
me como un bizcocho.
Un 9 y un 5,
pegamos un brinco.

Yo tenía un camarada, entre todos el mejor, compañero de pupitre en la escuela aquella en blanco y negro del Nodo que, en el silencio sepulcral de la clase, cuando resolvíamos problemas de aritmética en nuestros cuadernos, decía bajito, bajito...
"Dos que doy, Eloy,
dos que te meto, Aniceto.
Bajo el cero
y te clavo el lapicero."
También decía:
"Tres por culo, veintiuno."
Si le llegan a oír...

Un saludo, amiga Rosa.

Rosa Cáceres dijo...

En Murcia teníamos en el Saavedra Fajardo- años del NODO- la tabla de multiplicar con los profesores de entonces, a lo mejos cabopá se acuerda:
Una por una, Josefa Luna
dos por dos, el Director,
tres por teres, el de Francés,
Cuatro por cuatro, la Cano Pato,
cinco por cinco, don Francisco
jajaja
Esto lo digo al hilo de lo que cuenta Cayetano

Mª Teresa Alejandra Francesca dijo...

Gracias por la deferencia de pasarte por mi blog,

He leído tu entrada, es simpática y llevas razón.

Un abrazo

Maite

Higorca Gomez Carrasco dijo...

Gracias por tu comentario, una curiosa entrada la tuya, a veces un garabato vale más que mil palabras.
Un abrazo

Montserrat Sala dijo...

Hace dia aque no visitaba tu blog, i hoy tu juego me he enganchado otra vez. Ya sabes te vas liando con unos i con otros i llega un momento que no puedes con todo. Jo he hecho un juego para tí, para que te diviertas y despueés me dices si he acertado en algo. Ahí vá:


R Romántica, ruidosa, rígida.
O Osada, ordenada, orquídea.
S Saludable, Social, Sofisticada
A Altruista, Alegre, Amiga

C Capacitada, Cerebral, Cabezuda.
A Autora, Artificiosa, Académica
C Celosa, Culinaria, Colaboradora
E Enamorada,Elemental,Entendida.
R Recia. Realista, Reflexiva.
E Elegante. Estrovertida, Emotiva
S Seria, Solidaria, Surrealista.

SALUDOS,AMIGA.

Rosa Cáceres dijo...

¿Habéis visto que acróstico me ha hecho Montserrat Sala?
¡Me he pusto más ancha que larga!
...de orgullo, se entiende jajaja
Muchísimas gracias.

Gala dijo...

La sociedad hace martires a demasiadas mujeres.
Habrá cosa más bonita que sentirse bien con uno mismo?

Besitos Rosa

María Bote dijo...

Qué bonito juego, yo los hacía de pequeña.
El texto, excelente, no tiene desperdicio y me identifico totalmente con él, Rosa ¿dónde la buscada y merecida igualdad? ¿en globos de siliconas por todo el cuerpo y cara de las féminas? Es de risa. No hay mayor esclavitud que la de quere aparentar 20 cuando ya se tienen 50 ó 60 largos años...Ni mayor serenidad y belleza que, la de la edad sumida
dignamente.
Me encanta leerte.
Besos. María