viernes, 15 de abril de 2011

De noche en mi vagón



DE NOCHE EN MI VAGÓN



En mi vagón, de noche,

no veo afuera nada;

luz encendida dentro,

luz afuera apagada.

.

En mi vagón, de noche

no veo afuera nada,

lleva sus luces dentro

el vagón de mi alma.

28 comentarios:

Cayetano dijo...

Diógenes te puede prestar su lámpara de buscar gente honrada. A lo mejor así ves algo fuera, aunque lo dudo.
Un saludo.

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Hola amiga Rosa:


Recibe todo mi cariño.

Tu estás llena de luz.

Besos, Montserrat

María Bote dijo...

Querida Rosa, La luz la llevas por dentro, que es donde más falta nos hace; porque, ciertamente, afuera del vagón, a veces, hay demasiada oscuridad, amiga.

Besos. María

Amig@mi@ dijo...

No cambiás...
No cambiés...
;)
Besos

cabopá dijo...

¡Qué bonico!
Me gusta muchísimo, qué bien escrito está, esto sí que es un poema...
No dejes de asomarte a mi ventana mañana por la mañana...je,je.
Besicos.

OZNA-OZNA dijo...

bellisimas y profundas letras nos regalas magna poeta, esta asturiana te da infinitas gracias por hacernos participes de ellas, un besin muy muy grande.

Luis G. dijo...

Muy bonito, Rosa, eres la luz de muchos blogueros, llenándonos de dicha.

Un abrazo,

Luis.

julia dijo...

Luz de tu alma,grande debe ser.Recibe millones de estrellas mas para que alumbre aun mas tu camino.

Rosa Cáceres dijo...

Cayetano, como Diógenes voy buscando constantemente personas que pueda considerar bienhechoras, y algunas encuentro...lástima que las buenas palabras dejen menos huella que los desprecios, y las caricias no dejen rastro mientras que las puñaladas dejan hondas cicatrices.
Felices vacaciones.

Rosa Cáceres dijo...

Montserrat, gracias por decir que estoy llena de luz, ¿acaso la ven los demás? ¡Ojalá! ¿pero yo la veo....? Me parece que no.
Busco la luz y la paz interior, como buscaría el mayor de los tesoros, esos que de veras te hacen sentir saciada, colmada, rica...
Un abrazo, tú si que eres una luminaria, una rosa de abril luminosa y espléndida, de verdad.

Rosa Cáceres dijo...

María, ¡ay, si esa luz falta...! Y parece faltar tantas veces...Es entionces cuando almas generosas como la tuya se brindan a acercar su luz para que una vea algo entre las tinieblas traicioneras.
Hemos de prestarnos esa ayuda; luz por luz, corazón por corazón, buena palabra por buena palabra...
A propósito, una compañera mía, rapsoda, va a participar en un recital concurso en Almendralejo, Se llama Luisa Pastor, mira qie si llegaras a conocerla...Yo le he recomendado tu blog y tu poesía.
Un abrazo

Rosa Cáceres dijo...

Amig@mi@, la vida es transformación, cambio, y yo quisiera cambiar para mejor; no físicamente, porque eso es imposible, sé que voy cambiando pero a peor, naturalmente, a mi edad no he de pretender otra cosa, pero por dentro...Siempre es posible el milagro.
No creas que estoy orgullosa de mí. Por eso agradezco una palabra cariñosa como el mejor de los dones. Y tú siempre la sabes dar.
Un besico muy cariñoso.

Princesa115 dijo...

Hola Rosa....bonitas letras nos dejas hoy.
Sabes? Tú brillas por luz propia, esa que trasmites no sólo con tus entradas sino también en los comentarios.

Te dejo un abrazo enorme

Rosario Ruiz de Almodóvar Rivera dijo...

Rosa, tú sabes observar, mirar, escribir, hablar, improvisar, pintar, hacer poesías coplas. RECITAS DE MARAVILLA...
¿Quién igual a tí?
Nadie, eres única, no tienes que cambiar nada, tu Luz luce como una antorcha, pero seguro que algún aìre oscuro ha soplado y ha hecho que la llama tiemble.
Ánimo amiga y escríbe una de tus coplillas graciosas.
Aunque tarde en escribirte lo haré, que en el campo Internet es muy lento.
Un abrazo Grande, Amiga

Begoña de Urrutia dijo...

Estoy de acuerdo con una de tus respuetas a los comentarios. Merece la pena buscar la luz y la paz interior. Ceo que la sinceridad con uno mismo y con los demás y con la coherencia de vida tiene mucho que ver con esa busqueda y con ese encuentro.
Me ha gustado mucho tu poema
Un abrazo fuerte

Rosa Cáceres dijo...

Ozna-Ozna, eres una exagerada al llamarme "magna poeta" jajaja ¿estás de guasa?
Yo escribo algunas cosas que riman, nada más; de ahí a sentirme poeta va un abismo. Pero muchas gracias, asturiana guapa.
Un besico

Rosa Cáceres dijo...

Luis, qué bonito lo que dices, si no fuera tan solo producto de tu excepcional amabilidad, flor que por lo visto crece en las altas cumbres a las que acudes para soñar y enseñarnos a soñar a través de la belleza del paisaje que nos muestras.
Un abrazo

Rosa Cáceres dijo...

cabopá, el orden de los factores no altera el producto, te había saltado en las respuestas, perdona.
Estoy en Mazarrón, recibiendo el levante fuerte que sopla. El mar está precioso, un poema de agua azul verde y tornasolada acabada en cumbres de espuma blanca como la nieve... La Galerica recibe el azote de las olas que la sobrepasan y escurren por las rocas en mil pequeñas cataratas saladas...
Supongo que tú andas por Cabo Palos, con un pañorama semejante. Descansar, leer y pasear, pasear mucho junto al mar.
Gracias por tus palabras y por tus atenciones en el blog.
Un besico

Rosa Cáceres dijo...

Julia, mil gracias por esos millones de estrellas que siembras en mi camino. Son luciérnagas de amistad, bellas y cálidamente acogedoras.
Un abrazo

Rosa Cáceres dijo...

Princesa 115, es verda eso del brillo mío jajaja, parece que acumulo electricidad estática y me dan corriente los carritos de supermercado, por no dar más ejemplos, sin contar con los pelos de punta con que amanezco cada mañana jajaja
Procuro andar descalza lo que puedo para descargar esa electricidad, me la midieron una vez y era para asustar jajaja
Un besico

Rosa Cáceres dijo...

Rosario, tú te has dado cuenta del aire oscuro que me envolvía. La verdad es que suele soplar a mi alrededor demasiadas veces, pero pocos lo perciben. Tú sí lo has comprendido. Muchas gracias. Ayer fue un día...raro.Por la tarde fuimos al barco que estaba en puerto y pude abrazar a mi hija, así es que se me quitaron muchos males.
He tenido días terribles de dolor de cabeza, parece que también va remitiendo.
Un besico, amiga querida.

Rosa Cáceres dijo...

Begoña, yo siempre estoy buceando en mi interior. La introspección es connatural conmigo. Soy muy analítica con respecto a los sentimientos, las acciones y las motivaciones, tanto propias como ajenas. Ese análisis psicológico es característico de todas mis novelas, incluso de las históricas y las de acción.
Muchas gracias por tus palabras.
Un abrazo fuerte

Arantza G. dijo...

Tú tienes luz interior para dejar a oscuras al sol.
Besos con todo cariño.

Rosa Cáceres dijo...

Arantza, exageráaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
muchísimas gracias, y ojalá fuera así.
Cuando vaya a Vitoria y nos veamos (¿cuándo será, ay?) verás como no soy ni una mariposilla de la luz de esas que revolotean alrededor de las bombillas jajaja
Un besico, preciosa.

teresa dijo...

Rosa, muchisimas gracias por haber visitado mi espacio, que te haya gustado y te quedes conmigo.
Cuando he andurreado por el tuyo veo cosas muy interesantes y el rato que he estado en él me he sentido muy a gusto. Seguiremos visitándonos y comentando nuestras "cosillas".
Un fuerte abrazo de tu nueva amiga y seguidora. Hasta pronto.

Rosa Cáceres dijo...

Teresa, estoy muy contenta de que me hayas visitado tú también. Espero que podamos convertirnos en buenas amigas.
Un besico

Goriot dijo...

Profesora, dos estrofas con sus palabras muy bien colocadas has formado un poema que suena perfecto de rimas.
Nos dice mucho el significado, tu luz de dentro y la oscuridad de afuera es también nuestra vida de los que te leemos.
Un besino.
Goriot.

Rosa Cáceres dijo...

Goriot, comentarios tan elogiosos suben la autoestima, cosa muy de agradecer; muchas gracias, por tanto.
Un abrazo