domingo, 26 de abril de 2009

RIMAS DE LA PALMERA. Palmeras y pavo real


Para mirar despacito, disfrutando de la música.

El Puerto de Mazarrón, con el monte del Faro adentrándose en el mar...y palmeras.

Fuente del paseo de Playa Grande...y palmeras.


Las aspas de un molino
semeja la palmera
si las agita el viento
en la mañana nueva.

Bella palma,
peine verde,
pincelito vegetal,
pinta el cielo y las montañas,
pinta las olas del mar.

Sombra de una palmera.

Y túnel de palmeras en el Paseo de Puerto de Mazarrón.

Las rumorosas palmeras
de musicales sonatas
son violines de la noche,
guitarras de la mañana,
con las cuerdas tan flexibles
de sus vegetales palmas.


Música para las palmeras y las rosas del desierto.


Rosa del desierto



Es primavera. Azul y verde primavera.
La palmera de varios brazos que aparece en la foto está en una rotonda de la vieja Oleza.

Y este pavo real, de imposible verdeazul lo fotagrafié en Badajoz.


Un pavo real
su rueda
abrió al mirarte,
sultana
porque quería competir
con tus expandidas palmas.
Él azul,
tú verde y oro,
de dátiles enjoyada.
¡Qué bella competición
de las plumas y las palmas!

7 comentarios:

Amig@mi@ dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Amig@mi@ dijo...

Perdón Rosa, puse una errataaaa, jaja Te decía que es un reportaje precioso, y que las palmeras, según la luz, tienen un encanto especial.
Me recuerda al paseo marítimo de Aguadulce...
Besos

Rosa Cáceres dijo...

LAmig@, las palmeras son tan nuestras que no es posible imaginar un paisaje del Mediterráneo sin su altiva silueta.
Besos

Alvaro Peña dijo...

que belleza de reportaje, como se nota que disfrutas en Mazarrón. Ya tengo ganas que llegue el verano

Rosa Cáceres dijo...

Bueno, Álvaro, aquello es para mí un paraiso, un paréntesis (siempre lo fue) en mis preocupaciones, que quedan aplazadas mientras estoy allí.
Sé que es una mera ilusión, porque lo que sea, está esperando a la vuelta, pero...de ilusión también se vive ¿no dice así el refrán?

cabopá dijo...

El día que fui a Alhama a ver la exposición de A.Peña,tomé unas fotos de las palmeras, unas palmeras gigantes llenas de vida pero un poco abandonadas y rodeadas de coches (aparcamiento) de esos que los ayuntamientos llaman disuasorios.Un día de estos haré una entrada con ellas. Las de Mazarrón hacen sombras que el paseante anhela,tu lo has reflejado muy bien.Besicos.

Rosa Cáceres dijo...

Cabopá, voy por los paseos y los jardines captando imágenes que querría interiorizar, plasmar, pintar, fotografiar...las palmeras bien cuidadas son una maravilla.