jueves, 3 de febrero de 2011

Trampantojo y coplillas filosóficas

Un trampantojo (una trampa ante el ojo) es una pintura frecuentemente mural, hecha con realismo y con intención de crear ante el que mira el efecto falso de un escenario. Este que os muestro me parece que lo fotografié en Tarragona. En una pared ciega se ha logrado la apariencia de una vivienda de tres plantas y tres balcones en cada una de ellas. En la primera planta seis personajes ficticios se asoman a la calle vestidos de gala, en la segunda planta una mujer cuida las macetas en un balcón, el balcón central se engalana con la Señera de Cataluña y un pintor con su paleta y su caballete parece copial el paisaje, el tercer balcón tiene la persiana baja, sobre la barandilla, pero permite ver las macetas que tanto parecen gustarle a la mujer que está en el otro. El tercer piso está abierto, pero sus habitantes no se muestran.
*
Para mí algunas veces el mundo es un trampantojo, una irrealidad habitada que no logro entender del todo.
Hay un tema literario que es el del "extranjero en su tiempo". Me siento identificada con él. Esa sensación de extrañeza ante el mundo que me rodea la conozco perfectamente.
Al hilo del tema, esta coplilla. Encuentro desconcertante la realidad y la forma de pensar de la mayoría de las personas.
*
No es mi queja, no señor,
que no me comprende el mundo,
mi queja es ¡oh, dolor!
que no lo comprendo yo.

Esta coplilla la compuse hace muchos años, obedece a una constante en mi vida: no comprendo el mundo. Nada, que por más que lo intento no logro comprender las reglas del juego que rigen, ni cuando son reglas de juego sucio (que eso tendría un pase) ni cuando son las de juego limpio. Siempre supe que era yo la que no entendía nada...resignación.

¿No quieres mirar al mar?
Pues no mires a los cielos,
que en ellos también está.

16 comentarios:

Cayetano dijo...

Extranjero en su tiempo, un extraño en su tierra o en su época... ¿A quién me recuerdas?
Yo tengo algo de eso. En casa, si no fuera por el sentido del humor, me dicen que parezco tener una educación de países del norte de Europa. Me molestan los ruidos y la gente que se pasa el día hablando a gritos y dando palmadas campechanas en la espalda o estrujándote las manos cuando te saludan. Me molestan los que no respetan el espacio y la paz de los demás, los que tiran porquerías al suelo y quieren que todo el mundo oiga sus conversaciones. En eso soy sueco o noruego...o de otro tiempo.
Así que te comprendo perfectamente.
Y no te apures. Ya sabes que nuestro ingenioso hidalgo era así: ucrónico, atípico y utópico.
Un saludo.

Annick dijo...

Extraña en un pais , pero que pais.
Despues de 45 años ,aqui en España ,me siento ¨rara ¨en Francia .
Todavía tengo nostalgia de muchas cosas de mi tierra , pero no podría vivir en otro sitio que no sea Andalucia .
Me he acostumbrado a añorar uno y querer al otro .
Como dos amantes que no puede dejar de amar ...

Besos desde Málaga.

Arantza G. dijo...

Coincido con Cayetano en algunos puntos.
En mi familia siempre me han tomado por bicho raro.
Mis amigas dicen que soy rara, diferente.
¿Eso es malo?
Besos grandotes

María Bote dijo...

Coincido con ese especial sentimiento
y pienso igual: la rara seré yo.
Muchas gentes me dicen que, no sólo por el físico, parezco más del norte de Europa que de aquí. Sin embargo yo me siento muy española, pero también me molestan muchas de las cosas que dice Cayetano.
Preciosos, el Trampatojo y las coplillas.
Besos. María.

Carmendy dijo...

Qué bonita la entrada, Rosa.
Estas pinturas me encantan, es como disfrutar de algo que no esiste pero que gracias al arte y la imaginación podemos ver hecho realidad.
Las coplillas, deliciosas, como todas tus cosas.
En cuanto a los raros/as,tan rubeniano pues soy de las tuyas, siempre pienso que desde luego soy yo el "bicho raro",no los demás, jejeje...qué se le va a hacer.
Bueno,te deseo buen fin de semana, guapa. Besitos
Carmendy

Terly dijo...

Me gustan tus coplillas y el trampantojo siempre lo he admirado, prefiero que me presenten la sucias y cruda realidad escondida detrás de una bonita pintura o una bella fantasía.
¿Que es esconder la cabeza debajo del ala como las avestruces? Pues sí, pero es que yo soy muy avestruz para según que cosas.
Un beso.

emejota dijo...

Lo que expresas es tan humano. ¿Por qué te crees que me he pasado la vida brujuleando por el mundo de las ideas? Pues porque tampoco encontraba mi horma en el mundo.....hasta que en cierto modo, solo en cierto modo, sonó la flauta y ciertos conocimientos muy muy antiguos como los recogidos en el Kybalión y la astrología interpretada como un idioma simbólico y sincrónico, no como la gente la interpreta hoy en día, me ofrecieron cierta tranquilidad. Al menos creo que ya me puedo "responder" a ciertas preguntas que me resultaban vitales. A lo largo de bastantes años las he "puesto a prueba" y la estadística ha resultado bastante favorable. ¡Ya no puedo pedirle más a la vida! Al menos ya estoy lista para viajar al país de nunca jamás sin ese runrun. Ya solo se que existe un mismo sustrato en el universo desde nuestra óptica, y es que nada es lo que parece.
De paso, he leído el comentario de Cayetano, le encantaría vivir en Alemania. Ah y sabes cual es mi país favorito..¡Noruega! Siempre me lo pareció y cuando lo conocí me enamoró y eso que el sol escasea, claro que nací el día mas oscuro del año y eso debe contar un poco. Ja,ja. Un fuerte abrazo.

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Hola Rosa:

Me encanta esta fotografía.

Realmente, es un trampaojo, pero es hermosa.

En una de las calles de mi Barrio, enfrente de la Iglesia, hay un balcón con montañas pintadas.

Besicos, Montserrat

MAJECARMU dijo...

Rosa,el trampantojo es un poema,que transforma artísticamente la realidad y es muy gratificante...!
Creo que,las personas amantes de la cultura y del espíritu se sienten "siempre"extranjeras entre la materia y sus reglas...Quizá por eso,nos gusta soñar a través de las letras,que podemos crear y recrear la vida de otra forma.
Mi gratitud y mi abrazo grande,amiga.
M.JESÚS

Juan Serrano dijo...

¿Extraño en nuestro propio mundo? Y al mismo tiempo cualquier calle de otra ciudad parece ser la calle nuestra de siempre. Y a esta conclusión me lleva tu última copla: que el cielo y el mar parece como si fueran las dos asas de la tierra.

Begoña de Urrutia dijo...

Lo que me ha transmitido tu post es un sentimiento de desasosiego:un mundo inaprehensible que se nos escapa. Por un lado esta está lo de juego sucio, que posiblemente cuesta entender porque no entra dentro de los propios conceptos de vida o conducta y nos resultan ajenos , por otro lado está el juego limpio, que no siempre se explica a si mismo con la suficiente claridad.
Y por otro lado está que cada cual entendemos las cosas a través de nuestras propias formular mentales y estas no siempre filtran adecuadamente lo que perciben. Las traducen erroneamente.
A veces no se entiende porque interpretamos el mundo y la vida en terminos materiales y la vida tiene un sentido de trascendencia que no siempre logramos alcanzar.
Quizás nada de esto tengo sentido, pero creo que he intuido algo de tu post que no se exponer en palabras pero que tiene sentido.
Un abrazo fuerte.

Paqui Quintana Vega dijo...

Interesante fotografía.
El mundo es una trampa en cuanto a que nos pone a prueba. Cada día es una lucha por ser nosotros mismos, por seguir nuestros principios.
Si lográramos entendernos a nosotros mismos, haríamos el mundo de otro modo......el problema está en que el hombre es un ser en continua formación, que apenas ha logrado entenderse un poco cuando le llega la vejez. Un beso.

Rosa Cáceres dijo...

A TODOS
¡Ole, ole y ole! ya veo que somos muchos los que estamos igual de extrañados ante el mundo. Entonces vamos a fundar un territorio inmaterial en el que podamos estar a nuestar anchas. En realidad creo que ya lo hemos hecho jajaja
El refrás de "Dios los cría y ellos se juntan" se hace paradigmático en este lío de blog a blog que nos llevamos, no digáis que no...
Vamos, que después de haber leído vuestros comentarios me siento una más con la misma rareza, que ya no lo es gracias a vosotros que también la teneis. Una rareza que tenemos todos ya no es rareza sino normalidad absoluta ¡Uf, qué tranquila y contenta me he quedado!
Si yo hiciera la lista de las cosas que me molestan...jajaja
y de las que me gustan...
Pero ni me siento sueca, ni noruega ni ná de ná...porque me encanta reirme de mi sombra y soy -lo lamento Cayetano- bastante expresiva y cariñosa en el trato.
Y aunque si me perdiera me tendrían que buscar en Andalucía- como a Annick- me encantan otras regiones.
A Arantza le digo que ser el bicho raro es un motivo de orgullo, sobre todo ahora que nos hemnos juntado uan docenica de lo mejor jajaja
Con Maria Bote resulta que me siento española por los cuatro costado, son como los del 98, que amaban y criticaban a España.
Con Carmendy estoy entre los bichos raros que creen que los bichos raros son los otros jajaja
Terly quiere un trampantojo que oculte la cruda realidad, yo creo que es una buena solución la suya, y opino, no sé si él también, que el arte es el trampantojo que realiza esa labor de camuflaje del dolor y la amargura.
Emejota se me va por mundos astrológicos que yo no he visitado nunca, y me causa intriga saber cómo ha llegado a la conclusión de Campoamor de que "En este mundo traidor nada es verdad ni es mentira".
Como Montserrat admiro el trampantojo y envidio la paz que siempre despenden sus comentarios.
MAJECARMU hace una definición de trampantojo que me parece una metáfora excelente, pues dice que es un poema que transforma artísticamente la realidad.
Juan Serrano es el çunico que se fija en la segunda coplilla, y extrae de ella la conclusiçon que la liga con la primera y con lo del trampantojo.
Begoña cree percibir desasosiego en mi post, y puede que lo haya, no sé. Ella da en la clave de que el mundo nos resulta tan difçicil de comprender porque todo lo vemos según nuestra particular óptica ="Todo es según del color del cristal con que se mira". Y tiene razón. Ese tema lo he tratado yo en varias de mis novelas. Hay un refrán que dice que cada persona es un mundo. Yo digo que el mundo es uno diferente para cada persona.
Y Paqui incide en la continua búsqueda que es la vida. La tarea de comprendernos a nosotros mismos ocupa toda la vida. Es verdad, Paqui, es verdad, y no hay día en que no descubramos algo nuevo sobre cómo somos ante las diversas situaciones que se nos van presentando.

cabopá dijo...

Subscribo lo que dices,aunque a mi también me gustan "otros mundos" ya sabes, la calle, callejear...
Me gustan los trampantojos como arte, no me gustan las cosas ocultas, me gustan las ventanas abiertas,la claridad,...Bueno y después de esta declaración de principios de sábado tarde. Te diré que ya tengo organizada una excursión para mañana, si no hubiese sido así, podriamos haberla cambiado y en vez de ir al noroeste murciano, hubieramos ido a la ciudad de Orihuela en su faceta medieval...otro año será.
Esa fotico de mar y cielo y la coplilla es una preciosidad..
Amiga Rosa, besicos para ti

Rosa Cáceres dijo...

cabopá, pues te pierdes un evento estupendo, aunque como dices, otro año será...y si sigue la cosa y aún es más grande será para pasar el día entero callejeando.
El noroeste es Caravaca ¿verdad?Siempre me hago un lío con el altiplano y esas comarcas del norte.
Seguro que te encantará.
Un besico

cabopá dijo...

Sí, además de Bullas,Cehegín,Moratalla y Calasparra...
Vamos a ver los almendros en flor ya los mostraré.
Más besicos.