martes, 24 de noviembre de 2009

INtuición de otras vidas


Al lote de experiencias que me ha tocado en la vida, puedo añadir las soñadas, como una intuición misteriosa de otras existencias.

18 comentarios:

maruxiña dijo...

Por mi parte voy sobrada con la vida que tengo, si hubo otras o habrá no quiero ni oír hablar de ellas jijijijiji

Biquiños guapiña!!!

fonsilleda dijo...

Muy pocas veces consigo recordar lo que sueño. O lo recuerdo justo en el momento de abrir los ojos y luego se me esfuma.
Otra cosa distinta son los sueños que sueño despierta.
Bicos.

Luis G. dijo...

Hay una riqueza de experiencias, sí, de vivencias, de sueños... Para una escritora como tu, se forjan en tus obras para delicia de muchos lectores.

Un beso.

Cayetano dijo...

Y qué mundo tan extraño y mágico es el de los sueños. Recuerdo una tarde después de comer en que estaba leyendo el periódico. Me quedé traspuesto dos o tres segundos en medio de las noticias internacionales. Soñé en esa brevedad temporal. Y lo que soñé no tenía nada que ver con lo leído: algo de una pelota y un niño...Luego volví a la sección de internacional a seguir con las noticias.
Me quedó la sensación de haber asistido por unos instantes a otro mundo,independiente del real, con otras reglas... Algo así como una vida que discurría en paralelo junto a la mía.
¿Y si lo que estoy viviendo ahora es un sueño y lo que sueño es la realidad verdadera?
Aquí hay tema para Calderón pero también para Julio Cortázar. Hay un cuento precioso y asombroso sobre este tema: "La noche boca arriba". Me dejó perplejo.
Un saludo.

Manuel dijo...

Hola Rosa:
Le cuento algo: Me ha sucedido dos veces: una vez en una casona vieja de una ciudad venezolana llamada Cumaná: Me impresionaba que había estado allí aunque era la primera vez que la visitaba. Podía ir por sus pasillos casi con los ojos cerrados...
La otra fue más reciente, en Reino Unido. Estaba en un Hospital de una ciudad pequeña (Cambeley). El Royal Camberley Hospital, me lo conocía como si hubiese trabajado allí años y solo fuí dos días a una charla.....
Sueños? vidas pasadas?.....
Saludos

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Hola Rosa:Cuando leo un libro bueno y mi meto en el, como por ejemplo en La Delicada Piel del Alma, ya es como si estuviera viviendo otra vida y me mezclo con los personajes.

Una vez en un test, me salió que yo había sido un monje sabio y ermitaño en el año 500.¿Que te parece?
De momento estoy en ser una "Maruja", que le encantan los libros.
Muchos besos.

Rosa Cáceres dijo...

maruxiña, cree lo que te digo, soñar amplifica la vida. Todos soñamos, sólo que lo olvidamos nada más despertar.
Yo sí he tenido a veces la intuición de escenas "vividas" en otras épocas.

En fin, soy una nefelibata, vivo en las nubes ¿qué te puede sorprender de mí?

Un besico, rapaciña.

Rosa Cáceres dijo...

Fonsilleda, eso es normal. Si no deseas que se esfume tienes que pensar en él conscientemente, rememorarlo. No solemos hacerlo, claro que no, sería prolijo y además la mayoría de noches los sueños son absurdos (aunque seguro que tienen conexiones lógicas con nuestra vida), pero otras veces...
La ensoñación consiste en soñar despierto ¡Me encanta! Siempre lo he hecho y es muy divertido, sobre todo si una imagina situaciones cómicas jajaja

Rosa Cáceres dijo...

Luis, tienes razón. Los escritores de ficción hemos de tener capacidad de ensoñación, si no, no podríamos crear mundos imaginarios. El acierto en plasmar esos sueños por escrito es otra cuestión.

Siempre me encanta leer tus textos de soñador por las cumbres. Tú también comprendes lo enriquecedores que son los sueños.

Rosa Cáceres dijo...

Cayetano, me hablas de dos narraciones ajustadas al tema, cosa que me encanta.
Yo también tengo un relato publicado en una antología que se titula "Memorias de lo imaginado" y trata de una mujer que ha pasado su vida entera imaginando otra existencia menos hostil hacia su persona.
Está en una de mis entradas antiguas, narrado con archivo de voz por mí. A ver si lo escuchas y te gusta. La Antología es esa roja que hay a la derecha.

Rosa Cáceres dijo...

Manuel, comprendo lo que me dice, incluso lo he experimentado en alguna ocasión. Es algo misterioso, una sensación de "ya visto", "ya conocido" vivísima, que se siente sin explicación racional pero con una verdad constatable.
Sabemos poco de nuestro cerebro, la capacidad de absorción de datos, ambientes...la telepatía o comunicación con otras mentes, la telequinesia (doy fe de que es una realidad)...en fin, el tema sería amplio. Y me gusta, porque me agrada constatar que somos algo más que un puñado de barro con forma humana.

Rosa Cáceres dijo...

Montserrat. lo primero es darte las gracias por tu opinión sobre la novela mía que conoces.
¿un monje? quién sabe, A mí me hubiera gustado pasar la vida en un scriptorium, copiando manuscritos, iluminñandolos con color...esa es mi verdadera naturaleza.
Yo he sentido la intuición varias veces de "verme" claramente (aunque de espaldas) en un mercado medieval. Soy una mujer, probablemente judía o morisca que pasea junto a dos amigas que la flanquean, menos entusiasmada en las mercaderías que las otras dos.

cabopá dijo...

Holaaaaaaaaaa
Yo creo o tengo la intuición de estar en ese globo que va sobre el mar.........ja,ja,ja...............
Tengo un cierto miedo a la ingravidez, pero, no sé porqué a veces mi globo está sobre el mar y mira que volar en globo no lo he probado....pero yo vuelo y vuelo en mi globo particular........Uy, que lío me he"armao" Será...........el dejá-vu.........
Besicos.

Leticia dijo...

Fíjate que yo me he puesto a pensar en otro tipo de sueños...

Rosa Cáceres dijo...

cabopá, pá globo el que yo tengo corrigiendo exámenes y además pensando en que tengo que poner otros para YA MISMO ¡¡arrrrrrrrgggggggggg! ¡Socorro!
besicos, y saludos para el mar, que hace semanas que no lo veo.

Rosa Cáceres dijo...

Leticia, ya me contarás qué sueños son esos ¿proyectos? ¿utopías? ¿deseos?
Amplio es el campo nebulosos en que transitan los sueños ¿verdad?

Rosario dijo...

Rosa, muy bonita tu entrada tenemos la misma "LETRA",me encanta, si la miras de lado, casi se parece a un corazón, es la más sonora de todas las consonantes y en tu dibujo se vé un sueño con el mar, un globlo, jardines, nenúfares... Todo perfecto.
Casi siempre me acuerdo de mis sueños, me gusta imaginarlos y saber su significado, muchas veces tienen que ver con lo vivido.

Un abrazo Rosario

Rosa Cáceres dijo...

Rosario, tienes razón en eso de que los sueños están conectados misteriosamente con nuestra existencia, de modo que, aunque nos parezcan inexplicables, sirven para explicarnos muchas cosas en el subconsciente y quizás también en el corazón.