sábado, 14 de noviembre de 2009

A los amigos que siempre están ahí, aunque estén lejos.


Exultante el agua de la fuente es metáfora de la alegría.


*******************************************
*******************************************
*******************************************
A los amigos que siempre están ahí, aunque estén lejos.

Una taza caliente
en un día en que arrecia
el frío cruel
que muerde el alma.
Una taza de aliento
entregada en la mano,
bebida, frase, email,
chiste, sonrisa,
regalo inesperado,
no sé...¡algo!
eso no importa,
todo es ayuda,
todo reconforta
y es taza de presencia
a nuestro lado.

26 comentarios:

Rosario dijo...

Desde luego:
una taza, una bebida,
un descanso, una sonrisa
y un comentarío...
Muy bonito y será preciosa tu presentación, el EMBOSCADO me ha encantado.
Un abrazo Rosario

Cathy Brown dijo...

Una taza de aliento?Ahhhhh.... Hada....¿Puede ser doble para mi?la estoy necesitando...gracias por tus consejos amiga!!!!!!Te quiero,muy feliz semana!!!Besotes.

Rosa Cáceres dijo...

Rosario, he comprobado que el hecho de sostener una taza en la mano- más aún si se acuna entre las palmas de las dos manos- conforta y consuela.
Para mí hay cosas que igualmente alientan.
En cuanto a lo del EMBOSCADO, ¿te ha gustado la novela?
Ahora empiezan las críticas y las presentaciones, ya iré contando.
Deséame suerte.

Manuel dijo...

Hola Rosa:

Los amig@s son para siempre. Estén lejos, estén cerca. Son como la sangre: Cuando te hieres, vienen sin ser llamados
Como siempre agradable pasar por aquí.

Saludos

Rosa Cáceres dijo...

Cathy, preciosa, para tí tazas de aliento, copas de licor de cariño, dulces de palabras de miel...lo que quieras ¡Barra libre!

Rosa Cáceres dijo...

Manuel, qué simil más expresivo... como la sangre, que viene sin que la llamen. Es una de las definiciones de amistad que con su permiso apunto (con autor, claro, no me voy a apropiar la idea) porque me ha llegado al corazón.
Y es cierto. Los amigos están ahí siempre, incluso a la distancia de tierras o de años.

cabopá dijo...

No he conseguido llenar el microbus
ja, ja, ja,...será la crisis...??.
Era una broma yo no tengo tanto poder de convocatoria pero estaré contigo en el pensamiento...Y no sabes cómo me gustaría ser tu fotografa oficial, pero, no circulo por las noches, ya sabes...
En cuanto a los amigos/as como tu bien dices "siempre están ahí"....
Te deseo el mejor debút para ese acto que seguro será un éxito como todo lo que haces.......MIS MEJORES DESEOS Y MUCHOS BESICOS.

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Hola Rosa, amiga.
Con taza o sin taza en las manos.
Tu amplia sonrisa reconforta y abriga.
Besos desde Valencia.

Ruy dijo...

Con sed, taza de agua
natural o fría
tanto alivia.

Cuando el frio muerde
gruesa manta
con o sin alma
tanto se agradece

No importa como llega,
si es regalo
aunque sea barato
y la sonrisa falsa

Dudo si te conforto,
al fin es juego
que reclama tu verso
aunque en mi cruel taza
no hay indiferencia
sino agradecida presencia.

Paz tecum.

Cathy Brown dijo...

GRACIAS HADA..POR TANTO CARIÑO!!!!!!TE QUIERO MUCHIIIIISIMO
A-M-I-G-A,ES INCREIBLE COMO ME CONOCES A TRAVEZ DE LA DISTANCIA,ME ENCANTA QUE TE LLEGUE TODO EL CARIÑO QUE TE TENGO,SOS LO MAXIMO!!!!!!JI-JI BESOTES.

Cayetano dijo...

En las mañanas de invierno
y en las noches tormentosas,
una taza, una infusión
de aprecio y calor, no es cosa
vana. ¡Pronto! Una canción
para mi colega Rosa.

Arantza G. dijo...

¿Compartimos un cafetito?
Querida amiga, te dejo un abrazo, cálido, que por aquí hace fresquito y un beso con todo mi cariño.

maruxiña dijo...

La amistad cuándo es de verdad (de la buena) es algo increíble y hay que luchar por ella, lo difícil es distinguirla de la otra...

Biquiños guapiña!!!

Miguel dijo...

Bonito brindis el que dedicas a tus amigos. Siento el calor de tus palabras y me reconforto con esta taza calentita que tú nos ofreces, y yo la acepto.

Un abrazo.

fonsilleda dijo...

Siempre tan riquiña, gracias por la taza. Tu sonrisa ya vale.
Bicos

Rosa Cáceres dijo...

cabopá, esta presentación ya pactada desde hace un año me tiene deseosa de cumplirla y olvidarme...
Sé que luego vendrán otras, pero un año, ya está bien.
Para enero más o menos, iré para Murcia, porque donde seguro que voy es a Alicante ¡Dios mío! Ahí conozco a mi hermana Carmen y casi a nadie más...¡¡¡horreur!!!

Rosa Cáceres dijo...

Monserrat, muchas gracias. A mí no me cuesta nada sonreir, me sale la sonrisa aunque no quiera.
Además, ocurre que vosotr@s me proporcionáis alegría cada vez que asomáis por esta mi casa.

Rosa Cáceres dijo...

Ruy, claro que me confortas, con tus versos, siempre ajustados al tema y por lo tanto oportunos, y tu saludo habitual: Pax tecum.
Idem, eadem, idem: Pax tecum.

Rosa Cáceres dijo...

Cathy, espero que la alegría te inunde hasta desbordar en una sonrisa abierta, plena, exultante.
Tú persigue la felicidad de los que te rodean y hallaras la tuya, porque tu corazón se irá haciendo grande y acogedor.
ya sé que así lo haces. Por tanto, con o sin lágrimas, en el fondo llevas el signo de la felicidad que da la paz y la bondad.

¡Ah, cuánto me divierto con tus forma de contar tus cosas! Sigue así, pero más y más feliz cada día.

Rosa Cáceres dijo...

Cayetano, con tus versos
ya me has servido la taza
de infusión reconfortante
de tila melificada,
que yo ahora necesito
aplacarme bien los nervios,
no sea que me presente
en plan bodrio patatero,
y se quede el auditorio
con los ojos como platos,
de las cosas que les diga
sin pensármelas ni un rato.

Rosa Cáceres dijo...

Arantza, por aquí hace un calor que ya es que da miedo...esto es LA FIN DEL MUNDO jajaja que dice una película que es para 2012, yo creo que va a empezar por aquí, que nos vamos a achicharrar todos.
Pero el café me vendría bien ¡Me estoy durmiendo! llevo toda la mañana con un sueñazo bárbaro. Me he puesto a dibujar tu inicial y cuando me he dado cunta, estaba más atontá que un atún.

Rosa Cáceres dijo...

maruxiña, la de verdad escasea, como las perlas finas.
Un amigo es alguien que te conoce bien y aun así te quiere.
Un amigo es un hermano que hemos elegido.
¿Hay quién dé más?

Rosa Cáceres dijo...

Miguel, quedémosnos en sielncio, cada cual con su taza entre las palmas de las manos, sintiendo ese calentor que desde ahí nos proporciona un sosiego indefinible. Es el calor también de la buena compañía.
Un amigo es alguien con el que no resulta enervante y violento permanecer callado.
Con él estamos cómodos.
Me agrada que aceptes la taza de café o de infusión, puedes elegir...

Rosa Cáceres dijo...

fonsilleda, tú si que eres riquiña, simpática y bonica.
Un besico.

Leticia dijo...

Es cierto que con poco se puede reconfortar tanto...

Rosa Cáceres dijo...

Leticia, nunca es poco lo que sirve de mucho.
En la oscuridad, la luz de una vela es mucho, en la tristeza, un pequeño gesto salva.