lunes, 24 de enero de 2011

Volviendo atrás la mirada

Volver la mirada atrás nos hace correr el riesgo de quedar convertidos en estatuas de sal como la mujer de Lot.

No es buena la nostalgia constante, pero algunas veces es inevitable hacer cierto balance de nuestro devenir vital.

Este poema trata de eso, de uno de esos momentos en que desafiamos la amenaza de petrificarnos y miramos al pasado. Pero lo pasado, pasado está. Y no hay más medio de continuar caminando que dar un paso en este momento mismo en que estamos.


Si vuelvo atrás la mirada,
al camino recorrido,
a las penas y los gozos,
los amores que he vivido,
los días tristes y alegres,
los lunes y los domingos,
los tonos claros y oscuros
son un espejo en que miro
y veo reflejado todo
el camino recorrido.
Se hacen presentes en mi alma
los que anduvieron conmigo,
aquellos que me quisieron
y alguno que me maldijo.
Claroscuros del paisaje,
flor y piedra, hiel y vino,
avatares que ocurrieron
en mi andar de peregrino.
Y no hay ya senda de vuelta,
que se cumplió mi destino
y no puede desandarse
el camino recorrido.
.
Rosa Cáceres

24 comentarios:

cabopá dijo...

Señora, profesera, escritora y amiga, hoy estás "machadiana".
Preciosa composición llena de imagenes y figuras del devenir de la vida,los espejos y las miradas.
Gracias por avisarme de la acuarela de Alvaro...¿Has visto lo bien que queda en mi ventana?
El es también un amigo de las dos, siempre recordaré que por él nos conocimos en persona.
Cuando pase por mi ventana no dejes de pinchar en la fotico "pillada" verás dónde te lleva.
Un día tenemos que quedar junto al mar un grupico de amigos.
Besicos.

Cathy Brown dijo...

Buaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa, que belleza!!!A veces me pasa Hada, que sin darme cuenta vivo en el pasado, no se porque pero muchas cosas me cuesta dejarlas atras...te quiero!!!!.

emejota dijo...

Precioso poema. No podemos volver atrás, somos la resultante continua de todo aquello que fuimos. Un fuerte abraz.

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Hola querida Rosa.:

A veces querriamos una segunda oportunidad para poder rectiticar algunos fallos.

Una poesía preciosa.

Besicos, Montserrat

La Dame Masquée dijo...

Precioso, madame. Anida en sus versos la nostalgia y la ternura.
Ay, esos caminos recorridos, cuántas horas pasamos mirando atrás y añorando lo que fue en lugar de disfrutar del camino que nos queda.

buenas noches

bisous

Ojosnegros dijo...

Una preciosidad, sí señor.
Dicen que la felicidad está en vivir el momento presente, a veces...es tan difícil.
Muchos besos.

MAJECARMU dijo...

Rosa,tu poema es sencillo y mágico como la naturaleza.
El camino no puede desandarse,pero,los recuerdos si pueden mejorarse.La vida a veces,nos presenta la oportunidad de que lo hagamos, y vienen a nuestro encuentro circunstancias y personas de antaño y nosotros de nuevo,sencillamente las amamos.

Mi felicitación y mi abrazo grande,amiga.
M.Jesús

Juan Serrano dijo...

Y es que aveces tener ojos en el cogote nos ayuda a tirar p`alante.

Rosario dijo...

Rosa me gusta recordar momentos pasados, es inevitable, aunque siempre digo...
¡Vamos, escucha, atenta al Presente! es lo que estás viviendo.
Tu me has indicado el camino de la Tana y... ¡Qué lindooo!!
Un abrazo fuerte amiga, desde mi Librillo.

Yulia dijo...

A mi me gusta segun que etapa del pasado ,pues si las recuerdo positivamente ,aprecen seres que estan en mi memoria por eso me gusta ver fotos antiguas, por que pasaron y no volveran ,pero me encanta recordar para aprender, de ese pasado que se repite y el pasado es historia, y yo como amante de la historia lo tengo presente.
Bonita poesia hecha con el alma de esas poesias de las de antes, que te emocionan aveces leo algunas poesias pero no me llenan pues ,estan escritas con palabras pero no con el alma.

fonsilleda dijo...

Precioso. Yo que tiendo a ser nostálgica aunque no viva en el pasado, lo aprecio especialmente.
Bicos.

María Bote dijo...

Precioso Romance, lleno de imágenes metafóricas, querida y admirada Rosa, donde hablas de una gran realidad vital; y es que, aunque inevitable el recordar, también sabemos, y sobre todo debemos saber, que lo importante es el presente, más aún, el instante.

Besos. María.

Rosa Cáceres dijo...

Cabopá, es mi estilo, clásico y sencillo, cuando escribo poesía. Me seduce la introspección que aman los poetas como Antonio Machado, el de "Quien habla solo espera/ hablar a Dios un día", y más esos versos de Lope, A mis spledades voy/ de mis soledades vengo/ porque para andar conmigo/ me bastan mis pensamientos".
Tu ventana queda adornada en grado sumo con esa obra de arte de Álvaro que contiene también-¡qué detalle!- tus palabras.
Enhorabuena.
Besicos

Rosa Cáceres dijo...

Cathy, bonita, no vivas en el pasado, no debes hacerlo, eres demasiado joven para eso. Guárdalo en tus reciuerdos felices, olvida lo triste, pero camina, anda, sigue, sigue, disfruta tu tiempo real, que es el que tienes entre las manos cada día que amanece, lo pasado pasado está.
Yo estoy segura de que cada día te trae un soplo perfumado, un momento de sonreir, un solaz placentero, algo, algo...
Gracias por tu cariño.
Un abrazo fuerte y un besico.

Rosa Cáceres dijo...

emejota, no podemos volver atrás, como dices, pero la imaginación nos permite re-vivir lo ya vivido. Somos un poco "rumiantes" en esto de la memoria...Lo principal es rumiar lo sabroso, que nos gustó en su día, y digerir rápidamente lo que nos supo amargo.

Un besico

Rosa Cáceres dijo...

Montserrat, ¡ah! si esa segunda oportunidad nos fuera concedida...
Muchas veces pienso lo bien que nos iría si volviéramos a vivir sabiendo ya lo que sabemos...pero...

Un besico

Rosa Cáceres dijo...

Madame enmascarada, la nostalgia es sinónimo de melancolía, y la melancolía es dulcemente amarga, dolorosamente suave, paradoja de paradojas, volver a bañarse en el mismo río e incluso en la misma agua, cosa imposibel para Heráclito, pero hacedera para la memoria, que es poderosa, aunque a veces nos debilite con ese azote nostálgico.
Un saludo, buenas noches.

Rosa Cáceres dijo...

Ojos negros, vivir el presente es ineludible, paladearlo si es dulce es privilegio que merece inscribir en el libro de la memoria, mientras que beber el amargo trago que es algunas veces, es mejor escribir con tiza para borrar en cuanto acabe la lección que nos da la vida.
Un besico

Rosa Cáceres dijo...

MAJECARMU,quiero dedicarte un poemilla repentizado, a ver lo que sale:

El camino recorrido
siempre va quedando atrás
y en sus bordes nos dejamos
trozos de vida al pasar,
se enredaron en las zarzas
y en espinas de rosal,
que vivir tiene el peligro
de arañar y de amargar.
Pero yo sé de jardines
que me ofrecieron su flor
y de caricias del viento
que aliviaron mi calor.

Un abrazo

Rosa Cáceres dijo...

Juan, qué agudo pensamiento. Lo incorporo a mi bagaje de frases célebres, recordando siempre que eres el autor.
Sería un excelente título de relato o de novela.
Un saludo muy cordial

Rosa Cáceres dijo...

Rosario, qué razón tienes. Mirar atrás SIEMPRE nos dejaría convertidos en estatuas de sal, como la mujer de Lot, pero de vez en cuando...¿verdad?
A propósito, hay un concurso de poesía para niños que está como hecho para ti, se llama "El príncipe preguntón", mira las bases en internet y preséntate.

Un besico

Rosa Cáceres dijo...

Yulia, qué bonito es eso que me dices, que la poesía está escrita con el alma. En todo lo que tú dices se adivina que tú también lo escribes y lo dices todo con el alma.
Un besico

Rosa Cáceres dijo...

fonsilleda, Galicia es tierra de nostálgicos. Yo creo que lo da el clima y el paisaje. Aunque todos tenemos nuestros momentiños de recordar con añoranza, pero los gallegos más ¿a que sí?

Un besiño

Rosa Cáceres dijo...

María, como decía Quevedo
"Ayer se fue
mañana no ha llegado
hoy se está yendo
sin parar un punto,
soy un fue y un será
y un es cansado..."

Esa es la naturaleza humana.
Un besico