miércoles, 6 de enero de 2010

Año Hernandiano



Gaspar Poveda es un excelente fotógrafo con nombre de Rey Mago, no puedo encontrar, pues, más oportuno compartir con vosotros esas imágenes que me ha enviado.
Lo hago con su permiso, puesto que lo he visto más de una vez en estos días de Navidad.


Esta fotografía pertenece al huerto de la Casa de Miguel Hernández, en el que se conservan perfectamente tanto el almendro como la higuera que menciona en su famosísima Elegía a Ramón Sijé.

"Volverás a mi huerto y a mi higuera,
por los altos andamios de las flores
pajareará tu alma colmenera.
(...)
A las aladas almas de las rosas,
del almendro de nata te requiero:
que tenemos que hablar de muchas cosas,
compañero del alma, compañero.

He estado en este huerto muchísimas veces. Toda la casa de Miguel Hernández me resulta conocida. Me encantan la sencillez de su dormitorio, de esa cocina con tinajas y de las bombillas adornadas con lazos de papel de seda.
No es su casa natal (que se encuentra en otra calle, la de San Juan de la Penitencia) sino la que habitó más tiempo con su familia, allí el corral para las cabras

En cuclillas ordeño
una cabrita y un sueño...

allí el suelo de sencillas losas rojas que pisaría tantas veces...y el huerto, con sus macetas, sus árboles, en que tomaría el fresco en las noches de verano.




La casa aparece aquí en una vista desde el vestíbulo-sala, presidiso por una gran fotografía de Miguel.
Fijáos en el suelo de losa de barro rojo, en el papel de seda que hacede humilde embellecedor de la bombilla, mirad la mesa con su cestillo de frutas, y el poyo de cocina, de azulejos blancos. No podéis ver la tinaja, ni el fogón, ni el vasar, pero están, claro que están, tras el muro blanco que separa el espacio, carente de puerta.
A la derecha, la zona de dormitorios, con ventanas al huerto.
Esa ventana de la habitación de Miguel siempre me resulta especialmente evocadora.
Conozco de memoria muchos de sus poemas, pero mi corazón se conmueve especialmente con uno que no es de los más famosos de entre los suyos. Porque habla de los Reyes Magos y de las ilusiones de él cuando era niño y creía en ello.



Por el cinco de enero,
cada enero ponía
mi calzado cabrero
a la ventana fría.
Y encontraba los días

que derriban las puertas,
mis abarcas vacías,
mis abarcas desiertas.
Nunca tuve zapatos,

ni trajes, ni palabras:
siempre tuve regatos,
siempre penas y cabras.
Me vistió la pobreza,

me lamió el cuerpo el río
y del pie a la cabeza
pasto fui del rocío.
Por el cinco de enero,

para el seis, yo quería
que fuera el mundo entero
una juguetería.
Y al andar la alborada

removiendo las huertas,
mis abarcas sin nada,
mis abarcas desiertas.
Ningún rey coronado

tuvo pie, tuvo gana
para ver el calzado
de mi pobre ventana.
Toda gente de trono,

toda gente de botas
se rió con encono
de mis abarcas rotas.
Rabié de llanto, hasta

cubrir de sal mi piel,
por un mundo de pasta
y unos hombres de miel.
Por el cinco de enero

de la majada mía
mi calzado cabrero
a la escarcha salía.
Y hacia el seis, mis miradas

hallaban en sus puertas
mis abarcas heladas,
mis abarcas desiertas.


Hay otro poema de Miguel hernández que me gusta especialmente.


Tristes guerras
si no es amor la empresa.
Tristes. Tristes.

Tristes armas
si no son las palabras.
Tristes. Tristes.


Tristes hombres
si no mueren de amores.
Tristes. Tristes.



Si queréis saber más sobre el centenario hernadiano, visitad La web de la Asociación Cultural Orihuela 2m10 a la que pertenezco


http://www.2m10.com/



27 comentarios:

Cathy Brown dijo...

Que belleza todo!!!!!!La casa Hada...¿es un museo?Esta todo impecable,que hermoso huerto y la higuera bellisima!!!!!!El lugar transmite una tranquilidad y ni hablar de las poesias,muy emotivas besotes amiga.

Rosa Cáceres dijo...

Cathy, es la casa-museo de Miguel Hernández, la entrada es libre, no cuesta nada. Como está en la zona de mi primer Instituto aquí, muchas veces, entre clase y clase, si tenía hora libre me iba allí y estaba un ratito.
Ahora me pilla más lejos, porque pedí el traslado a un Instituto de la zona moderna de la ciudad, que es donde vivo y me resulta más cómodo.

Cayetano dijo...

Pobre Miguel. Morir así, como un perro, tan joven. Se malogró un gran poeta. Perdimos todos, nadie ganó.
Un saludo.

Rosario dijo...

BONITO HUERTO Y PRECIOSAS POESÍAS.

LA HIGUERA ES UNO DE LOS ÁRBOLES QUE SIEMPRE ME HAN LLAMADO MÁS LA ATENCIÓN. ¿COMO ES POSIBLE QUE SE QUEDE BLANCA Y TOTALMENTE PELADA EN INVIERNO Y RENAZCA EN PRIMAVERA LLENO DE FRUTO Y NO PARE DE DAR SOMBRA CASI HASTA OTOÑO?
UN ABRAZO FUERTE DESDE MI LIBRILLO

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

UN HERMOSO HOMENAJE AL QUE FUE UN GRAN POETA.

BESOS. Montserrat

Rosa Cáceres dijo...

Cayetano, en mi IES se hizo el año pasado una exposición con carteles que reproducían fotos, textos y datos biográficos del poeta.
Yo acompañé a algunos grupos, es decir, me encargué de explicarles todo aquello, pero hay un profesor de mi Departamento, Mariano Abad, que es un especialista en la materia, incluso este año se ha publicado una carpeta excelente con cuadros en su honor y con un estudio de cada uno de sus poemas que es de una altura inconmensurable, y se debe a Mariano, que es un estudioso de su poesía.

Aquí, naturalmente, hay mucho sobre Miguel, se celebra todos los años "La Senda del Poerta", desde aquí hasta Alicante, andando, viene gente de muchos lugares de España y del extranjero, parece una romería.

Rosa Cáceres dijo...

Rosario, la higuera es árbol bíblico, mediterráneo, uno de los árboles que para mí tiene algo de sagrado, junto con el olivo y la palmera. Árboles palestinianos, tan queridos para Gabriel Miró, el otro gran escritor conectado con Orihuela.

Rosa Cáceres dijo...

Montserrat, es una figura señera de la lírica.
Me encantan muchos de sus poemas, aunque en otros lo encuentro críptico, extremadamente difícil, gongorino, en una palabra.

Arantza G. dijo...

Gracias por esta visita ofrecida.
Un año de poesía; de la buena.
Besos tesoro

cabopá dijo...

Ya te conté que hicimos la ruta del poeta una tarde del año pasado.
Tengo algunas foticos del patio con el pozo la morera y los geranios...La casa es, sencilla y humilde como ellos eran, pero está a mi parecer un poco abandonada, conocimos al que dice ser su descendiente y nos explicó a su manera cosicas....
El poema de las "abarcas" es precioso y está muy bien traído por estas fechas...Y la elegía es una maravilla que siempre leo...Ahora ya sabes, lo estoy leyendo otra vez, como homenaje personal y del club al que pertenezco en la Biblioteca Regional......
Los vientos del pueblo y su fotografía fue un icono en los años de estudiante....aunque supieramos lo justo de su vida....
Las nanas de la cebolla es mi poema favorito, cada vez que lo leo o lo escucho..me imagino las penurias de un padre lejos, y una madre desvalida........
Nos deberías contar muchas mmás cosas de M.Hernández profesora, estoy segura que será bien recibido. Vives en una ciudad llena de poetas entre otras cosas..y de escritoras...conoces a una tal Rosa Cáceres....?Yo, si y escribe muy bien.....BESICOS.

Francisco Javier Illán Vivas dijo...

Desde la revista "Agora, papeles de arte gramatico", llevamos tiempo homenajeando al oriolano en nuestros diferentes numeros.
Los interesados pueden descargarse las dos ultima revistas en la bitacora del Taller de Arte gramatico:
http://agoralarevistadeltaller.blogspot.com

Rosa Cáceres dijo...

Arantza, Miguel Hernández fue un excelente poeta. Orihuela es tierra de poesía, aquí es el género literario más querido. Siempre lo digo, porque lo tengo observado. Falta la novela. Aquí soy un poco el bicho raro jajaja, al fin y al cabo, no soy oriolana, debe de ser por eso.
El año hernandiano ha empezado con polémica. Veremos si el rumbo se reconduce.

Rosa Cáceres dijo...

Cabopá, a mí no me parec que esa casa esté abandonada, en absoluto. La que sí está que se cae es la casa natal.
Miguel Hernández cultivó una imagen autobiográfica un tanto...poética. No era tan humilde, ni mucho menos. Su padre era tratante de ganado, propietario.
Estudió con los jesuitas, en el Colegio de Santo Domingo, elitista donde los haya. Aunque fuese como alumno "pobre", entre comillas.
Se codeó con gente muy culta, y bien acomodada en Orihuela. Pero quedaba mejor lo otro.
Vientos del pueblo simpre me ha gustado. Hace poco vi una película "1612", rusa, en que un mercenario español cantaba...¡¡¡Vientos del pueblo!!!
La pasé a un amigo para que escribiera él un artículo en la web de la Asociación, porque no me digas que no es curioso. Como dato es anacrónico al máximo, otra inexactitud es que decía "andaluces de dinamita", cuando el poema dice "murcianos de dinamita", pero claro, a un ruso le suena Andalucía, no Murcia jajaja, además sobra una sílaba en andaluces, estos rusos...jajaja

Rosa Cáceres dijo...

un poeta como tú, no podía dejar de estar atento a esta efemérides. Ya lo sabía.

Me encantaría que esa Revista se ocupara en algún artículo de la faceta de dibujante de Miguel Hernández.

Tengo que visitar todos esos artículos a que te refieres. Muchas gracias por ofrecernos esa posibilidad.

Angus dijo...

Que belleza. Me encanta tu blog. Transmite paz y tranquilidad. Un saludo.

Isabel Romana dijo...

Ojala las celebraciones de este año no se vaya a estropear por los desencuentros que estamos leyendo en la prensa y la manipulación de un poeta tan extraordinario y maravilloso como él.

Saludos cordiales.

verdial dijo...

Que entrada más hermosa y que hermosos los poemas que has elegido.
Me ha emocionado ver la higuera que menciona en esa elegía a Ramón Sijé.

Nos podía haber dejado tantos tesoros más Miguel Hernández...

Un abrazo

Rosa Cáceres dijo...

Angus, ese elogio a mi blog es de los que expanden los pulmones en un suspiro de satisfacción.
Paz, tranquilidad...eso es mi mejos deseo, para mí y para todos los que la precisan. Y ¿existe alguien que no?

Rosa Cáceres dijo...

Isabel, hay tanto que decir de este tema...
En Orihuela el desencuentro es escandaloso. Miguel Hernández no se lo creería.
Es una vergüenza que el centenario se enturbie con este tipo de asuntos. Pero, es lo que hay aquí.
Sin embargo, cuando un poeta deja poemas geniales, se sitúa por encima de los intereses posteriores.
Hay que leer su obra, y no la obra de los que buscan notoriedad cogiéndose a su estela, como rémoras, para aprovechar el mérito y la fama ajenas.
Espero que esto no lo lea nadie de Orihuela, es lo que me faltaba para caer simpática en esta ciudad que, sin duda no me adopta ni a tiros jajaja

Rosa Cáceres dijo...

Verdial, es emocionante tocar el tronco de esa higuera, y del almendro. Es un lujo al alcance de los que aquí vivimos o de los que visitan esta vieja ciudad tan extraña.
Si has leído la obra de Gabriel Miró - me refiero a "Nuestro Padre San Daniel" y "El obispo leproso"- te podrías hacer una idea del ambiente de Oleza. No sé cómo es posible que continúe siendo igual. Eso fue lo que impactó al alicantino y lo que puso en camino hacia Madrid al oriolano.

cabopá dijo...

Imagino habrás pasado por el blog de Cayetano...Menuda entrada sobre El emboscado.....Besicos.

Rosa Cáceres dijo...

Cabopá necesito tu ayuda!!Ya tengo fecha para Murcia, es el día 20, miércoles...
Ya puedes estar haciéndome propaganda, a ver si va gente, cuento contigo, desde luego.Qu son dos salas, y hay que llenarlas jajaja
El 18 a Alicante. Habrá que afrontar la semanica con valentía.
cayetano es un amigo recién encontrado, pero como si fuera de toda la vida. Le estoy muy agradecida.

Estoy intentando hacer una entrada y ...ni flores. renuncio. Mañana será otro día.

cabopá dijo...

Si, tienes un problema en mi blog aparece "segundo paso de 2010" como si lo hubieras hecho hace cinco días entra en el escritorio de blogger y mira si tienes un borrador igual hace cinco días.....
Por lo de la presentación no te preocupes que saldrá estupenda...Yo ya me encargo de decirlo y al menos media docena de personas o más llevo......ja,ja...y haré una entrada con ello en el momento que reciba la carta del Museo, que está al llegar, eso espero, o quizá me pasaré por allí que ya estará publicada....BESICOS.

Lunska Nicori dijo...

Oh, sí, en cuántos huertos han vivido y viven los poetas de estas tierras... Huerta que inspira, siempre las más sutiles tareas cotidianas y no carentes de belleza...
Gracias por enseñarnos esta casa, de verdad que me emociono, aunque yo no me sepa de memoria los versos de este poeta.
He visto por ahíiii (¿dónde habrá sidoooo?), que tienes una presentación ¿En el Museo Ramón Gaya de Murcia? el día 20. Me encantaría asistir a esa presentación. ¿Me invitas? Bueno, siempre y cuando, no me pase nada. ¡Como nunca puedo hacer planes anticipados!, pero rezaré para que los astros me sean propicios y poder asistir. Felicidades anticipadas.
Un abrazo

Rosa Cáceres dijo...

Cabopá, espero haber solucionado el problema. Me pasan cosas rarísimas.
En cuanto a lo de la presentación, eso, eso, lleva gente, que me dará mucha más confianza.
¿Vas a ir a la exposición de Antonio Verdú? Visita su blog "El rincón de Antonio" y nos verás a Álvaro Peña y a mí en los textos del tríptico de invitación.

Rosa Cáceres dijo...

Lunska, no sabes la alegría que me daría que fueras. Conocerte en persona será un placer.
¡¡¡Claro que estás invitada!!! Y te espero con mucha ilusión.

Gala dijo...

Gracias Rosa, he disfrutado con esas bellas poesias y estupendas fotos.

Muchos besos