domingo, 1 de agosto de 2010

Melón de agua, pepitas negras




Melón de agua
dicen en Murcia
a la sandía.
Pepitas negras,
azucarada,
roja sandía,
tienes el alma.
Samaritana
vences la sed,
sabor regalas
y en el verano
con tu dulzura,
roja sandía,
nos acompañas.


******************

Otros cuadros míos, todos sobre madera.
Me encanta la melodía que interpretan en verano los días que sopla levante, como hoy, batiendo suavemente sobre la pared del salón.Si se oye su música,significa que el día es fresco y se puede respirar bien.
En esa pared hay exactamente ocho cuadros.Cinco de ellos están pintados por mí.

19 comentarios:

Luis G. dijo...

Preciosos cuadros, con su frescura, con su colorido... Con la melodía de tus versos, refrescando, ahora, la tarde, en su paseo hacia el ocaso.

Un brazo,
Luis.

Mercedes González dijo...

Me han refrescado tu melón de agua y tus cuadros llenos de color. Hasta aquí llega el levante con su musicalidad y frescura.

Besos malagueños

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

HOLA ROSA:

LAS MANOLAS ME ENCANTAN.

CON SUS PEINADOS ANTIGÜOS A LO ESTRELLITA CASTRO.
ESTE CHAVO QUE LES CAE EN LA FRENTE.

SABES COMO DISFRUTO LEYÉNDOTE.
MIRA SI VIERAS QUE PASO MUCHO TIEMPO LEYENDO LOS BLOGS DE LOS DEMÁS. NO SABES LO QUE ME ENTIQUECEN.

Y ME DIGO A MI MISMA.:- MONTSE LEE BLOGS, PERO NO DeJES DE LEER LIBROS.

En cuanto pàse el verano te pido El Emboscado.

Besicos, Montserrat

DEMOFILA dijo...

Hola, gracías por visitarme, me ha encantado que lo hayas hecho, eso me ha dado la oportunidad de devolverte la visita y ver tu blog que me ha encantado, si no te importa, seguiré visitándote asiduamente.
Preciosos cuadros y bonita poesía, que le acompañan de maravilla, refrescante entrada, totalmente veraniega.
Por lo que veo te gusta la playa como a mí, a mí también me gusta más cuando hay poca gente, pero no dejo de ir porque hayan turistas, porque si no, no iría en los meses de julio y agosto, hay que aguantar por los que viven del turismo, estos pueblos de las costa son así, y hay que aceptarlo.
Te dejo un beso muy grande y te deseo una semana muy feliz.

emejota dijo...

Eres un regalo para los que te rodean de alguna manera. Mira que son alegres esos cuadros, caramba y el de la sandía me remonta a la infancia, cuando solo admitía comerla a modo de "armónica", como la figura de tu cuadro. Disfrutemos pues, compartiendo tanta proliferación artística. Un abrazo.

cabopá dijo...

Y melón de año, al melón, melón...
¡¡Qué ricos !!
Me gustan a rabiar,ya sabes, todo el campo de Cartagena está lleno de melonares sobre todo en Torre Pacheco, con su fiesta del melón...
¡ay qué melón tienes!....dicen cuando se olvida algo...
Besicos de agua dulce de sandía rica, rica que he comido hoy...

VANE Alive dijo...

Un saludo desde Alicante

Rosa Cáceres dijo...

Luis G. Me alegra mucho tu visita y renueva el proyecto que tenemos Javier y yo de visitar Castellón con especial interés en el Maestrazgo, pues las entradas que haces en tu blog me ponen la miel en los labios. Conocemos Segorbe, de cuando estuvo allí La Luz de las Imágenes, y nos gustó muchísimo. Tú si que sabes sugerir hermosos paseos en el ocaso y en el amanecer también.

Un abrazo.

Rosa Cáceres dijo...

Mercedes, ayer el levante era fuerte. El Karyam no salió a navegar, porque la tripulación sabe por experiencia que los pasajeros se marean y van echando la pota por la borda todo el tiempo jajaja Así es que tuve a mi hija a comer en casa con su buceador adjunto, que sí que hizo dos inmersiones. Claro que no es lo mismo que en altamar.
A mí me revolcó una ola jajaja porque no estaba más que en la otilla y no pude pasarla por debajo como es mi costumbra...¡malditas olas...! ¡ya llevo perdido un pendiente de mi par favorito y ahora me revuelca!

Rosa Cáceres dijo...

Montserrat, yo me pongo a visitar blog y comento a algunos, porque otros tienen tantos comentarios que el mío sería una gota más en el mar jajaja
Luego me entra el remordimiento porque no trabajo nada en mi novela, aunque la cabeza no para de decirme cosas: Partirla para que no sea tan extensa, dejar de escribir de una vez para siempre...
¡Ay! esa es mi tentación constante, pero luego vuelvo y lo malo es que la novela es el género más esclavo. Son años enteros de trabajo para una sola, y luego...
Si en verdad lees mi Emboscado cuando pase el verano, verás allí tu Cataluña natal.
Un beso, Rosa de Abril.

Rosa Cáceres dijo...

DEMOFILA, como marbellí que eres estás acostumbrada a la turbamulta veraniega de la playa, este año vais a tener por allí hasta a la mismísima señora Obama jajaja Pero yo veraneo en Mazarrón, un lugar que excepto en pleno verano es el paraiso terrenal, con todos los servicios pero con la tranquilidad máxima. Por eso, cuando llega agosto...lo lamento. El agua, cae un hilito de los grifos, el aparcamiento, imposible, los supermercados, a tope...Y yo, que soy una solitaria (no una lombriz intestinal, entiéndeme, sino una amante de la soledad jajaja) pues sufro.
Un abrazo muy grande. Hoy he entrado de nuevo en tu blog, pro aún no habías actualizado.

EVA MAGALLANES dijo...

¡¡¡¡mmmmm!!! que deliciosa es la sandía, me recuerda la infancia, me evoca a mi abuelo Humberto en tardes de verano... en Chile se usa mucho comerla con harina tostada aunque to la prefiero solita.
Bueno, no se trata de cualquier sandía la que nos presentas pues la has pintado tú en armonía con el colorido, la frescura, la alegría, el apaciguamento de la sed que esta fruta representa.
Rosa, ha sido un gusto llegar a tu blog, te dejo saludos fraternos desde el confín austral y aprovecho de invitarte a conocer un blog para pintores y pintoras que puede interesarte:
http://www.unaideamuchoarte.blog
spot.com

Rita dijo...

Afortunada eres si has sido favorecida con el arte de pintar, yo no sabría ni empezar, bonitos cuadros que hablan del verano......
"Ladran luego cabalgamos", no recordaba la frase, me levanta el ánimo nuestro Cervantes, un abrazo

Rosa Cáceres dijo...

emejota, me ha gustado esa expresión de comer la sandía en plan armónica jajaja, es verdad, parece que está uno así. Yo suelo tomarla cortando porciones con el cuchillo, pero el otro estilo puede dejar una sonrisa pintada en las mejillas, es inevitable.

Rosa Cáceres dijo...

cabopá, melón de año...riquísimo, melón de olor, no es santo de mi devoción, pero el melón de agua, sandía para los no murcianos...ese es que me vuelve loca. Pero me gustaría saber escoger bien, yo algunas veces acierto, pro otras cojo cada pepino jajaja. Prefiero que me lo escoja un vendedor entendido.
Ya tengo las foticos de Graná. Me han salido chulas, ya verás.
Un besico.

Rosa Cáceres dijo...

VANE, un abrazo muy afectuoso desde la costa mazarronera, aunque en septiembre volveré al sur alicantino, a Oriola.

Rosa Cáceres dijo...

Eva Magallanes, tienes apellido de gran navegante portugués. Me ha encantado tu visita. Yo también te he visitado a ti y me he deleitado con obras tan conocidas como admiradas por mí. Ha visto que también te has acordado del Greco...uno de los pintores más prolíficos. Visitar Toledo, entre otras ciudades, es encontrárselo a él y quedar subyugada por el colorido de sus obras.

Rosa Cáceres dijo...

Rita, siempre he pintado. En mi familia hay muchos pintores, mi padre me regaló sus pinceles, magníficos, que son una reliquia para mí. Ahora pinto menos que dibujo, la esencia de trementina y el aguarrás me dan cierto dolor de cabeza. La acuarela me seduce menos, porque es muy difícil y un paso en falso la estropea y además no se puede abandonar a medias, y ya sabes que las amas de casa tenemos que dar vuelta a la comida de vez en cuando jajaja. Así es que la plumilla me va de perlas, sobre todo para ilustrar escenas de mis novelas. Sólo una está publicada con mis dibujos ("La delicada piel del alma") pero todas tienen sus ilustraciuones secretas que hago con verdadero disfrute.
El Quijote es uno de esos libros que me han hecho pensar y reír a la vez, recuerdo pasajes enteros. Crevantes consiguió un prodigio de la narración y la filosofía de la bondad. En mi tesis casi siempre incido en la piedad cervantina, que aprendió en su madurez el gran Galdós, tan terrible y despiadado en su primera etapa.

Cassiopeia dijo...

Acá -en el Caribe tropical- también se llama "melón de agua". Dulce, refrescante y colorido. "Me-lo" como con deseo hasta dejar el rastro de una sonrisa verde
;)