domingo, 31 de julio de 2011

Entre todos los colores

Entre todos los colores, el verdemar es mi preferido.
Y el blanco de la espuma de los mares de las que, según la mitología griega, surgió Afrodita.
Me sosiega el suave rumor de las olas rompiendo mansamente en la orilla de la playa.
Cada ola es como un amigo que viene a saludar a la arena, como alguien que acude a hablarme serenamente para alejar de mí las penas.
La conjunción del verde de la vegetación, el verdeazul del mar y el añil del cielo constituyen la pintura del optimismo. Es la paleta de pintor de la Naturaleza, que contiene los más sublimes tonos para regalar a nuestros ojos las más bellas estampas.
Mil veces lo diré: ¡NO PASES SIN MIRAR!
¡No te prives de alegrar tu espíritu con estos dones! Están ahí para quien sepa apreciarlos.

*******

16 comentarios:

Luis G. dijo...

Que bonito, Rosa. Has pintado una acuarela hermosa, con esos colores que tanto me atraen cuando visito el mar, y que me relajan, que me impresionan gratamente, que visten mi pensamiento de imagenes seductoras, llenas de optimismo.

Feliz domingo.

Luis.

Rosa Cáceres dijo...

Luis, igualmente; yo también te deseo un feliz domingo, y sé que lo tendrás, porque eres una de esas personas afortunadas que saben paladear las maravillas que tiene a su alrededor; desde el canto de un pájaro a la caricia de la brisa o el ramalazo oloroso de un jazmín.Con mirar al horizonte ya lo tienes todo.
Un abrazo

Gómez dijo...

Siempre me he preguntado por qué a todos o casi todos nos parece tan bella la Naturaleza, quizás estemos hechos para que nos guste o ella esté hecha para gustarnos. El que la hizo tenía un sentido grande de la belleza...Disfrútalo tú que puedes.
Besos

Rosa Cáceres dijo...

Gomez, nos gusta la Naturaleza porque somos parte de ella. Fíjate en lo mucho que nos libera caminar descalzos en la arena, o chapotear en el agua, o tumbarnos a la sombra de un pino o un álamo...Necesitamos ese contacto con nuestra fuente primigenia.
A mí, lo confieso, me seducen las ciudades y los pueblos con Historia, con arte, con monumentos, pero no deja de agradarme la Naturaleza...por la mañana, jajaja, por la tarde dame Museos y me harás feliz.

Un besico

La sonrisa de Hiperión dijo...

Colores de un mar de hoy y siempre.


Saludos y un abrazo.

Cabopá dijo...

Qué cosicas más bonicas dices...
Desde Cabo Palos miles de besicos ce color azul, azul azulete mediterráneo....

María Bote dijo...

Aciertan quienes sostienen que, la poesía está en la mirada, querida Rosa. Donde otros no perciben tanta belleza y sólo aprecian lo lúdico del solaz; los extremadamente sensibles, percibimos y gozamos con la acuarela inimitable de la naturaleza. Feliz domingo.

Besos. María

Rosa Cáceres dijo...

Hiperion, dices bien, colores de un mar de siempre, un mar que es en sí mismo poesía, pintura, filosofía, imagen de la vida y la muerte.
Un saludo

Rosa Cáceres dijo...

cabopá, tú también dices cosicas bonicas, también haces fotografías, y mil veces mejores que las mías, un abrazo desde este trocico de mar murciano.

Rosa Cáceres dijo...

María, la poesía es una forma de vida, una forma de ver el mundo e interpretarlo. Tú tienes alma de poeta, yo...no sé. Pero, como creo que el mar contiene toda una filosofía escrita en sus colores , en sus sonidos, en sus mil caras...pues digo algo de lo que me inspira.
Feliz semana, amiga.

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Hola Rosa:

Observar el mar y oir su rumor, como tu nos enseñas en esta preciosa entrada.
Todo un regalo de la naturaleza.
Besos, Montserrat

Amig@mi@ dijo...

A veces es bueno captar con la cámara lo que mente apenas roza.
Son unas imágenes dignas de ser guardadas...
Besos, amiga

Rosa Cáceres dijo...

Montserrat, de entre los sonidos de la Naturaleza el rumos del mar, o su bramido algunas veces, ocupan lugar destacado.
Se disfruta con la vista y con el oído, también con el olor, porque la brisa del mar es perfumada.
Un besico

Rosa Cáceres dijo...

Amig@mi@, me acuerdo mucho de ti, espero que el agobio que sentías haya disminuido y te esté cundiendo la tarea de parsar a ordenador los poemas de tu abuelo.
Cuánta verdad es que el verano trae sus compensaciones y sus elementos de agobio; hay que hacer las cosas de la casa y... ¡sacar tiempo para la playa!Por otro lado el calor atonta y adormece.
¿Estás recuperando fuerzas? Creo que sí, me lo da el corazón.
Un besico

Princesa115 dijo...

Precioso Rosa, esos colores y el ruido de las olas me tranquiliza mucho...voy con frecuencia a mi mar para poder alcanzar esa paz que en ocasiones necesitamos.

Un beso

Rosa Cáceres dijo...

Princesa 115, princesa gaditana, tu mar es un océano, tiene otro rumor, majestuoso y grave, y otro color más profundo.
Un besico