sábado, 13 de marzo de 2010

Delibes vuela alto . Elegía y elogio.


La muerte de Miguel Delibes ha conmocionado a muchos seguidores suyos, que la perciben, naturalmente, como una sensible pérdida.
Sin embargo, hay otra perspectiva desde la cual puede interpretarse el hecho de su partida de este mundo. Permítanme que les recuerde a otro gran genio de la Literatura Española, aunque sea mucho más antiguo, nada menos que de la Edad Media. Me refiero a Jorge Manrique, que en sus "Coplas por la muerte de su padre" (sin duda la mejor elegía de todos los tiempos) hacía una serie de consideraciones filosóficas en torno a la vida y a la muerte antes de abordar el panegírico de su padre, don Rodrigo Manrique, y de glosar su muerte, cosa que hace por cierto, desde una perspectiva novedosa en la Literatura Universal.
Decía Jorge Manrique:
.
"Esta vida es EL CAMINO
para la otra que es morada
sin pesar,
Más cumple tener buen tino
para hacer esta jornada
sin errar".
.
Miguel Delibes es el autor de una obra titulada precisamente EL CAMINO, y también se refiere en ella al camino que todos hacemos mientras vivimos.
Con la muerte de Delibes quedan huérfanos Daniel el Mochuelo, Roque el Moñigo, pero no Germán el Tiñoso, porque se le adelantó en la muerte y se fue para abrirle camino en la otra vida, resbalándo en el río y abriéndose la cabeza. Es conmovedora la escena en que su amigo le pone en la mano aquel pajarillo muerto y todos (excepto el cura, don José que era un santo) interpretan como un milagro.
Digo que los deja huérfanos a ellos, a sus personajes, pero no a sus lectores, puesto que nos deja su Camino, su Milana Bonita, su sombra de ciprés, alargada y espiritual.
Así pues, creo que Miguel Delibes ha hecho su CAMINO, y lo ha andado sin errar.
Él mismo declaraba que para él la vida terrenal no era el valor absoluto y que estaba bien para pasar un rato en ella y ver cómo era, pero que no agradecería que se prolongara eternamente.
Volviendo a Jorge Manrique, recordemos que inventa para la Literatura Universal el concepto de FAMA, que es el recuerdo o huella que el ser humano deja en los otros por sus obras meritorias.
¿Alguien duda de la fama de Miguel Delibes?
*
Tengo para mí que ahora es más feliz, porque se habrá encontrado en el Más Allá, con una SEÑORA DE ROJO, SOBRE FONDO GRIS o quizás sobre fondo ya dorado.
*
MIGUEL DELIBES ha volado alto.
Permítanme que les recuerde una copla amorosa antigua, que sirvió a San Juan de la Cruz como inspiración mística:
.
En un amoroso lance,
y no de esperanzas falto,
volé tan alto, tamn alto,
que le di a la caza alcance.
.
Buen epitafio para un cazador, como era el escritor vallisoletano.
Descanse en paz.

20 comentarios:

Cayetano dijo...

Se nos fue una buena persona, un escritor que de la sencillez y de la humildad hizo bandera, siempre al lado de los humillados por la vida...
Un alumno mío hace la tira de años dijo que una obra de Delibes era "La sombra del ciempiés es alargada".
Un saludo.

don fernando dijo...

Recuerdo con mucho cariño, hace muchos años, al gran cantante Paco Ibañez cantando la coplas de J. Manrique. También obras de Delibes llevadas al teatro y a la pantalla se me vinieron a la mente, en unos tiempos en que la oferta literaria y televisiva era escasa. Un abrazo.

La Dame Masquée dijo...

Muy hermoso recuerdo el suyo.
Las letras han perdido a alguien muy grande, y a juzgar por la opinion de quienes le conocieron, el mundo pierde tambien a una gran persona.

Feliz fin de semana

Bisous

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Hola Rosa, mi escritora predilecta:

Ayer lea radio despertor. Anunciaba esta pérdia ten grande en las letras españoles.
yo no hice ninguan entrada, pues preferi adherirme, comentatndo los blogs de las personas, más doctas en literatura.

Yo, en Casa tengo El Camino, y he visto los Santos Inocentes, en película.

Rosa, aunque no puedas venir a Valencia, algún día nos conoceremos personalmente.

Estás superocupada y el estrés no es bueno.

Me maravilla, como describes a D. Miguel Delibes.

Un abrazo. Montserrat

Juan Martín Serrano dijo...

"La muerte de Miguel Delibes ha conmocionado a muchos seguidores suyos" más de lo que a él tal vez le hubiera afectado de ser consciente. Lo digo por esa naturalidad con que "tocaba" todo lo referente a la "naturaleza", incluída la muerte. Y tras ese aparente "estoicismo" con el que a ciertas preguntas a mi parecer respondía, había una gran ternura por la vida, la infancia y el prójimo.

Mery Larrinua dijo...

Se nos fue fisicamente un gran escritor!!!
un abrazo

emejota dijo...

Preciosa exposición Rosa.
La muerte de una persona añosa y enferma no resulta sorprendente. Ya dijo que el proceso comenzó cuando se consideró incapaz de seguir escribiendo como el acostumbraba a hacerlo.Dejó de escribir a raíz de una enfermedad que le ha lastrado hasta ahora. Es por tanto lo mas humano y razonable que en esas circunstancias un hombre inteligente, que tiene experiencia y sabe mucho no sienta la vida sino como es en realidad: un tránsito. Si además tenía fe, pues miel sobre hojuelas, se iría de la mano de su último pensamiento.
Un abrazo mujer orquesta.

Luis G. dijo...

Me alegra que hayas publicado esta glosa del genial maestro Delibes. Fue mi escritor preferido y lo que más me gustaba de esta gran personalidad de la literatura española fue su amor a la naturaleza. En sus novelas reflejaba sus experiencias y vivencias personales. Trataba a sus personajes con ternura. Fue un autor muy disciplinado en su trabajo.

En mi caso me identifico bastante con el maestro, pues como él soy enemigo de protagonismos y aglomeraciones.

Con mis cordiales saludos, Rosa.

Amig@mi@ dijo...

Precioso Rosa, seguro que allá donde esté, no dejará pasar tus palabras sin una sonrisa,
Un abrazo

cabopá dijo...

Descanse en paz un hombre sencillo y un escritor magistral. Coincido contigo en qué estará con "Señora de rojo sobre traje gris"....Así dejé ayer en mi entrada sobre Miguel Delibes.
Has hecho una elegía y elogio genial como tu eres....querida amiga,profesora y escritora....
Muchos besicos.

Rosa Cáceres dijo...

¿Qué diríamos en nuestras "Cinco horas con mario" que son siempre las horas de la despedida nostálgica ya de un ser admirado y admirable?
Estoy segura de que el homenaje irá de la mano del recuerdo de las obras de este gran escritor que cada uno haya leído: "la sombra del ciprés es alargada", 2El camino", "los santos inocentes", con ese Azarías, con ese Paco el bajo...¡insuperable! pero "La hoja roja"...¡Ah, la ternura hecha novela!
Fue un alumno a las ocho de la mañana el que me dio la noticia, y otro me esperaba en el pasillo a segunda hora para decirme lo que ya me había dicho el otro. Quizás los alumnos saben reconocer en mí la predilección por los grandes narradores, estirpe de Cervantes y por eso me mostraban condolencia como si fuera a mí a quien se le había ido un ser estimado. Sin embargo, yo siento que no se ha ido tristemente, sino que ha volado alto, alto, hasta encontrarse con la vida que realmente merece "ser" para siempre.
Que brille para él la luz perpetua.

Rosa Cáceres dijo...

PERDÓN A TODOS...la emoción y la torpeza me han hecho cometer infinidad de gazapos ortográficos que me avergonzarían si no supiese con certeza que me los vais a pasar por alto, sin creer que yo pongo Paco el Bajo con minúscula, ni 2El camino ni cosas así...
No voy a borrar lo anterior, porque jamás preparo lo que escribo y lo escrito escrito está, pero es que algunas veces soy como santa Teresa, que escribo a vuelapluma y jamás vuelvo sobre lo escrito.

Cayetano dijo...

Por lo de los despistes, he de decirte que no eres la única. Es cosa corriente por aquello de las prisas.
Bueno, amiga Rosa... Empieza usted o empiezo yo. Y ya sabe a qué me refiero: un trato es un trato. Y es de caballeros bien nacidos dar pronto cumplimiento de él, ¡válame Dios! Así que elija: o empezar o secundar. Y que el que todo lo ve nos asista. Amén.
(Como me vea mi madre, que en paz descanse, que me encomiendo a Dios, se parte de risa esté donde esté)

Rosa Cáceres dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
tejedora dijo...

Tus letras nos ayudan a querer más aún si cabe a Miguel Delibes. Me gusta que lo hayas enlazado con escritos de San Juan de la Cruz y Jorge Manrique.
Recuerdo la parte de “El camino” que hace referencia al pajarito muerto.
Esta noche ponen en televisión la película de “Los santos inocentes”. Mi padre y yo leímos la novela, y también nos gusta ver la película. Seguramente me dirá que la veamos juntos nuevamente. Tengo pendiente, también, leer los artículos que han escrito sobre él en los periódicos de hoy. Hoy no he parado de hacer cosas y ahora acabo de sentarme a leer lo que escribís.
Un beso enorme, mi Rosa murciana.

verdial dijo...

Es una pena que personas tan valisas desaparezcan. Siempre nos quedará su maravillosa obra pero... desgraciadamente él no estará para seguir creando.

Un abrazo

Rosario dijo...

Muy bonitos tus sentimientos para Miguel Delibes, a mí me han gustado mucho todas sus novelas pues se leen muy facilmente, ahí demuestra su personalidad sencilla nada rebuscada. Muy conmovedor el cariño que le profesaba a su esposa, pues no dejó de nombrarla hasta el final.

Seguro que estan juntos descansando en un Cielo sin fronteras.

Gracias por haber escrito este sentido comentário.

Gala dijo...

Magnifico post Rosa.
He vivido algunos años en Valladolid y alli es donde me introdujeron en su obra.
Excelente.
Se nos ha ido alguien muy grande.

Un beso

Thornton dijo...

Qué bien lo has escrito. Con palabras sentidas, palabras de lectora.
Me gustaría pensar que está junto a esa señora de rojo. Sería tan bello, tan perfecto.
Un abrazo.

La sonrisa de Hiperión dijo...

El nombre de las letras de campo.... pero con ese olor a la autenticidad de lo genial!


Saludos y un abrazo enorme.

PD: Cada vez que me pones un comentario, me pones de un coloraoooo
jajajaja GRACIAS