viernes, 15 de julio de 2011

Isla Cueva Lobos, Cartagena y Malespina

Ayer el maldito despiste nos jugó una mala pasada a Javier y a mí. Pero esa mala pasada se volvió agradable aventura y oportunidad de abrazar a nuestra hija Rosa y conocer-¡Por fin!- a MALESPINA, que es el loro que sostiene mi hija en la mano, cuya jaula se ve detrás, junto al timón del Karyam.



Resulta que yo tenía una entrevista radiofónica en Mazarrón; salimos de casa dando un alegre portazo y...¡Maldición! nos habíamos dejado los dos las llaves dentro jajaja ¡tiene delito!
Después de la entrevista nos pusimos a investigar la única forma de entrar en casa sin avisar a ningún cerrajero: localizar a Rosa por si ,por fortuna, no estaba en altamar.
¡¡¡Bingo!!! ¡El Karyam estaba amarrado en Cartagena, en el Yach Port para que los pasajeros pudieran asistir a un concierto de La Mar de Músicas.


Nos fuimos a Cartagena por La Azohía ¡Qué preciosidad de paisajes! Siempre que hemos cogido esa carretera de montaña lo hemos dicho, pero qué curvas, qué precipicios, qué miedoooooooooo.
Mi hija nos esperaba a la entrada del recinto.
Y subimos a bordo. Allí nos presentó a Malespina, el loro del barco, al que no conocíamos por despiste, porque lleva enrolado varios meses y nunca habíamos reparado en él.
Malespina adora a Rosa. Es un pájaro tan bonito que no parece ni de verdad.


También Javier tuvo unas palabras con él.
Estaba el pobrecico Malespina un poco mimoso de más porque esa mañana-según nos contó Rosa- estando en el hombro del patrón, ocurrió que éste se inclinó sobre la borda para una maniobra y el pobre loro se cayó al agua del Puerto.
¡Loro al agua!



Pau Fluixà y Rosa Canales (mi hija) son personajes reales de Isla Cueva Lobos. En la próxima incluiré a Malespina. Se lo prometí.

Y para que os hagáis idea de mi despiste; empecé a notar que me mareaba algo, como si las cosas a mi alrededor se movieran un poco...jajaja y lo dije, dándome cuenta simultáneamente de la tontería que estaba diciendo jajaja "Claro que se mueven las cosas ¡Estás en un barco!" dijo mi hija ...¡Ay, las cabezas, jajaja!

42 comentarios:

La sonrisa de Hiperión dijo...

Estupendas todas las fotos.

Saludos y un abrazo.

Cabopá dijo...

Menuda aventura la de las llaves...Esa carretera de la que hablas me gusta cantidad,con mi chófer intrépido siempre pasamos por ahí y me agarro a todo lo agarrable.
El paisaje es precioso,yo sé de uno que lo ha hecho a pie y adentrándose por los desfiladeros. ¡Menudo puerto!
Esa Rosa se parece cantidad a la otra Rosa...Vaya susto el de Malaspina,jeje...
Te habrás asomado a la Tinaja de Diógenes, el profesor te hace publicidad, esto es un amigo.
Besicos saldos desde el Mar Menor.

Rosa Cáceres dijo...

HIPERIÓN, MUCHAS GRACIAS, LE AGRADEZCO LA VISITA, GRAN POETA.
UN ABRAZO

Rosa Cáceres dijo...

cabopá, ¿a que da miedo esa carreterica de La Azhía a Cartagena? Tengo que ir a Castillitos, creo que ahora está precioso.
Sí que se parece a mí mi hija, según todo el mundo que la ve jajaja
¿a qué es salao el tal Malespina?
A ver si me asomo a la tinaja, que estoy recien llegada a la playa y un poco atontá.
¡¡¡MUCHAS FELICIDADES por tu santo!!!
Un besico

Cathy Brown dijo...

Una preguntita Hada....¿quien es quien en las fotos?Estan diviiiiiiiinas ji-ji, amo los loros..¿habla mucho?Mi cotorrita si, ademas silva canciones que le enseño mama.Te mando todo mi cariño y...que te sigas divirtiendo.Besotes.

María dijo...

Ya conocemos a la familia. Tu hija se parece a ti.Me gusta el nombre del loro, "Malaespina".
Saludos.

Francisca Quintana Vega dijo...

Sabes?.....se le alegra el alma a una al entrar y leer tus narraciones, ver las fotos. Yo, al menos, sonrío como si estuviera viéndoos. En fin, gracias por todo Rosa...hoy necesitaba sonreir. Besossss

Francisca Quintana Vega dijo...

Por supuesto...me he enterado muy bien de la historia...y tu hija es muy guapa, se te parece mucho. Hasta pronto

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Hola querida Rosa:
Bendito despiste.
Que guapos estáis todos, loro incluido.
Además los capitanes de barco de algúin libro que yo había leído, tenían su loro.
Bravo por los cuatro.
Besicos, Montserrat

Man dijo...

Querida Rosa: He estado estos días en Mazarrón sin Internet (lo cual tiene su encanto para escribir) hasta esta mañana que estoy en Murcia con escala para Asturias (profunda y sin Internet) y me empapo de todas tus bitácoras ¡Ufff, cuantos buenos acontecimientos desde que nos vimos!
Tendremos que ponernos al día a mi vuelta que será para la 2ª quincena de agosto; de septiembre...
Tenemos que vernos los cuatro.
Un abrazo y enhorabuena.

P.D. ¿Como me dijiste tú que se te ponían los dientes de largos?

Rosa Cáceres dijo...

Cathy, jajaja, ¡muchas gracias! La feoa soy yo, que no te enterassssss
jajaja
No sé si Malespina habla, al menos no lo oí, lo acababa de conocer. Pero creo que suspira melancólicamente cada vez que mi hija desembarca, y se lamenta mucho.
Lo vi bostezar y entrecerrar los ojitos. Muy graciosos.
Un besico

Rosa Cáceres dijo...

María, conocéis a parte de la familia, tengo dos hijos más. A ver si un día los saco a pasear por mi blog.
Un besico

Rosa Cáceres dijo...

Francisca, no hay cosa que me satisfaga más que aportar un poco de alegría a los que me rodean (aunque sea a distancia, como tú) y si logro sacarles una sonrisilla...ya lo doy todo por bien empleado.
Estoy deseando conocerte en persona. En fotos eres guapísima, voy a quedar a tu lado a la altura del barro jajaja
Muchas gracias por el elogio que haces de mi hija. Yo la quiero muchísimo, como es natural, y me llena de orgullo cada uno de sus éxitos, que son muchos, porque es intelingentísima y, lo que es mejor, buena persona, y con un gran sentido del humor ...y del amor.
Un besico, guapa.
¡Ah! Se me olvidaba, ya me preguntaron los periodistas por mi próxima novela (ya ves, acaba de salir Isla Cueva Lobos) y les contesté que es una novela de ambiente extremeño (concretamente ambientada en la provincia de Badajoz) y que se llama "Lances de venganza".

Rosa Cáceres dijo...

Montserrat, preciosa, muchas gracias.
Desde luego, el loro es aditamento específico de los barcos...piratas jajaja
En el Karyam querían llevar alguna mascota, un gato sería excelente, pero no podía ser porque es un barco de época, una goleta turca de madera, y había mucho peligro de que el gato se metiera por las cuadernas y ya no pudiera salir. El loro es menos peligroso en ese sentido. Pero tengo que preguntarles cómo demonios se cayó al agua y no intentó volar antes de tocar el agua.
Un besico

Rosa Cáceres dijo...

Man, nosotros llegamos antes de ayer, estuvimos en Alicante estos días, con lo de la Feria y con los papeleos, ya sabes...
Mira, los dientes se me ponen de largos que arañan el suelo, ya sea de losa ya sea de madera, pero estropearlo lo estropean jajaja
Estamos hechos un par de envidiosos, el día menos pensado amanecemos más verdes que Malespina jajaja
Porque ahora la envidia me corroe al ver que te vas a Asturia patria queridaaaaaaaaaaá, Asturias de mis amoreeeees; te vas a librar del calor sureño, mientras que aquí nos derretimos, tú allí, tranquilico y vestido de persona, que aquí vamos todos medio descamisaos y chorreando sudor jajaja
¡Que os lo paséis de maravilla!
Un abrazo

Cayetano dijo...

Digna hija de su madre. Me refiero, claro está, a tu hija. El loro ya sé que se llama MALESPINA. Seguro que ya sabe alguna palabrota. Jejeje.
Un saludo.

Rosa Cáceres dijo...

Cayetano, mi hija es un calco mío pero con un palmo más de estatura y la piel de Javier, que se broncea fácilmente. Yo soy blanca pero de esas que apenas toman un poco de color, compuesto principalmente de pecas, después de un verano entero. Jamás tomo el sol, si no es paseando, además me quemaría. Mis dos hijos varones tiene mi piel, jajaja, ello de marinos lo pasarían mal.
Malespina irá aprendiendo desde palabrotas a órdenes de mando jajaja, ¿te imaginas? , "¡Todo a babor!" y resulta que a babor está un escollo jajaja.
Un abrazo y muchas gracias por la propaganda que me haces en tu blog.

Miguel de la T.P. dijo...

Me ha encantado leerte. Vengo a tu blog...y me quedaré, mientras mantengas abiertas las puertas.

Un abrazo.

Begoña de Urrutia dijo...

Tu hija no puede negar que es hija tuya. Soy exactas. Efectivamente, como dice Francisca, haces pasar un buen rato con tu narración. sacas chispas de lo ordinario, del cada día.
Sigue disfrutando.
Un abrazo fuerte

Rosario Ruiz de Almodóvar Rivera dijo...

¿Quién es la más guapa de las dos?
Pues estás guapísimas y muy contentas, me alegro mucho. El loro pone colorido a la escena y será muy divertido charlar con él.
Un abrazo fuerte amiga, desde mi Librillo.

Ana Gregorio dijo...

¡Qué aventura, Rosa, digna de una de tus novelas! Tu hija, por cierto, es tu vivo retrato. Una buena oportunidad para disfrutar de su compañía.
Un beso, guapa.

Ricardo Miñana dijo...

Un bonito lugar para visitar,
gracias por compartir.
que tengas un feliz fin de semana.
un abrazo.

Princesa115 dijo...

Gracias Rosa por esa manera de contar que tienes, esa sonrisa siempre en los labios.
No hay mal que por bien no venga, jajja...así pudiste abrazar a tu hija y conocer de lleno a Malaespina.
Me alegro mucho de todos tus éxitos.

Un fuerte beso

Rosa Cáceres dijo...

Manuel, las puertas de mi blog son de madera noble, por tanto siempre se abren para los buenos amigos.
Un abrazo

Rosa Cáceres dijo...

Bagoña, muchas gracias por tus palabras; de eso se trata, de sacar chispas del día a día, porque si esperamos con ilusión sólo lo extraordinario, corremos el riesgo de quedarnos a la espectativa eternamente.
Un besico

Rosa Cáceres dijo...

Rosario, con tus elogios me ha subido la autoestima hasta el cielo; a propósito, eres un cielo de amiga.
un besico

Rosa Cáceres dijo...

Ana, si
í que resultó una aventura divertida. En vez de ponernos trágicos, con un arreglo tan fácil, a 30 Kilómetros, pues nos lo tomamos por el lado divertido, que lo tuvo.
La vuelta la hicimos por la autovía nueva que han abierto jajaja, La azohía es mucha Azihía por la noche.

Un besico, pintora genial

Rosa Cáceres dijo...

Ricardo, tienes razón; Cartagena está preciosa. Claro que no estuvimos paseando, sino en el barco y ya está. Pero pensamos volver más despacio. Vamos, que a Cartagena se lo merece.
un abrazo

Rosa Cáceres dijo...

Princesa 115, así es, abrazamos a Rosa y a Malespina no, porque no se dejó jajajaja. Para no mentir, en realidad a Malespina le acaricié el pecho y ya está jajaja
Un besico, guapa.

santiago dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
SANTIAGO LIBERAL dijo...

llegó el cerrajero?. Por cierto suelo ir a pasar unos días a Mazarrón ya hace unos años y la verdad me encanta la tierra.
Un placer saludarte

Rosa Cáceres dijo...

Santiago, ¡bienvenido!
El cerrajero no hizo falta, en lugar de llamarlo fuimos a Cartegena a por la llave que tenía mi hija en el barco.
¿Sabes que hace un par de años estuve unos días en Castrourdiales? ¡Me encantó! Eso es veranear, respirando aire, y no fuego como aquí jajaja, ayer creí que me derretía¡Qué calorazo! ¿Cómo se te ocurre venirte para acá? Si cuando dicen que los vascos son la repera y lo aguantan todo, jajaja, es verdad!!! ¡hace falta valor...!
Si vienes, da un aviso, quye nos conozcamos.
Un abrazo

La Gata Coqueta dijo...


Es saludable dejarse llevar perdiéndose en el propio "yo" interior, para que el instinto del intelecto se deje conducir donde el corazón disponga... Y así sentirse más gusto con uno mismo y con los que nos rodean.

Un placer leer tus textos que llenan e inspiran los sentimientos...

Te entrego un brazo de estelas de colores donde reposa todo el cariño que en este momento tengo reservado para ti.

María del Carmen

PD/Toda una aventura digna de contar!

Rosa Cáceres dijo...

Mari Carmen, o Gata Coqueta, muchas gracias por tus palabras luminosas.
un abrazo

Yo soy: Azucala - Melba Mercedes Almeida dijo...

Felicidades por un día tan estupendo .........!

Rosa Cáceres dijo...

Azucala, muchas gracias. A ver si todos los días son así, me refiero si todos los días estuviera una con calma para tomar los contratiempos como oportunidades de tomar caminos alegres, en vez de renegar.
Un abrazo

María Bote dijo...

Felicidades a Javier por la hermosura de las dos Rosas.

Bendita historia de las llaves, gracias a la cual hemos contemplado fotografías tan bellas y entrañables.

Un abrazo. María

Rosa Cáceres dijo...

María, te echaba de menos...claro que lo mismo podrías decir tú de mí; ya nos pondremos al día.
Muchas gracias en nombre de las dos rosas y de Javier.
Un besico

La Gata Coqueta dijo...


La amistad tiene la asombrosa capacidad de hacer que las alegrías se crezcan y las penas se diluyan...

Hoy es el día del amigo, y entre todos vamos poblando con hojas de amistad el universo de árboles de vida.

Siendo tus hojas el aporte fundamental de vida para mi, hoy te dice mi alma cantando!!

¡¡Feliz día de la amistad amig@!!

María del Carmen

Rosa Cáceres dijo...

Mari carmen ¡feliz día de la amistad!

Beatriz Salas dijo...

Hola Rosa, te he conocido por esta entrada y me ha gustado mucho. Me quedo. Me alegro mucho que lo que parecía un susto resultara un día maravilloso. Y esa sonrisa! Se nota que eres una mujer feliz.
Yo digo siempre: "Todo pasa por algo" y en este caso, se ha confirmado.

Un abrazo

tejedora dijo...

¡Qué bien salís todos en las fotos! Siempre me asombro del parecido entre tu hija y tú.

…Y Malespina me encanta.

Besitos.