miércoles, 4 de agosto de 2010

Una pintada filosófica

La encontré en un rincón tras el cimborrio de la catedral de Granada, un lugar escondido, un recoveco entre el muro curvo y la pared recta. Imaginad el sitio; hay en él un banco de piedra, en el que nadie se sienta por un evidente y pestilente motivo: es usado como mingitorio, en palabras más llanas diríamos que es un urinario, un meadero, aunque, eso sí, indebido y altamente irrespetuoso para el edificio y para el arte, además de guarro como él solo. Ríos de orina nueva han incrementado la huella vieja y reseca han dejado su rastro en una mancha renegrida que injuria las venerables piedras del muro sacro.

Los que se han servido de la soledad del lugar -de noche probablemente, porque de día y por la tarde es lugar frecuentado-, es decir, han meado con nocturnidad y alevosía. Eso no ha sido óbice para que alguno de ellos se haya sentido filósofo de las miserias humanas y haya escrito su aforismo de urinario al mismo tiempo que el chorrillo amarillo ha regado las losas del suelo.

¿Habéis notado que la necesidad fisiológica parece sacar en algunos individuos humanos al filóso que llevan dentro, o al poeta pedestre o al autor de libelos más rastrero?
Las puertas de cualquier aseo público contienen por dentro la más variopinta colección de pintadas y letreros que van desde lo escatológico a lo obsceno y de lo satírico a lo filosófico.

La que comento hoy es pintada de filósofo, de filósofo existencialista nada menos.

Pero...no está un filósofo solo en el análisis de la poquedad del ser humano, ni tampoco el hecho de considerarla y escribir sobre ella...(en las parades de una catedral, por si fuera poco) lo exoneran de participar de los mismos vicios que denuncia. La prueba es que otro filósofo, igualmente acuciado por la urgencia de su vejiga, ha corregido su aserto: junto a la forma verbal "estáis" ha puntualizado "estamos". Una lección de filosofía meona, eso es .




¿Qué habrá visto la crestería del cimborrio en tantos siglos como tiene?


Ahora bien, la verdad del aserto filosófico de la actual pintada es indiscutible, porque ¿quién está libre de complejos, miedos o mentiras en su vida?

Reconocerlo puede ser el comienzo de la terapia sanadora, mira tú por dónde el dichoso meón anónimo e irreverente...

17 comentarios:

Cayetano dijo...

Guarros de ayer y de hoy que salen de sus "tinajas" y socializan sus inmundicias. Un antecedente gorrino de esto que cuentas se le debe a Quevedo que también era amigo de aliviarse en cualquier esquina tras su acostumbrada visita a las tabernas, aunque en la esquina hibiera cruces. Creo que hay mucho cerdo suelto en este país nuestro. Debe ser cosa del clima...o del atraso. No sé.
Un saludo.

Luis G. dijo...

Realmente bochornoso, irrespetuoso, donde florecen los complejos y las rarezas, con algún toque filosófico al quedar algunos fisiológicamente reconfortados.

Que cosas se descubren en los viajes....

Un saludo muy cordial, Rosa.

Luis.

Mercedes González dijo...

Muy buena, muy buena esta entrada.

Yo también me he preguntado muchas veces cómo nuestra mente se vuelve más lúcida en aquellos momentos en que intentamos aliviar nuestros esfínteres. Nos volvemos en lectores de todo lo escrito que nos rodea, y algunos, en escritores.

Besicos.

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

SI EN LAS PUERTAS DE LOS WC. SE ENCUENTRAN MUCHAS PINTADAS.

TAMBIEN HAY QUIN SE MEA DE RISA.

LO QUE NO ME GUSTA ES QUE MEEN EN LAS ESQUNAS DE LOS LUGARES SACROS.

AHORA ME HE ACORDADO DEL ANTIGÜO DICHO-"AGUA VA".

QUE TIRABAN EL LÍQUIDO DE LAS TIN AJAS POR LAS VENTANAS Y EL QUE PASABA DEBAJO, RECIBIA UNA BUENA DUCHA, JA,JA...VES AHORA ME HA ENTRADO LA RISA.

UN ABRACICO, Montserrat

Aurora dijo...

Hola, Rosa.

No deja de ser una guarrada con mucha verdad :)) bueno,tu lo escribes muy bien y con cierto humor
y gran verdad- no es fàcil escribir con humor bueno y verdad al mismo tiempo.
En todos lados hay guarradas asi - algunos es asi como se inspiran :)

Besos, y gracias por compartir.

Aurora

cabopá dijo...

Me encanta la denominación "filosofía meona"
ja,ja...
Menuda disertación nos acabas de hacer de la mala educación o de la incultura,más o menos o menos más..
Ay,Rosica lo que yo te digo siempre que eres genial en tus entradas pintorescas...
Besicos salados.

Rosa Cáceres dijo...

Cayetano, de Quevedo siempre me han sorprendido los contrastes. Un severo moralista es capaz de escribir una obra como "Dichas y desdichas del ojo del culo", y va de lo escatológico en primera acepción a la escatología en su acepción más noble. Pero estos poetas de urinario, estos grafiteros, muestran una total falta de sensibilidad hacia lo más bello, sin la contrapartida de la genialidad, aunque para mí tengo que a Quevedo había que echarle de comer aparte, como reza el dicho, porque tenía que ser insoportable jajaja

Hay guarros filosofantes
que orinan como elefantes,
dejan rastros pestilentes
para atufar a la gente,
no respetan el sagrado
con su río de meados,
y además pintarrajean
ala misma vez que mean.

Jajajaja

Rosa Cáceres dijo...

Luis, desde la antigua Roma se guardan muestras de pintadas de todo tipo. Pero a mí me parte el corazón que haya gente capaz de pintar el muro de un monumento o una casa. Y me pregunto qué beneficio sacan de ello.
En fin, a lo peor es que el alcohol colabora en estas vergonzosas gestas que a mí, ya ves, se me indigestan.
Un saludo desde aquí a las cumbres por donde andas soñando.

Rosa Cáceres dijo...

Mercedes, habría para hacer una tesis con este tema ¿verdad? Mi opinión es que esa efervescencia del pensamiento se deriva de la soledad en que el individuo se encuentra, dasa las circunstancias en que esas necesidades fisiológicas se satisfacen. Para pensar hace falta estar solo y concentrado...esa es la cuestión jajaja

Rosa Cáceres dijo...

Montserrat, has recordado el ¡agua va! que en el siglo XVII tuvo su vertiente literaria jocosa. Los guantes perfumados, los chambergos de ala anchísima...todo el tema de sociadad del barroco me fascina.

Tenía que ser horrible ir por la calle con el constante peligro de recibir una asquerosa rociada de aguas menores...o mayores, que aún era peor.
¿Imaginas la pestilencia de las calles?
Era uso aceptado entrar en los portales a vaciar la vejiga o el intestino. Basta con leer a Quevedo y sus recomendaciones a este respecto.
Me río contigo, querida Montse.
Un besico.

Rosa Cáceres dijo...

Aurora, la cosa tenía su gracia. De qué manera tan sutil le bajó los humos el corrector, ese "estamos" es genial, aunque igualmente trasgresosr de la educación y el respeto por la monumentalidad.
A mí me recordó el chiste ese de
-Aquí, tos semos mariquitas.
-No se dice semos, se dice somos.
-¡Ah! ¿usted también?

Rosa Cáceres dijo...

Cabopá, muchas gracias por lo de genial, en realidad, es que aunque aún no te lo había confesado...¡soy la genia de la lámpara! ¡Hala, ya lo sabes! ahora puedes pedirme tres deseos..., pero que sean facilicos, que tengo la lámpara averiá con la calor jajaja

Un besico, perlica del Mar Menor.

Rosario dijo...

¡Qué horror! y los Obama en mi tierra... Menos mal que esos detalles no los veran, porque van a enseñarles la ALHAMBRA y estaran muy entretenidos.

Quiero vivir en Granada,
solamente para oir,
la campana de la vela
cuando me voy a dormir...

Vuelvo de viaje, leo los blogs amigos y me encuentro con la sorpresa de tus imágenes de Granada, son preciosas, he paseado por esas calles durante muchos años y me encantan, muchas gracias y un abrazo fuerte amiga, desde mi librillo.

Rosa Cáceres dijo...

Rosario, de niña y adolescente tenía una amiga granadina que veraneaba también en Mazarrón, ella nos enseñó a todas las amigas a cantar y bailar esa canción que tú citas y que continúa:
...Ese sonido que tienen,
tan dulce y angelical...

Me has traído el recuerdo de Beatriz, que se casó con un italiano y vive en Turín. Hace años que no la veo.

Continuaré el reportaje de Granada hoy mismo.
Y la señora Obama ha estado cerca, visitando la Capilla Real, jajaja. Pero se ha quedado extasiada con la tumba de los Reyes Católicos, según mis noticias,
"de la meada
no ha dicho nada,
que es educada
y, si la ha visto,
se hecho la sueca
disimulada,
que tanto vale
toda Granada
que no la ofusca
una chorrada"

Jajaja

verdial dijo...

Tal vez tenga algo de morbo eso de mear en lugares inapropiados. Lástima que no se respeten los culturales y sobre todo los Patrimonios de la Humanidad.

Un abrazo

Rosa Cáceres dijo...

verdial, hoy he leído en un periódico el caso de un joven multado por escribir en un muro, daños al patrimonio es la figura legal. El morbo debe de ser cierto, porque hay que ver lo que se ve jajaja

emejota dijo...

Estas cosas pasan cuando menos te las esperas. ¿Por qué serán más meones los chavales de ahora? ¿Tendr'an menos fuelle? Un abrazo.