miércoles, 12 de enero de 2011

canción del sueño fácil

Hoy quiero jugar con los colores en una poesía sencilla, casi infantil.
He escogido una tonalidad neutra, monocromática, para representar el sonido monocorde de las campanadas de medianoche, y he optado por la gama de los azules para representar lo que experimenta el que va a verse acogido por el sueño reparador en cuanto las oiga.

Es un azul que va intensíficándose desde la vigilia al sueño pacífico y profundo, pasando por las fases de leve, moderada y gran somnolencia.
Es una suerte coger el sueño con facilidad, nadie puede negarlo. Pues eso es lo que le ocurre al protagonista de la canción que hoy os traigo.
*
El color azul de siempre ha sido el color de los sueños, Todos los poetas están de acuerdo en ello, Rubén Darío tituló uno de sus libros de poemas y ensoñaciones así: AZUL. Es una obra en que se habla del príncipe azul (naturalmente) y de princesas de boca de fresa, tristes de esperar, de hadas madrinas que consuelan a la melancólica niña augurándole la pronta llegada del "doncel que viene a encenderle los labios con un beso de amor "...¡Ah, esos versos del gran poeta...

<
¿qué tendrá la princesa?
Los suspiros se escapan
de su boca de fresa...>>
****
Mi humilde poemilla no habla de princesas soñadoras, sino del afortunado que duerme como un tronco sin problemas.
Pero os prometo para la próxima entrada un cuento narrado con mi voz que hablará de una bruja que es bella en su interior, casi casi una princesa digna del amor de un príncipe azul.


*****************
CANCIÓN DEL SUEÑO FÁCIL


Una, dos…
Las campanadas,
Tres, cuatro…
No son nada,
Cinco, seis…
En el silencio,
Siete, ocho…
De la madrugada,
Nueve, diez…
Las he oído,
Once, doce…
Y me he dormido.



28 comentarios:

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Hola rosa.
¿Sabías que el azul es mi color predilecto?

Anda Rosa, yo que me duermo por todas partes, sólo falta que me aprenda tu Poema, que la verdad es que me encanta.

Ahhhhh, ya estoy boztezando.

Besicos, Montserrat

Cayetano dijo...

Yo soy de esos, de los que se duermen nada más poner la cabeza en la almohada; pero también de los que se despiertan a la mínima tras haber dormido seis horas. No sé lo que es dormir hasta las nueve ni en vacaciones.
Con la poesia de Rubén me has recordado a nuestro amigo Jorge Llopis imitando al de Nicaragua: "Margarita está frita. ¿Qué tendrá Margarita?/ Su boquita chiquita se marchita contrita/ con bostezos de triste e infeliz boquerón."
Un saludo.

María Bote dijo...

¡Eres fantástica, querida Rosa! ¡Qué ingenio de canción, amiga. La verdad es que, disfruto un montón viniendo aquí y leyéndote.

También es mi color preferido el azúl, porque además, como soy muy rubia, blanca y, para más inri, soñadora, pues, creo que es el que mejor me va.
Un abrazo. María

emejota dijo...

Me acuesto cuando siento sueño, es decir tarde, soy buho, pero si alguna vez no he conciliado el sueño con un buen rosario concilio el sueño, nunca llego al segundo misterio. Ya ves tardo más de tus doce. Un fuerte abrazo.

Rosario dijo...

Como siempre poniendo colorido y coplillas en tus entradas.
Un abrazo fuerte amiga, desde mi Librillo.

Rosa Cáceres dijo...

Montserrat, qué envidia jajaja Yo últimamente me duermo todas las películas de la televisión, me duermo las series..., en fin, que soy un vendo en cuanto me acomodo en el sofá, pero luego puede que me desvele o sufra terrores nocturnos, en especial en verano.
Esta cancioncilla la compuse siendo una niña.
Un besico

Rosa Cáceres dijo...

Cayetano, yo tampoco soy dormilona de levantarme tarde, las ocho ya es para mí una hora tardía.
Conozco de Llopis la Rebelión de las Musas, pero esa no ¡porca miseria! reirse así de Rubén es demasiado para el cuerpo jajaja
Porque yo nací en los Cárpatos,
serrana, vas y te quejas...
esa parodia, protagonizada por un vampiro cañí, de la famosa rima de Bécquer sí que tiene miga jajaja

Rosa Cáceres dijo...

María, a mí me gustan todos los colores. Te veo en tu foto vestida de azul, pero yo he abierto mi armario y he quedado patidifusa: casi todo lo que tengo es morado o lila (que a los tontos espabila jajaja), vamos, que voy de uniforme. Si me sentara bien el negro, no lo pensaba, me adhería a la moda oscura, pero parezco de negro enteramente una cucaracha de las de antes, que ahora se las han comodo las cucarachas americanas, colorás y con alas, las muy asquerosas. En fin, que puesta a ser cucaracha, por lo menos cucaracha española ¡ole!
Un besico

Un besico

Rosa Cáceres dijo...

emejota, me estoy volviendo loca ¿eres tú la que está en Denia y va a venir a hacerme una visitica? ¡Te emplazo a contestarme! porque yo te contesté y..ná de ná.
A ver si es que no eras tú.
Lo del rosario también lo he hecho yo algunas veces. Da resultado y es bueno para el espíritu.

Un abrazo

Rosa Cáceres dijo...

Rosario, el colorido que no falte.
Hace tiempo que no digo nada a nadie, pero es que estoy algo desbordadilla estos días, a ver si me sereno y se calman las aguas, que si no me voy a pique.

Un abrazo y un besico a ti y a los chiquillos de tu clase.

Carmendy dijo...

Jajaja... qué requetebien me lo paso leyéndote, Rosa.
"El arte es azul..." lo decía Víctor Hugo y yo así lo creo, es por eso que lo elegí entre todos los colores para pintar mi balcón de las toronjasdeluna.
Un besiko muy pero que muy azul para tí. Carmendy

Rosa Cáceres dijo...

Carmendy, me acuerdo de una canción francesa titulada "L´amour est bleu", el amor es azul. A mí me encantaba.
Azul es el color de luz de luna, por eso las toronjas de Carmendy, se pintan de ese tono una a una.
Es el color de un sueño deleitoso,
es el color de una dama que sueña,
y que a la luz amable de la luna
más cálida es que el sol, dama extremeña.

Juan Serrano dijo...

El color: la mejor metáfora, la más diáfana, la más directa, el mejor poema que nos da a "entender" las esencias de las cosas. Yo ya sabía que el azul era el color del aire, del cielo, de la vida, pero no, el color de los sueños. Tomo nota.

Rosa Cáceres dijo...

Juan, todos los día se aprenden cosas. Yo me alegro mucho el día en que me dicen algo que no sabía y me resulta interesante, o que lo leo en un libro o en un buen artículo. Decía mi buen Cervantes, uno de los santos de mi devoción literarria, que no había libro tan malo que no aportara algo, que no contuviera una enseñanza. Lo mismo, tal vez, podría decirse de este intercambio de experiencias e ideas que es el mundo del blog.

Un abrazo

Carzum dijo...

Gracias Rosa, por el poema, por el post y por la foto de las cigüeñas, me recuerdan tanto a las mías... jeje y las echo taaaaaaaaaanto de menos!!! Estaré atenta, porque será un placer escuchar tu voz... Abrazos ;-)

Rosa Cáceres dijo...

Carzun, lo malo es que soy torpe para subir al blog los archivos de voz, en cuanto pueda pillar libre a mi hijo informático, lo hará él. Lo que ocurre es que dice que le gustaría hacer un video completo, pero con lo que requiere eso, sé que nunca va a tener tiempo jajaja, así es que más vale algo que nada.
Confío en que pueda ser pronto.

fonsilleda dijo...

Quedo a la espera y, entretanto, he disfrutado poemilla y letras.
Bicos.

Mar dijo...

¡Qué envidia!... No no dormiría ni con una canción tan buena... jajaja

Un abrazo.

cabopá dijo...

¡Buenos días!
Sigue, sigue jugando con los colores, con la poesía, con las canciones del sueño fácil, con las coplillas....Yo vendré siempre para decirte gracias amiga.
Besicos.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Realmente preciosa. Un fin de semana más estoy por aquí. Navegando entre tus cosillas. Genial.

Saludos y un abrazo.

Paqui Quintana Vega dijo...

Enhorabuena por tu nueva novela. Tu trayectoria es envidiable.
Lindo el poema de las campanadas...me ha recordado las doce uvas...tan recientes...bueno, felicidades de nuevo y un beso para tí.

Princesa115 dijo...

Envidio a las personas que entrando a la cama y se duermen sin más, jaaj.
También me gusta el azul, aunque siempre lo he relacionado con el uniforme del cole que de chica llevaba.Pero es bonito.
Me encantan tus letrillas, los sonidos musicales que haces con tus letras. Eres maravillosa Rosa!!!

Un beso

Rosa Cáceres dijo...

Fonsilleda, hoy domingo me lo ha preparado mi hijo. Ya sabes que soy una torpona para estas cosas, pero mi voz la podrás oir.

Un besico

Rosa Cáceres dijo...

Mar, qué razón tienes...no hay nada más envidiable que un buen sueño ¡ay!

Rosa Cáceres dijo...

cabopá, me he acordado mucho de ti este fin de semana, en Mazarrón, junto al mar.

Un besico y no te pierdas mi narración leida en la próxima jajaja

Rosa Cáceres dijo...

Hiperión, que digas de mi pequeña canción que es preciosa me llena de satisfacción, un maestro de la poesía como tú...¡estoy de enhorabuena!

Rosa Cáceres dijo...

Paqui, no andas desencaminada, las doce uvas se toman sonando las doce campanadas, y algunas personas, como yo, a esa hora ya están cayéndose de sueño jajaja

Un besico.

Rosa Cáceres dijo...

Princesa 115, el uniforme de los coles suele ser de un azul más oscuro, el azul marino, el azul de los sueños es el del cielo o el mar de la orilla. Así que el cole tampoco te dejó a ti buenos recuerdos...ya somos dos.
Un abrazo