miércoles, 21 de septiembre de 2011

El Dragón vencido




Yo tenía una herida en el alma,


como el desgarro hecho por la garra de un Dragón enorme,


de fauces que arrojan llamaradas tan certeras


que chamuscan justamente el pelo de las cejas.


Yo sentí la tentación de dejarme devorar


por ese Dragón hambriento,


os lo confieso, de veras lo pensé, no os miento.


Pero algo, no sé qué fue


o quién pudo ser (quizás vosotros)


algo, digo, me impulsó a tomar mi espada


abandonada a mi costado


(como el corazón, mirad qué coincidencia)


y me puse a luchar


con una valentía nueva


que me sorprendió incluso a mí.


Siempre, ya os digo, hay motivos de sorpresa en esta vida.


Y el Dragón, que era enorme en un principio,


se fue empequeñeciendo


hasta hacerse como un perrillo de esos


que ladran y ladran


y en vez de miedo dan risa.


Y ahora, ya veis,


tengo otra vez ganas de reir.


¡Gracias, amigos!

*****


UNA PETICIÓN DE SOCORRO


Intento comentar a muchos de vosotros y no lo logro, me sale "Selecionar perfil", lo hago, Google, y nada de nada, no consigo nada:

Algunos estarán pensando que ya no sigo su blog, pero no es eso, Cayetano, Cathy, mil más e intentado un montón de veces y no sé cómo podría hacer. Si alguno me lo aclara, se lo agradeceré mucho.

33 comentarios:

Begoña de Urrutia dijo...

Bien!!!! Me alegro mucho. Ya sabía yo que eras capaz de asumir las circunstancias y luchar firmemente.
Un abrazo

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Mi querida amiga:
Estoy muy contenta de que tu hermosa sonrisa aflore de nuevo en tus labios.
Yo mira hora estoy con la espia rusa, con Paco Gañuelas, con Rosa Canales y demás pèrsonajes.
El domingo por la tarde leí bastante, cuando termine la época actual, enseguida me voy con los fenicios.
Besicos y ánimo, Montserrat

Rosa Cáceres dijo...

Begoña, muchas gracias; las cosas parecen ir mejorando aunque a paso de tortuga. y yo cuento siempre con vosotros, los amigos del blog, como ayuda.
Un besico

Rosa Cáceres dijo...

Montserrat, ya me comentarás que te parece la rusa y los amores con Paco gañuelas. Por si no lo sabías, Rosa Canales es mi hija, así es que la puedo describir muy bien, porque la conozco "como si la hubiera parido" jajaja, como dicen por ahí.
Has optado por una de las posibilidades de la novela, centrándote en la acción actual, espero que te esté gustando la historia.
Un besico

Arantza G. dijo...

Pues si tú ríes, nosotros contigo.
Felices de tenerte contenta.
Besitos Rosa, con todo mi cariño.



Supongo que aún guardas mi dirección. Y haciendo repaso por la estantería, no está tu última novela. cuando puedas, me la envías, si no es molestia, claro está.

Cathy Brown dijo...

Buaaaaaaaaaa me siento muy..muy identificada yo tambien luche con dragones e hice lo mismo que vos, decidi pelear la batalla y la gane...a veces hay batallas mas pequeñas pero se que tengo la armadura correcta para enfrentar al monstruo.Mi dulce y magica amiga, te quiero muchisimo y te mando todo mi cariño y todo mi amor...te felicito por tu valentia, si necesitas un soldado aca estoy yo para pelear a tu lado, jamas te dejaria caer...VAMOS HADA QUE EL AMOR QUE TE TENEMOS LOS QUE TE QUEREMOS SEA EL ESCUDO QUE NECESITAS PARA ENFRENTAR A ESE MONSTRUO!!!TE QUIEROOOOOOOO!!!BESOTES Y FELIZ MIERCOLES.

Rodolfo de Jesús Chávez Mercado dijo...

Hol Rosa. Saludos.

Pues fijate que me rei mucho con este relato del Dragòn vencido. Me ha gustado mucho.

Eso es!!! Armadura bien sujeta para esa clase de Dragones.

Un fuerte abrazo y Dios te bendiga.

Fra Rodolfo de Jesùs O.Carm.

María Bote dijo...

Felicidades, amiga Rosa. Has podido con el dragón de la desesperanza, que es el peor de los dragones.
¡Ánimo, ya veras como donde estaba el dragón, aparecerá el rosal aromático y florido de la alegría renovada. Sólo es cuestión de tiempo.

Un abrazo grande como el mar.

María

desdelaterraza-viajaralahistoria dijo...

En la lucha contra la adversidad, la sonrisa en la primera derrota de la tristeza. Me alegra de que hayas ganado esa guerra. Saludos.

Galeote dijo...

A veces, cuando la adversidad nos oprime, hasta nosotros mismos nos asombramos de nuestra propia capacidad y valentía, para afrontarla en un mundo de dragones.
Rosa, me encanta ese optimismo tan grande que tienes y que hoy has despertado con este poema.
Tu alegría también es nuestra.

Un abrazo. Juan.

Luis G. dijo...

Amiga Rosa, me alegra que tus sonrisas sean como flores que nos traes, para alegrarnos. Es divertido. Y anima. Pero a veces, hay gente amada que tienes y el dragón no te hace levantar aún la cabeza. Hay que seguir luchando.

Un abrazo,

Luis.

Rosa Cáceres dijo...

Arantza, yo sé (porque lo sé muy bien) que tú eres una de las personas que me aprecia y me tiende su mano... Hace tiempo que no hablamos y que no te presto quizás la atención que tú mereces, pero sé que me comprendes y que sabes que la obligación es antes que la devoción, devoción que, no lo dudes, profeso para contigo, querida amiga.
Un beso

Rosa Cáceres dijo...

Arantza, he perdido tu dirección, envíamela, por favor...
¡Qué cabeza la mía!

Rosa Cáceres dijo...

Cathy, qué palabras tan hermosas me dedicas... eso de dulce y mágica amiga me ha llegado al alma.
Eres mi amiga, desde tan lejos en el espacio, con un océano por medio, que parece imposible que hayamos llegado a querernos con tanto cariño real.
Un besico, mi duendecilla de plata.

Rosa Cáceres dijo...

Fray Rodolfo, el Dragón de la VIda es a menudo muy fiero y hay que agarrarse fuerte al escudio de la fe para hacerle frente. El desánimo nos ronda y nos cerca en cuanto el Dragón ataca, pero si conseguimos derrotarlo...
Que Dios le bendiga.

Rosa Cáceres dijo...

María, lo que dices es tan bonito...el rosal florido de la alegría renovada...sólo un alma toicada por la poesía sabe expresar así las cosas.
Muchas gracias.
Un besico

Rosa Cáceres dijo...

dlt, hay que sonreir aunque cueste, hay que plantarle cara a la inundación de la tristeza, ponerle diques que la detengan. Los amigos son los mejores aliados.
Un abrazo

Rosa Cáceres dijo...

Galeote, no creas que soy una persona optimista, por desgracia no creo que lo sea...pero sí estoy rodeada de personas así, mi marido y mis tres hijos, además a estas alturas de la vida he aprendido que debemos evitar arrojar puñados de desánimo a los demás, y para ello hay que sobreponerse a las cosas y sonreír aunque duelan las comisuras de la boca.
Un abrazo

Rosa Cáceres dijo...

Luis, cuánta razón tienes...sin embargo, la vida empuja, pide paso y obliga a seguir, quieras o no.
Tengo la ventaja de estar junto a personas animosas y valientes que sobrellevan mi cobardía y me ayudad a dejarla a un lado. Y además tengo la ayuda que vostros suponéis para mí.
Un abrazo

Francisca Quintana Vega dijo...

Hola,amiga Rosa.....la preocupación, el miedo a los reveses del destino, es el mayor enemigo del ser humano...un dragón que no entiende de sentimientos.
Hay que tener coraje y un corazón valiente para vencerlo.
Un beso grande para tí.

Ruy dijo...

Calma.
Paciencia y barajar.
Dios aprieta pero no ahoga.
Felicidades por tu victoria.

Deu vos guard

Rosa Cáceres dijo...

Francisca, de eso sabemos todos...Yo creo que no hay quien se libre, cada uno por un motivo diferente.
Hay que plantarle cara al dichoso Dragón, aunque ya sabemos que tiene mil maneras de hacernos daño.
Pero no hay que dejarlo salirse con la suya. La paciencia todo lo alcanza, decía una santa.
Un besico

Rosa Cáceres dijo...

Ruy, sí es verdad, calma y paciencia, o ajo y resina, que dicen por aquí.
Mi victoria es pírrica, me estoy dejando muchas cosas en ella, pero lo primero es lo primero.
Gracias por tus palabras.
un abrazo

PEPE LASALA dijo...

Me alegro mucho de que todo vaya mejor. ya verás, un poquito de paciencia y ya está. Un fuerte abrazo desde el blog de la Tertulia Cofrade Cruz Arbórea.
http://tertuliacofradecruzarborea.blogspot.com/

Rosa Cáceres dijo...

Pepe, muchas gracias por ese abrazo desde la Tertulia Cofrade,
Un abrazo para ti también

Cabopá dijo...

LLego un poco tarde pero me alegra que esté más contenta...
¿Has solucionado lo del perfil?

Cuando te pide la clave, luego no pinches la V de acceder, sólo accede...
A mi me pasó hace unos meses cambié a Google Crhome y se solucionó.

Besicos.

Rosa Cáceres dijo...

Cabopá, es un poco tarde y mañana intentaré seguir tus consejos...o cuando vuelva a Oriuhuela y le pida socorro a Juan, que es lo que siempre acabo haciendo jajaja
Un besico

Ana Gregorio dijo...

Querida Rosa: Me alegra que la valentía y el coraje te acompañen. En la vida nos acechan muchos Dragones, que, a veces, nos hacen perder la fé, pero la espada de la esperanza debe estar siempre dispuesta a defendernos.
Un beso fuerte y mi apoyo en los momentos difíciles.

Rosa Cáceres dijo...

Ana, te agradezco muchísimo tu apoyo moral; afortunadamente voy remontando la situación y en parte os lo debo a vosotros, los amigos del blog.
Un abrazo y un beso

Amig@mi@ dijo...

Si te enfrentas a él puedes vencer. Si huyes, no hay oportunidades.
Espero que todo esté bien.
..........
Deja sin seleccionar la casilla de seguir conectado cuando te pidan el perfil.
Besos

Juan Serrano dijo...

Leí tu Dragón vencido casi al mismo tiempo que aprendía a pintar un Dragón de la mano de José Ángel Valente. El Dragón, como la poesía, símbolo mítico y misterioso de lo oculto, de los miedos, los terrores... Y gracias a la palabra, tu poema (el arte en general) instrumento liberador, escapamos de sus garras (incomprensiblemente), haciendo un mismo cuerpo con nuestro enemigo.

Rosa Cáceres dijo...

Amig@mi@, creo que he probado todos los métodos y quizás sea la más torpe del mundo, porque...
Bueno, seguiré intentándolo.
Me enfrento al dragón diariamente, así es que ando un tanto chamuscada, porque escupe fuego, pero creo que voy venciendo.
Un beso

Rosa Cáceres dijo...

Juan, las palabras son las mejores armas, es verdad.
hablando del dragón lo vamos debilitando a la vez que nos fortalecemos nosotros.
¿Pintas dragones? ¡Yo también! Siempre me encantaron...
Un abrazo