sábado, 13 de diciembre de 2008

Ermita solitaria

Una acuarela tomada del natural, a la hora del amanecer, para ilustrar un poema.

AGRADECIMIENTO

Agradecen las flores
las gotas del rocío.
Agradecen las almas
el ser acariciadas.
Suave ha de ser el roce
que conforta,
que alivia la pena,
que consuela y calma.
Leve ha de ser la gota de rocío,
suave y leve la palabra acertada.

3 comentarios:

sedemiuqse dijo...

Precioso el poema y la acuarela.
besos y amor

Rosa Cáceres dijo...

Gracias, eres muy amable.

Francisco Javier Illán Vivas dijo...

Apoyo las palabras de sedemiuqse