jueves, 7 de enero de 2010

De Oca en Oca


Aquí está la invitación a la Presentación de Alicante.
Como siempre, me han coirtado el segundo apellido, que no uso nunca por eso, porque me lo cortan. jajaja
Luego, abajo, en negrita, sí que lo ponen entero.
Son anécdotas.
Os pongo abajo una crítica realizada por quien me va a presentar, ques Mateo Marco Amorós, es del Periódico de Villena.

Dejarse llevar por las reflexiones de Rosa Cáceres(...) es disfrutar de un tobogán de pasión por la creación literaria ¡Qué digo tobogán! Es precipitarse por un laberinto de toboganes, subir y bajar en una montaña rusa abundante en sorpresas, donde la palabra bien dicha, el tono, el ritmo que emplea en su locución, los gestos...Especialmente esos ojos que apenas parpadean como si no respiraran, como advirtiéndonos de que algo importante está por pasar azuzando nuestra emoción...La cara de sorpresa, encogidos los labios para que la palabra saboreada, probada y electa entra palabras surja, bien administrada, sin prisas en el instyante preciso o rauda, según lo exija el mensaje. Todo sin teatralidad. Porque es pasión sentida con desenfado.

Aclaración y reflexión mía:


(He de confesar que esta forma de describir mi manera de hablar es tan precisa que me hizo reír. A la gente le suele fascinar, pero a mí me da una rabia tremenda cuando me veo en televisión, poniendo morritos sin querer y ojitos de sorpresa. Si alguien va a verme estos días que compruebe lo dicho jajaja)


Sigue el texto de Mateo Marco

(...) nos anunció la continuación de "BUCEADORES" que, queriendo ser sólo continuación, segunda parte, puede que se le haya ido a trilogía. De momento. Y que no nos lleve a pensar que la escritora se jacta con petulancia de rapidez creativa. Nada más lejos. Tres años tres nos confesó que le había costado "El Emboscado" mas, eso sí, disfrutando de la creación. Ahí está seguramente el motor de su quehacer literario prolífico. Ese placer por escribir.

La novela históricva, Y "El Emboscado" lo es con rigor, es muy exigente en documentación. Esto lleva su tiempo. También el peligro de que el dato hitórico, el contexto, suene a recorta y pega enciclopédico como prótesis erudita. Esto, igual que en "BUCEADORES", lo supera la autora otra vez con éxito en "EL EMBOSCADO".

Sólo un pero: Entre las manifestaciones (...) en la rueda de preguntas, Rosa Cáceres novelista confesó no verse poeta. Acaso- así nos lo reveló- rimadora y metrista. No puedo estar más en desacuerdo con ella, entendiendo que la declaración de la narradora no es sino muestra de su respeto y consideración hacia el género poético, pero...Cuando "BUCEADORES" ya escribimos que veiamos mucha poesía en la prosa de Rosa Cáceres . Ahora no menos. Porque poesía es la "tristesse et merencolie" del personaje Martial de Lincy desde su amor cortés por Yolaine. La adjetivación generosa....
Sigue, pero para muestra un botón.

¿Qué os parece?
****************


DE OCA EN OCA...



El día 20 de enero, miércoles, me toca presentación en Murcia. En el Museo Ramón Gaya.

La presentación correrá a cargo de Santiago Delgado, escritor, Académico de la Real Academia Alfonso X el Sabio.



A él se debe la siguiente interpretación de mi novela. Aparecida en su blog "Oficio de escribir"

http://oficiodescribir.blogspot.com/



El Emboscado", novela de Rosa Cáceres
De toda la oscura Edad Media, acaso lo más oscuro pudo ser la condición de las mujeres. “El Emboscado”, novela de Rosa Cáceres, puede ser considerada como una muestra, sangrante, dolorosa, de que así fue, aun para las mujeres de la clase privilegiada. Y el enemigo número uno de la mujer en aquellos tiempos negros, no fue otro sino la guerra. Huérfanas, viudas, prometidas frustradas, víctimas de los cinturones de castidad, partos mortales, violaciones… sufrían antes, y más profundamente, las crueldades propias de aquel tiempo atroz. No obstante, muchas supieron hacer de esos ataques a su natural manera de entender el mundo, su propia fortaleza interior. Y alguna que otra, naturalmente, supo evadir la feroz impronta macha de la época.
“El Emboscado” habla de un varón que obligado fuera, por motivos de controvertida filialidad, a vestir de mujer desde su mocedad. Es el narrador de la novela. Y su aspiración a protagonizar la narración pugna duramente con la del personaje de su madre. Es la lucha de una fortaleza, la de la madre en pugna permanente toda su madurez vital con los desastres de la guerra, contra una debilidad, la del hijo consciente de su cobardía, así como de una fidelidad maternal que lo ahoga y constriñe hasta la disolución de su naturaleza viril. Habrá lecturas y lecturas de esta novela de fuerte narrar, que tomen opción por una u otra perspectiva.
La frontera cristiano-musulmana en el Levante español es el marco histórico de la narración. El feudalismo opera como estructura social. La guerra como actividad vital incesante. La condición femenina como víctima casi omnipresente en tal estado de cosas. Y, con la condición femenina, víctima es también la mejor parte de la condición humana, común a hombres y mujeres, la que se destruye, como bien hace ver la novela una y otra vez.
Con un estilo de gran prosa, la novela se abre con los párrafos autobiográficos del mismo Emboscado, el travestido del que habla el marketing de la novela. Anciano y retirado en la soledad monacal, narra su vida. Y la de su madre, francesa traída a la hosca realidad peninsular, a la que nunca logrará aclimatarse. En la primera parte de la novela, asistimos al óbito incesante de los hijos guerreros que esta mujer pariera en su tierra de adopción. En la segunda, crónica de la marcha de un exilio imposible, la protagonista, desengañada del mundo y su crueldad, retoma el camino de su Provenza natal, pensando reencontrar el paraíso. Lleva consigo a su único hijo supervivido, viuda ya. Su locura, lúcida locura de mujer al fin insumisa, le hace saber que sólo en la condición femenina es posible hallar la paz que dura siempre. Su locura es como un grito de rebeldía, que ella lanza al aire quebrado de la Historia. Y es una voz que toma partido por la mejor presencia de la mujer en las esferas decisorias últimas, más allá de lo interdicto por la Iglesia misma. Una reivindicación de lo femenino como excelencia, frente a la medieval brutalidad masculina de la mayoría de los personajes varones de la novela.
Además de la doble tesis, locura aparente como lucidez extrema y debilidad cobarde como autoinculpación dolosa, la novela es un gran fresco panorámico de todo el periodo medieval: allí están sus costumbres, las bárbaras y las menos bárbaras, las campesinas, las urbanas, las castellanas, las de los caminos. Allí está su agricultura, sus utensilios, sus vestimentas… Y allí están las mujeres, en su mayoría acosadas por sus amadores de trova y laúd y por sus maridos, para los que no son sino meras propiedades materiales.
“El Emboscado” es la historia de un gesto de coraje, agresivo, para defender un principio femenino: la paz, en un mundo animalmente machista. La decisión de Yolaine, la madre sufriente de la novela, de feminizar a su hijo, nos señala la única manera de doblegar el agresivo varonismo de la época: conseguir su humillación. Paralelamente, y acaso por encima, en un gesto continuado, mezcla de grandeza y patetismo, este hijo que cede su va
ronía para procura de la felicidad de su madre. Vale.

***************


DE OCA EN OCA...


Me falta poner la entrada de Cayetano, pero esa la podéis leer perfectamente en su blog

http://latinajadediogenes.blogspot.com/



Estoy muy agradecida a los tres, son personas maravillosas que he tenido la suerte de encontrar en mi camino.

Cayetano ni siquiera me conoce en persona, eso ya si que es mérito.

Son regalos que ofrece la vida. Nada es tan valioso como el hallazgo de una buena persona.

20 comentarios:

Arantza G. dijo...

Tienes trabajo.
Expléndida entrada con todo lujo de detalles.
Espero el resumen de las presentaciones.
Muchos besos cielo.

cabopá dijo...

Menudo año de éxito sin fin te espera amiga,ya he empezado la campaña...Estoy segura que será todo un acontecimiento
Como eres una mujer estupendan,hay que ver los amigos estupendos que tienes,ja,ja,..........
Besicos.

cabopá dijo...

Ah, se me olvidaba, mira el reloj de tu blog y ponlo en hora a lo mejor es el causante de tus problemillas.....No sé de casi nada pero me atrevo con todo...jajaja.......................

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

PUES NADA, ROSA, ME PARECE MAGINIFICO TODO.

YA HE EMPEZADO A LEER BUCEADORES.

Y NO CREO QUE ME DURE MUCHO LA LECTURA DE ESTE LIBRO CREO QUE LO VOY A DEVORAR, ESTÁ MUY INTERESANTE.

BESOS Y IN ABRAZO DEL OSO. Montserrat

angel almela dijo...

Enhorabuena, Rosa. Estaré a la espera para leerlo, debe merecer la pena. Seguro.
Somos el tiempo

Cathy Brown dijo...

Ay Hada cuantas hermosas cosas dicen de vos!!!!!!Yo tambien quiero ir a ver alguna presentacion y ovacionarte,como solo yo se hacerlo...ji-ji,ya sabes..a los gritos y aplausos!!!!!!menos mal que estas lejitos...de lo contrario te aseguro que me harias sacar con la policia¡Bravo Hada!!!!!!Genia!!!!Idola!!!!!!Te quieeeeeeeeeeeeeeeeeeero!!!!!!!son solo algunas cosas que te gritaria,si venis a la Argentina...ya estas avisada ji-ji besotes.

Cayetano dijo...

Vamos primero por los comentaristas. Que son de nota. El comentario de Santiago Delgado es estupendo. Da en el clavo una y otra vez. ¿Se puede decir algo más?
Estoy totalmente en sintonía con Mateo Marco cuando dice estar en desacuerdo con tu infravaloración como poeta. El lenguaje que empleas es en muchos casos poético, lírico, no épico como se espera de una historia de guerreros, y la sensibilidad y la emotividad aparecen a raudales en los pensamientos de los personajes, especialmente en Olivier.
Lo de mutilarte el segundo apellido debe ser por lo de "Cisneros". Digo yo que algún judeoconverso resentido ha estado por ahí con la tijera haciendo de las suyas. Jejeje.
Gracias por contarme como amigo. Espero de todo corazón que las presentaciones del 18 y del 20 salgan como espero: muuuu requetebién. La chica se lo merece.
Un abrazo.

tejedora dijo...

Tu segundo apellido es igual de bello que el primero.
Seguro que todo saldrá bien en cuanto a las presentaciones.
He estado “desaparecida” por este mundo (el de los blogs) unos breves días pero he vuelto. Me ha encantado hablar contigo. Las definiciones que te daría son pocas para las que te mereces. Creo que ha sido una bonita sorpresa para ambas. Tu acento, risas… sigue tal y como eres.
Muchos besos, guapísima.

Mai Puvin dijo...

Felicitaciones Rosa, me sumo a cada palabra de Cayetano, quién me contagió su admiración por tu persona y maravillosa pluma; también "contó" tu libro en mi Blog, http://lennyLibros.blogspot.com

Disfruta mucho, con o sin caritas... Éxitos!

Enorme abrazo desde Argentina.

Rosa Cáceres dijo...

Arantza, estoy viendo el nevazo que ha caído sobre Vitoria y estoy sobrecogida...y encogida jajaja
A mí es que el frío me acobarda. Entro en letargo invernal, cual vulgar úrsida, y me quedo hecha un ovillo con mis papelicos y mis bolígrafos, más feliz que una períz, siempre que no tenga que salir a la calle.Pero el caso es que tengo que salir jajaja
Ayer todo el que me veía se reía, no podía ser de otro modo, mi cara debéi de ser un poema, y ni había nevado ni ná de ná...
recuerdo el choteo de mis compañeros de Claustro cuando me dieron destino definitivo en Hellín (Albacete) y venía de un destino en Caravaca de la Cruz...los dos son sitios muy fríos, vamos, que nieva y todo. Conociéndome, el Instituto se caía de las carcajadas.

Rosa Cáceres dijo...

cabopá, qué bonica eres, seguro que vas a ir, y además irá Begoña. Me lo ha escrito. No la conozco, pero estoy deseando verla, porque presiento que va a ser tan simpática como tú. Ya verás, en cuanto llegue la primavera, que me despierto, me desperezo y me transformo, iré a Murcia más veces, quedaremos, y nos lo pasaremos de risa.
Estoy deseando que pasen todas las presentaciones ¡lactem! que siempre me vienen todas juntas, y al día siguiente, en clase, a las ocho. Y para colmo...¡he convocado exámenes para esos días! ¡Maldición!

Besicos, besicos, besicos...y un abrazo chillao: ¡¡¡AYYYYYYYYY!!!

Rosa Cáceres dijo...

Montserrat. Eres mi lectora más avanzada...ya conoces tres de mis novelas. Eso es de super cuadro de super honor.

me encantaría que Buceadores también te gustar. Yo creo que la parte moderna te intrigará.
Unos apuntes sobre ella: el patio de la casa de Marina, y la propia casa, es nuestro caserón familiar de veraneo en Mazarrón.
Rosa es mi hija y Lola está inspirada en ella también.
Tony Méndez es el que aparece en la portada, ya ves que es un buzo profesional, además de patrón del Karyam.
Jordi Salas, que es de Barcelona, como tú, enseñó a bucear a mi hija a los 14 años, desde entonces ella siempre ha buceado con él.

Y muchas más cosas que te iré diciendo.

Rosa Cáceres dijo...

angel, si pudieras ir...pero ya sé que Cieza está a 45 kilómetros de Murcia. He vivido allí durante tres años. Y la he visitado en infinidad de ocasiones. Mi hermana Ana Elisa vive allí.
Mi última resiudencia, en el solar de doña Adela.

Rosa Cáceres dijo...

Cathy, sería genial oirte dar chilliditos jajaja
¿Sabes? tengo que hablar con mi Editor, porque creo que está en tratos para abrirse camino en Argentina, lo leí en el periódico.
Si fuera así, a lo mejor podías leer algún libro mío.
También sé que algunas novelas mías se van a digitalizar.
Un abrazo, pequeña duendecilla.

Rosa Cáceres dijo...

Cayetano, jajaja, qué amable eres.
Pues aún tengo más artículos de otros autores, pero me pareció que iba a ser ya pesada.
Lo del apellido, siempre igual. Es tan largo que siempre me sirve para que me caigan mesas electorales, y de estudiante, para que me preguntaran todos los profesores jajaja
En los títulos, como mi nombre no cabe, aparezco como Osa (se comen la R) o Cisner. En el DNI siempre se equivocan y hay que repetirlo.

Voy a convocar a mis antepasados para que me venguen ¡¡temblad, malditos!! y no empezaré por don Pedro I el Cruel, que es mi antepasado más cruel, valga la "inrebuznancia", y si me encuentro de buen humor, convocaré al Marqués de Santillana, tito Íñigo es mi preferido entre mis ancestros familiares jajaja

Rosa Cáceres dijo...

tejedora, preciosa amiguica sevillana, no se puede ser más dulce que tú, si acaso, la miel mezclada con azúcar de caña...
¡Ole!
A mí también me encantó hablar contigo. la voz dice mucho de una persona, más que la voz, la forma de hablar, de entonar, de elegir las frases y expresiones.
Lo escrito, puede confundir a veces, pero la voz...la voz es también, como la cara, el espejo del alma.

Rosa Cáceres dijo...

Mai, ha sido muy amable por tu parte publicar una entrada sobre mi novela El Emboscado, te lo agradezco de veras,m tanto como a Cayetano, que se está portando conmigo como un amigo de oro puro.

Un abrazo.

Carmen dijo...

Hola Rosa, me uno a las felicitaciones, esta entrada es maravillosa, con los comentarios son otro premio a tu trabajo incansable y a tu talento. Te deseo un éxito enorme. En cuanto pueda me haré con el libro.
Un beso

Alvaro Peña dijo...

Enhorabuena por tus críticas, creo que has empezado muy bien el año. Ya me he apuntado para el día 20 en el museo Ramón Gaya, que por otra parte es uno de los sitios de Murcia que más me gustan. Creo que no has puesto la hora, aunque imagino que será a las 20 horas. no?

Annabel M. Z. dijo...

¡Enhorabuena por tu libro!. Tu sobrina Elisa(compañera mía de trabajo) me habló de ti, de tu actividad como escritora y de tu blog. Aquí estoy dándome un agradable paseo por tu mundo.
Un saludo.