sábado, 30 de enero de 2010

Información de ruta.

Voy lanzada, voy lanzada...

Esta mañana mucho antes del amanecer, sobre las seis de la madrugada, se me ha aparecido la solución a todos los nudos de acción en que me había ido metiendo, que no eran nudos marineros precisamente, ya que estos están pensados para deshacerse fácilmente, y los nudos de escritor algunas veces se estrangulan y estrangulan la novela.

Pero a las seis...he saltado de la cama. Me he hecho un café y me he puesto como una loca a escribir.

No era consciente del tiempo que iba pasando. Poco a poco se aclaraba el cielo y la luz eléctrica se hacía innecesaria.

Javier está acostumbrado a mis arrebatos de escritora, cuando ha venido a ver qué atl, le he dicho que nadie contara conmigo esa mañana jajaja. No podía dejar escapar esa inspiración milagrosa que me ponía en bandeja la resolución de toda la trama.

He acabado a las doce, total, seis horas de escritura intensiva y una dolorosa y enorme ampolla en la yema del dedo pulgar de la mano derecha.

Creo que ha merecido la pena.

Hoy no puedo escribir más, porque tengo el dedo hecho cisco, y eso que uso bolígafros con almohadilla. El callo de escritor ya ni siente ni padece, pero el dedo pulgar, aún me hace sufrir en tiradas así, sin descanso.

Calculo que en tres capítulos habré puesto el punto final y podré iniciar la primera vuelta de revisión, de la cual ya llevo adelantadas unos cuien folios, más o menos, que saqué este verano.

También he de consultar con los expertos ciertos términos naúticos que no sé si habré empleado con total exactitud....

¡Estoy contenta!

¡¡¡FELICITADME!!!

Voy a volver pronto, con todas las de la ley, de verdad de la buena.

11 comentarios:

cabopá dijo...

Felicitada quedas,amiga Rosa.
Me encantan estas entradas-crónica
de una escritora arrebolada e impaciente por terminar su trabajo novelistico...
Cuando veo que actualizas vengo corriendo a ver que nos dices,eres genial...mira que levantarte a esas horas de la madrugá...tus perssonjes son un tanto impulsivos que te tiran de la cama...Besicos.

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

¡¡¡¡ROSA!!!!

MIL FELICITACIONES, MILLONES...

QUE BIEN TENER NOTICIAS TUYAS.

YO VOY NAVEGANDO POR BUCEADORES. EN LAS DOS VERSIONES. PUES NO SE CUAL ME GUSTA MÁS.

BESOS Y ABRAZOS. Montserrat

Cathy Brown dijo...

NO ESPERABA MENOS,HADA!!!!!!SI SOS UNA GENIA TOTAL...ME ALEGRO TANTO,VAS A TERMINAR RAPIDISIMO!!!!LASTIMA TUS DEDITOS,TE IMAGINO ESCRIBIENDO COMO POSEIDA AJA-JA UY...QUE MIEDITO!!!!!TE QUIERO Y SIGA CON ESA TREMENDA INSPIRACION(ME GUSTA PORQUE NO NOS ABANDONASTE,AUNQUE ESTAS MUY OCUPADA TENES UN TIEMPITO PARA NOSOTROS)GRACIAS POR HACERTE UN TIEMPITO PARA TUS AMIGOS BESOTES..AH Y MIL FELICIDADES,SEGUI ASI!!!!!

Mery Larrinua dijo...

...ese animo lo transmites enormemente...claro que felicidades!!!!!!
un abrazo

Arantza G. dijo...

Claro que te felicito.
Nos tienes al día y eso es de agradecer.
Besos.

Luis G. dijo...

Pues nada Rosa, toma nota de mi nuevo pedido: ¡la nueva novela!.

Felicidades, amiga, por ir acodándote a ese punto final que es toda una rúbrica a tantas horas de trabajo novelístico.

A veces, también me levantaba a la madrugada y ¡hala! a escribir... ¡qué tiempos aquellos!.

Saludos!!

Juan Martín Serrano dijo...

¿Qué tendrá el alba para seducir a la escritora? Su quietud, la tenue claridad, el silencio. La compañera soledad de la alborada es parto fértil y dulce página por donde corre fácil tu imaginación tempranera.

Rosario dijo...

ME ALEGRA MUCHO QUE TENGAS ESA INSPIRACIÓN Y ESCRIBAS CON ESA RAPIDEZ, COMO SIEMPRE
¡ENHORABUENA!

¿COMO ESCRIBES CON LÁPIZ, BOLI O EN EL ORDENADOR?

Tengo curisidad, cuando puedas me lo dices, te espero.
¡ANIMO!
Un abrazo fuerte desde mi librillo.

Lunska Nicori dijo...

Pues claro que sí, ¡Felicitaciones! Tres capítulos..., eso es estupendo. Y esos arrebatos de escritora, encantadores. A mi me contagias tu entusiasmo, y es que los personajes, en verdad viven por sí solos. ...Yo, lo he comprobado en carne propia, así que te entiendo perfectamente, y además me ilusiono contigo. Tengo que hacerme con toda tu lista de libros para comprarlos, si no, no me quedaré tranquila. Además tengo que empezar por el primero -me refiero a buceadores- para poder seguir con el segundo, digo yo, que me digo....Ja,ja,ja.
Bueno, Rosa, ánimo, al toro, y a cuidarse ese pulgar, que hay que seguirrrrr....
Un abrazo enorme.

Cayetano dijo...

Enhorabuena porque ves luz al final del túnel de la novela.
¿Quién dijo que sólo tenían callos campesinos, mineros y peones?
A veces en la semivigilia o duermevela de las últimas horas del sueño es cuando vienen a la mente las mejores ideas, como te ha ocurrido a ti. Habrá que analizar esto.
Me alegro que la cosa vaya bien.
¡Ánimo, que ya queda poco!
Un saludo.

Rosa Cáceres dijo...

Respuesta a mis queridas amistades del blog:

La hora temprana es la hora de la fantasía para mí, es increíble como los nudos se resuelven, los personajes hablan y lo imposible se hace real.
Me encanta la soledad de esos momentos, en los que ni aun los pájaros más madrugadores han echado al aire su primer trino.
Escribo a biolígrafo, me los bebo literalmente. Un bolígrafo me dura menos que un caramelo. Me encanta escribir a mano, es cómo mejor fluyen mis ideas. Adoro tachar si hace falta, realizar interpolaciones mil veces, y el mérito de Javier interpretando esos virajes es extraordinario y habla por sí solo de lo mucho que me comprende y complementa. Yo en novela histórica investigo mucho, desde luego, pero estoy tranquila porque si meto algún gazapo histórico, Javier me lo avisa y me saca del error posible. Para eso es especialista en Historia.
Buceadores no fue mi primera novela, sino la cuarta. Por orden mis novelas publicadas son:
AURA
Sixto con rumor de olas rompientes
De donde crece la palma
Buceadores
La delicada piel del alma
El Emboscado

Seis en total.
Tengo dos más que no han visto la luz, una de ellas es mi novela preferida, se llama "Lances de vencganza" y la otra "Noches de luna fría".
Ahora estoy a vuelktas con "Isla Cueva Lobos".
Tengo publicados varios cuentos en Antologías con otros autores, pero el cuento es un género en que no me encuentro igual de bien que en la novela.
...Y me voy volando a seguir con la novela, que estoy entre tiburones-martillo y además hay un asunto sentimental sin resolver entre dos personajes.

¡¡¡VOY P´ALLÁ!!!

Luego os diré qué tal me ha ido la tarde de escritora jajaja