martes, 12 de julio de 2011

Crónica de mi Feria del Libro en Alicante más continuación del capítulo de Isla Cueva Lobos

DÍA 9, penúltimo día de la cuadragésimo primera Feria del Libro de Alicante y día de la presentación de mi novela Isla Cueva Lobos.
Veo por fin un ejemplar definitivo (sólo había visto hasta entonces las pruebas de imprenta) y lo examino con interés. Trae las cartas naúticas del litoral de Mazarrón y Cartagena, cosa que me encanta.

Dos lectoras se interesan por mi novela y entran a la caseta para hablar conmigo.

Una de ellas se decide por Isla Cueva Lobos

Con mi editor, José Antonio López Vizcaino, Presidente de los Libreros de Alicante.


Hay una lectora que escoge otro de mis libros: "La delicada piel del alma", aquí estoy dedicándoselo.

Además de firmar "Isla Cueva Lobos", (aquí) también firmé algún que otro ejemplar de "El Emboscado".

Y así acabó el tiempo de firmar del día 9, luego cenamos en la Explanada, dimos un paseo por el puerto y tomamos un helado en un parque...y al hotel. Una noche redonda.

Día 10, clausura de la Feria.
Amanece caluroso, pero hay que echarle valor y salir, en vez de quedarse en el hotel. La plaza del Ayuntamiento tiene surtidores de agua que refrescan el ambiente, hay muchos puestos de monedas, antigüedades y curiosidades varias.

Desde un paseo marítimo se domina la playa del Postiguet, es como un hormiguero de bañistas. El agua tienta, pero no venimos a bañarnos. Menos mal que la brisa marina alivia un poco el intenso calor.
Tomamos un taxi y nos vamos a visitar el Museo Arqueológico. Hay una exposición temporal del Ermitage.

Ya son las 8 de la tarde y comienza mi turno de firmas, hasta las 10 oigo como los altavoces anuncian a los escritores e informan de la caseta en que cada uno se encuentra. No puedo evitar menear la cabeza con cierta desaprobación cuando me oigo anunciar con los dos apellidos: Rosa Cáceres Hidalgo de Cisneros. Tal vez les gusta como suena, pero yo firmo simplemente Rosa Cáceres.
Toca esperar y poner cara de poker mientras los paseantes te miran y te repasan como si fueras una esfinge de museo.


Como ya dije, sobre la mesa y en los mostradores y estantes están las tres novelas mías editadas en ECU.


Y firmo un ejemplar...

Acabo mi turno a las 10 y nos vamos a cenar. Después otro paseo junto al mar, otro helado, otro día redondo.

*****************

Y AHORA, lo que le he prometido a MARÍA:

(Continuación del capítulo de Isla Cueva Lobos iniciado en la entrada anterior. Como es bastante extenso, tan sólo es otro fragmento). Dedicado a los lectores intrigados.

....

-¡Levanta del suelo, zorra! Ahora te vas a enterar de lo que es pasarlo mal, y luego le daremos la noticia a tu nuevo papaíto, el gran arqueólogo Leandro Galifa, que por fin ha conquistado a la mujer de sus sueños, la novia ideal de su juventud ¡Vamos, pedazo de ramera, tan ramera como tu madre! ¡Vamos, he dicho! Seremos dos parejas llenas de lujuria: Marina y Leandro, y tú, Lola, la hija de Marina Balibrea, y yo, Emilio, el hijo de Leandro Galifa ¡jajaja! ¡Vamos a casita! ¡Nos vamos a divertir, te lo juro! Luego, puede ser que mueras, pero eso no tiene importancia, todo el mundo muere antes o después ¡Arriba, asquerosa furcia! ¡Ponte en pie o te mato aquí mismo!

Lola, desobedeciendo la orden, se dejó caer de nuevo en el suelo sembrado de piedras. Sabía que su última y única posibilidad de salvación estaba en permanecer, costara lo que costara, en el exterior de la ruinosa casa del islote a la que aquel sádico la conducía a rastras. Mientras consiguiera retrasar la marcha, resistiéndose con todas sus fuerzas a despecho del daño que recibiría castigada su rebeldía por aquel diablo, y lograra que los dos estuvieran al aire libre, existía la posibilidad de que alguien los viera desde la cercana costa habitada y diera aviso para que la socorrieran, puesto que resultaba evidente lo que aquel energúmeno estaba perpetrando.

Un violento golpe de una furiosa patada en su costado la dejó sin respiración. El brutal impacto le había hundido, sin duda, varias costillas flotantes. Sintió que se ahogaba cuando el hombre la obligó a arrodillarse, asiéndola del cuello del traje y estrellándola con furia contra el terreno pedregoso. El choque le produjo erosiones dolorosísimas en la frente, la nariz y la barbilla. El sabor ferruginoso de la sangre invadió su lengua, y se mezcló con el sabor salado de las lágrimas de miedo y de dolor que brotaban incontenibles de sus ojos.

Aterrorizada, pudo sin embargo atar los cabos de aquella disparatada situación. El loco se había identificado como el hijo de Leandro Galifa y había dicho llamarse Emilio. Por otra parte, había demostrado saber que ella era Lola Ifre (no estaba siendo víctima de ninguna confusión) y había aludido claramente a su madre, Marina Balibrea, refiriéndose a ella como la novia de juventud de su padre.

El vertiginoso curso de su razonamiento deductivo cesó abruptamente cuando su raptor la introdujo a rastras en la vieja edificación, la única existente en la solitaria isla, y la arrojó al suelo. El loco se sirvió de un afilado puñal de submarinista para rasgar el neopreno del traje de buceo que ella vestía. Después la despojó a tirones de él y también del biquini que llevaba debajo, dejándola completamente desnuda.

-¿Qué tenemos aquí? ¡Pero si es la diosa Venus, surgida de las espumas del mar! –dijo sonriendo con una histriónica mueca de odio enloquecido.

Lola intentó cubrirse con las manos los pechos y el pubis, pero sus gestos de autoprotección provocaron más al monstruo que le propinó varios pinchazos con la punta del cuchillo que sostenía y que había usado para rasgar su vestimenta.

-¡Quieta, zorra! –bramó arrojando el puñal a un lugar inalcanzable para ella, pero fácilmente accesible para él.

Continuará...si alguien me lo pide.

37 comentarios:

Rodolfo de Jesús Chávez Mercado dijo...

Hola Rosa... Saludos.

Me ha encantado tu itinerario y te doy muchisimas felicitaciones.

Tus logros son alegria para nosotros tus amigos.

Un fuerte abrazoy Dios te bendiga

Fra Rodolfo de Jesùs O.Carm

María dijo...

Hola:¡Qué bien lo has pasado firmando libros!, debe de ser una experiencia hermosa. Ya has escrito tres, no lo sabía...¡Enhorabuena!.
Algún día publicaré mis poemas, no sé cuando.Pero me gustaría.
La novela es espeluznante...
Besos y que firmes muchos libros.

Ulises Balboa dijo...

Preciosa crónica.

Saludos y felicitaciones por el trabajo bien hecho y con una sonrisa.

Rosa Cáceres dijo...

Fray Rodolfo, muchas gracias, como siempre sus saludos son ya de por sí bendiciones.
Un saludo

Rosa Cáceres dijo...

María, no tengo tres novelas publicadas, tengo siete.
cada una es diferente en tema a las demás, sólo coinciden en tocar el mismo (el buceo, los barcos, el mar) "Buceadores e "Isla Cueva Lobos".
Si miras el mergen derecho de mi blog, verás los demás títulos y pinchando la imagen alguna sinopsis.
Ánimo con tus poemas...
Un abrazo

Rosa Cáceres dijo...

Ulises, te agradezco mucho tu visita y tu felicitación, y no menos te agradezco tu sonrisa; la sonrisa es sol en el rostro.
Un abrazo

verdial dijo...

Cuanto te envio rosa, pero éso no implica para que me alegre enormemente de tu triunfo.

He leído el texto,que me ha encantado, y me ha dejado un poco entrecogida el alma.

Un abrazo

Cabopá dijo...

¡Pero qué guapa escritora!
Deseo que vendas muchos, que sea un exito total y que rompas las barreras
betsselerianas...ja,ja,ja, me acabo de inventar una palabreja.
Yo mientras tanto de cumple, mi madre cumplió el domingo 90 años...
Besicos desde el Mar Menor.

Francisco Javier Illán Vivas dijo...

Siempre acompañada de buenos amigos y amigas.
Para tus lectores, siempre es un placer tus novedades literarias.

Luis G. dijo...

Felicidades, Rosa. Vivencias y momentos emocionantes. La vida de un escritor tiene esos momentos que enriquecen, experiencias que dilatan la pasión por escribir. Te deseo que sigan los éxitos, amiga Rosa, que vendas muchos libros y que seas muy feliz.

Un beso,

Luis.

Begoña de Urrutia dijo...

has hecho una buena crónica que me ha dado una buena idea de lo que tiene que ser una Feria del Libro. Verdaderamente cansado para los escritores. Pero supongo que te ha compensado todos los sufrimientos de sacar adelante tu obra y todas las tensiones anteriores.
Espero que ahora puedas disfrutar de más tranquilidad y calma y de unas verdaderas vacaciones.
Un abrazo fuerte

Rosario Ruiz de Almodóvar Rivera dijo...

Me alegro mucho que te haya salido todo bién, tus días han sido "redondos".
¡ENORABUENA!
Deseo que vendas muchos y te hagas famosa, más de lo que eres, te lo mereces.
¡Adelante escritora!
Un abrazo fuerte amiga, desde mi Librillo.

Princesa115 dijo...

No paraste ni un momento Rosa y todo fue de maravilla como lo esperamos.
Me alegro muchísimo por todo ya que te lo mereces.
Claro sigue escribiendo!!!

Un beso

Rosa Cáceres dijo...

Verdial, ya sé yo que tu envidia es sana, pero ni de esa clase me tengas envidia. Una novela como esa lleva cuatro años de trabajo y ninguna ganancia, o casi ninguna, a no ser la satisfacción personal de ver tu historia impresa en papel.
Un besico

Rosa Cáceres dijo...

Cabopá, autora de neologismos..., muchas gracias por los piropos que me echas, eso es cariño de amiga, demostrado.
Felicidades por el cumpleaños de tu madre. Es un privilegio tenerla, yo siempre lo digo.
Y en cuanto a tus buenos deseos de éxito para mí, como dicen en Murcia "Ojalá te crezca la boca un palmo", guapa.
Un besico

Rosa Cáceres dijo...

Francisco jhavier, muchas gracias. Para mí es un placer haberte conocido, como persona y como escritor. Ya sabes lo mucho que disfruto con tus novelas.
Un abrazo

Rosa Cáceres dijo...

Luis G. , lo que experimenta un escritor en esa circunstancias es agridulce. Verás, yo siempre digo que no tengo miedo a hablar en público, no me corto ni tengo que preparar nada, pero estar allí, en paln esfinge, para que te miren...no sé, no sé, vamos que es violentísimo. Y los focos dan mucho calor, que tampoco hay que olvidarlo.
Pero está bien, porque hay que presentar las novelas nuevas.
Un abrazo

Rosa Cáceres dijo...

Rosario, ojalá se vendan algunos al menos. Tengo un poco de miedo al fracaso, no por mí, bien lo sabe Dios, sino por el editor, que ha expuesto su dinero. Claro que él confía en mí, porque dice que escribo muy bien, pero por eso precisamente, no quisiera defraudarlo.
Un besico

Rosa Cáceres dijo...

Begoña, perdona, te había saltado...
Pues sí, así más o menos es una Feria del Libro para cualquier autor; también tengo alguna experiencia en eventos como el Día del Libro (23 de abril) en la plaza de las Flores de Alicante y en la puerta de El Corte Inglés, en una mesa con alfombra, con otros dos autores, totalmente como si fuésemos los tres Reyes Magos...y un puesto al lado con nuestros libros y un dependiente para venderlos.
¿Divertido? no sé, ¿violento? ¡un montón!
Un besico

Rosa Cáceres dijo...

Princesa 115, jejeje, de maravilla dices...no tanto, podía haber ido mucho mejor. El público coge el libro, lo ojea, lee la sinopsis, lee la biografía de la autora, vuelve a sopesarlo, ve que pesa lo suyo, lo deja, al ratoi vuelve, otra vez hace lo mismo, lo vuelve a dejar...,te sientes extraña jajaja, pero estoy acostumbrada. Ya me desquitaré cuando empiecen las presentaciones en plan charla y turno de preguntas para el público, eso me gusta y ahí, que puedo hablar, me desenvuelvo mejor.
Un abrazo

Poeta Carlos Gargallo dijo...

Querida Rosa, felicidades por esos éxitos, espero que sean muchos más, recibe un abrazo de tu amigo murciano.

Rosa Cáceres dijo...

Carlos, muchas gracias. Estoy deseando conocerte en persona. He quedado con Santiago delgado para presentar mi nueva novela en el Museo gaya en cuanto afloje este calor, me imagino que ya a partir de octubre. Cuento con que irás a verme.
Un abrazo de esta murciana en Orihuela.

Francisca Quintana Vega dijo...

pues yo te lo pido...anda, otro trocito....jaja. Rosa....me quedo admirada...¡qué momentos más hermosos has vivido!...bueno, horas, meses, años...jaja...¡y lo que te queda!. Eres un personaje...¡Cuántas novelas has escrito?..¡madre mía!...que orgullosa estoy de mi amiga.
¡Si me hubieras visto años atrás...el vicio que tenía de leer novelas!...uf...no creo que nadie de mi entorno tuviera una que yo no hubiera leído. Desde adolescente. Tenía a mi madre preocupada y todo. Me encanta leer. Ahora, me sigue gustando, eso no se va, pero tengo menos tiempo y muchas cosas que atender.
Escribir una novela...debe ser una gozada. Besos....tu amiga Paqui.

OZNA-OZNA dijo...

te mando mis mas sinceras felicitaciones , un besin muy muy grande de esta amiga admiradora de tus sublimes y bellas letras.

La Gata Coqueta dijo...


Cuando a las cumbre veas llegar la borrasca abre las ventanas y la luz del arco iris dispersará las dudas que puedan estar pobladas de sombras...

Feliz fin semana para que el cuerpo descanse con premura. Es mi deseo como cada semana, para el amig@ que siempre tiene esa palabra afable para endulzar los sentimientos que reposan en el interior del alma...

Un adiós y hasta el primer instante que me sea posible volver a abrir el marco virtual que alberga la amistad del universo.

(Desde hoy he empezando a festejar mi santo y me apetece compartirlo contigo..)

Siempre tuya...

María del Carmen

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

ROSA CÁCERES
------------

Perdona la tardanza en comentarte, he estado tres días en Montanejos.
estás guapísima.
Mi enhorabuena.
Besicos, Montserrat

Rosa Cáceres dijo...

Francisca, me preguntas que cuántas novelas he escrito; he escrito nueve, siete ya publicadas, las otras dos no creo que tarden en salir, pero prefiero que salgan poco a poco, porque es un estress terrible sacar dos a la vez, ya lo he hecho y me arrepentí porque iba de charla en charla y de entrevista en entrevista y no me centraba.
¿Sabes? estoy en el Puerto de Mazarrón, así es que a pesar de mi ofrecimiento no sé si podré subir más trozos de la novela, este es otro ordenador.
Ya os contaré la aventura de ayer, que tiene miga.
Un besico

Rosa Cáceres dijo...

OZNa-OZNA, muchas gracias, qué cariñoso suena lo del "besín", por quí decimos "besico", ese es el que te mando yo.

Rosa Cáceres dijo...

Gata Coqueta, muchas felicidades por tu santo, también estoy yo de felicitación porque me casé el día de la Virgen del carmen, fiesta del mar y todos los años puedo ver la procesión marítima aquí en el Puerto de Mazarrón, un año fuimos a Isla Plana, también era emocionante.
Así es que...¡que la felicidad presida el día de mañana!
Un besico

Rosa Cáceres dijo...

Montserrat, tres días de vacaciones en otro lugar equivalen a un mes en tu casa, según mi experiencia. Supongo que vuelves renovada y feliz.
Un besico

Cayetano dijo...

Vuelvo para irme otra vez. Esta vez con un destino más cercano.
Y me encuentro con la sorpresa de tu nueva novela ya en la calle.
Enhorabuena por el acontecimiento.
Ya nos iremos poniendo al día en cuanto a lecturas.
En mi blog sale hoy una referencia a las islas como motivo literario, con una mención final a tu nueva novela.
Saludos.
Mañana me voy de nuevo a gastarme todas las perras que me quedan. Jejeje.

La Fuensanta y el Antón dijo...

Enhorabuena por esta publicación, Rosa. Cuando la presentes en el Gaya, avísanos a través de tu blog.

Besicos de la Fuensanta y el Antón.

PEPE LASALA dijo...

Enhorabuena Rosa, por lo que veo fue todo un éxito, de lo cuál me alegró de todo corazón. Muchas gracias por compartir tu momento con todos nosotros. Un fuerte abrazo desde la Tertulia Cofrade Cruz Arbórea.
http://tertuliacofradecruzarborea.blogspot.com/

Rosa Cáceres dijo...

Cayetano, ya he visto tu referencia a mi novela, ¡muchas gracias!
Y gástate las perras, que son pá eso, pá que las gastemos, que luego vienen los "disjustos", como dicen en Murcia, y como su nombre indica, no es justo que tó sea malo.
Un abrazo

Rosa Cáceres dijo...

Fuensanta y Antón, lo haré, lo haré, será una estupenda ocasión para conocernos.

Un abrazo

Rosa Cáceres dijo...

Pepe, muchas gracias. Te agradezco mucho tu visita. Siempre que te visito yo me quedo extasiada con las fotos de las imágenes que muestras.
Un saludo

tejedora dijo...

Buena crónica, Rosa. Me ha gustado.

Besitos.