domingo, 14 de marzo de 2010

Duelo en ripios repentizados entre Cayetano y Rosa




PARA SEGUIR EL DESARROLLO DEL RETO HAY QUE LEER LOS COMENTARIOS; QUE ES DONDE NOS VAMOS RESPONDIENDO:

Rosa Cáceres dijo...
Te reto en próxima entrada
a singular lid de versos,
yo ya tengo una tirada
en octosílabo recio
que es verso tradicional
y puede dar mucho juego.
Y si te parece bien,
padrinos tendrá este duelo,
yo pido los voluntarios,
aunque no confío en tenerlos
que no tengo tanto amigo
que respalde mis desvelos
por batirme con un profe
sevillano y madrileño.
Cayetano dijo...
Habrá que buscar padrinos
que acompañen en el duelo.
Se requieren voluntarios
incorruptibles y honestos,
imparciales, buena gente,
amables, sanos y serios,
que den fe y testimonio
de cuanto acontezca luego.
Ya las armas elegidas,
de romances y otros versos,
preparadas están, prontas
a iniciar enfrentamiento.
Y si no hubiere testigos,
pues sin testigos el duelo.

Rosa Cáceres dijo...
Ya tenemos a Rosario,
experta en rimas y en versos,
que maneja su librillo
con pedagógico celo.
Habremos de decidir
si comenzamos, por cierto,
o esperamos más padrinos
que den enjundia a este duelo,
pues, que yo sepa, jamás
celebrose un tal evento
sin que lo certificasen
cuatro padrinos al menos.
Y aunque te veo decidido
a que el duelo sea en secreto,
temo que sea desdoro
para nuestros recios versos
que nadie opine ni diga
si son malos o son buenos.

.
Cayetano dijo...
Ser padrino es cosa seria
que a muchos hasta acobarda,
porque es ingrato inclinarse
a un lado de la balanza.
Algunos habrá que quieran
ser testigos, pero basta
que tengan que emitir juicio,
para que piensen su baza:
no querer enemistarse
con blogueros de gran fama.

Doña Rosa, doña Rosa,
nadie a apadrinarnos baja.
Nadie se detiene a oír
el fragor de las palabras
que, en un duelo concertado
de versos, aquí se embarcan.
Sólo la amiga Rosario
y algún bloguero que pasa
que dejan en nuestra puerta
frases de apoyo, palabras.

“Acín” que lo que usted quiera,
gran profesora afamada.
Empezar agora mismo
o dejar para mañana
el inicio de este duelo
de frases asonantadas.

24 comentarios:

Rosa Cáceres dijo...

Cayetano, Cayetano,
nadie a acompañarnos baja,
nadie se detiene a oír
las rimas asonantadas.
Indiferente o cobarde
la gente vuelve la espalda,
no quiere ver en el blog
tanta rima asonantada
que nos avalan a ambos
como poetas de prosapia.
Y los blogeros más cultos
y los blogeros de magia
pasan como pasa un río
sin que se detenga el agua.
¡Ay, Cayetano, qué pena!
Aquí nadie nos aclama,
nuestro duelo de repentes
no importa una calabaza.

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Hola Rosa:

Si todos los duelos fueran como estos.
Benditos serán los duelos.
Llenos de rimas y de Prosa Y los dos satiriuelos.

Y no me sale nada más.

Un abrazo a los dos, desde Valencia.Montserrat

Cayetano dijo...

Lo importante es escribir
romances como si nada,
pasar un rato agradable
con rimas asonantadas.
Imitar al Mío Cid,
el de Babieca y la espada,
emular a don Gerardo
pensativo, con el agua
del Duero rondando Soria,
del Duero junto a su casa.
Sin olvidar aventuras
de los que por la red pasan,
objetivo ineludible,
de nuestras palabras diana.
Así que cuando usted quiera
puede empezar su andanada.

emejota dijo...

CLAP,CLAP,CLAP O PLAS,PLAS,PLAS. Estos son interminables aplausos ante semejante machada. Por mi podeis seguir sin parada, que es una delicia poder leer tanto ingenio de seguido. Albricias.
No podría ser padrin@ pues me faltaría discernimiento me quede en simple publico con las palmas abiertas. Gracias por las sonrisas que generais. Un abrazo.

Rosa Cáceres dijo...

¿Tú crees que habemus madrinas?
Yo conservo esa esperanza,
pues Montserrat Llagostera
desde Valencia, me alcanza
a pensar que bien pudiera
unirse a nuestra cruzada
haciéndonos de madrina
o de lo que haga falta.
Y emejota, que modesta
no se cree cualificada,
podría ser otrotanto
una madrina adecuada.
Y no sé si en esa imagen
con que he ilustrado esta entrada,
se distingue a mi marido,
que será mi guardaespaldas
si la cosa se torciera
y recibiera amenazas.
Y solventado el problema
del padrinazgo y espadas,
comencemos la cuestión
objeto de las romanzas.

Era doña luisa Espina
coquetuela declarada
(y pendón desorejado
si la verdad se declara)
una moza caprichosa
amiga de la escapada
y de conocer mancebos
en ciudades apartadas.
Conectárase a internet
buscando sacar tajada
y conoció virtualmente
a un sex simbol
de Coslada,
que diz que es villa cercana
a mis madriles del alma.

(sigue si te atreves, ahí queda eso jajaja)

Rosario dijo...

Estos mocicos no saben,
que yo rondo por aquí,
he presentado mi nombre,
más no puedo decidir.
Los dos sois trovadores,
ganais premios y reís,
por mi parte solo puedo,
leer mucho y aplaudir.

Para los dos ya teneis la primera medalla ¡Adelante!

Cathy Brown dijo...

Que hermoso esto!!!!Me gusta,me gusta mucho!!!!Duelo de titanes!!!!!!
Dos grandes se enfrentan.....¿quien ganara?Besotes mi querida Hada..por supuesto mi corazon esta con vos,ji-ji....VAMOS MI GENIA;HUMILLE!!!!!!Que lindo empezar asi la semana!!Besotes a ambos!!!!.

Rosa Cáceres dijo...

¡Ay Rosarito! ¡Ay mi Cahty!
que estamos como unas cabras, escribiendo en asonante
cosas tan diaparatadas.
Yo agradezco vuestra amable
concurrencia en esta sala
en que batimos nuestro arte
Cayetano y la que os habla.

Cayetano dijo...

¿Una moza y un sex simbol?
Conozcamos la otra cara,
la otra historia paralela
a la de Luisa de Parla,
la del presunto galán:
el seductor de Coslada.
¡Que el Arcipreste me perdone
por usar sus buenas mañas!
Del que miente en Internet
te contaré buena hazaña.
Si la estimas en pequeña,
cuéntame otra tamaña.
Era don Arturo Gómez
ciudadano de Coslada.
Compró un hermoso portátil,
pero amaba la compaña.
Enseguida se hizo un blog,
una web, “Facebook” y varias
cuentas de esas electrónicas,
personalidades falsas.
Mintiendo como bellaco,
tecleando hasta las tantas,
contactó con mujer joven,
sin duda necesitada
de afecto y conversación
en la noche solitaria.
Se hizo pasar por galán
de cualidades preclaras:
alto, joven, bondadoso,
un “yogurcín” algo cachas.
La dama resultó ser
Doña Luisa la de Parla.
La moza se alegró mucho,
francamente emocionada.
Y dijo “pa” sus adentros
Soy mujer afortunada.

(Continuará si usted osa hacerlo)

Cayetano dijo...

Rosario, Cathy, gracias por vuestro apoyo a Rosa y a mí por el disparate de hacer ripios como quien no quiere la cosa.
Saludos.
¿Cómo acabará el asunto?
Conociendo a Rosa, me temo que como el "rosario" de la aurora (con perdón)
No se pierdan el próximo episodio de
"Luisa y Arturo, un asunto tierno, un asunto duro."

Rosa Cáceres dijo...

¿Cómo me ha llamado osa
con osadía probada,
valiéndose de la excursa
de que soy por vos retada?
Bueno, perdonemos eso,
que el verbo osar hace falsas
construcciones anfibol´çogicas
en sus formas conjugadas.
Pero dése por avisado,
en la próxima andanada
preguntaré yo ¿Quién osa?
Y la respuesta muy clara
de usted será que "Yo oso",
y entonces seré vengada.
vayamos a la cuestión
de doña Luisa de Parla
y el galancete alevoso
empadronado en Coslada.
Supongo con qué avidez
y lujuria desatada
imaginóse al guayabo
la joven necesitada.
Diz por los alrededores
que la joven mencionada
padecía unos ardores
que furor dicen que llaman,
uterino, por más señas,
y otras gentes mal habladas
dicen furor "puterino",
bellaquería deslenguada
que gustan mucho de usar
algunos si estan de chanza.
Suelen siempre adolecer´
las de este mal afectadas,
de premura y poco juicio
en sus citas concertadas,
y calaro está, en consecuencia,
quedó la cita acordada
con el cernícalo macho
que viajó desde Coslada
frotándose las dos manos
por tenerlas caldeadas,
no fueran impedimento
si acaso pudiera usarlas
la temperatura fría
que a las mujeres espanta
cuando les tocan un dedo,
y no digamos la espalda,
por no seguir dando señas
de otras barrabasadas
que iba pensando el guayabo
mientras el tren avanzaba
y tragaba los kilómetros
por las vías empedradas,
desde Coslada-estación,
hasta la estación de Parla.


A contestarme ¿Quién osa?

La Dame Masquée dijo...

Lo de ustedes dos es tremendo! Y siguen contestandose en verso! Pero bueno, ni que fuera tan facil! Me tienen aqui partiendome de risa con sus ocurrencias.
No, y es que se ponen y no les basta con tres o cuatro versos, no! Hala, hala, cuando se dan cuenta llevan un kilometro, jiji, es increible.

Bisous

Cayetano dijo...

Pues nada, "yo oso".
Vamos al grano que se enfría la cosa:


Un posible desenlace
es éste que se detalla:
Llegó el tren a la estación
y Arturo que allí se baja.
Y lo que en Parla encontró
no fue cosa imaginada,
que la chica no era chica,
¡oh, sorpresa inesperada!
con lo que Arturo topó
no fue moza delicada,
sino moza con bigote
nariguda y medio calva.

"-¡Pero qué rayos es esto!
¡Esto no me lo esperaba!
¡Que yo aguardaba doncella
y no la Duquesa de Alba!"

Y Arturo salió corriendo,
pues su estima peligraba.
Y sin más explicaciones,
sin despedirse ni nada,
ni siquiera un besito
a “la moza” desairada,
por las calles como un loco
enfiló como una bala..
Y quedó, triste y pasmado,
preso de su propia farsa.

Moraleja: si estás solo
y anhelas buena compaña,
y si el vicio no es lo tuyo,
- sólo eso me faltaba-
olvídate de aventuras
y visita mi Tinaja
o el blog de la amiga Rosa
que es persona “mu” apañada.

Arantza G. dijo...

divertido juego
Volveré en otro momento para llevármelo porque aún no puedo pasar mucho tiempo delante del ordenador.
Toda la semana a media visión por culpa de un derrame ocular.
Jaajajja, los ojos a la virulé.
Besos y regreso.

cabopá dijo...

Menos mal que el sol
era tibio junto al mar
Sí no creería yo
que he sufrío una solá...

Ahí queda esto,un atrevimiento por cierto los ripios y yo estamos peleaos......
PLAS,PLAS,PLAS,PLAS....Aplausos mil
Besicos pa los dos y un gran premio tengo yo por ser mis amigos.

Rosa Cáceres dijo...

Es traición y alevosía
haber puesto el colofón
con la moraleja y todo,
te has colado de rondón
en el podio de los triunfos
y ya no puedo optar yo
a llevarme, si no el triunfo,
al menos un galardón.
¿Cómo era mozo la moza?
¿Cómo engañó al de Coslada?
La verdad es que mal termina
este romance de Parla
y de Internet y la moza
del bigote y de la calva.
¿Cómo se atrevió a engañarme?
Pues yo misma fui engañada
creyendo que era mujer
la que varón demostrara
ser, además de bujarrón,
por otro nombre bujarra.
Con razón huyó el galán
a sus predios de Coslada.
Yo hubiera hecho otro tanto
en su pellejo, caramba,
que encontrarse esa sorpresa
debe de ser cosa mala
que desquicia y enloquece
a una persona sensata
y la convierte en orate
en un quítame esas pajas.
Pero, en fin, demos el fin,
con anáfora buscada
que ya que he perdido el premio
no he de perder la palabra
y repito porque quiero,
y porque me da la gana,
que tengo muy mal perder
y no sé si el reto ganas
o como seria más justo
nuestra lid queda empatada
y cual partida de ajedrez
terminada queda en TABLAS.

Rosario dijo...

Dos corazones palpitan
muy cerquita de la red,
el contador de visitas,
estalla en Internet.
Una medalla a Rosa,
otra para Cayetano,
van ganando en sonrisas,
navegaran en Verano.
El contador de visitas
explotó en la pantalla,
estalló la batería
y llegó hasta la rocalla.
Espadachines con fuerza,
no cesan de batallar,
la guerra no es de fuerza
aquí no ha pasao ná.

¡Al ataque valientes!

Cathy Brown dijo...

BRAVO,BRAVO Y MIL VECES BRAVO!!!!!HADA,CAYETANO QUE GRANDES SON!!!!LOS FELICITO,DE PIE(APLAUDIENDO A LO LOCA)Y HACIENDO LO QUE ME CARACTERIZA O SEA GRITANDO...BRAVO,BRAVO BRAVISIMO!!!!JI-JI,QUE DIVERTIDOS SON,GENIALES LOS DOS!!!!!MIL FELICIDADES,AMIGOS!!!!BESOTES Y RICOS ABRAZOS!!!!!

Cayetano dijo...

Rosario y Cathy, mil gracias
por vuestras gratas palabras,
por estar ahí apoyando,
gracias Cabopá y Arancha,
también Montse y Emejota
y la Dama Enmascarada,
por la ocurrencia de Rosa
con los de Parla y Coslada.

No hubo intención alevosa
por mi parte en esta empresa,
sólo que sin querer Rosa
me puso a tiro la cosa:
de final, una sorpresa.

verdial dijo...

Que entrada tan original,
tan amena y agradable.
Está visto que no es una más...
y que tu imaginación sobrepasa lo imagilable.

Un abrazo entrañable.

Rosa Cáceres dijo...

Componer en coplas leves
tiene premio y recompensa:
las palabras cariñosas
que los amigos nos dejan.

Me he encontrado a Cayetano
en medio del blogerío
y compruebo con agrado
que tiene gran poderío
componiendo en asonantes
muy humorísticos ripios.
Yo agradezco esa fortuna,
pues me lo paso de vicio
perpetrando animaladas
en verso que incluye el ripio.
Soy una fan declarada
de Múñoz Seca y su estilo,
que sacar una sonrisa
es mérito divertido
que, si bien se mira, debe
ser muy bien reconocido.
Esta vida tiene cosas
que nos ponen muy mohínos,
pesadumbras, altercados
y otras cosas del estilo,
por eso si alguien se lanza
al ruedo con desatinos
y nos quita aquella murria
que de tales cosas vino,
débese seguile el agua,
y acercarse a ese camino
del ripio y del desenfreno
que es clase de humor del fino,
porque no tiene malicia,
ni busca el daño ladino,
ni tampoco es alevoso
ni anda con gesto escocido,
sino que finge comedias,
cuenta chistes de vecinos
y busca congratularse
con la vida y los amigos.


He dicho.

Cayetano dijo...

Nota aclaratoria a modo de disculpa con doña Rosa:

La de Parla no era mozo,
era moza desastrada,
harto fea y con bigote,
ninfómana sólo en prácticas.
El bueno de don Arturo,
de bueno nada de nada,
ni yogurcín no "yorcluni",
ni seductor de Coslada.

Me lo puso usted en bandeja...
pues muchas gracias de nada.
Estoy de acuerdo con vos
en que quedamos en TABLAS.

Antonio Verdú Asís dijo...

Qué emocionante ver estos duelos de plumas en alto con derramamiento de tinta que empapa suelos de papel. Enhorabuena a los dos.
Un abrazo.
Antonio Verdú.

Rosa Cáceres dijo...

Pues don Catyatano, en tablas,
yo me conformo con eso,
pues es mejor ese empate
que uno triunfe, el otro menos,
y queden desigualados
cultivadores del verso
como usted y como yo
que no pretenden, es cierto,
sino pasárselo bien
con estos casos tan necios
como se plantean aquí
de gentes que por el medio
de internet buscan la perla
y se encuentran con el cerdo,
y ya sabe lo que dice
la misma Biblia de esto:
que nadie debe arrojar
sus perlas al que es un puerco,
pues vendrá con sus pezuñas
y las pisará sin tiento
destrozando tales joyas
sin reparar en su precio.
No quiero decir con esto
que perlas sean nuestros versos,
mas creo yo no desmerecen
de otros versos que en el gremio
de profesores poetas
andan publlicados luego
en los tablones de corcho
que ponen en todo Centro
y que allí siempre aprovechan
para pinchar documentos
o alguna sátira anónima
que firmarlas no es buen tercio,
pues si se sabe el autor
le pueden dar para el pelo.