jueves, 22 de enero de 2009

...Y MÁS SOBRE LA EXPOSICiÓN DE VERDÚ

¿Dije que la inauguración de la exposición en Santomera estuvo de lo más concurrida? Ah, pues lo digo ahora. Cortada la cinta de entrada por las Autoridades, en presencia de la Concejal de Cultura, entramos en el Claustro acristalado los que habíamos acudido gustosamente al evento.
En la foto aparecemos de izquierda a derecha el pintor Antonio Verdú, yo, la mujer de Antonio, Sole, y mi marido, Javier.
En un par de veces que nos hemos visto, creo no equivocarme si considero que hemos trabado una buena amistad.







Con el pintor frente al lienzo que más me impresiona a mí, la calle del Caño con la subida al castillo de Mula. La foto no hace justicia al lienzo, pero algo sé de pintura y la luz de este cuadro sale de él y se percibe desde lejos. Es fácil adivinar por la inclinación de los rayos solares a qué hora quiso el pintor plasmar una de las calles más típicas de Mula. Apenas hace unas semanas que estuve en esa calle por primera vez, no conocía Mula, recuerdo su encanto y su luz, y la volví a encontrar en el lienzo de Verdú, que parece que llevara una linterna incorporada detrás de la tela, para dar realce a la claridad. Pero no la lleva, sino que contiene la maestría incuestionable en la aplicación de la paleta de tonos y de la pincelada.

7 comentarios:

Antonio Verdú Asís dijo...

No os quepa duda, desde luego que hemos trabado una amistad, sois unas buenas personas y es muy fácil ser amigo vuestro. Gracias por todo, hoy intentaré subir a mi blog tus comentarios y tus fotos, con algunas mias. Un abrazo.

Lugareño dijo...

Hola Rosa,

Te comunico que te he enviado un email, a tu correo de gmail, con un corte de grabación de mi programa, donde leí tu texto "granos de mostaza". Espero te guste.

En cuanto a la exposición de Verdú, realmente siento envidia de no poder escaparme, pues ando demasiado liado estos días, pero me alegro de que disfrutaras de la misma y (sin entender demasiado) comparto contigo la percepción acerca de ese cuadro. Seguro que el resto de la exposición no tiene desperdicio, pero sin duda ese cuadro tiene algo especial.

Espero que ya te hayas recuperado de la gripe. Un saludo.

Rosa Cáceres dijo...

Me alegra que te agraden las fotos, Antonio. Son un recuerdo de aquel momento de amistad compartida en un día dedicado a tu obra.
Lugareño, te agradezco mucho la atención de enviarme el archivo de audio, si no es por eso, no hubiera podido oír ni el relato ni tu presentación.

Francisco Javier Illán Vivas dijo...

Creo que Antonio debería nombrarte embajadora.

Rosa Cáceres dijo...

NO des ideas, no des ideas, que yo solamente soy una persona entusista de la pintura, que ha pintado muchos cuadros, mediocres, sí, pero que le han servido para conocer los entresijos técnicos del óleo en este caso, y de la acuarela en otros. Por eso me limito a exponer lo que cualquier espectador puede comprobar por sí mismo. La diferencia es que yo lo expreso en palabras.

Antonio Verdú Asís dijo...

Lugareño sí entiende de pintura, pues sabe lo que le gusta. Paco los que escribís no teneís límites. Rosa, es la gran embajadora por excelencia de la cultura, de la expresión viva de la palabra y de vida, de la bondad, de la amistad ...

Rosa Cáceres dijo...

Antonio, eres un exagerado con respecto a lo que dices de mí, pero se te agradece porque viene de tu propia benevolencia.