miércoles, 19 de enero de 2011

Soneto sobre el maltrato a las mujeres


Con mucha frecuencia las noticias estremecen con la muerte de alguna pobre mujer que ha tenido la desgracia de unir su vida por más o menos tiempo a un hombre que no merece tal apelativo sino el de fiera, el de tirano que no consiente rebelión alguna de su esclava, de ese ser- inferior cree él- que le pertenece y tiene la obligación de soportar malos modos, palabras ásperas, vivir siempre bajo el imperio de la ley del embudo.

Pero la mujer es muchas veces, demasiadas, rehén de sus sentimientos, y soporta, aguanta, por sus hijos- si los tiene- o porque a pesar de todo ama a ese endríago que la tiene sometida. Y es que padece el síndrome de Estocolmo y llega a sentirse en deuda con su esclavizador.

Pero otras veces desea escapar de ese infierno en que se marchita como flor privada de agua, y lo intenta desesperadamente, denuncia, pide socorro...y lo consigue o no. Entonces, cae sobre ella la ira asesina.

En honor de esas mujeres, va mi poema.

*****


Un tirano nunca fue un amante.
Un opresor nunca es un hombre bueno.
El odio y el horror son algo obsceno
cuando se llevan algo por delante.
.
No parece la vida algo importante
al que maltrata dando más por menos;
menos amor, siempre da menos
de bueno, y más de lo humillante.
.
No puede dar amor quien no lo tiene,
y menos puede dar ningún respeto,
la vida y el dolor son parapeto
.
tras los que el maltratador cruel se esconde.
¡No inflinjas ese daño, no la ataques,
no es actitud de humano, no es de hombre!

28 comentarios:

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Hola Rosa:

Tu la has dicho ser maltrador no es de hombre, es de cobarde.

Eres un sol rosa por apoyar a estas víctimás de los tiranos.

Un abracico, Montserrat

Arantza G. dijo...

Me has pillado sensible hoy, salgo con la tristeza inundada de lágrimas. Es un tema que me hiere profundamente.
Besos querida Rosa.

Princesa115 dijo...

Cuánta razón tienes Rosa!!!Un verdadero amante nunca puede ser tirano, no ama sólo a sí mismo.
Siempre me pregunto: hasta cuándo!!!.
Bello, te felicito

Un beso

Cathy Brown dijo...

Aca en estos momentos llueve con todo, el dia ayuda a estar mas sensible y tus palabras ni te cuento...las leyes en mi pais son....nada...las mujeres hacen muchas denuncias, pero nadie mueve un pelo hasta que la victima aparece muerta.Quiero contarte la historia de Mirta,se caso con un hombre y fue feliz durante 3 meses, los 8 años restantes de matrimonio fue un infierno, el tipo tomaba y cada vez era peor.Su hijo le pidio que no lo aguantara mas y tomo la decision de dejarlo y se fueron con el hijo a otro lugar.Ahora es feliz de nuevo, la admiro por lo que hizo, hay que tener mucho valor para tomar una decision y decir basta!!!hasta aqui llegue!!!!Me encantaron tus palabras Hada...ojala que haya muchas MIRTAS mas!!!!!!Te quiero mucho, besotes.

Annick dijo...

Nos sensibilizamos, las apoyamos ,pero ni por las buena ni por las malas acabamos con esta lacra.
Que más tendriamos que hacer !

Besos desde Málaga.

Amig@mi@ dijo...

Acaban de mandarme un enlace para un concurso de poesía con el tema de la mujer.
¿Te lo paso?
jaja, qué curioso...
Besos

Manel Aljama dijo...

Esto ¿pasaba o no pasaba antes? Yo creo que sucedía pero menos porque la mujer cedía (aleccionadas por las madres, presionadas por las suegras). Ahora, sucede más y se denuncia más. Esperemos que acabe esta barbarie. Pero hasta que una generación de hombres no sepa mirar a su compañera/esposa como alguien igual y no a "su servicio" la cosa tardará.

Feliz Año

Manel

Rosa Cáceres dijo...

Realmente es un tema sensible, doloroso, en especial para toda mujer, aunque no sea víctima de nada parecido. Yo me pregunto qué sentirán los hombres normales al enterarse de estas cosas. Hoy mismo hacaido otra mujer, ya van tres este año, y ojalá no lleguemos a las más de setenta del año pasado.
Lo que se pregunta Manel también llevo yo preguntándomelo mucho tiempo ¿Estas barbaridades pasaban antes? Hay quien dice que sí, pero que se tapaban fingiendo que eran accidentes caseros que sufría la mujer. No sé, no me convence. Creo más bien que se trata de lo que apunta Manel: la mujer era educada para soportar estas cosas.
Me sorprende y mucho que los muchachos adolescentes, educados en escuelas mixtas, acostumbrados a compartir aula con las chicas, sigan pensando -no todos, pero sí bastantes, y con uno solo ya sería para asustarse- que las mujeres se merecen eso. "Algo habrán hecho" ¡maldita frase!
Yo a los maltradores los llevaba a todos a una isla. ¡Hala! allí solicos, sin ninguna mujer, ya que las desprecian y las odian tanto.
La misoginia que existe en todas las culturas es misógina desde el principio de los tiempos, hombres nacidos de mujer odiando a las mujeres...¡lamentable, deplorable, injusto!

Yulia dijo...

La mujer evoplucionó con los siglos ,pero "algunos hombres" no, se han quedado en la era prehistorica, creen que la mujer es de su pertenencia .
Es deprimente que hoy en dia pasen estas cosas ,pero creo que si las mujeres nos apoyaramos mas, esto acabaria antes .

OZNA-OZNA dijo...

esta asturiana te da las gracias por tu bello y reivindicativo texto, te manda un besin muy muy grande y opina ¿es que el maltratador no sabra que se engendro en el vientre de una mujer que da y daria su vida por el ?

cabopá dijo...

Cobardes, asesinos...
Y luego se suicidan. ¿Por qué no se matan antes de acabar con otra vida?
Sólo mía...¿Pero qué se habran creído?
En fin amiga que me encolerizo y de qué manera...
Besicos

Marce dijo...

Gracias por tu sensibilidad, saquemos la famosa tarjeta roja al maltratador como tu lo haces. Un saludo muy cordial

Man dijo...

Son los extremos de nuestra arcaica civilización y costará mucho tiempo de transformación cultural para llegar a ese deseado equilibrio hacia el que, afortunadamente, se están dando pasos.
Tardaremos pero llegaremos.

Rosa Cáceres dijo...

Yulia, las mujeres hacemos lo que podemos. Me gustaría que fuese cierto que apoyándonos unas a otras podríamos erradicar esa mentalidad de algunos hombres. Yo creo que los hombres -los de verdad, no ese hatajo de asesinos que no se comprenden ni ellos mismos- tendrían mucho que hacer.
Nosostras solas...¡ay!

Rosa Cáceres dijo...

OZNA-OZNA, eso digo yo. Parece que no recuerdan que se formaron en las entrañas de una mujer. No entiendo cómo se puede albelgar tanto odio contra alguien y a la vez se quiere mantener cerca a esa persona (la mujer) total para acabar matándola. Si tanto la odia todo podría arreglarse alejándose de ella.

Rosa Cáceres dijo...

cabopá, lo mismo me ocurre a mí, que me pongo furiosa. Muchas veces doy gracias por no poseer el poder de fulminar con la mirada o con la intención. Si lo tuviera... a lo mejor todos esos tipejos serían chicharrones.
Yo es que me regoideo en la idea esa de confinarlos en una isla de la que no pudieran salir, todos junticos, sin mujeres...no sigo.

Rosa Cáceres dijo...

Marce, los hombres que opinais de esta forma sois de los que mereceis ser amigos de las mujeres. Ojalá fueran todos los hombres así.

Rosa Cáceres dijo...

Man, este sábado me acordé mucho de ti porque estuve en la capilla de La Isla.
Menos mal que crees que llegaremos ¡ojalá! mirando otros paises...¡miedo me da!

Carmendy dijo...

Tema que da escalofrío por lo cercano...no tengo palabras,sólo lágrimas, indignación y rabia...
Una cruel pesadilla para tantas mujeres creadoras de vida.
Un beso amiga. Gracias por tu sensibilidad.
Carmendy

María Bote dijo...

Me uno a este homenaje denuncia a las mujeres maltratadas, amiga Rosa.
Siempre nuestro apoyo más rotundo.
Besos. María

Ruy dijo...

"hombres nacidos de mujer odiando a las mujeres...¡lamentable, deplorable, injusto"

Asombroso. Debería la mujer preguntarse el por qué.¿Donde está el fallo?. Todos los mejores años,
todas las facultades abiertas, todos los modelos disponibles, toda conformación posible y no
conseguís destruir esta maligna veta.
Con mi admiración y pidiendo perdón.

Rosa Cáceres dijo...

Carmendy, te comprendo muy bien. Hay que ver qué mal cuerpo se te pone cuando sabes de algún caso, aunque tú no tengas la desgracia de padecer nada semejante y tu marido sea un santo varón, pero te pones mala, de verdad. La película "Te doy mis ojos", por ejemplo, me impresionó y ahora cada vez que veo al actor ese...como lo representó tan estupendamente..., nada, que me da terror.

Rosa Cáceres dijo...

María, un gesto de unidad que te honra, debemos ser solidarios con esa tragedis personal, dentro de la cual se suman el propio maltrato sufrido y la soledad en que te dejan los que no te apoyan. Este mundo está repleto de PIlatos que se lavan las manos y no quieren saber nada.

Rosa Cáceres dijo...

Ruy, te respondo desde mi conocimiento de la HIstoria: se ha avanzado muchísimo y en pocos años. Piensa en el estatus de la mujer en épocas pasadas, desde la Biblia (lapidación) a Roma (libelo de repudio), a la Edad Media, al XV, XVI,XVII, XVIII, XIX...todo eso del Amor cortes y todo eso son milongas literarias, que nada tienen de parecido con la situación real que padecían. En nuestros días (me refiero al s.XX) empezó la cosa. Pero hasta 1975 la mujer no tenía derecho a vender nada sin permiso de su marido e incluso él podía decir que el sueldo que ella ganaba trabajando se lo abonaran a él.
vamos en pocos años ganando todo el terreno que no se ganó en siglos, cuando hasta estudiar en la Universidad estaba prohibido para nosotras.
Pero algunos hombres (que no lo son a mi partecer) acomplejados o qué se yo, se sienten despojados de su derecho a dominar a esa especie de animalillo doméstico que consideran que es la mujer.
LO dejo porque podría escribir un tratado jajaja, y no es eso, no es eso...
Gracias por tus palabras, son las propias de un hombre cabal.

Rodolfo de Jesús Chávez Mercado dijo...

Hola Rosa. Saludos.

Tienes toda la razòn. El actuar de esa manera <>. Me uno a ti pidiendo porque a cada ser humano le sea reconocida su dignidad, su libertad y su bondad (que no debemos confundir con ser tontos) sobre todo por esas mujeres que silenciosamente sufren esa tirania por parte de los hombres sin nombre.

Fra Rodolfo de Jesùs O.Carm

santdo dijo...

Bravo, Rosa. Buena causa y buena defensa.
Un abrazo.

Rosa Cáceres dijo...

Fray Rodolfo, pienso que la Iglesia tiene mucho que decir en este terreno. No es lícito maltratar a ningún ser humano, y la mujer lo es.
Aquí mis reflexiones son extensas. Veo la generosidad de tantas madres, hijas, esposas, cuidadoras, serviciales,llenas de renunciación que soportan dobles jornadas, que lo dan todo...y no reciben sino que se las culpe y desprecie.
Afortunadamente, tenemos el ejemplo de Cristo, que las defendió (mujer adúltera que salvó de la lapidación, Magdalena), que denostó el libelo de repudio que ellas padecían, que habló con ellas (Samaritana,María, la hermana de Marta), que las eligió para recibir la primicia nada menos que de su Resurrección...
Me preguntó si los Evangelios canónicos no silencian algún mensaje del Maestro en relación al trato que recibían las mujeres.
Yo estoy completamente segura de que Él no despreció jamás a una mujer por el hecho de serlo.
¿Qué ha pasado después, incluso en la cristiandad?
Un saludo

Rosa Cáceres dijo...

santdo, bienvenido, es poara mí una gran alegría verte por mi blog.

Un abrazo