jueves, 27 de enero de 2011

¿Quién?


¿QUIÉN?

¿Quién quitará de mis hombros
la cruz de mis soledades?
¿A la isla en que estoy preso
quién dirigirá sus naves?
¿Quién pondrá rumbo a mi puerto?
¿Quién es capaz de salvarme?
¿Quién va a ser mi compañía?
¿Quién de vosotros lo sabe?
¿A quién voy a preguntarle?
¿Quién será luz en mi tarde?

*************


31 comentarios:

Rosario dijo...

¡¡Precioso!!
Se me ocurre que siempre a los mares, a las islas y a los puertos les acompaña el SOL.
Pero si es en sentido íntimo, eso solo tú lo sabes y yo no lo voy a desvelar...
Aunque puede que acierte...
Muchas gracias por tu comentario en mi blog, me emocionaste.
Un abrazo fuerte amiga, desde mi Librillo.

emejota dijo...

La respuesta siempre es la misma: uno mismo, siempre, hasta donde me se. Un fuerte abrazo.

Cayetano dijo...

Parece que sigues en plena vena poética, ahora con términos marineros que son tremendamente metafóricos.
Hablando de naves y orillas, no sé si sabes que tuve que sobornar a Caronte para que no me cruzara al otro lado de la laguna Estigia. El muy bribón no se conformaba con las dos monedas que llevaba sobre los ojos. Así que ahora disfruto de una tregua de algunos años.
Espero que todo sea nada más que un ejercicio de lírica recreativa y no estés pasando por un mal momento.
Un saludo.

Pasto dijo...

Lograste expresar con ritmo los sentimientos al atardecer de la vida, como una puesta de sol en el horizonte del mar. Saludos.

Arantza G. dijo...

Uy...has entrado en la caverna de los piratas?
Porque aquí estoy yo, sentada esperando que baje la marea para regresar a casa.
Besos Rosa.

MAJECARMU dijo...

Rosa,tu poema es rítmico,solemne y llega directo al corazón.

El interrogativo es mágico,eleva al poema hacia un misterioso e inefable futuro,manteniendo en todo momento su dignidad y su elegancia.
Te dejo mi felicitación y mi abrazo siempre.
M.Jesús

Rosa Cáceres dijo...

Rosario, resulta que estoy trabajando mucho estos días, con exámenes y con la revisión de otra novela más, y claro, echo mano de archivos (los pocos que tengo de poesía mía pasados a ordenador) y pongo la primera que pillo jajaja
Tu blog ya sabes que me encanta, hazme caso en lo que te dije ¿eh?

Un besico

Rosa Cáceres dijo...

emejota "secum vivere" eso es , vivir con uno mismo, ya lo sé. En una de mis novelas, AURA, ya me explayo en el tema, todos estamos irremediablemente solos blablabla...
Un abrazo

Rosa Cáceres dijo...

Cayetano, ¿lo de Caronte es coña marinera o tiene algún mensaje críptico y real? Eso de la tregua de algunos años...¿estás bien? ¿estás de broma?
¡Qué lástima no poder mirar a los ojos a quien habla ni oir su entonación para saber qué registro maneja!
Lo mío es ejercicio lírico, simplemente. He llegado a la dolorosa conclusión de que lo que no sea trágico no gusta ¡con lo que a mí me va la coplilla de humor!¡porca miseria!
Saludos

Cayetano dijo...

Lo de Caronte es de coña. Hasta ahora no he tenido ningún problema de salud ni de cocoroto que me haya situado con una pata aquí y con otra en el Hades. Lo de la tregua de algunos años es cierto. No me pienso morir en veinte o treinta años como mínimo. ¡Hay que hacer gasto a la Seguridad Social! Jejeje.

Rosa Cáceres dijo...

Cayetano, me quitas un peso de encima; ya tengo bastante con que Caronte esté diciéndome de vez en cuando eso de "Al pasar la barca...las niñas bonitas (jajaja) no pagan dinero", porque es que el tipo está dispuesto a llevarme gratis y tó... En fin, bicho malo...Pero yo estoy muy mentalizada ¿sabes?

Rosa Cáceres dijo...

Pasto, muchas gracias, soy especialista en LIteratura y son muchos años de empaparme de las rimas de Bécquer, que toca este tema, de Miguel Hernández, de Antonio Machado y de muchos más.
Aunque a mí me gusta más la esperanza, la poesía optimista.
Un saludo muy cordial

Rosa Cáceres dijo...

Aratnza, no andas desencaminada, pero lo de la caverna de los piratas ya está en manos del editor jajaja, y yo también estoy esperando las galeradas de rigor jajaja
El otro dá me acordé de ti y de tu tierra, sacaron en la televisión una sociedad gastronómica que tenía una mesa...¡ah, estupenda de verdad!
un besico

Rosa Cáceres dijo...

MAJECARMU, las grandes preguntas que todos nos hacemos siempre nos suenan solemnes.
Muchas gracias por tus palabras, amiga.
Un besico

Man dijo...

Triste grito de soledad. No quiera Dios que tenga que proclamarlo.
Un abrazo

Rosa Cáceres dijo...

Man, Dios no lo quiera, desde luego. En mi caso es un mero ejercicio poético, afortunadamente no hablo de mi experiencia personal.

Un abrazo, que me voy para el Puerto de Mazarrón ahora mismico.

julia dijo...

Mi amiga,solo nosotros podemos quitarnos lo que nos hace mal.Los demas pueden aconsejarnos,pero es nuestra decision final la que hace y deshace.Besos de luz para ti y los que amas y gracias por llegar a cosas de julia y asi poder conocerte.

Mª Carmen dijo...

Qué bonito poema amiga Rosa melancólico y triste pero precioso Me encantó.Besos y buén fín de semana.

Mª Carmen dijo...

Qué bonito poema amiga Rosa melancólico y triste pero precioso Me encantó.Besos y buén fín de semana.

Princesa115 dijo...

Me encantó Rosa, maravillosas palabras tejes en este poema.
Preguntas y quizás no existan respuestas.
Un abrazo

Alvaro Peña dijo...

Una preciosidad de poema

cabopá dijo...

¿Quién?
¡Ah....! Soy yo
Ay, Rosa que te me habías perdío y no he venido por aquí a decirte que tu poemas es una preciosidad.
Eres una maestra constructora de palabras bien dichas, de palabras que llegan al corazón.
Besicos.

cabopá dijo...

Pásate por mi ventana te haré una foto....

María Bote dijo...

Qué bello, amiga Rosa ¿Quién lo sabe?
Esa perenne inerrogación es el manantial de la melancolía...
Me ha gustado muchísimo, el fondo y la forma.

Un abrazo. María

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Hola Rosa:

Dios siempre nos acompaña a través de la Naruraleza, lo bello, lo auténtico y en nuestro interior, aunque no lo percibamos, si nos encomentados a El nunca estaremos solos.

Yo lo busco en mi interior, mediante la oración.

Por lo menos en momentos duros, he encontrado mucho consuelo.

Besicos, Montserrat

Rosa Cáceres dijo...

Julia, llegué a tu espacio por casualidad, a través de un blog amigo y me encantó lo que encontré. Espero que sigamos visitándonos mutuamente.
Un abrazo

Rosa Cáceres dijo...

Mª Carmen, esa melancolía es ficticia, literaria en este caso. El fin de semana ha sido estupendo, en nuestra casa de la playa, viendo la hermosura del mar, que siempre asombra. Ya estamos de vuelta. Mañana será día de trabajo.
Un besico

Rosa Cáceres dijo...

Princesa 115, creo que has dado en el clavo con lo que dices; para las preguntas vitales no hay respuesta, lamentablemente. De ahí, la radical soledad y desamparo que algunas veces nos fustiga el alma cubriéndola de heridas de tristeza.
Un besico

Rosa Cáceres dijo...

Álvaro, se hace lo que se puede en este terreno de la poesía, y bien poco es porque jamás he pretendido ser poetisa, sé que no es lo mío. Pero, gracias.
Un abrazo

Rosa Cáceres dijo...

María, no sabes cómo te agradezco que digas que te ha gustado, una poetisa de verdad, como tú...es un honor.
Un abrazo

Rosa Cáceres dijo...

Montserrat, estamos de acuerdo en eso, siempre, siempre...Ya ves que es literatura,nada mçás, yo ya sé dónde hay que buscar.
Gracias por tus palabras.
Un abrazo.