sábado, 30 de abril de 2011

Mañana será otro día

¡Ya estoy de vuelta de mi viaje a Ciudad Rodrigo y Oporto!
Sí, sí, estupendo, estupendo; he visto cosas preciosas, desde luego, pero....
¡Ay! ya os lo podeis imaginar: vuelvo más cansada de lo que me fui. Es natural. Ya que vas, lo quieres ver todo.
En Oporto yo tenía un objetivo principal, ver la librería Lello y comprar un libro al menos allí.

Parece de cuento de hadas, no en balde fue uno de los escenarios de Harry Potter.
No es cosa de contar viajecitos aquí. Además aún no hemos descargado las fotos.
Ayer en Ciudad Rodrigo me harte de hacer fotos a los capiteles historiados del claustro de la catedral, esas labores en piedra son mi debilidad, se descubren verdaderas curiosidades. Ya os contaré más.
Ahora os dejo este dibujo mío que es altamente alusivo a varias de mis pasiones: lo medieval, dibujar, escribir...y soñar e imaginar, por supuesto.
Mañana será otro día y volveré a lidiar con mis corsarios y mis contrabandistas, mis buzos buenos y malos y todas las marejadas que se desatan en las páginas de la prueba de mi novela Isla Cueva Lobos.
Pero ahora toca reposar después de los kilómetros recorridos.
Buenas noches a todos.

6 comentarios:

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Buenas noches rosa:

Que bien que hayas disfrutado tanto y que aunque cansada estés contenta.

Bueno me alegro y hasta mañana.

Dulces sueños y besicos, Montserrat

Cathy Brown dijo...

Buenas noches Hada!!!!!Me encanta que la hayas pasado tan bien, ya quiero ver esas fotos, sobre todo las de la libreria por favor apurate a subirlas amiga!!!!Te quiero muuuuuuuucho, que tengas un feliz domingo!!!!!Besotes.

Cayetano dijo...

Me alegra que hayas disfrutado. A mí me encantó Oporto. Hicimos un recorrido en barco por el Duero hasta su desembocadura.
Un saludo.

Luis G. dijo...

Saldrás airosa de esa lidia, amiga Rosa. Los viajes enriquecen tanto, ves tantas cosas y las percepciones te llegan como una riada, que cuando vuelves a casa parece que regresar de rincones donde han crecido las maravillas.

Feliz domingo.

LUis.

Begoña de Urrutia dijo...

No dudo de que te habrás cansado muchísimo. Por lo que cuentas no has parado. Pero todo cambio es una forma de descanso; por lo menos desacansamos de lo que estabamos haciendo.
Estoy segura que recobrarás el ritmo en un plis plas.
Un abrazo

Princesa115 dijo...

Siempre llegamos más cansados cuando salimos de viaje y es algo normal, pero también cargamos las pilas y tomamos aire puro.
Pues nada descansa que creo que te quedan algunos días de mucho revisar.

Un beso