viernes, 6 de noviembre de 2009

CONTRA LA TRISTEZA.



Por hoy quiero sonreír

aunque me invada la pena

por presentarle batalla

a esta invasión de tristeza.



La felicidad merece la pena, pero solamente venciendo la pena se llega a lograr la felicidad.


Solamente quién ha padecido la tristeza puede paladear con total fruición las pequeñas dosis de felicidad que de vez en cuando nos regala la vida.


Pregúntate si no estarás perdiendo las pequeñas oportunidades de ser feliz, esperando la TOTAL FELICIDAD imposible para todo ser humano. NO PIDAS TANTO, y sé feliz.



La felicidad siempre viene en pequeñas dosis, pero LOS FARMACEÚTICOS (vá por tí, Leticia) saben muy bien que las pequeñas dosis pueden contener principios activos muy poderosos.

25 comentarios:

Rosario dijo...

Hoy te veo triste Rosa, es raro eso en tí,
pero como siempre lo vas a resistir,
Sonrie contigo misma y sonreiran para tí.

Ya estoy leyendo EL EMBOSCADO, me está gustando mucho, no he parado en toda la tarde, mañana lo terminaré.
!Eres una MARAVILLA¡
Un abrazo fuerte ROSARIO

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

BIEN POR TI, ROSA.
BIEN POR LA FELICIDAD DE SABER APRECIAR LAS PEQUEÑAS COSAS.
BESOS.MONTSERRAT

Arantza G. dijo...

Siendo muy niña, la tristeza hizo una casa dentro de mí. Tomó posesión y pensaba quedarse a vivir para siempre conmigo pero la sonrisa y las ganas de mirar siempre hacia adelante, la alejaron. Ahora solo me visita de vez en cuando y cuando me molesta, me miro al espejo, río cuanto quiero y la veo hacer las maletas.
Ríete de ella, verás cómo se larga.
Mis mejores deseos, lo sabes.
Y un montón de besos cargados de cariño.

Cathy Brown dijo...

Bellisimo!!!!!!!como todo lo tuyo Hada.Buen fin de semana.besotes.

cabopá dijo...

"Solamente quién ha padecido la tristeza puede paladear con total fruición las pequeñas dosis de felicidad que de vez en cuando nos regala la vida."
Me quedo con este pensamiento,sentimiento o idea.....
Es tardisimo pero antes de dormir vengo a visitarte amiga...Beicos.

Pablo Marín dijo...

Hola Rosa, yo me uno a las palabras de mario Benedetti y te digo que hay que...

"Defender la alegría como una trinchera
defenderla del escándalo y la rutina
de la miseria y los miserables
de las ausencias transitorias
y las definitivas

defender la alegría como un principio
defenderla del pasmo y las pesadillas
de los neutrales y de los neutrones
de las dulces infamias
y los graves diagnósticos

defender la alegría como una bandera
defenderla del rayo y la melancolía
de los ingenuos y de los canallas
de la retórica y los paros cardiacos
de las endemias y las academias

defender la alegría como un destino
defenderla del fuego y de los bomberos
de los suicidas y los homicidas
de las vacaciones y del agobio
de la obligación de estar alegres

defender la alegría como una certeza
defenderla del óxido y la roña
de la famosa pátina del tiempo
del relente y del oportunismo
de los proxenetas de la risa

defender la alegría como un derecho
defenderla de dios y del invierno
de las mayúsculas y de la muerte
de los apellidos y las lástimas
del azar
y también de la alegría."

Y no digo mas, que luego todo se sabe

Un beso

Leticia dijo...

Gracias, de todo corazón, Rosa. Me he emocionado.

Luis G. dijo...

La risa es la mejor terapia para desviar las penas. Como dijo Nietzsche "el hombre sufre terriblemente en el mundo que se ha visto obligado a inventar la risa". Pues sí, Rosa, hay que ser feliz con las pequeñas cosas. Un paseo por el campo, siempre con el sol dominando el día, nos arrebata la tristeza y regresamos a casa con los ánimos renovados; la tristeza ha desaparecido y hemos recobrado la belleza de la alegría. Como muy bien dice Arantza "ríete de la tristeza y verás como se larga". Muy buena frase.

Un beso.

tejedora dijo...

Muy certeras tus palabras, Rosa.
Me alegra escribirte; lo hago cuando tengo tiempo. Sé que me entiendes.
Muchos besos, preciosa y me alegra que lo pasaras bien el otro día cuando estuviste con Álvaro y Cabopá.

Rosa Cáceres dijo...

Rosario, no estoy triste, era un tema abstracto, pero gracias por tu interés. Lo que sí estaba era desbordada, pero ayer decidí no dormir hasta acabar con los exámenes y aguanté hasta el último. Hoy he madrugado para poner un examen sobre La Odisea a los bachilleres. Ya estoy más tranquila. Quitándome sueño, claro jajaja
No sabes la alegría que me ha dado que te esté gustando EL EMBOSCADO, ya faltan pocos días para comenzar con las presentaciones.

Manuel dijo...

Hola Rosa:

Me impresiona triste por sus palabras.
A veces hay que dar cabida a la tristeza, muy poca por supuesto, para luego saboraear mejor el próximo momento de felicidad.
Saludos

Rosa Cáceres dijo...

Montserrat ¿sabes que la Patrona de Orihuela es la Virgen de Montserrate? Aquí ese nombre se lo suelen poner a chicos y chicas, a los chicos les llaman "Rate".
Le he hecho una foto a la Virgencica que me traje de Barcelona, pero ha salido borrosa, la que sí ha salido bien es la de la Dama del paraguas. Otro símbolo de Barna.

Rosa Cáceres dijo...

Arantza, bonita mía, algo similar me pasó a mí, pero en la adolescencia, y me costó que la muy perra hiciera las maletas, porque se resistía a ello. Empecé a no pensar nada más que en leer y estudiar, dejó de interesarme el mundo exterior, vivía en mi interior. Es más, sigo creyendo que esa es mi verdadera patria.
Pero no estoy triste, no. Es más, hoy hemos hablado de algún viaje futuro a Vitoria y...posible visita a cierta Sociedad muy acogedora y apetitosa jajaja

Rosa Cáceres dijo...

Cathy, bonita, duendecilla de plata, muchas gracias.

Rosa Cáceres dijo...

cabopá, a esa hora tardía en que tú escribías, estaba yo dale que te pego a los exámenes. Creía que estaban saliendo mejor, y mejor sí han salido, pero no puedo creer la cantidad de suspensos...
Hoy voy a hacer una entrada para que veas tu macetita de flor de nácar. Será una visitilla virtual a mi casa.

Rosa Cáceres dijo...

Pablo, no recordaba este poema, pero me adhiero a algunos de sus versos...no a todos, pero sí a algunos.
verás, el tema de la alegría me ha interesado siempre. Una de mis afirmaciones, recientemente matizada, fue siempre que para ser feliz hay que ser un poco tonto y un mucho egoísta, para no pensar y para que te dé lo mismo el sufrimiento ajeno.
Hoy en día Eduardo Punsset me ha dado una clave en la que yo no había caído hasta ahora. Por supuesto, siempre hacbrá dolor en el mundo -de ahí partía mi reflexión primera- y no podemos evitarlo. Pues bien, él dice que si estamos tristes por eso, no hacemos sino añadir más tristeza al mundo.
El tema es apasionante y merecería una reflexión mejor argumentada, pero esto es un simple comentario y sería pretencioso e nada pertinente meterse en esas filosofías de altos vuelos aquí.

Muchas gracias por tu magnífico cometario con el poeta Benedetti como texto y pretexto.

Arantza G. dijo...

"Or Kompon bi"
Así se llama dicha Sociedad Gastronómica que estará orgullosa de tu visita.
Bueno...y yo, ni te digo.
Besos tesoro.
Disfruta del fin de semana

Rosa Cáceres dijo...

Leticia, tienes nombre de Alegría. Tienes mucha riqueza porque tienes amigos, y algo aún mejor, aunque parezca mentira: sientes amistad, sientes cariño por la gente, por los niños , creas ilusiones en tu chaleti...vamos, que si pudiera me iba a Sevilla a tomar unas tapas contigo, resalá...
¿No vivirás por la Avenida de la Palmera, verdad? Es que por ahí estaba el hotel Palacio de Al Ándalus en que nos alojamos cuando fuimos, y había muchos chalets.

Rosa Cáceres dijo...

Luis, muchas gracias. Nietszche, sin embargo, me parece un filósofo de la amargura, jajaja. Me gusta más Descartes, o nuestro Miguel de Unamuno, nustro Ortega y Gasset...
Es verdad lo que dices, la risa es remedio infalible y la Naturaleza la mejor medicina para el ánimo.
Yo abordaba un tema literario en la entrada, no estoy triste, pero me ha llegado al alma el consuelo de los amigos y lo que ocurre es que ahora estoy más contenta que unas pascuas.

Arantza G. dijo...

Te aclaro una cosita.
"Or Konpon" significa "Allá tú" y "bi" dos
Y te explico; Or konpon (allá tú) quiere expresar que tú guisas lo que quieres y cómo quieres y el bi (dos) que los socios pueden llevar a su compañera, amiga, esposa...vamos que pueden ir acompañados de una mujer.
Porque como sabrás, no en todas las Sociedades se permite la entrada de damas. En esta sí, además están encantados.
Besitos

Rosa Cáceres dijo...

tejedora, de preciosa dulzura, pues claro que te entiendo. Si lo que hace falta es que me entiendan a mí jajaja, que no comento a nadie por responder a los que me comentan a mí. Comom me enrollo más que una persiana jajaja

Rosa Cáceres dijo...

Manuel, la persona que pretende escapar de los tragos de tristeza que conlleva la vida es una ilusa, bien lo sabemos. Y es cierto que sin haber probado el sabor amargo no se puede disfrutar en toda su dimensión el sabor dulce.
La tristeza está ahí, pero también está la alegría.
Si digo la verdad, lo que más deseo yo en esta vida no es la felicidad, sino la paz de espíritu, que estimo el mayor bien.
Un saludo...y una sonrisa agradecida.

Rosa Cáceres dijo...

Arantza, qué nombre más raro ¿tiene traducción? Jajaja Javier y yo estamos deseando ir para allá, pero faltan unos meses...ya sabes. Pero todo llega.
Ahora ya no sé si hacer una entrada gastronómica, turística, literaria o casera...jajaja ya veremos.

Rosa Cáceres dijo...

Arantza, no tenía ni idea...pero ¿será posible? Sin damas...Menos mal que la tuya no es así. Es que no tengo noción de cómo es una sociedad de esas. Me gustaría que me lo dijeras detalladamente. Lo de escribir una novela en ese ambiente me tienta, pero comprendo que es una locura, porque es que no conozco nada parecido. Un día de estos te llamo y me lo cuentas. Si estuvieras ahora en casa...

Montserrat Sala dijo...

No sera el otoño que a todos nos pone un poco mas melancolicos? No hay quien pueda resistirse a las fuerzas de la naturaleza. Piensalo.
Besos.