martes, 15 de febrero de 2011

Solos

Esta entrada está dedicada a Begoña de Urrutia, porque incluye un poema del que le he hablado esta misma tarde.

**********



Solos

Yo estoy sola, tú estás solo,
solo está todo el que piensa,
solo está aquel que medita,
y a que a su verdad se enfrenta.
¡No pensar! es la consigna.
¡Gritar mucho! Y que ensordezca
el oido y la memoria
y hasta la misma conciencia.
¡Hablar alto, casi a voces!
porque el silencio nos cerca
y el ruido te ayuda a huir
de ti mismo y tu tristeza,
de la amarga soledad
que a toda alma rodea.

25 comentarios:

MariluzGH dijo...

Totalmente ciertos esos versos, querida Rosa.

Te pido disculpas por comentar tan pocas veces, aunque siempre te leo

en desagravio te dejo dos besos y dos abrazos :)

MAJECARMU dijo...

Efectivamente,el silencio nos cerca y nos enfrenta a nosotros mismos...Por eso, sólo el temple nos permite dialogar con la soledad.
Ritmo y buena crítica en tu poema,ROSA.
Mi felicitación y mi abrazo siempre.
M.Jesús

Cayetano dijo...

O sea que los de las motos y los de los coches tuneados -chunda, chunda- arman tanto barullo porque lo que no quieren es pensar. Vas a tener razón y todo.
Un saludo.

María Bote dijo...

Claro, amiga, el que vocifera es que no quiere pensar ni razonar y, siempre estamos solos, sí, solos con nuestra conciencia, nuestros sentimientos, nuestras lágrimas...
Bello y certero poema, querida Rosa.

Besos. María.

Rosario dijo...

Como siempre Rosa acierta con rima, poesía y escritura facil y correcta.
¡Cúanta razón tienes!
A veces cuando hay más gente y más fiesta, es cuando más solo te sientes.
Gracias por tus amables comentarios.
Un abrazo fuerte amiga, desde mi Librillo

Terly dijo...

Es la soledad una señora que pulula por las calles de nuestras ciudades, nadie quisiera verla cerca... ¡Bruja y maldita soledad!...
Felicidades por tan acertado poema.
Besos.

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Buenos días Rosa:

Es cierto que te escribo como si te conocieraen persona y no descarto que un día llegue a conocerte. Quizá me influya la lectura de tus libros.

En Abril es la Feria del libro en Valencia

Tu entrada de hoy es muy profunda y me gusta, sabes.

A mi demasiado ruido no me va.
Cuando los chicos eran jovencitos me ponían el heavy metal duro a toda pastilla.

He aborrecido el cine por los efectos especiales ruidosos.
A veces me pondría tapones en los oidos.

Prefiero el ruido del canto de los pájaros o las olas del mar.

Prestarles atención también ayuda a no pensar.

La lectura de un buen libro tembien ayuda a no pensar.

En fin opino que la atención es un buen método para no comerse el "coco".

Besicos, Montserrat

Amig@mi@ dijo...

Muchas veces está solo el que quiere estar solo.
La soledad a menudo es para mí la mejor compañía.
;)
Un abrazo Rosa.

Carmendy dijo...

Una realidad filosófica.
Nacemos y morimos sólos, lo demás son complementos de la vida.
Y, la eterna pregunta; como decía León Felipe: porqué habla tan fuerte el español...?
Besitos guapa.
Carmendy

Begoña de Urrutia dijo...

Gracias por la dedicación de tu comentario. Estamos de acuerdo en muchas aspectos del poema. Hay un solo aspecto que, si no he entendido mal , discrepo: la soledad y el silencio no siempre implican amargura,sobretodo cuando no son impuesta sino buscados, no por una actitud egoista, sino como un modo de encontrarse con uno mismo y comprender mejor a los demás.
Muchas gracias y hasta pronto

Rosa Cáceres dijo...

A TODOS.

¡Ay, las prisas!...me encantaría contestar a cada uno despacito y razonando cada frase, pero siempre voy al ritmo que impone el minutero del reloj, qué le vamos a hacer.
Muchas veces, a la noche, vuelvo la mirada a las horas del día transcurrido y yo misma no me explico cómo he podido hacer tantas cosas jajaja
De todas formas vamos a ver si respondo aunque sea someramente y de tres en tres, para concederme un momento y darle vuelta a la comida:

A MARI LUZ le digo que a mí me ocurre igual, y que me disculpo de la musma manera: muac, muac (dos besos) y los abrazos también aunque no tienen onomatopeya que los represente.

A MAJECARMU, le agradezco su juicio favorable para mi poema.
Y le digo que me alegra coincidir con ella en opinión sobre la soledad.

A CAYETANO le rspondo que desde luego los chunda chunda, y los lolailos también, huyen de todo y se refugian en el estruendo que les adormece la inteligencia como un narcótico. Van a acabar todos sordos en poco tiempo, Y le recuerdo el aforismo siguiente: Lo que más ruido hace es una calabaza vacía o un tonto.

Rosa Cáceres dijo...

A TODOS (Segunda parte)

A MARÍA BOTE le agradezco que califique mi poema de bello y certero. La verdad es que lo improvisé un poco sobre un breve ´poemilla que ya tenía escrito, de esos que tienen cuatro o cinco versos. Lo ampliá ante el ordenador.


A ROSARIO, la del Librillo lleno de sabiduría sencilla y alegría contagiosa, le mando mil besos.

TERLY personifica a la soledad y la increpa y apostrofa de bruja maldita. Lo es, ciertamente, en algunos momentos en que uno daría lo que fuera por tener una compañía que lo fortaleciera y arropara. Pero yo no hablo de la bruja sino del hada, esa náyade discreta que refresca la frente atormentada.

Rosa Cáceres dijo...

A TODOS (Tercera parte)

MONTSERRAT hoy ha hecho un comentario más extenso de lo acostumbrado. Cuenta anécdotas de sus chicos, cuando eran ruidosos seguidores del heavy metal...a mí me salieron ajedrecistas y buceadores jajaja ¡silenciosos!
Gracias de nuevo por el elogio que haces de mis novelas. Yo , como tú, opino que la lectura (y la escritura) acercan a la interioridad necesaria para comprender el mundo y comprenderse uno mismo

AMIG@Mi@ ha comprendido mi intención: la soledad voluntaria es un premio, la forzosa es el peor castigo.

CARMENDY cuando el español canta...dice el refrán. Sin embargo, a menudo he oído vociferar más alto a extranjeros que a españoles. Ya sabes que en las playas abundan. En fin, que cría fama y échate a dormir, mencionando otro refrán.
En lo que estoy completamente de acuerdo es en la radical soledad del ser humano. Es el principal tema de fondo de algunas de mis novelas.

Rosa Cáceres dijo...

BEGOÑA, no discrepamos en absoluto, porque eso mismo pienso yo, que la soledad buscada es un tesoro, algo que necesitamos para fundamentar nuestra vida. Y desde luego puede ser alegre y muy gratificante.
Yo adoro la soledad del amanecer, suelo levantarme muy temprano, cuando todos duermen, sobre todo me agrada la aurora en el verano, con ese fresquito tan agradable...
Escribo mucho mejor al amanecer.

Un abrazo

Adolfo Payés dijo...

Leerte siempre es un placer, Muy bellos versos..
En el silencio nos encontramos muchas veces..

Un abrazo
Saludos Fraternos..

Rosa Cáceres dijo...

Adolfo, muchas gracias por tu visita.
La verdad es que siento un pudor comprensible cuando alguien dice que mis versos son bellos. No lo creo, jamás me sentí poetisa. Soy novelista, qué le vamos a hacer...
Si escribo algo en poesía- y lo hago de veras, con sentimiento auténtico- me lo guardo y no lo muestro a nadie. Así es.
Un saludo

cabopá dijo...

Mu bonito el poema...hoy no tengo tiempo ni pa respirar...
¿Has visto mi correo?
Hablamos.
Besicos.

emejota dijo...

Bien cierto. Por cierto ando liada,bastante pachucha, visitada por mi hijo en repetidas ocasiones y bien cuidada por F. No me puedo quejar, no estoy sola, aunque me nacieran sola y me tenga que despedir idem. Un fuerte abrazo.

emejota dijo...

Bien cierto. Por cierto ando liada,bastante pachucha, visitada por mi hijo en repetidas ocasiones y bien cuidada por F. No me puedo quejar, no estoy sola, aunque me nacieran sola y me tenga que despedir idem. Un fuerte abrazo.

verdial dijo...

Entonces yo quiero estar muda.

Un abrazo

Rosa Cáceres dijo...

VERDIAL
Muy agudo tu comentario.
Un besico

Rodolfo de Jesús Chávez Mercado dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Rodolfo de Jesús Chávez Mercado dijo...

Hola Rosa. Saludos.

Gritarme a mi mismo que no me encuentro solo, que Dios està conmigo.
Gritarle a mis oidos y hacer notar a mis ojos, que estando en silencio y despierto a la vida podrè descubrir su presencia.
Gritarle a mi corazòn que cada rumor que inunda su espacio interior es tempestad sino se deja abrazar por la brisa del amor.
Calmar cada ansiedad que me lleva a la perdida de mi mismo sino consigo escuchar su dulce melodia.

Gracias por compartir.

Dios te bendiga.

Fra Rodolfo de Jesùs O.Carm

Rosa Cáceres dijo...

Fray Rodolfo, esa es la mejor opción, la más acertada.
Que Dios lo bendiga a usted también, y al mundo entero.

angel almela dijo...

El silencio nos accerca...¡Qué hermosa reflexión!...¡Ojalá nos siga acercando!.