jueves, 8 de enero de 2009

Mi cuaderno de cuentos


Un cuaderno en blanco,
caben en sus hojas
infinitos mundos de sueños fantásticos.
La princesa triste, el hada madrina,
la estrella que brilla y el cielo ilumina.
Un cuaderno en blanco,
caben en sus hojas
infinitos mundos de sueños fantásticos.
Lejano castillo que guarda un dragón,
y el leal guerrero, todo corazón.
¡Un cuaderno en blanco!
¡Y llenar sus páginas
de sueños fantásticos!

6 comentarios:

sedemiuqse dijo...

Que fantastico rellenaste el tuyo
Besos y amor
je

Lugareño dijo...

"¡Un cuaderno en blanco! ¡Y llenar sus páginas de sueños fantásticos!". Así... ¿quién no se anima a imaginar y escribir cuentos? Muy interesante lo del concurso de ex libris que lleva tu nombre. Lo mereces, sin duda.

Un saludo.
Desde mi "lugar" de la Huerta.

angel almela dijo...

Para mí un cuadreno con sus páginas en blanco siempre me ha gustado, siempre ha sido para mi un reto con rostro de papel en blanco, una especie de enigma aún sin concretar,...Por eso, me gusta escribir mis versos, para darme una oportunidad a mí mismo para afrontar el reto del cuaderno en blanco.
Que ese cuaderno sea una magnífica posibilidad para ti.
SOMOS EL TIEMPO
Somos el tiempo

Rosa Cáceres dijo...

Sedemiuqse, gracias por tu simpatía arrolladora.
Lugareño, gracias por considerarme alguien con merecimientos. Eso se debe a que tú lo eres, sin duda, de ahí tu generosidad de juicio.
Ángel, ya veo que compartes conmigo el gusto por aprovechar la oportunidad que ofrece una hoja en blanco. Gracias por tus buenos deseos, pero me temo que el cuaderno tendrá que quedar a la espera de que termine de revisar el manuscrito de mi novela. Tengfo al Editor esperando jajaja

El Callejero dijo...

OH! Rosa, cuanto tiempo estoy estancado en la cuneta de la vida del poeta, ultimamente solo escribo poemas cortos, y no me parecen buenos para el blog...estoy tiempo sin actualizar...y lo noto, aunque...con la luna llena, espero que vuelvan las musas de sus vacaciones, espero...
un cálido saludo y precioso poema.

Rosa Cáceres dijo...

Paciencia Pablo. Las musas se hacen las remolonas muchas veces, pero eso es para que las aguardemos con más tesón.