sábado, 4 de septiembre de 2010

Belleza al alcance de la mano

Tenemos la belleza tantas veces
cercana, y al alcance de la mano,
y por cercana, absurdos de la vida,
no la vemos y no la valoramos.

El trabajo, el color, esa factura
ese brillante logro de artesano
que busca realizar en esta vida
la obra más perfecta con sus manos...

Mirar alrededor es descubrirlas,
las bellezas están, no son arcano.
¡Míralas! ¡Descubre la hermosura!
La tienes al alcance de tu mano.

******

NOTA:
La imagen pertenece al zócalo de azulejería antigua del Hotel Monastedio De Los Basilios (Granada)

25 comentarios:

Cayetano dijo...

A veces los árboles no nos dejan ver el bosque. Y mientras la vida pasa... Habría que decir ahora eso de "Qué descansada vida la del que huye del mundanal ruido..."
Un saludo.

Noelplebeyo dijo...

bueno, en ocasiones hay que pagar entrada

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

HOLA ROSA:

SI QUE QUE PONER ATENCIÓN, PUES NOS RODEAN COSAS MUY BELLAS, QUE CON LAS PRISAS NO VALORAMOS.

POR CIERTO, CON MIS CRISTALES Y GAFAS NUEVAS. OBSERVO MUCHO MÁS.

UNA BELLEZA ESTA CERÁMICA QUE NOS MUESTRAS.

BESICOS, Montserrat

Mery Larrinua dijo...

El diario vivir a veces nos impide ver cada belleza y grandeza que nos ofrece esa vida!
un beso

emejota dijo...

Que gran realidad, y que gran fortuna los que pueden disfrutar de esa cualidad.
Me consta que tu si y me da mucho gusto poder la compartir contigo, saber que alguien tan lejana siente de forma semejante. Un fuerte abrazo.

CP dijo...

Hola Rosa, tal vez sí andaramos por la vida con actitud de turistas, no nos perderíamos tantos detalles hermosos que hay fuera de los museos...

Rosa Cáceres dijo...

Noelplebeyo, no me refiero a esa clase de belleza, porque, con serlo y todo, está mediatizada por lo económico. Es otra la que yo aprecio sin que tenga precio, valga la redundancia. Si te cobran entrada, ya tasan el precio de lo que vas a ver; está, por tanto, al alcance del bolsillo, no de la mano.

Rosa Cáceres dijo...

Montserrat, bonita amiga, me gusta cómo expresas tus vivencias y aprecio en ti una sinceridad que me llega al corazón.
Un abrazo, roseta abrileña

Yulia dijo...

Hay muchas cosas en la vida que son preciosas, las que hace el ser humano, y las de la propia naturaleza, la vida misma es bella si sabes apreciarla .
Gracias a nuestros antepasados que fueron grandes artistas artesanos y poetas ,hoy en dia podemos disfrutar de ello , ojala puedan los que vendrán despues.

Carmendy dijo...

Tú si que eres bella, Amiga... y de un natural exótico y humano al alcanze de la mano, jajaj...me ha salido en pareado y tooo¡¡
Un placer leerte amiga, espero sigas machacando en tu novela.
Besitos y abracitos muy bellos de azulejería morisca. Carmendy

Arantza G. dijo...

Son muchos los que se pasan la vida mirando sin ver...
Besos mi querida Rosa

Rosa Cáceres dijo...

Mery, hay que vivir el día a día como la vida a vida, es decir, dotando de importancia y vivacidad cada jornada, cada hito en el camino.
Abrazos.

Rosa Cáceres dijo...

emejota, me alegra nuestra coincidencia en la forma de ver el mundo. No será exactamente la misma, porque cada uno es único, pero sí es muy parecida.
Yo tengo la suerte de apreciar cosas que a otros les parecen insignificantes. Pienso qué tesoro representarían para esos si no tuvieran nada más,o si se detuvieran a mirar, a escuchar, a oler...Hay cosas bonitas (flores silvestres por ejemplo)para ver, hermosos susurros de la Naturaleza para escuchar, aromas (mar, flores, especias, hierbas...) para disfrutar con el olfato, ese sentido de mágico poder para la reminiscencia.

Rosa Cáceres dijo...

CP, hay turistas y turistas, claro. Yo prefiero no sentirme como tal en los lugares que visiito, por eso prefiero pasar desapercibida,nada de guías en la mano, como una persona que es de allí. Observar la vida diaria de la gente, visitar el mercado, entrar en las iglesias, en los barrios populares...si hago fotos que sean atípicas, de detalles que no entran en el pensamiento del turista medio...

Princesa.triste.115 dijo...

Es cierto lo que dices...lo tenemos al lado y no nos damos cuenta de la belleza, sólo nos preocupamos de lo negativo, de lo que no es.

Un saludo

cabopá dijo...

Cúanta razón tienes amiga, lo que hay al alcance de la mano a veces lo menospreciamos por cercano...
Ya estoy aquiiiiiiiií, con el calorcillo de la urbe que todavía esta desierta,eso sí, en Feria para quién le guste.
Besicos

Fernando J. Feliu dijo...

Sólo con abrir los ojos, somos testigos de la belleza, pero muchas veces no queremos ver nuestra ceguera.

Un cordial saludo.

Rosa Cáceres dijo...

Yulia, hay que hacer una "lista interior" de maravillas para disfrutar o para recordar el disfrute que una vez nos proporcionaron. Es la memoria sentimental, que nos acreca al paraiso personal.
Muchos de stos recuerdos proceden de la niñez y ¡qué entrañables son!

Rosa Cáceres dijo...

Carmendy, qué graciosa haciendo pareados...
Hoy he tenido trabajo y acabo de volver del instituto, pero la novela está ahí, avanzando.
Sin embargo, me dan ganas de revisar mi "novela extremeña", porque a lo mejor opto por presentarla al editor antes que ninguna. Su construcción me hizo disfrutar un año entero como ninguna otra de mis novelas. Se desarrolla en la provincia de Badajoz, concretamente en Llerena. LO pasé genial escribiéndola y comentándola con un compañero de Claustro que es de Cáceres.

Rosa Cáceres dijo...

Arantza, a todos se nos pasan sin ver detalles preciosos, pero hay que paladear cada sorbo de felicidad que nos ofrezca la vida, sorbos que algunas veces nos vienen de modos muy variopintos.

Rosa Cáceres dijo...

Princesa triste, si nos acordáramos más a menudo de los privilegios que gozamos...
En un mundo lleno de carestías, de dolor, de desamor, de pobreza, nos quejamos y no sopesamos que tesoro es el agua fresca, poder asearse, poder comer, tener un techo y un lecho...y estar rodeados de cosas hermosas.

Rosa Cáceres dijo...

cabopá, estás ya en Murcia...yo estoy también de vuelta, pero aún araño algunos días de playa y seguiré en los fines de semana.
Tú precisamente estás siempre atenta a los detalles bellos.
Hoy una compañera me ha hecho un precioso regalo: dos cuadros de flores secas que son una maravilla. Siempre hay alegrías en cada día.

AROBOS dijo...

En cualquier lugar, en cualquier cosa, por sencilla o simple que sea, puede descubrirse la belleza.

Rosa Cáceres dijo...

Fernando ¡Qué razón tienes! Tú sabes muy bien que la Naturaleza en estado puro es una fuente inagotable de belleza. Saber apreciarla es una suerte que tú tienes.
Siempre recuerdo los versos de la Oda de Fray Luis de León: "Del monte en la ladera/ por mi mano plantado tengo un huerto/ que por la primavera/ de fresca flor cubierto..."

Rosa Cáceres dijo...

AROBOS, tienes razón. Incluso hay poemas a lo que consideramos a priori feo, poer ejemplo, el "Canto doloroso al cubo de la basura", de Rafael Morales.